30/8/08

HellBoy 2: El ejercito dorado

HellBoy 2: El ejercito dorado dirigida por Guillermo del ToroTÍTULO ORIGINAL: Hellboy 2: The Golden Army
AÑO: 2008
DURACIÓN: 110 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Guillermo del Toro
GUIÓN: Guillermo del Toro (Cómic: Mike Mignola)
MÚSICA: Danny Elfman
FOTOGRAFÍA: Guillermo Navarro
REPARTO: Ron Perlman, Selma Blair, John Hurt, Doug Jones, Jeffrey Tambor, Ladislav Beran, Luke Goss, Anna Walton
PRODUCTORA: Universal Pictures

Tras la ruptura de un acuerdo milenario entre la humanidad y los poderes invisibles de un mundo fantástico, el infierno en la Tierra está cada vez más cerca. Un líder despiadado, que se maneja tanto en el mundo de los humanos como en el de las criaturas, decide traicionar a sus ancestros, y despierta a un ejército imparable de criaturas diabólicas. Ahora, en este momento de debilidad, el superhéroe más duro deberá combatir contra el imparable líder y su ejército. Es rojo, caliente e incomprendido… es Hellboy (Ron Perlman). Junto a su equipo habitual de la Agencia de Investigación y Defensa Paranormal, la piroquinética Liz Sherman (Selma Blair) y el anfibio Abe Sapien (Doug Jones), y contando esta vez con el protoplásmico y místico Johann Kraus, Hellboy viajará entre los dos mundos, haciendo frente a las versiones corpóreas de los seres invocados desde el mundo de fantasía. Hellboy, que pertenece a los dos mundos, deberá elegir entre la vida que conoce y el desconocido destino que le reclama.

Aunque Hellboy II: El ejercito dorado es cine más comercial adaptado a todos los públicos, creo que a mucha gente les va a defraudar. Pero Guillermo del Toro a vuelto a demostrar lo que vale, y en mi opinión estamos ante una de las mejores pelis del año junto a El caballero oscuro y La niebla.

Después de salvar al mundo en su primera entrega, la paz se verá truncada, por un prologo en el que unas marionetas digno de cuento infantil de una legendaria leyenda, en la que el príncipe Elfo Nuada traiciona a su raza, y decide romper su acuerdo milenario con los humanos.
Despertando al ejercito dorado que tiene por objetivo destruir el mundo, pero Hellboy junto a la piroquinética Liz Sherman (Selma Blair) y el anfibio Abe Sapien (Doug Jones), aka palito de merluza.

Ambos interpondrán solución ante tal desastre con sus peculiares métodos. En esta entrega se une al equipo un nuevo miembro de aventuras el místico Johann Kraus, Hombre de Humo para los amigos (James Dodd) que retomará el puesto de líder intentando suplantar a Hellboy, pero el chico demonio demostrara quien manda en su equipo de la Agencia de Investigación y Defensa Paranormal. Siguen así sus aventuras de lo que posiblemente acabe convirtiéndose en una saga.


En esta entrega Del Toro tiene manga ancha y eso se nota, recurre a estéticas y diseños de sus anteriores films Cronos, Mimic y El laberinto del Fauno, mezclándolo a la perfección con efectos digitales, pero sin olvidar la vieja escuela con muñecos y animatronics. Mostrándonos un mundo lleno de fantasía con Trolls, Elfos, Goblins etc., bajo su propio punto de vista tan peculiar. Recordándome en más de una ocasión a films como Dentro del laberinto o La historia interminable.

La fotografía junto a unos escenarios muy bien recreados también son dignos de mencionar, futuristas y góticos a la vez, en algunos momentos he encontrado cierto parecido con Sion la ciudad de Matrix. También he encontrado algún que otro homenaje a alguna película como Alien, aunque probablemente estos detalles solo los vea un servidor como buen freak que soy.


En si la historia es bastante sencilla pero consigue enganchar con un guión algo más extenso que en su anterior entrega, centrándose también en la relación y convivencia como compañeros de equipo. A media película se ralentiza el ritmo con una parte romántica pero al final todo cobra sentido en la historia, de la cual no voy a dar detalles para no hacer spoiler a quien no la haya visto todavía.

Y aunque tiene momentos de excesivas bromas bastante tópicas, están bien tratadas sin caer en el ridículo extremo. Personalmente me han hecho reír bastante algo bastante difícil hoy en el humor estándar de hoy en día. Un film entretenido y ameno que recomiendo a los seguidores de los superhéroes.

Puntuación

29/8/08

Starship Troopers

Starship Troopers dirigida por Paul VerhoevenTÍTULO ORIGINAL: Starship Troopers
AÑO: 1997
DURACIÓN: 129 min.
PAÍS: EE.UU
DIRECTOR: Paul Verhoeven
GUIÓN: Edward Neumeier (Novela: Robert Henlein)
MÚSICA: Basil Poledouris
FOTOGRAFÍA: Jost Vacano
REPARTO: Casper Van Dien, Dina Meyer, Denise Richards, Michael Ironside, Jake Busey, Clancy Brown, Neil Patrick Harris
PRODUCTORA: Sony Pictures

En una sociedad futura, se arenga a los estudiantes para que se alisten en el ejército y se conviertan en ciudadanos. Johnny Rico se alista para seguir a su novia, pero acabará participando en una cruenta guerra contra los insectos del planeta Klendathu, tras la muerte de sus padres a causa de un meteoro lanzado por esos insectos contra su ciudad natal.

Indudablemente, sobre mi humilde opinión, ésta es una de las mejores películas del género ciencia ficción y de acción de finales de los 90. Paul Verhoeven consigue una vez más recrear una atmósfera original, cruda y con un alto grado de crítica y sarcasmo. Una película considerada bodrio injustamente, pues cumple perfectamente con lo que ofrece, sin engañar a nadie, sin ser pretenciosa, ni buscar nada más que hacer disfrutar al espectador, pero claro está, el espectador tiene que querer disfrutar y no ver la película con prejuicios.


Verhoeven ofrece un metraje de acción espacial al más puro estilo de serie b, mezclando unos escenarios y naves espaciales de cartón piedra, que en algunos momentos parecen naves del tente, para de repente, mezclarlos majestuosamente con impresionantes efectos especiales y escenografías bélicas muy bien recreadas, incluso llegando a mostrar salvajes y violentas imágenes de un crudo realismo. Sin dejar de lado la banda sonora, cumple perfectamente con su cometido, una composición que ambienta perfectamente la película, el estilo propio de Basil Poledouris consigue introducirte en la atmósfera que Paul Verhoeven propone.


Claramente se puede apreciar la crítica contra el fascismo, la militarización, la guerra y la sociedad, todo ello representado tanto en los anuncios y telediarios televisivos anunciando la incorrección política, la discriminación de las clases sociales nombrándolas “ciudadanía”, el patriotismo desmesurado, la degeneración de occidente y del espacio. En todo momento puede verse la crítica, sobre todo hacia la cultura americana, como por ejemplo en la selección del reparto, todos los actores realizando una dudosa interpretación, son guapos y guapas, con cuerpos esculturales, modelos perfectos que dicta la sociedad, siendo la motivación de sus vidas conseguir la ciudadanía, debiendo estudiar para ello una inevitable carrera militar, pero en un ambiente intercultural, sin discriminación ni distinción sexual, (con aquellas duchas mixtas), pero luego con unos métodos disciplinarios de entrenamiento un poco medievales.


La película es impresionante y maravillosa, consigue unos personajes que poco a poco ganan en carisma, ofrece erotismo, explosiones, acción, aventuras, batallas espaciales, gore, escenas que se quedan grabadas en la retina, magníficos efectos especiales, crítica, sarcasmo, humor y violencia. Vaya, que ofrece un cúmulo de sensaciones aparentemente para un público más freak en el que me incluyo, pero si se comprende la película es cuando inexplicablemente ves lo injustamente invalorada que ha sido.

Puntuación

27/8/08

300

300 dirigida por Zack SnyderTÍTULO ORIGINAL: 300
AÑO: 2006
DURACIÓN: 117 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Zack Snyder
GUIÓN: Zack Snyder, Kurt Johnstad (Cómic: Frank Miller, Lynn Varley)
MÚSICA: Tyler Bates
FOTOGRAFÍA: Larry Fong
REPARTO: Gerard Butler, Lena Headey, David Wenham, Dominic West, Vincent Regan, Rodrigo Santoro, Michael Fassbender, Andrew Tieman, Andrew Pleavin, Tom Wisdom, Tim Conolly, Tyler Max Neitzel, Mercedes Leggett
PRODUCTORA: Warner Bros. Pictures / Legendary Pictures / Virtual Studio

Leónidas (Gerard Butler) rey de Esparta no doblegara la libertad de su pueblo ante Jerjes (Rodrigo Santoro) rey de Persia que esta dispuesto a dominar el mundo. Ante tal amenaza Leónidas partirá a la batalla con 300 de sus mejores guerreros al paso de las Termopilas donde hará frente al ejercito Persa.

Bueno hoy vamos a por una película épica llena de adrenalina y testosterona, 300 de Zack Snyder. Basada en la novela gráfica de Frank Miller que trata sobre la legendaria batalla de Persia contra Esparta.

Soy consciente que esta película está lejos de gustar a todo el mundo, y se ha llevado duras críticas por su puesta en escena tan perfecta, más que una película parece un spot televisivo de culturistas anunciando una pasta dentífrica. Nadie se creería, que la verdadera historia fuese así, pero como el propio Miller dijo "nadie en su sano juicio me ha acusado de ser realista".


Una adaptación realizada para dejarse llevar y disfrutar de la fantasía y libertad que aporta el mundo del comic. Parte de la historia está contada voz en off, tiene similitudes con Braveheart donde William Wallace y el pueblo Escocés, preferían la muerte a la esclavitud, pero sus puntos fuertes son otros.


Con una iluminación, fotografía y colorido excelentes totalmente fieles al comic, podemos disfrutar en la gran pantalla cada segundo, como si viñeta a viñeta del propio comic se tratase. Snyder nos deleita con planos en cámara lenta, recordándome a las magias de los videojuegos Golden Axe o Final Fantasy. Dándole así mucho más dramatismo a la acción, desembocando en algunas escenas que son dignas de película gore, aunque no por ello omite planos rápidos llenos de adrenalina y testosterona.


El guión basado casi en su totalidad en el comic, con frases tan agresivas como ¡No les deis nada! o ¡Esta noche cenaremos en el infierno!, cumple su función. La banda sonora cuenta con una variedad de temas e instrumentos, desde música clásica en los momentos más dramáticos, hasta guitarras eléctricas y sintetizadores en los momentos más épicos y salvajes del film. Snyder ha conseguido recrear la novela de Miller sin caer en el fracaso, abriendo una nueva puerta que unirá el mundo del comic y el cine bajo un nuevo punto de vista.

Puntuación

25/8/08

Asfixia

Asfixia dirigida por Peter NewbrookTÍTULO ORIGINAL: Ghost of the Needle
AÑO: 1973
DURACIÓN: 78 min.
PAÍS: Gran Bretaña
DIRECTOR: Peter Newbrook
GUIÓN: Brian Comport, Cristina Beers, Laurence Beers
MÚSICA: Bill McGuffie
FOTOGRAFÍA: Freddie Young
REPARTO: Robert Stephens, Robert Powell, Jane Lapotaire, Alex Scott, Ralph Arliss, Fiona Walker, Terry Scully, John Lawrence, David Grey, Tony Caunter, Paul Bacon.
PRODUCTORA: Glandale Films

Un científico de la era Victoriana descubre que la mortalidad esta directamente unida con unos espíritus fantasmales que se manifiestan cuando alguien está cerca de la muerte. Él crea un dispositivo especial fotográfico para revelar y encarcelar los espíritus invisibles. Cada ser vivo tiene su propio Asphyx. Conducido por la pena del ahogamiento accidental de su hijo, el hombre decide frustrar la muerte permanentemente. Con su máquina, el científico puede capturar a una persona su Asphyx y hacerlos inmortales.

Peter Newbrook debutó como director, al parecer sin demasiado éxito, cayendo en el olvido junto a su largometraje Asfixia. El film trata la inmortalidad y lo sobrenatural de una forma plenamente científica, alejándose de las formas clásicas de abordar la ansiada inmortalidad en el cine, como bien podría ser la mitología vampírica.

Las investigaciones de Sir Hugo Cunningham, respetado científico de finales del siglo XIX, se tornan en obsesión, volviéndose en su contra. La dimensión y la peligrosidad de sus investigaciones, qué se centran en un extraño fenómeno que aparece al fotografiar la muerte de una persona, se le escapa de las manos y le conducirá a terribles consecuencias.


Un film de ciencia ficción con pinceladas de terror y un acertado desarrollo de la historia. Con unos escenarios bien recreados de la época en que está basada, el film logra una correcta puesta en escena de los actores. Los efectos especiales no corren la misma suerte, bastante desfasados a causa del tiempo, pero sin duda, tuvo que estremecer a más de uno en su época.

Una mezcla explosiva para aquellos tiempos que el cine tomaba un nuevo rumbo y gracias a películas como ésta, podemos disfrutar hoy en día de innumerables obras de este género tan peculiar.


La trama es bastante simple, pero mostrando el desenlace, consigue mantenernos pegados a la pantalla para ver el desarrollo de los acontecimientos. Un recurso cinematográfico simple y efectivo, usado mucho hoy en día.
La banda sonora contiene un tema principal magistral, usado con cuentagotas a lo largo del film, encontrándonos algunos momentos sin música de acompañamiento, cubriendo esos pequeños huecos con ayuda de la trama y reparto. Una obra que recomiendo a los que echen de menos el género ciencia ficción-terror de esta época.

Puntuación

18/8/08

La naranja mecanica

La naranja mecanica dirigida por Stanley KubrickTÍTULO ORIGINAL: A Clockwork Orange
AÑO: 1971
DURACIÓN: 137 min.
PAÍS: Reino Unido
DIRECTOR: Stanley Kubrick
GUIÓN: Stanley Kubrick (Novela: Anthony Burgess)
MÚSICA: Varios (Beethoven)
FOTOGRAFÍA: John Alcott
REPARTO: Malcolm McDowell, Patrick Magee, Michael Bates, Adrienne Corry, Warren Clarke, John Clive, Aubrey Morris, Carl Duering, Paul Farrell, Clive Francis, Michael Gover, Miriam Karlin, James Marcus, Geoffrey Quigley, Sheila Raynor, Madge Ryan, Philip Stone
PRODUCTORA: Warner Bros presents a Stanley Kubrick Production

Gran Bretaña, en un futuro indeterminado. Alex (Malcolm McDowell) es un joven muy agresivo que tiene dos pasiones: la violencia desaforada y Beethoven. Es el jefe de la banda de los drugos, que dan rienda suelta a sus instintos más salvajes apaleando, violando y aterrorizando a la población. Cuando esa escalada de terror llega hasta el asesinato, Alex es detenido y, en prisión, se someterá voluntariamente a una innovadora experiencia de reeducación que pretende anular drásticamente cualquier atisbo de conducta antisocial.

La Naranja Mecánica de Stanley Kubrick, es una obra de culto dentro del mundo del cine y después de más de tres décadas de la fecha de su estreno no ha perdido ni un ápice de su fuerza, escrita y dirigida por el propio Kubrick, basada en la novela de Anthony Burgess.


Polémica, agresiva, inmoral y políticamente incorrecta, dio mucho que hablar en su época, recibiendo varios premios de la critica a Mejor Director y nominación a Mejor Actor (Malcom McDowell). Con el tiempo la cinta se ha convertido en un gran precedente e inspirado de alguna manera a otros films, como Funny Games de Michael Haneke o Trainspotting de Danny Boyle, ésta ultima también basada en una novela de Irvine Welsh, donde la violencia gratuita parece no tener límites.


La interpretación de un jovencísimo McDowell es excelente en todo momento y a día de hoy, a sus 65 años todavía sigue demostrando sus dotes interpretativas. Del resto del reparto también cabe mencionar a Warren Clarke en el papel de Dim, el drugo tonto de la banda, y a Patrick Magee en el papel de Mr.Alexander con una interpretación algo sobreactuada pero fantástica, recordándome en algunos momentos a Alexander Granach en el Nosferatu de F.W Murnau.

El guión es compacto y gramaticalmente desestructurado a propósito. En algunas frases, con palabras tan inusuales como yarboles, quijotera, venoceta, dencromina etc. Aportando un punto de originalidad y frescura.


Con unos planos de cámara estáticos, recurriendo al zoom para alcanzar un encuadre más amplio en algunas escenas, Kubrick demuestra que mueve la cámara con sencillez pero con eficacia. La banda sonora acompaña con maestría en todos los momentos del film, para culminar con la novena sinfonía de Beethoven en los momentos cumbres del film. Una obra que recomiendo a todo el que no la haya visto y no tenga prejuicios con la ultra-violencia.

Puntuación

14/8/08

El caballero oscuro

The Dark Knight dirigida por Christopher NolanTÍTULO ORIGINAL: The Dark Knight
AÑO: 2008
PAÍS: Estados Unidos
DURACIÓN: 142 min.
DIRECTOR: Christopher Nolan
GUIÓN: Christopher Nolan, David S. Goyer, Jonathan Nolan (Personajes: Bob Kane)
MÚSICA: James Newton Howard, Hans Zimmer
FOTOGRAFÍA: Wally Pfister
REPARTO: Christian Bale, Heath Ledger, Aaron Eckhart, Michael Caine, Gary Oldman, Maggie Gyllenhaal, Morgan Freeman, Eric Roberts, Cillian Murphy, Anthony Michael Hall, Michael Jai White, William Fichtner, Edison Chen, Monique Curnen, Chin Han, Nestor Carbonell, Ritchie Coster, Keith Szarabajka, Colin McFarlane, Joshua Reese, Melinda McGraw, Nathan Gamble, Michael Vieau
PRODUCTORA: Warner Bros. Pictures / Legendary Pictures

Batman (Christian Bale) regresa para continuar su guerra contra el crimen. Con la ayuda del teniente Jim Gordon (Gary Oldman) y del Fiscal del Distrito Harvey Dent (Aaron Eckhart), Batman se propone destruir el crimen organizado en la ciudad de Gotham. El triunvirato demuestra su eficacia, pero, de repente, aparece Joker (Heath Ledger), un nuevo criminal que desencadena el caos y tiene aterrados a los ciudadanos.

El caballero oscuro es, sin ninguna duda, la mejor película del año. Donde Christopher Nolan ha vuelto a demostrar que sabe lo que se hace. A diferencia de Batman begins, esta nueva parte no juega con saltos cronológicos, pero la trama y el guión son más complejos, y se centra mucho más en Bruce Wayne como ciudadano de Gotham que como Batman.

El arranque de la película no hace justicia al resultado final, el espectador no puede evitar la comparación con el impacto de su antecesora. Pero, paulatinamente, mientras la trama avanza, el desarrollo es cada vez más impresionante hasta satisfacer por completo. El caballero oscuro, en lugar de repetir los esquemas ya conocidos de las películas de superhéroes, recrea la ciudad como un personaje más, usa un complejo guión repleto de giros argumentales y una estructura de personajes más cercana al cine negro. Sin embargo, no deja de lado la acción más trepidante y grandes explosiones en una ciudad presa del caos.


Si en Batman begins el protagonismo recaía sobre Batman (Christian Bale), en esta llega a quedar eclipsado en algunos momentos por un Joker (Heath Ledger), ya considerado uno de los mejores villanos en la historia del cine. Éste nuevo Joker es manipulador, maquiavélico, destructivo, caótico, desagradable y moralmente invulnerable, lo que lo transforma en un psicópata totalmente terrorífico. Lo que a Batman le costó un duro entrenamiento aprender, Joker lo tiene forjado a fuego: él no tiene miedo. El resto del reparto, ya de por sí excelente, tienen mucha más profundidad que en su antecesora: conocemos datos del pasado de Alfred (Michael Caine), a la familia del comisario Gordon (Gary Oldman), la profesionalidad de Lucius Fox (Morgan Freeman), las pasiones encontradas de Rachel (Maggie Gyllenhaal) y a un carismático fiscal Harvey Dent (Aaron Eckhart).


En el apartado técnico no faltan motivos de alabanza. La fotografía es excelente, nos ofrece espectaculares encuadres aéreos, acompañados de una iluminación depurada, sugiere una ambientación inquietante. Todo ello ligado por una banda sonora emotiva y apoteósica digna del mito. Los Criticonos recomendamos esta película sin reservas, será un precedente difícil de igualar.
Actualización (16-08-08):
Hemos ido a verla otra vez en V.O.S, y no tengo palabras para describir tal obra maestra. No se la pierdan.

Puntuación

13/8/08

Batman begins

Batman begins dirigida por Christopher NolanTITULO ORIGINAL: Batman begins
AÑO: 2005
PAÍS: Estados Unidos
DURACIÓN: 140 min.
DIRECTOR: Christopher Nolan
GUIÓN: David S. Goyer, Christopher Nolan (Personajes: Bob Kane)
MÚSICA: James Newton Howard, Hans Zimmer
FOTOGRAFÍA: Wally Pfister
REPARTO: Christian Bale, Michael Caine, Liam Neeson, Morgan Freeman, Gary Oldman, Ken Watanabe, Katie Holmes, Cillian Murphy, Tom Wilkinson, Rutger Hauer, Mark Boone Junior, Linus Roache, Rade Serbedzija, Richard Brake, Christine Adams
PRODUCTORA: Warner Bros. Pictures

Narra los orígenes de la leyenda de Batman y los motivos que lo convirtieron en el representante del Bien en la ciudad de Gotham. Bruce Wayne vive obsesionado con el recuerdo de sus padres, muertos a tiros en su presencia. Atormentado por el dolor, se va de Gotham y recorre el mundo hasta que encuentra a un extraño personaje que lo adiestra en todas las disciplinas físicas y mentales que le servirán para combatir el Mal.

"¡Un nuevo Batman! ¿Christian Bale? mmm... ¿Alfred es Michael Caine? no hay mejor mayordomo que un caballero inglés... ¡y Morgan Freeman también!, ¡Gary Oldman de comisario!, ¡Liam Neeson!, ¡Rutger Hauer haciendo de malo! faltaría más... y ¡dirigidos por Christopher Nolan!".

Con esta impresionante tarjeta de presentación se plantó Batman begins en el panorama cinematográfico. El resultado es un más que prometedor inicio de saga. Todo está listo para que el murciélago despliegue muchas veces sus alas acompañado de un magnífico reparto. Sólo una objeción: Katie Holmes, a la que, afortunadamente, sustituye Maggie Gyllenhaal en la siguiente entrega y que seguro dará al personaje de Rachel la profundidad que Holmes no supo darle.Y la cosa va de profundidad, porque esa es la gran aportación de Batman Begins a la adaptación del comic.


A diferencia de la adaptación de Tim Burton, no nos presentan al superhéroe en un pulso con un supervillano y chica de por medio, si no que arrancamos con un niño aterrado que despierta de un sueño. Muchos sueños aterradores, muchos infiernos tendrá que encontrarse Bruce Wayne hasta lograr ser el símbolo incorruptible que lucha con el mal.

Durante la primera parte de la película asistimos a la génesis de su ascensión a la categoría del mito, un guión bien escrito nos lleva de la mano. Todo encaja: el gusto ninja por la teatralidad, la tecnología al servicio del héroe, incluso la mansión Wayne y sus pasadizos secretos por donde la familia ya había demostrado su filantropía ayudando a liberar esclavos. Pero tampoco falta, en la segunda parte, la lucha contra el villano trufada de persecuciones, explosiones y enemigos químicos que atacan a la indefensa Gotham. Batman contra el mal, sus armas: su voluntad inquebrantable y los más íntegros compañeros de viaje.

Puntuación

Jo, qué noche!

TÍTULO ORIGINAL: After Hours
AÑO: 1985
PAÍS: Estados Unidos
DURACIÓN: 93 min.
DIRECTOR: Martin Scorsese
GUIÓN: Joseph Minion
MÚSICA: Howard Shore
FOTOGRAFÍA: Michael Ballhaus
REPARTO: Griffin Dunne, Linda Fiorentino, Martin Scorsese y Rosanna Arquette
PRODUCTORA: Warner Bros.

Al finalizar su jornada laboral, un solitario empleado de una compañía de informática (Griffin Dunne) se ve envuelto en una serie de extrañas circunstancias que le llevan a uno de los peores barrios de Nueva York. Allí, vivirá una interminable y alocada noche...

Este es mi estreno oficial como "Criticono", finalmente me he decantado por esta comedia de Martin Scorsese que recientemente tuve la oportunidad de recuperar y disfrutar nuevamente de su visionado, vamos allá!

After Hours, aquí traducida con el expresivo y discutible título Jo, qué noche!, es quizá una de las películas menos conocidas de Scorsese, debido seguramente a que se trata de una comedia, algo extraño en la filmografía del director, cuyos trabajos más reconocidos se suelen centrar en historias más duras y en ocasiones relacionadas con el mundo de la mafia. Estamos ante una de las pocas comedias que se pueden contar en la filmografía de Scorsese, aunque si nos fijamos, su fondo no es tan distinto al resto de sus películas, un retrato de la noche en los bajos suburbios, aunque esta vez el tono y las intenciones sean bastante diferentes.


La película nos sitúa en Nueva York en una zona acomodada donde nuestro protagonista Paul Hackett (Griffin Dunne) está terminando su jornada laboral como administrativo de una gran empresa en lo que parece ser un trabajo anodino y rutinario. Mientras Paul disfruta de un descanso tras su jornada conoce fortuitamente a Marcy (Rosanna Arquette), una joven misteriosa por la que se siente atraído y que será el detonante para que Paul emprenda su viaje hacía el Neoyorquino barrio del soho buscando un poco de emoción y aventuras, pero lo que encontrará será una noche de autentica pesadilla.

Una trepidante comedia con grandes dosis de humor negro y mala leche, algo que es de agradecer en comparación con las insípidas comedias que se producen hoy en día. Nuestro peculiar héroe se verá arrastrado sin apenas darse cuenta por una imparable espiral de acontecimientos que rozan lo surrealista y lo cómico, desde el mismo momento en que decide coger el taxi para dar comienzo a su aventura (ó deberíamos decir desventura) con el maravilloso plano del billete de 20$ que escapa volando por la ventanilla acompañado de una estupenda música flamenca, este solo será el principio de lo que le espera al sufrido protagonista de nuestra historia.

Toda la acción se desarrolla durante la misma noche y en el mismo escenario, el sórdido barrio del soho que contrasta con la zona acomodada donde se encuentra el trabajo de Paul. Esto permite a Scorsese describir una fauna urbana muy peculiar cargada de personajes esperpénticos y exagerados que casi rozan lo caricaturesco, y que complicarán la vida del pobre Paul, una representación del ciudadano medio que en todo momento se ve superado por las desquiciadas situaciones a las que tiene que enfrentarse.


Una de las cosas que más me gusta de esta película es esa sensación claustrofóbica conseguida por Scorsese: un sujeto quiere escapar de un lugar pero le es totalmente imposible y la situación se vuelve cada vez mas y mas complicada hasta alcanzar un clima de pesadilla, que de alguna forma nos puede resultar familiar a todos y que tiene su clímax final en la persecución de un grupo de vecinos enloquecidos que confunden a Paul con un ladrón que ha estado haciendo de las suyas por la zona, consiguiendo momentos de tensión, que incluso pueden evocar al cine de terror con la horda de vecinos persiguiendo al pobre Paul como si de Zombis se tratase (¿es la música de esta escena un homenaje a este tipo de cine?)

Resumiendo, After Hours es una magnifica comedia de los años 80, quizá uno de los films menos ambiciosos de su director, pero que suple sus posibles carencias con ingenio, un ritmo trepidante que te engancha de principio a fin y como ya he dicho con un humor cargado de mala leche que se echa de menos en muchas comedias actuales. Como comentario final me gustaría recomendar a todo el mundo que haya disfrutado con este film, la película Giro al infierno (U Turn, 1997), estoy seguro de que Oliver Stone también disfrutó con las desventuras de Paul Hackett, ya me contaréis.

Puntuación

Shocker: 100.000 voltios de terror

Shocker: 100.000 voltios de terror dirigida por Wes Craven
TÍTULO ORIGINAL: Shocker: No More Mr. Nice Guy
AÑO: 1989
DURACIÓN: 105 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Wes Craven
GUIÓN: Wes Craven
MÚSICA: Michael Bruce, Alice Cooper, William Goldstein
FOTOGRAFÍA: Jacques Haitkin
REPARTO: Michael Murphy, Mitch Pileggi, Camille Cooper, Keith Anthony-Lubow-Bellamy, Peter Berg, Sam Scarber, Ted Raimi, Heather Langenkamp
PRODUCTORA: Alive Films / Carolco Pictures

Cuando el despiadado asesino en masa Horace Pinker es electrocutado por sus horribles crímenes, un pacto con el diablo le transforma en algo incluso más aterrador, un demonio sobrecargado capaz de poseer el cuerpo y la mente de los demás... y está decidido a seguir con su escalada de violencia.

La década de los 80 fue una época dorada para la serie B. Wes Craven se unió a ese boom con Shocker 100.000 voltios de terror . Después de haberse cosechado ya una notoria fama con clásicos de terror, como Las colinas tienen ojos, La ultima casa a la izquierda o Pesadilla en Elm Street, ésta última es la que más fama le ha reportado a lo largo de su carrera como director, hasta llegar a Scream. Craven nos deleita en éste film con un bizarro espectáculo surrealista y plagado de efectos de dudosa reputación.

Horance Pinker (Mitch Pileggi) es un asesino en serie condenado a la silla eléctrica por sus atroces crímenes, pero antes de morir realiza un pacto con el diablo, muy original…ejem…convirtiéndose en algo mas terrorífico todavía. Siendo capaz de viajar por la red eléctrica va poseyendo a sus víctimas, pero Jonathan Parker (Peter Berg), el hijo del sargento Parker, se enfrentara al despiadado asesino en una de las batallas más delirantes del cine de serie B.

Escrita y dirigida por el propio Craven, la película tiene un guión con mas baches que un camino de carro, sin embargo, atrapa el interés del espectador. Todas sus carencias, van acompañadas de una correcta banda sonora con música de Alice Cooper y Bonfire.


Craven nos lleva a un terreno del cine donde no existen leyes físicas ni morales, pero si tienes dinero y cierta fama ¿por qué no hacer lo que te gusta?... y eso hizo. Una película que recomiendo solo a los amantes del género de terror mas bizarro y absurdo de la época. Dentro de toda la generación que su visionado aporta a las neuronas, tiene "algo" que me gusta, ¿qué será?....

Mitch Pileggi (que se dio a conocer más tarde en la serie Expediente X) pudo haberse convertido en uno de los asesinos en serie más importantes del cine de terror, pero cayó en el olvido, eclipsado por Jason Vorhees, Michael Myers o el propio Freddy Krueger.

Puntuación

12/8/08

Doomsday: El día del juicio

Doomsday dirigida por Neill MarshallTÍTULO ORIGINAL: Doomsday
AÑO: 2008
PAÍS: Inglaterra
DURACIÓN: 105 min.
DIRECTOR: Neil Marshall
GUIÓN: Neil Marshall
MÚSICA: Tyler Bates
FOTOGRAFÍA: Sam McCurdy
REPARTO: Rhona Mitra, Malcolm McDowell, Bob Hoskins, Alexander Siddig, Nora-Jane Noone, Sean Pertwee, Rick Warden, David O'Hara, Adrian Lester, Martin Compston
PRODUCTORA: Coproducción GB-USA-Suráfrica

Gran Bretaña, 2007. Una plaga mortal, conocida como el virus "Reaper", ha aniquilado a cientos de miles de personas. Desesperado, el gobierno británico decide evacuar a los supervivientes sanos y levantar una muralla en torno al área afectada, con el fin de evitar la huida de los infectados. Cuando, treinta años después, el virus reaparece, el gobierno envía a la zona un equipo de especialistas de élite, dirigido por el Mayor Eden Sinclair, con la misión de obtener una vacuna a cualquier precio. Apartados del resto del mundo, el equipo deberá trabajar en medio de un paisaje de pesadilla.

No hace ni media hora que ha terminado la película y no he podido aguantar para hacer la crítica, hay que aprovechar el impacto de lo visto. Con poca esperanza depositada, me he llevado una grata sorpresa.

Todo empieza con la infección de un virus mortal llamado Reaper. Los infectados son miles y cada vez hay más muertes, el gobierno restringe el área y levanta un enorme muro para contener a los infectados consiguiendo evitar la propagación del virus. Treinta años después el virus reaparece, y el gobierno decide enviar a un equipo de especialistas a la zona infectada para obtener una vacuna a cualquier precio. Pero cuando se adentren en la zona restringida se encontraran con algo que no esperaban.


Con este argumento nos encontramos con una película que no esconde nada, en todo momento vemos referencias a grandes títulos, desde varias películas de John Carpenter pasando por la estética de Mad Max, The Warriors o Los guerreros del Bronx, mezcla el Western y lo medieval con gran acierto.


Un refrito de películas, cierto, pero pasado por la túrmix, siendo su resultado una excelente mezcla. Sobre todo por su falta de pretensión y su exceso de brutal desparpajo. Desde el comienzo de la película ves como no puedes esperar nada sobresaliente, pero la película te ofrece lo que se espera de ella. Acción de serie B, contenidamente salvaje pero lo suficientemente violenta y desenfrenada como para agradar a muchos fans del género.


Tras Dog Soldiers (2002) y The Descent (2005), mucha gente pensara que la tercera película del prometedor Neil Marshall es horrible, yo opino que con el tiempo será considerada de culto por el momento en que se hizo, tal como ahora lo son para los amantes del género muchos de los títulos a los que hace referencia.

Puntuación

11/8/08

Secretary

Secretary dirigida por Steven ShainbergTÍTULO ORIGINAL: Secretary
AÑO: 2002
PAÍS: Estados Unidos
DURACIÓN: 111 min.
DIRECTOR: Steven Shainberg
GUIÓN: Erin Cressida Wilson
MÚSICA: Angelo Badalamenti
FOTOGRAFÍA: Steve Fierberg
REPARTO: James Spader, Maggie Gyllenhaal, Jeremy Davies, Lesley Ann Warren, Stephen McHattie, Patrick Bauchau, Amy Locane
PRODUCTORA: Double A Films. Distribuida por Lions Gate Films

Lee (Maggie Gyllenhaal), abocada a la autólisis por una familia insufrible, encuentra su primer trabajo como secretaria en el bufete de Edward Grey (James Spader). Aquí empieza el cuento: Caperucita ante el Lobo. Pero, ¿y si Caperucita no fuera inocente más que en apariencia? ¿y si el Lobo necesitara alimentarse de su sumisión?

El histrionismo de James Spader ofrece momentos cómicos durante todo este proceso en el que el jefe-Lobo conduce a la empleada-Caperucita como quien riega una planta. Lee abandonará la autolisis para entregarse a una relación sadomasoquista irreconciliablemente alejada de la vida convencional.


Y, como en todo cuento, aparecen dificultades que distorsionan el camino deseado: la lacra de las intermitentes apariciones del padre alcohólico; el rechazo y el exilio; la dura prueba de amor...
¿Y el final? Pues de cuento, cómo no.

¿Por qué debería ser de otro modo? ¿Es que acaso hay un decálogo que dicte que las películas americanas que pretendan no ser convencionales deban acabar mal? Secretary es una comedia negra sobre el sadomasoquismo, sobreactuada (sobre todo por James Spader) y excesiva. Sin embargo, la cinta no cae en pretensiones. Ahí reside su encanto, en su cuidada estética del exceso.

Puntuación

10/8/08

El justiciero de la ciudad

El justiciero de la ciudad dirigida por Michael WinnerTÍTULO ORIGINAL: Death Wish
AÑO: 1974
DURACIÓN: 93 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Michael Winner
GUIÓN: Wendell Mayes (Novela: Brian Garfield)
MÚSICA: Herbert Hancock (AKA Herbie Hancock)
FOTOGRAFÍA: Arthur J. Ornitz
REPARTO: Charles Bronson, Vincent Gardenia, William Redfield, Hope Lange, Stuart Margolin, Stephen Keats, William Redfield, Jack Wallace, Jeff Goldblum
PRODUCTORA: Paramount Pictures presenta una producción Dino de Laurentiis

Paul Kersey (Charles Bronson) es un hombre pacifista que tiene una vida tranquila pero un buen día todo se tuerce cuando su mujer (Hope Lange) y su hija (Kathleen Tolan) son agredidas por un grupo de maleantes encabezados por un jovencisimo (Jeff Goldblum) a partir de ese momento Kersey decide tomarse la justicia por su mano vengándose de todos los delincuentes que actúan por la noche.

Hoy toca una peli de uno de los grandes megamachos del cine de acción, Charles Bronson, éste llenaba las estanterías de videoclub y proyecciones televisivas de madrugada. Con un slogan de esos que te tocan la fibra Vigilante, Juez, Jurado y Ejecutor. Quizás su papel más recordado en el cine de acción sea el de Paul Kersey en Death Wish, aquí titulada El justiciero de la ciudad. Dirigida por Michael Winner y con guion de Brian Garfield y Wendell Mayes, está basada en una novela del propio Brian Garfield.


El film fue un éxito dentro de un circulo, así que tuvo numerosas secuelas; Yo soy la justicia (1981) y El justiciero de la noche (1985) también dirigidas por Winner, después le siguieron dos refritos más; Death Wish 4: The crackdown (1987) de J. Lee Thompson y Death Wish V: The face of death (1994) de Allan A. Goldstein.

Charles Bronson es una mezcla de adrenalina constante pero sin perder la presencia y frialdad. El actor se encuentra en su salsa, es más yo creo que no hace un sobreesfuerzo al interpretar, creo que su expresividad es similar en la vida real. De Hope Lange (Pesadilla en Elm Street 2) y Jeff Goldblum (La Mosca) no puedo decir gran cosa pues salen muy poco en el film.


Una saga con poco presupuesto y ningún tipo de efectos especiales, que pasó injustamente a la sombra de, Clint Eastwood o Chuck Norris. Pero cumple en todo momento en su categoría, yo la recomiendo encarecidamente a los amantes de los justicieros sin poderes ni dotes especiales. Sobre todo sus tres primeras entregas son bastante potentes. A mí todavía me hace correr la sangre más rápido de lo normal cuando las veo.
Una película recomendable para los amantes del cine de acción de los 70, género con el que la mayoría de nosotros, para bien o para mal hemos crecido con él.

Puntuación

7/8/08

Abyss

Abyss dirigida por James CameronTÍTULO ORIGINAL: The Abyss
AÑO: 1989
DURACIÓN: 146 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: James Cameron
GUIÓN: James Cameron
MÚSICA: Alan Silvestri
FOTOGRAFÍA: Mikael Salomon
REPARTO: Mary Elizabeth Mastrantonio, Ed Harris, Michael Biehn, Leo Burmester, Todd Graff, John Bedford
PRODUCTORA: 20th Century Fox

Un equipo de científicos de una instalación petrolífera es contratado por la marina norteamericana para llevar a cabo la operación de rescate de un submarino nuclear atrapado, en extrañas circunstancias, en el fondo del mar, justamente al borde de una grieta abisal de varios kilómetros de profundidad. Un grupo de las fuerzas especiales del ejército acompañará a los científicos. Muy pronto éstos últimos empiezan a sospechar que lo que está sucediendo en las profundidades abisales es algo tan extraño que, en principio, escapa a su comprensión.

Para inaugurar el blog empiezo con la crítica de Abyss, para mí una de las obras maestras del cine de ciencia ficción. Dirigida y escrita por James Cameron, nos sitúa en pleno fondo marino donde un grupo de trabajadores de una estación petrolífera, capitaneados por Virgil 'Bud' Brigman (Ed Harris), son contratados junto a un grupo de marines norteamericanos para conducir el rescate de un submarino nuclear atrapado en el fondo del mar a causa de un incidente al encontrarse con inteligencia extraterrestre.


Aunque a priori el argumento parece un calco de Encuentros en la tercera fase en el mar, poco tiene que ver. Ésta película a pesar de encontrarse encasillada en la ciencia ficción, toca muchos géneros; drama, acción, suspense e incluso algún que otro momento de cercano al cine de terror, especialmente no recomendada para claustrofóbicos.

Con un reparto formado por Mary Elizabeth Mastrantonio, Ed Harris, Michael Biehn, Leo Burmester, Todd Graff y John Bedford, mayormente desconocidos pero todos ellos excelentes, que  por desgracia, salvo Ed Harris, ha caído en el olvido. Un plantel de actores, del cual destacaría la interpretación de Michael Biehn en el papel del Sargento Hiram Coffey, algo sobreactuado, pero llegando a superar en algunos momentos a Ed Harris, aún gozando éste de mayor protagonismo.


El apartado técnico, incluida la fotografía, a cargo de Mikael Salomon es excelente bajo el agua y fuera de ella. A pesar de la dificultad de rodar bajo el agua, Salomon demuestra en todo momento que no hace falta recurrir exclusivamente a efectos digitales. Haciendo las cosas como en la vieja escuela, casi todo está construido con escenarios reales y maquetas, consiguiendo un nivel de realismo que muchas películas de hoy en día no consiguen, ni con los mejores efectos digitales, si odias los efectos digitales tranquilo los podrás contar con una sola mano.

La música de Alan Silvestri, responsable de bandas sonoras como Regreso al futuro o Depredador, juega un papel importantísimo en cada momento de la película. Cumple en todo momento con su cometido tanto para los momentos dramáticos como para los más tensos. En definitiva una película imprescindible.

Puntuación