30/9/08

Max HeadRoom

Max HeadRoom dirigida por Annabel JankelTÍTULO ORIGINAL: Max Headroom (TV Series)
AÑO: 1985
DURACIÓN: 57 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Annabel Jankel, Rocky Morton
GUIÓN: Annabel Jankel, Rocky Morton
REPARTO: Matt Frewer, Nickolas Grace, Hilary Tindall, William Morgan Sheppard, Amanda Pays, Paul Spurrier, Hilton McRae, George Rossi, Roger Sloman, Anthony Dutton, Constantine Gregory, Lloyd McGuire, Elizabeth Richardson, Gary Hope, Joane Hall.
PRODUCTORA: Chrysalis

Max HeadRoom es un personaje virtual creado en 1984 para presentar programas televisivos de vídeo clips en Estados Unidos, para darle credibilidad se creó el cortometraje 20 minutos en el futuro, donde se explica el origen del personaje. Después realizaron una serie de televisión (1987-1988) de dos temporadas, la primera de seis episodios y la segunda de ocho. La serie crítica el poder de la televisión y los medios de comunicación sobre el individuo en un futuro desolado con una estética cyberpunk.

En el futuro las cadenas de televisión dominan toda la información, todo está interconectado. La importante cadena Network 23 planea ser líder de audiencia, para ello crea un nuevo sistema publicitario conocido como Blipverts. El sistema consiste en resumir los minutos de publicidad en una sola proyección subliminal de unos pocos segundos. De ese modo, los espectadores no cambiaran de canal, y la Network 23 conseguirá el mayor contrato publicitario con la importante corporación ZikZak. El problema llega cuando descubren los efectos nocivos en los espectadores, la información que reciben altera su sistema nervioso hasta que su cuerpo explota.


A todo ello, el reportero más importante y de mayor audiencia de la misma cadena, Edison Carter, descubre por su cuenta el problema de los Blipverts. Sospechosamente durante su investigación sufre un accidente que lo lleva al borde de la muerte. Los directivos de Network 23 deciden aprovechar las circunstancias y deshacerse de Carter. Para no levantar sospechas seguirán emitiendo el programa de noticias que presentaba el accidentado reportero. Con una técnica novedosa copian la mente de Edison Carter en un ordenador y reproducen su imagen digitalmente.


Todo se complica cuando una emisora pirata consigue la copia del reportero, la cual adquiere consciencia de sí misma y adopta como nombre Max Headroom, las últimas palabras que vio Carter antes del accidente. Edison Carter, quien la Network 23 daba por muerto, reaparece inesperadamente. Ahora la cadena Network 23 tendrá que evitar que Edison Carter y el personaje virtual Max Headroom desvelen sus planes de comercializar el nuevo sistema publicitario Blipverts.


El montaje del corto tiene estructura de vídeo clip, nos explica una historia intensa con personajes bien definidos, con un ritmo dinámico. La estética del cortometraje es totalmente ochentera, la música y la recreación del futuro, así como el diseño de los componentes informáticos tiene un encanto especial. Los efectos digitales, muy espectaculares en su momento, ahora se ven muy desfasados, pero el resultado final es muy efectivo, todo con un estilo que se puede comparar al de David Cronenberg.

Puntuación

27/9/08

Tropic Thunder

Tropic Thunder dirigida por Ben StillerTÍTULO ORIGINAL: Tropic Thunder
AÑO: 2008
DURACIÓN: 107 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Ben Stiller
GUIÓN: Ben Stiller, Etan Cohen, Justin Theroux (Historia: Ben Stiller, Justin Theroux)
MÚSICA: Theodore Shapiro
FOTOGRAFÍA: John Toll
REPARTO: Ben Stiller, Robert Downey Jr., Jack Black, Brandon T. Jackson, Jay Baruchel, Nick Nolte, Tom Cruise, Danny R. McBride, Steve Coogan, Bill Hader, Brandon Soo Hoo, Holly Weber, Mickey Rooney, Matthew McConaughey, Justin Theroux, Tobey Maguire, Jennifer Love Hewitt, Jon Voight, Jason Bateman, Lance Bass, Alicia Silverstone, Tyra Banks
PRODUCTORA: DreamWorks SKG

En la selva del sureste de Asia se rueda una superproducción sobre la guerra de Vietnam en la que intervienen varias estrellas: Kirk Lazarus (Robert Downey Jr.), un actor que ha ganado tres Oscar; Jeff Portnoy (Jack Black), estrella de una popular y grosera saga de películas, Alpa Chino (Brandon T. Jackson) estrella del hip-hop metido a actor, y el novato Kevin Sandusky (Jay Baruchel). A medida que avanza el rodaje, las cosas van de mal en peor, sobre todo para Damien (Steve Coogan), el director de la cinta. Llega un momento en que los actores, perdidos en mitad de la jungla, llegan a creer que Damien sigue rodando con cámaras ocultas; lo cierto es que están realmente perdidos y tienen que enfrentarse a una verdadera guerra y actuar como si fueran auténticos soldados si quieren salir con vida de ese infierno.

Bajo la típica y totalmente ridícula coletilla made in Spain, añadida al título, "una guerra muy perra", vamos a hacer la vista gorda, e hincarle el diente a Tropic Thunder, la comedia más gamberra de la semana, o debería decir del año. Ya sabemos que por estas tierras, con tal de llamar la atención del público, siempre acabamos rozando el ridículo en cuanto a títulos se refiere.

Como explica la sinopsis las estrellas: Kirk Lazarus (Robert Downey Jr.), Jeff Portnoy (Jack Black), Alpa Chino (Brandon T. Jackson) y el novato Kevin Sandusky (Jay Baruchel) debido a un incidente, el reparto de estrellas acaba abandonado en mitad de la jungla. Ellos creen que Damien los seguirá filmando con cámaras ocultas, pero lo cierto, es que en la selva se desarrolla una auténtica guerra. Y los protagonistas deberán hacer todo aquello que harían sus personajes en la película, comportarse como auténticos soldados si quieren salir con vida de ese infierno. Suena lioso, pero es muy sencillo, una película dentro de otra película


Con esta delirante historia Ben Stiller ha vuelto a demostrar, una vez más, que no tiene vergüenza ni la ha conocido, sin importarle humillarse a sí mismo, como ya hizo en Zoolander, en la que interpretaba a un modelo de pasarela. Aunque esta vez no será el único que se auto humille en la delirante historia. Historia qué en su trasfondo, aún siendo bélica, esconde una dura crítica a la industria cinematográfica, para con los actores, ya que en multitud de ocasiones los usa como si fueran clínex, de usar y tirar.


Stiller mantiene el mismo registro al que nos tiene acostumbrados, incluso encontrando algún momento de su famosa "mirada azul", algo que solo entenderá quien haya visto Zoolander. Aunque a diferencia de ésta, la fragilidad del personaje, queda relegada a un segundo plano, para mostrarnos su lado más salvaje, ¿pero qué pasa?, ¡esto es la guerra! no un desfile de modelos.
No por ello, van a faltar momentos emotivos, donde la amistad predomina sobre las constantes bromas basadas más en sus diálogos, alejadas de lo visual de Zoolander. El tipo de humor mucho es mucho más crudo, gamberro y sobre todo, por parte de Jack Black, guarro. Sin duda, dedicado al público adulto.

Los efectos especiales cumplen muy bien, si no fuera por el cachondeo que se monta el famoso equipo de actores, podría pasar por una auténtica película bélica, contiene claros homenajes-parodias a Rambo, Puente sobre el rio Kwai o Apocalypse Now.

La mejor caracterización se la lleva Robert Downey Jr. en el papel de actor negro. Aunque su look de ojos azules y pelo rubio, con aire vampírico, es genial.
Tom Cruise en el papel de manager y magnate de la industria cinematográfica, lo borda, una bocanada de aire fresco en su carrera que le abrirá puertas de cara al público, no a la industria, ya que sus últimas apariciones han sido en ocasiones, demasiado engreídas. Auto parodiarse a sí mismo de esta manera, se ha ganado la simpatía del público.

El único fallo que le veo a la película, es concentrar demasiadas bromas juntas al principio de ésta, llevándonos a una parte central de la historia, un poco "aburrida", pero esto es solamente la calma que precede la tempestad, tras ese pequeño parón en el que parece desinflarse, vuelve a tomar carrera con otra tanda de bromas agresivas, hasta llegar al desenlace. Aunque sin duda lo mejor de toda la película se encuentra al comienzo, con sus trailers falsos, donde cada "actor" presenta alguna de sus anteriores ficticias películas.

Si has visto Zoolander ya nada puede asustarte en ésta película, en caso contrario échate a temblar pues Stiller, ésta vez en la selva, ha vuelto a hacer de las suyas.

Puntuación

25/9/08

Los extraños

Los extraños dirigido por Bryan BertinoTÍTULO ORIGINAL: The Strangers
AÑO: 2008
DURACIÓN: 90 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Bryan Bertino
GUIÓN: Bryan Bertino
MÚSICA: tomandandy
FOTOGRAFÍA: Peter Sova
REPARTO: Liv Tyler, Scott Speedman, Glenn Howerton, Gemma Ward, Laura Margolis, Kip Weeks
PRODUCTORA: Rogue Pictures / Vertigo Entertainment / Mandate Pictures / Intrepid Pictures

Kristen McKay (Liv Tyler) y James Hoyt (Scott Speedman) habían decidido pasar una noche especial en la aislada segunda residencia de la familia Hoyt. Al regresar a casa después de asistir a la boda de una amiga, el mundo de la pareja se derrumba cuando alguien llama a la puerta a las 4 de la mañana y pregunta: "¿Está Tamara?"

El estreno de la semana nos lo trae Bryan Bertino, con su opera prima Los extraños. Con un argumento extremadamente simple. Después de una boda una pareja, van a pasar la noche a casa de un amigo y tres extraños iniciaran un psicótico “juego" muy particular con sus "invitados".
Reconozco que con la crisis de ideas que hay en el cine, cualquier cosa puede cumplir las expectativas, pero ésta lo hace, y bien. Es cierto que guarda algunas similitudes con Funny Games de Michael Haneke, pero también encontramos influencias de algunos famosos slashers ochenteros.

Aviso, si esperas encontrar gore y violencia gratuita, mejor te olvides y te vayas a ver la última entrega de Saw. Aquí, solamente la vas a encontrar en un par de ocasiones durante sus 90 minutos, el resto del tiempo se apoya en el terror psicológico. Fórmula que funciona bien, siempre y cuando te pongas en la piel de sus personajes, ¿qué harías tú en la misma situación?


A diferencia de Funny Games, aquí los "extraños" no evolucionan como personajes. Gran culpa de esto, es debida a la ausencia de diálogo por parte de estos terroríficos visitantes, pero solamente con su presencia y su aspecto te pone mal cuerpo. En ese aspecto, guardan bastantes similitudes con Michael Myers, el asesino de Halloween. Otra diferencia con la obra de Haneke, es que no queda claro el motivo de este macabro "juego", pero el auténtico cometido de la película es crear tensión en el espectador, cosa que consigue en todo momento.

Por otra parte, mención especial a los actores principales, mi amada elfa, Liv Tyler, lleva el peso de la película. Sobre todo en los momentos más terroríficamente dramáticos, mientras que el novio, interpretado por Scott Speedman, se limita a rellenar los huecos que deja la hija de Steven Tyler, cantante del grupo de rock, Aerosmith.


Otro papel importante lo juega la banda sonora, con breves golpes de música para asustar al espectador en los momentos de máxima tensión, en cambio lo más importante, es precisamente, la ausencia de banda sonora prácticamente en casi toda la película, recurriendo a ruidos, pasos u respiraciones que consiguen crear un ambiente y tensión mucho más tenso que cualquier nota musical. Aunque la música que suena en el disco dentro de la casa, sobre todo la canción country, me puso realmente nervioso. Lo único que puedo decir en contra, es que algunas situaciones están resueltas con extrema facilidad, como por ejemplo el hallazgo de una escopeta en la casa.

No llega a ser ninguna obra maestra, ni aporta nada nuevo al género psychokiller, pero cumple bien con lo prometido.

Puntuación

22/9/08

House II: Aún más alucinante

House II: Aún más alucinante dirigida por Ethan WileyTÍTULO ORIGINAL: House II: The Second Story
AÑO: 1987
DURACIÓN: 88 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Ethan Wiley
GUIÓN: Ethan Wiley
MÚSICA: Harry Manfredini
FOTOGRAFÍA: Mac Ahlberg
REPARTO: Arye Gross, Jonathan Stark, Royal Dano, Bill Maher, John Ratzenberger, Lar Park-Lincoln, Amy Yasbeck, Gregory Walcott, Dwier Brown, Lenora May, Devin DeVasquez, Jayne Modean, Ronn Carroll, Dean Cleverdon
PRODUCTORA: New World Pictures

Jesse, acompañado por su novia y su amigo Charlie, llega a la gran mansión que acaba de heredar de su familia. Atraído por el álbum de fotos familiar, empieza a investigar la historia de sus antepasados y descubre que su tatarabuelo fue un famoso bandido del oeste que robó una misteriosa calavera de cristal a la que se atribuyen poderes mágicos y que fue enterrada con él. Tras encontrar la tumba de su antepasado, los jóvenes deciden desenterrarle...

House II: Aún más alucinante es la secuela de House: Una casa alucinante (1986). Y aunque utiliza la misma fórmula y más ingredientes, no consigue superar a la primera parte. Así que lo de aún más alucinante, para el título español, no es del todo cierto.

El director Ethan Wiley (Los chicos del maíz V, El exorcismo de Isabella y Brutal) quiso realizar una historia llena de aventuras y fantasía, sin embargo, los 88 minutos que dura la película son escasos para querer contar tanta cosa. El resultado es un montón de escenas y situaciones variopintas sin apenas conexión entre ellas.


En esta nueva historia, Jesse, acompañado por su novia y su amigo Charlie, llega a la gran mansión que recientemente ha heredado de su familia. Atraído por el álbum de fotos familiar, empieza a investigar la historia de sus antepasados, y descubre que su tatarabuelo fue un famoso bandido del oeste, que robó una misteriosa calavera de cristal a la que se atribuyen poderes mágicos y que fue enterrada con él. Tras encontrar la tumba de su antepasado, los jóvenes deciden desenterrarle para encontrar la calavera.


Quien durante su juventud viera esta película y actualmente guarde un buen recuerdo de ella, le recomiendo no volver a verla. Es mejor mantener el recuerdo, que sufrir 88 minutos de escenas sin sentido, chistes malos y efectos especiales desaprovechados. Se puede decir que se intenta homenajear a las películas clásicas de aventuras, pero eso sería excusar a su director, guionista y a toda la película.

De todas formas, hay algunas situaciones divertidas y la idea de querer mezclar dinosaurios, laberínticos templos Maya y el salvaje Oeste, es admirable, pero eso sí, algo más de calidad no le hubiera venido mal.

Puntuación

Pánico en el Transiberiano

Pánico en el Transiberiano dirigida por Eugenio MartinTÍTULO ORIGINAL: Horror Express
AÑO: 1973
DURACIÓN: 90 min.
PAÍS: Reino Unido
DIRECTOR: Eugenio Martín
GUIÓN: Arnaud d'Usseau, Julian Zimet
MÚSICA: John Cacavas
FOTOGRAFÍA: Alejandro Ulloa
REPARTO: Christopher Lee, Peter Cushing, Alberto de Mendoza, Silvia Tortosa, Julio Peña, Georges Rigaud, Ángel del Pozo, Víctor Israel, Helga Liné, Alice Reinheart, José Jaspe, Juan Olaguivel, Hiroshi Kitatawa, Allen Russell, Telly Savalas
PRODUCTORA: Coproducción Reino Unido-España

Pánico en el Transiberiano comienza con el hallazgo de los restos de un ser antropofago, hallados por el profesor Alexander Saxton (Cristopher Lee) el cual se dispone a trasladarlo a Londres a bordo del ferrocarril transiberiano, para investigar la teoría de la devolución humana. Pero la criatura no esta dispuesta a permitirlo, de esta manera los pasajeros irán "cayendo" en manos de la criatura.

La estética de principios del siglo XX está muy bien recreada, teniendo en cuenta el ajustado presupuesto que obtuvo la película, igualándose a los de las películas españolas de aquella época, a pesar de contar con actores extranjeros en sus filas. Actores de un cache más alto como Christopher Lee y Peter Cushin. La historia comienza apoyándose en el género de terror, pero según avanza, se va declinando por la ciencia ficción. Para terminar con un final digno de una película de George Romero con el tren lleno, de lo que podría denominarse, zombies.


La fotografía es excelente, colores sobre expuestos en los momentos menos siniestros de la película, pero muy oscura en el caso contrario, dando una sensación de angustia y terror al espectador. No voy a negar que los efectos especiales hayan envejecido mucho, pues han pasado treinta y cinco años, pero más de una película de hoy en día con efectos digitales a tutiplén, quisiera envejecer así de bien.

La interpretación de Cushin y Lee es muy metódica y estricta, sin embargo, la de Telly Savalas es gamberra e improvisada. El resultado es una mezcla explosiva y chocante. La banda sonora muy lograda para el tipo de film que es, momentos chirriantes y psicodélicos en las muertes y lentamente siniestros para los momentos más intrigantes.


Del montaje, tengo que decir que si encontré algún fallo como en los últimos planos fuera del tren, en algunos ya es de noche, mientras en otros todavía está anocheciendo, aunque para mi es totalmente perdonable pues a esas alturas de la historia, ya te ha dejado satisfecho, para rematarlo con un final apoteósico.

Y aunque parezca mentira ésta película ha inspirado a mucho cine de terror de todas las épocas, incluso al fake trailer Don't de Edgar Wright creado para Grindhouse, éste encontró su inspiración en esta maravilla del cine clásico de terror. Lástima, ya no se hacen películas como ésta.

Puntuación

18/9/08

Flash Gordon

Flash Gordon dirigida por Mike HodgesTÍTULO ORIGINAL: Flash Gordon
AÑO: 1980
DURACIÓN: 110 min.
PAÍS: Reino Unido
DIRECTOR: Mike Hodges
GUIÓN: Lorenzo Semple Jr. (Cómic: Alex Raymond)
MÚSICA: Howard Blake (Canciones: Queen)
FOTOGRAFÍA: Gilbert Taylor
REPARTO: Sam J. Jones, Melody Anderson, Chaim Topol, Max von Sydow, Timothy Dalton, Ornella Muti, Richard O'Brien, Philip Stone, Brian Blessed, Peter Wyngarde, John Osborne, Mariangela Melato
PRODUCTORA: Dino de Laurentiis. Distribuida por Universal Pictures

El Doctor Zarkov (Chaim Topol), un científico expulsado de la NASA, viaja en un cohete espacial, y arrastra junto a el al joven jugador de rugby Flash Gordon (Sam J. Jones) y su amiga Dale Arden (Melody Anderson). Los tres intentarán salvar al planeta de la amenaza de Ming, el emperador del lejano reino Mongo, que ha lanzado una de sus lunas para que choque contra la Tierra. Ming pretende esclavizar a los Reinos libres del planeta Mongo, pero gracias a Flash estos le harán frente al tirano.

Hoy vamos con una película que para bien o para mal no te deja indiferente, Flash Gordon. Basada en el popular comic, del que no puedo opinar sobre el grado de fidelidad en la adaptación a la gran pantalla. Pero por lo que he visualizado yo diría, que mas bien poca.
La historia arranca de manera abrupta. Los protagonistas se ven envueltos de repente en todo el "fregao" de una manera absurda y precipitada hacia el espacio exterior, aterrizando en un planeta con una tecnología superior a la de los humanos, pero con unas costumbres muy similares a estos, incluso la marcha nupcial es la misma que en la tierra, realmente delirante.


Los ochenta fue una época donde caer en una estética ridícula no tenía importancia, incluso llegaba a ser gracioso. Aunque esta película inspiró posteriormente, en estética y efectos especiales, a series como V o películas como Masters del universo o Tron, que probablemente no habrían existido de otro modo. ¿Y cuál es la fuente de la que bebe esta película?
Yo la definiría como una sexplotation de Star wars mezclada con pelis de Samuráis y unas gotitas de Bollywood, con coloridos brillantes y donde la purpurina parece que la regalen, dándole así una estética muy dragqueen, en especial a Ming (Max Von Sydow).

Los efectos especiales dejan mucho que desear, sobre todo los croma en los personajes, pero ya se sabe los años no perdonan. Aunque no dudo que en la época causasen furor, pero los presupuestos son limitados para este tipo de producciones. Los decorados exteriores, creados con maquetas de cartón piedra, son dignos de una de las primeras películas de Godzilla Vs Mothra. Pero a pesar de todos estos puntos en contra, tiene "algo" que me ha impulsado a verla hasta el final, sin dejarme un mal sabor de boca.


Del guión realmente no hay nada que destacar, ni a favor ni en contra. Estas películas son puro entretenimiento, te has de dejar llevar y disfrutar con lo que ofrecen, sino estás perdido. De la banda sonora nada puedo decir en contra, salvo que odies los años 80. Compuesta por los británicos Queen, destacando el tema principal dedicado a Flash, muy pop-rock de su época. El resto de la banda sonora nos conduce por distintos caminos, encontrando momentos musicales de aventura gráfica, pasando por marchas imperiales romanas e incluso algún momento épico y rimbombante a lo Star wars.

Solamente me resta decir que si disfrutas con películas como Tron o Masters del universo y no tienes prejuicios con el cine altamente friki, esta es tu película.

Puntuación

15/9/08

10.000 B.C

10,000 B.C. dirigida por Roland EmmerichTÍTULO ORIGINAL: 10,000 B.C.
AÑO: 2008
DURACIÓN: 109 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Roland Emmerich
GUIÓN: Roland Emmerich, Harald Kloser, John Orloff, Matthew Sand, Robert Rodat
MÚSICA: Harald Kloser, Thomas Wanker
FOTOGRAFÍA: Ueli Steiger
REPARTO: Steven Strait, Camilla Belle, Cliff Curtis, Omar Sharif, Tim Barlow, Marco Khan, Reece Ritchie, Mo Zinal
PRODUCTORA: Warner Bros. Pictures

En una época en que hombre y bestia luchaban por la supervivencia D'Leh(Steven Strait) un joven cazador en su misión de guiar a un ejército a través de un vasto desierto, luchando contra tigres dientes de sable y predadores prehistóricos, mientras descubre una civilización perdida e intenta rescatar a la mujer que ama.

Roland Emmerich, me ha dejado frio. Es cierto, que a excepción de Stargate no tiene grandes películas,  pero al menos entretienen, como Independence Day o El día de mañana. Pero ahora ha caído en un pozo muy hondo del que no va a salir fácilmente. La película arranca con un plano aéreo de montañas nevadas, recurso bastante usado en el cine, pero tengo que decirle al Sr.Emmerich que por favor disimule un poco si desea copiar el comienzo de Las dos torres de Peter Jackson. De esta manera, engatusa al espectador. Nada más empezar se nos relata con una voz en off, la leyenda de la niña de ojos verdes, de mayor Evolet (Camilla Belle), que está de muy buen ver. También tienen que cazar un Manack (un simple mamut), para no sé que de una profecía, algo que todavía no he entendido del todo.


Emmerich se saca de la manga esta leyenda, para mostrarnos cómo vivían las tribus, cosa que no importa en el desarrollo del argumento, pues a medida que avanza la película todo deja de tener sentido. Ni siquiera la "famosa" voz en off que nos relata cada 10 minutos lo sucedido, consigue enlazar una cosa con otra. La estética totalmente videoclipera, con unos hombres prehistóricos con cuerpo de culturista y liftings en salones de belleza, era algo impensable en aquellos tiempos. Algo disimulado con un toque underground a la par que moderno, portando rastas y algún que otro piercieng, debieron pensar que no se le daría mayor importancia. Y los malos con voz de Goa'uld, tienen menos carisma que Keannu Reves.


A favor, la fotografía del film es bastante acertada, aunque esto no salva la película. La música acompaña muy bien a los momentos de acción, una lástima que visualmente dichas escenas sean tan ridículas. Mención a la escena de Dientes de Sable, donde el protagonista parece Mowgli en el libro de la selva haciendo amigos. Cronológicamente es un caos, en cuestión de 10 minutos los protagonistas saltan de la nieve a la jungla, momento Jurassic Park con unas codornices gigantes y cuando venia lo supuestamente interesante (zas, en toda la boca), vuelve a saltar directamente al desierto. Se supone que han debido tardar días en cruzar esa distancia ¿pero cuántos días?, creo que ni Emmerich lo sabe. De verdad no me esperaba algo tan lamentable de la mano de Emmerich, intenta encender una llama en los corazones del público con momentos épicos y no consigue prender ni una cerilla. Un documental de National Geographic dedicado a la prehistoria, es más interesante que esta "cosa", porque de película, tiene menos que yo de sacerdote.

Puntuación

11/9/08

eXistenZ

eXistenZ dirigida por David CronenbergTÍTULO ORIGINAL: eXistenZ
AÑO: 1999
DURACIÓN: 104 min.
PAÍS: Canadá / Reino Unido / Francia
DIRECTOR: David Cronenberg
GUIÓN: David Cronenberg
MÚSICA: Howard Shore
FOTOGRAFÍA: Peter Suschitzky
REPARTO: Jennifer Jason Leigh, Jude Law, Ian Holm, Willem Dafoe, Don McKellar, Callum Keith Rennie…
PRODUCTORA: Robert Lantos, András Hámori, David Cronenberg para Alliance Atlantis

eXistenZ
nos situa en un futuro próximo donde el concepto de videojuego y realidad virtual han adquirido un nuevo sentido. Allegra Geller (Jennifer Jason Leigh) es la mejor diseñadora de videojuegos-génicos del mundo, adorada por millones de fans se dispone a presentar su última obra, el videojuego eXistenZ junto a un grupo de 12 personas elegidas al azar que formarán parte de la experiencia. De repente uno de los asistentes intenta asesinarla empuñando una extraña arma que parece estar hecha de huesos. Geller es salvada por un representante de la empresa en la que trabaja llamado Ted Pikul (Jude Law) que se verá obligado a ejercer de guardaespaldas improvisado. A partir de aqui nuestros protagonistas se verán envueltos en una misteriosa trama donde la vida de Allegra Geller parece tener precio y la percepción entre realidad y juego se hace cada vez mas dificil de distinguir..

David Cronenberg es uno de esos directores visionarios, con una personalidad muy marcada, y que se ha mantenido fiel a su estilo de hacer cine desde el principio de su carrera. Se podría considerar su trabajo como cine de autor, aunque orientado en la mayoría de ocasiones hacía el género "fantástico" o la ciencia ficción. Puede que eXistenZ sea su última película de género como tal, antes de comenzar con su nuevo estilo más "contenido y realista" iniciado con Spider y consolidado con Una historia de violencia o la más reciente Promesas del Este.

eXistenZ es una película 100% Cronenberg. En su trama encontramos todas las obsesiones y temáticas comunes de su director: La tecnología como vía de escape hacía otras realidades paralelas (veamos como ejemplo Videodrome), la adicción casi siempre autodestructiva hacía el lado más oscuro y peligroso (Crash) y sobretodo se hace latente su obsesión hacía lo orgánico, mezclado con lo tecnológico, la llamada "nueva carne", es aquí llevada al extremo por nuestros protagonistas a la hora de conectarse a eXistenZ, a través de sus bio-puertos implantados en la medula espinal, algo habitual en el futuro ideado por Cronenberg, como si de un piercing se tratase.
Siendo literalmente "penetrados" por una especie de cordón umbilical que les une directamente con sus vainas-génicas. Fabricadas a partir de una especie de anfibios criados y modificados genéticamente, cumplen la función de interfaz orgánico para interactuar entre el mundo "real" y la experiencia vivida en el juego. Todo muy enfermizo y grotesco, con una gran carga de simbología sexual de por medio, en la mejor tradición Cronenberg.


La trama de la película puede resultar a priori algo confusa, aunque a mi parecer todos los detalles encajan. Desde el pequeño lagarto con dos cabezas que pueden ver los protagonistas, cuando supuestamente, aun están en el mundo real y que después volverán a encontrarse dentro de eXistenZ (en la memorable escena del restaurante chino) sirviendo como nexo de unión entre ambos mundos, dejando claro que ninguno de los dos es real. Cronenberg nos demuestra que ningún detalle es gratuito en esta película.

En mi opinión eXistenZ es una excelente película plagada de grandes ideas y escenas memorables, pero también consciente de sus propias limitaciones sin llegar a ser demasiado pretenciosa. Tanto la ambientación conseguida como la música y las interpretaciones (sobretodo de la pareja protagonista formada por Leigh/Law que comparten escenas de gran sensualidad y erotismo) son impecables como suele ser habitual en el cine de Cronenberg.


Estoy de acuerdo en que quizá no sea una película para todos los gustos, pero creo que fue infravalorada e incomprendida injustamente en el momento de su estreno, qué curiosamente coincidió con el de Matrix, uno de los títulos clave de la ciencia ficción moderna con la que comparte evidentes puntos en común, aunque bien mirado las intenciones y su fondo son muy diferentes: En Matrix se nos presentaba un futuro con la población sometida en contra de su voluntad a una vida ficticia, mientras sus cuerpos inertes eran utilizados por las máquinas. En eXistenZ son sus protagonistas quienes voluntariamente se conectan a una realidad paralela buscando huir de sus monótonas y rutinarias vidas, en busca de otro tipo de emociones que difícilmente encontrarán en la vida real.

Como se puede ver al final de la película cuando se nos desvela que absolutamente todo forma parte del propio juego y podemos ver a todos los personajes que han ido apareciendo a lo largo de la historia, 20 minutos han bastado para vivir todo un torbellino de emociones, los personajes hablan entre sí de la experiencia, haciendo al mismo tiempo una crítica de la propia película y de los personajes que en ella han interpretado en un tremendo ejercicio de ironía cinematográfica, para terminar con el giro final que ahora no desvelaré y que nos deja con una duda en el aire... Decidme la verdad, ¿Aun seguimos en el juego?

Puntuación

Concursante

Concursante dirigida por Rodrigo CortésTÍTULO ORIGINAL: Concursante
AÑO: 2007
DURACIÓN: 88 min.
PAÍS: España
DIRECTOR: Rodrigo Cortés
GUIÓN: Rodrigo Cortés
MÚSICA: Víctor Reyes
FOTOGRAFÍA: David Azcano
REPARTO: Leonardo Sbaraglia, Chete Lera, Miryam Gallego, Fernando Cayo, Myriam de Maeztu, Luis Zahera
PRODUCTORA: Lazonafilms / Continental / Nephilim Producciones / Filmax Entertainment

Martín Circo Martín (Leonardo Sbaraglia) es el afortunado ganador del mayor concurso de la historia de la televisión, un premio valorado en tres millones de Euros. En esta ácida sátira de la sociedad actual, el golpe de suerte de Martín dará un vuelco a su vida convirtiéndola en una auténtica pesadilla. “Un golpe de suerte… puede arruinar tu vida”.

Esta película nos muestra un desarrollo que estamos poco acostumbrados a visualizar dentro del panorama nacional, para bien o para mal, se consigue el efecto de no dejar indiferente.


Su planteamiento desestructurado explica una historia sencilla, con personajes sobreactuados, acordes al ritmo de la película, un ajetreo continúo. Algunos personajes consiguen ser excesivamente carismáticos, pero todo queda en cómicas situaciones repetitivas.


La rapidez con la que transcurre el guión desconcierta, abusa de montajes visuales posiblemente muy elaborados, pero innecesarios para lo que se nos quiere contar.
Su resultado final es trepidante, una buena idea que no está aprovechada como se merece. El mensaje que nos transmite con gran pretenciosidad, es una magnifica crítica que podría haber sido desarrollada en formato documental. Lamentablemente nos la encontramos en forma de película.

Puntuación

El tren de las 3:10

El tren de las 3:10 dirigida por James MangoldTÍTULO ORIGINAL: 3:10 to Yuma
AÑO: 2007
DURACIÓN: 117 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: James Mangold
GUIÓN: Halsted Welles, Michael Brandt, Derek Haas (Historia: Elmore Leonard)
MÚSICA: Marco Beltrami
FOTOGRAFÍA: Phedon Papamichael
REPARTO: Russell Crowe, Christian Bale, Peter Fonda, Gretchen Mol, Ben Foster, Dallas Roberts, Vinessa Shaw, Logan Lerman, Alan Tudyk, Luce Rains, Chris Browning, Johnny Whitworth, Luke Wilson, Benjamin Petry
PRODUCTORA: Lionsgate Films / Relativity Media / Tree Line Films

Arizona, a finales de 1800. El ranchero Dan Evans (Christian Bale), con la esperanza de conseguir una recompensa que alivie sus penurias económicas y así salvar su rancho, decide colaborar en el traslado de un peligroso forajido recién capturado, Ben Wade (Russell Crowe). Dan, veterano del ejército de la Unión, deberá escoltar junto a otros hombres a Wade hasta un pueblo donde pasa el tren de las 3:10, que luego sigue hasta la prisión de Yuma. Pero la misión pronto se volverá muy violenta.

Nos encontramos con un Western de estética actual. Teniendo en cuenta que el film realizado por James Mangold, es un remake del film de 1957 dirigido por Delmer Daves, éste consigue estar a la altura manteniendo el espíritu del género.

El guión combina frenéticamente distintos tipos de personajes clásicos en su género. La banda de forajidos, con un desenfrenado código de honor, destaca Charlie Prince (Ben Foster) como un degenerado súbdito. Rinden pleitesía a Ben Wade (Russel Crowe), un temible forajido, estos personajes mantienen un ritmo constante de tensión durante toda historia.

En el otro bando encontramos a Dan Evans (Christian Bale), un modesto personaje al que sus necesidades le llevarán a verse involucrado en una emocionante historia, adornada por una banda sonora que destaca en los momentos precisos.

Cada personaje es hábilmente representado y el ritmo de la película no decae en ningún momento. Todo esto nos lleva a un final violento, dramático e aleccionador, una buena relación de personajes a lo largo del film conociendo únicamente lo necesario de cada uno. Una brillante interpretación y dirección de actores que culmina con un desarrollo redondo.

Puntuación

10/9/08

El último Boy Scout

El último Boy Scout dirigida por Tony ScottTÍTULO ORIGINAL: The Last Boy Scout
AÑO: 1991
DURACIÓN: 105 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Tony Scott
GUIÓN: Shane Black (Historia: Shane Black & Greg Hicks)
MÚSICA: Michael Kamen
FOTOGRAFÍA: Ward Russell
REPARTO: Bruce Willis, Damon Wayans, Chelsea Field, Noble Willingham, Taylor Negron, Danielle Harris, Halle Berry, Joe Santos, Bruce McGill, Kim Coates, Chelcie Ross, Tony Longo
PRODUCTORA: Geffen Pictures / Silver Pictures

Joe Hallenbeck (Bruce Willis) es un detective privado en un pozo sin fondo, despedido del servicio secreto, su matrimonio destruido y su pesimismo por la vida. Se vera envuelto junto al ex-jugador de fútbol americano Jimmy Dix (Damon Wayans) en un caso de corrupción política, ambos unirán sus fuerzas en este complejo caso, donde nada es lo que parece.

Hablar de Bruce Willis es sinónimo de John McClane, y yo me pregunto ¿por qué nadie recuerda a Joe Hallenbeck? en El último Boy Scout de Tony Scott. Parece ser que solo unos pocos lo hacemos, esta película ha caído en el olvido, debido al éxito de La jungla de cristal y la verdad no tiene nada que envidiarle a ésta.

La película nos presenta a un Bruce Willis con un aspecto lamentable, un registro usado anteriormente en La jungla de cristal, y que Scott se ayuda de ello, pero esta vez más autodestructivo consigo mismo. La principal diferencia entre ambas reside en que McClane trabaja solo y en El último Boy Scout, Hallenbeck lo hará junto a Dix (Damon Wayans).

Entre ambos personajes existe una relación amistad-odio que nos brindará algunas de las situaciones con más humor negro dentro del cine de acción. Y que cuatro años más tarde sirvió de inspiración a John McTiernan en la tercera entrega de La jungla de cristal, con un mano a mano muy similar, llevado a cabo por Bruce Willis y Samuel L.Jackson. Las condecoraciones en el papel de malo se las lleva Milo (Taylor Negron), tampoco tiene nada que envidiarle a Hans Gruber de la jungla.

Con efectos de la vieja escuela, no hay sitio en esta película para los efectos digitales. La trama está bien elaborada, gracias a un sólido guión lleno de sarcasmos y tacos sobre todo en las frases de Hallenbeck y su hija. Es cierto que por momento abusa de palabras mal sonantes, pero yo no espero profundidad y momentos filosóficos en este tipo de películas. Willis es sinónimo de matar, matar y matar, y ésta cumple con ello. Como curiosidad tengo que mencionar el baile de una joven Halle Berry es impresionante.

Puntuación

5/9/08

Sleepy Hollow

Sleepy Hollow dirigida por Tim BurtonTÍTULO ORIGINAL: Sleepy Hollow
AÑO: 1999
DURACIÓN: 128 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Tim Burton
GUIÓN: Andrew Kevin Walker (Novela: Washington Irving)
MÚSICA: Danny Elfman
FOTOGRAFÍA: Emmanuel Lubezki
REPARTO: Johnny Depp, Christina Ricci, Miranda Richardson, Michael Gambon, Casper Van Dien, Jeffrey Jones, Christopher Walken, Michael Gough, Lisa Marie, Christopher Lee, Martin Landau
PRODUCTORA: Mandalay Pictures pr. una prod. Scott Rudin / American Zoetrope & Dieter Geissler Film

A las puertas del cambio de siglo XVIII, Ichabod Crane (Johnny Deep) un forense e investigador bastante excéntrico y que tiene sus propios métodos de investigación es enviado al pueblo de Sleepy Hollow a resolver unos misteriosos asesinatos perpetrados por un jinete sin cabeza.

Casi diez años han pasado ya desde que fui al estreno de una de las películas más significativas de finales de siglo. Un film que para mí, es la gran obra maestra de Tim Burton, en efecto hablo de Sleepy Hollow y que solamente ha logrado igualar con la reciente Sweeney Tood.

El reparto es de lo más interesante, empezando por Johnny Deep y la bellísima Christina Ricci, que aportan la parte romántica dentro de la gótica y siniestra historia. Seguidos por el jinete sin cabeza, interpretado por el gran Christopher Walken, hay actores que nacen con unas facciones peculiares para hacer papeles bizarros y psicópatas, Walken es uno de ellos. Del resto del reparto destaco la labor del Doctor (Ian McDiarmid), el Notario (Michael Gough), el Reverendo (Jeffrey Jones) y el Magistrado (Richard Griffiths), que encajan a la perfección en el siniestro aspecto del pueblo de Sleepy Hollow.

La historia está basada en una novela de Washington Irvine, adaptada por Burton de una manera magistral, mezclando el género de terror más clásico y el cine fantástico más siniestro, pero sin perder su característico sentido del humor. Trabajos como Bitelchus y Eduardo manostijeras siguen latentes, pero no hay que temer, no llega a ser una comedia de tales proporciones.

La fotografía es notable, junto a unos escenarios fantásticos, creando un pueblo triste, lúgubre y melancólico, con una tonalidad e iluminación mortecino, llegando en algunos momentos a parecer una película en blanco y negro, pero sin perder la estética gótica y contraste de colores a los que nos tiene acostumbrados, muy influenciado, a su manera, por El gabinete del doctor Caligari.


Burton nos muestra un pueblo lleno de gente extraña donde todo el mundo tiene algo que esconder y nada es lo que parece, a lo largo del film nos irán lloviendo pistas constantemente que nos conducirán por el camino equivocado, y solamente cuando nos encontremos a las puertas del desenlace, solo entonces, con un poco de agudeza visual juntando todas las pistas podremos averiguar la verdad.

Respecto a la banda sonora solo puedo decir que Danny Elfmann siempre hace lo mismo, pero qué demonios si algo funciona para que cambiar. Con unas melodías muy siniestras y lentas para saltar de golpe a otras entre picadas para los momentos de acción, recordándome así a la majestuosa música que creó para Batman y Batman returns, engranando de esta manera en cada tipo de película como si de las propias vestimentas en un cuerpo humano se tratase.

Si te gusta el cine de Tim Burton y todavía no has visto esta película no te la puedes perder.

Puntuación