28/10/08

Banderas de nuestros padres

*Crítica realizada el 10 de Enero de 2007 por Mr.Memory.

Banderas de nuestros padres dirigida por Clint EastwoodTÍTULO ORIGINAL: Flags of Our Fathers
AÑO: 2006
DURACIÓN: 132 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Clint Eastwood
GUIÓN: William Broyles Jr, Paul Haggis (Libro: James Bradley, Ron Powers)
MÚSICA: Clint Eastwood
FOTOGRAFÍA: Tom Stern
REPARTO: Ryan Phillippe, Jesse Bradford, Adam Beach, Paul Walker, Jamie Bell, Neal McDonough, Barry Pepper, Robert Patrick, John Benjamin Hickey, John Slattery, David Patrick Kelly, Jon Polito
PRODUCTORA: DreamWorks / Warner Bros. Pictures / Malpaso / Amblin Entertainment

Relato de la batalla de Iwo Jima, un sangriento episodio de la Segunda Guerra Mundial en el Pacífico ocurrido en marzo de 1945, y que quedó inmortalizado por una foto de unos soldados colocando una bandera norteamericana que hizo historia.

Clint Eastwood es, según mi modesta opinión, el más grande de los realizadores vivos en activo, un abanderado de la narrativa cinematográfica clásica y un humanista que da sentido universal a las historias que cuenta, independientemente del tiempo y el espacio donde se ubiquen.

Es por ello que uno espera siempre lo mejor de sus películas, situando el nivel de exigencia por encima de lo que acostumbra. Con todo esto, quiero contextualizar mi opinión sobre Banderas de nuestros padres, ya que me parece una buena película (mucho mejor que la gran mayoría de películas estrenadas este año), pero no es la obra maestra que yo presumía a priori.



Las principales virtudes del film son su maravillosa fotografía en tonos azulados, las vigorosas escenas bélicas rodadas en Islandia y, sobre todo, su apabullante tramo final, en el que Eastwood coge el testigo de John Ford para contarnos, de la mejor manera posible, como el Estado que decidió encumbrar a la categoría de héroes a unos muchachos que intentaban sobrevivir con armas y camaradería al infierno de la guerra, abandona a esos otrora héroes nacionales en el más absoluto de los olvidos, en un vacío existencial en el que ya no queda nada de los niños que fueron.


Por contra, hay que decir que la mayoría de los defectos que minan el resultado final de la película radican en su guión. Resulta ser reiterativo y los flashbacks subjetivos que hay dentro del flashback principal hacen que haya una pérdida de continuidad, así como que al espectador le resulte complicado identificar a determinados personajes. Cabe decir también que lo que nos es narrado en tiempo presente, como ya sucedía en Los puentes de Madison, no aporta nada positivo a la historia, sino que más bien lastra el resultado final.

Y, después de estas disquisiciones, ya sólo nos queda esperar, con ansia infantil por mi parte, el estreno de Cartas desde Iwo Jima y así poder pasar otro buen rato con ese amigo americano que se llama Clint Eastwood.

Puntuación

14 comentarios:

  1. Esta se me quedó en el tintero leñe, vi su "acólita" "Cartas desde Iwo Jima", y esta sigo teniéndola pendiente, que imperfecto somos el ser humano.

    Saludos...

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi me faltan ambas por ver, soy el doble de imperfecto.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Machete, te recomiendo que te vuelvas a enganchar a Heroes, esta tercera temporada ha em`pezado con fuerza!!

    jeje venga salu2

    ResponderEliminar
  4. Tendremos que hacer una sesión doble con Banderas y Cartas.

    ResponderEliminar
  5. A mi particularmente esta peli me pareció un coñazo de tomo y lomo. ME parece fallida (lo siento tio CLint) desde el momento en que no me creo a los protas (el Ryan Phillippe ese ha estado en la guerra??). LA historia se me hizo pesada, larga y a pesar de alguna que otra buena escena, en general, viniendo de quien viene, me pareció bastante decepcionante.

    Mención aparte merece Cartas desde Iwo Jima. Es cierto que es una película bastante larga y completamente subtitulada, pero tanto los personajes, como el dramatismo de la historia, están mucho mejor logrados. Creo que ahí Eatwood si dió en el clavo, pero claro, es una opinión personal.

    Un saludete!

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno el blog, si señor.
    Me estoy dando una vuelta viendo algunos de los blog sobre cine, y este me ha gustado mucho.
    Prometo volver más a menudo y dejar un comentario que otro. Saludos!!!
    http://pablocine.blogia.com

    ResponderEliminar
  7. Mierda! Machete... acabo de rechazar uno de tus comentarios en mi blog... El de los anuncios.

    Molan eehh?? jaja Yo con el de Scorsese me parto!

    ResponderEliminar
  8. No se por que tienes la moderacion de comentarios.

    ResponderEliminar
  9. Totalmente de acuerdo en todo, tanto sobre la película (sobra el presente), como el director; sólo Eastwood puede narrar las cosas así y, además, conseguir que por fin Freeman y Penn vieran reconocidos sus trabajos con un premio que hacía años se merecían.

    Yo ví primero 'Cartas desde Iwo Jima' y luego 'Banderas...' y, claro, la última queda muy deslucida tras ver semejante peliculón. Por no hablar que Ken Watanabe se comería con patatas a Phillipe.

    En mi opinión es más Eastwood la versión Japonesa de la historia, que la yanki.

    Salu2

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por tus comentarios. Al fin, ya solo queda un día de votaciones, y voy segundo en la de cine! Pero lo mejor a sido conocer blogs como el vuestro. Las visitas de la gente, sus comentarios. Eso es lo que verdaderamente ha merecido la pena.

    Saludos, y suerte en este último día.

    ResponderEliminar
  11. La tengo pendiente desde hace rato, ya que he leído muy buenas críticas tanto para esta cinta como para "Cartas desde Iwo Jima". Me apunto para verla.
    Muy buena reseña, Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Parte del Staff de este blog no la hemos visto tampoco incluido un servidor, habra que ponerle remedio.

    ResponderEliminar
  13. Esta película me impresionó, esos niños abandonados a su conciencia después de haber servido a los mecanismos de la guerra dejan un sabor agrio. La película tiene momentos lentos, por eso creo que puede ser arriesgado proponer una sesión doble con Cartas desde Iwo Jima... Pero, lo voy a proponer de todas formas.

    ResponderEliminar