4/11/08

Drácula

Drácula dirigida por Tod BrowningTÍTULO ORIGINAL: Dracula
AÑO: 1931
DURACIÓN: 75 min
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Tod Browning
GUIÓN: Garrett Fort, Dudley Murphy (Novela: Bram Stocker)
MÚSICA: Richard Wagner, Peter Tchaikovsky / Philip Glass, Kronos Quartet
FOTOGRAFÍA: Karl Freund (B/W)
REPARTO: Bela Lugosi, Helen Chandler, David Manners, Dwight Frye, Edward Van Sloan, Herbert Bunston
PRODUCTORA: Universal Pictures

El conde Drácula cambia su residencia desde los Cárpatos a Occidente. Para ello se procura al contable que le visita para acompañarle en su mudanza como servidor. Una vez instalado, conoce a una joven prometida, de quién se enamora. Comenzará a visitarla por las noches, para ir bebiendo su sangre poco a poco, y convertirla así en su esposa. Pero el malestar que sufre la joven alerta a su familia, que contacta con el doctor VanHelsing, quien investigara estos extraños sucesos.

Drácula es uno de los personajes con más versiones a lo largo de las décadas. Con más o menos acierto, se han realizado numerosas adaptaciones basadas en la novela de Bram Stocker.
Mientras que ahora, los clásicos del horror de la época dorada de la Universal, se compilan en la Colección de Monstruos, extraordinaria antología de las más memorables cintas del género.

La versión de Drácula dirigida por Tod Browning en 1931 e interpretada por el carismático Bela Lugosi, es la elegida para inaugurar dicha colección. Ésta adaptación es considerada como uno de los referentes del mitico conde de transilvania, pues la interpretación de Bela Lugosi ha pasado a la historia como mito y su personaje se ha convertido en un icono del vampiro clásico.


La duración del metraje está muy limitada, la planificación y dirección escénica es totalmente teatral, y los medios con los que contaban, más bien escasos.
En su versión original la banda sonora brilla por su ausencia, a excepción de algunos cortes de piezas de música clásica, entre las cuales hayamos a Wagner o Tchaikovsky, pero la mayoría de escenas las adorna un hueco sonoro, únicamente interrumpido por los diálogos de los personajes.

La película consta de dos partes, una se desarrolla en Transilvania y la otra en Londres, en la que destaca especialmente el principio de la película. La llegada de Renfield al castillo de Drácula, tiene un ambiente bien conseguido, es espeluznante y sobrecogedor.
La intensidad que transmite la recreación de los paisajes es siniestra y desoladora. La puesta de sol, la mano de Drácula asomando del ataúd, su presentación bajando por la escalera mientras los insectos y las ratas escapan de su maligna presencia, está llevado con una magnífica interpretación de los personajes.


Claro que, no es oro todo lo que reluce, el desarrollo de la película es brusco, hay varias escenas que quedan sin explicación, creando así algo de confusión al espectador. La llegada de Drácula a Londres se resume en pocos minutos, a partir de ese momento la película pierde cierta intensidad, aunque, de forma brusca y torpe, se mantiene el encanto hasta llegar a un final que deja un buen sabor de boca.



Quiero hacer hincapié en la edición perteneciente a la Colección de Monstruos. Recomiendo ver la película en versión original, y sobre todo, acceder al material extra, en el que se encuentra la opción de ver la película con una banda sonora compuesta por Philip Glass, encargo de los Estudios Universal. Dicha partitura interpretada por el Kronos Quartet, se adapta a la intensidad y dramatismo de las imágenes, haciendo mucho más interesante la película, una manera curiosa de poder disfrutar la película.

Puntuación

16 comentarios:

  1. No tiene nada que ver la película en versión doblada, con sus huecos sonoros y un doblaje mejorable, con verla con la banda sonora compuesta por Phillip Glass. Me encanta esa banda sonora porque ni cae en los tópicos del género del terror ni en los tópicos de la obra de Glass, sino que los funde y crea una atmósfera inquietante que subraya las imágenes. Impresionante.

    ResponderEliminar
  2. Gran clasico vampirico que ha inspirado y evolucionado hasta convertir a los vampiros en seres ciberneticos como Blade, aunque para mi la mejor pelicula de vampiros de la historia es Nosferatu de F.W Murnau. Buena critica y tendre que ver ese montaje con la banda sonora de Glass.

    ResponderEliminar
  3. Siempre en VO!! Que gran película. Inmejorable Bela Lugosi

    ResponderEliminar
  4. I don't drink...wine con el acento de Lugosi, tendría que estar entre las 10 frases más famosas de la historia del cine.

    Clasicazo donde los haya que sentó las bases para los futuros Dráculas, aunque nunca se ha llegado a plasmar realmente la 'hijoputez' de la que hace gala en el libro de Stoker.
    Si este es el mejor Drácula o lo es Christopher Lee, seguirá siendo tema de debate en largas sobremesas.

    Salu2

    ResponderEliminar
  5. Clásico entre los clásicos, puede que algunas de estas obras de la universal no tuvieran una calidad espeluznante pero si que tenian un sello propio y quedaron como grandes referentes en la historia del cine.

    Saludos...

    ResponderEliminar
  6. Es normal que sea un referente dentro del cine, forma parte de los inicios del cine.

    ResponderEliminar
  7. Pues siento discrepar, porque aunque sea un referente por ser pionera y tuviera pocos recursos, la película creo que flojea bastante y mucho, según recuerdo cuando la vi hace unos años. No dudo que tiene su carisma, como por ver a Bela Lugosi, pero me aburrió bastante. Lo mismo me pasó cuando volví a ver La noche de los muertos vivientes, de Romero, otro clásico pero que me resulta pastante peñazo, sin querer menospreciar a Romero, pero la encontré bastante absurda. Quizá recuerdo mejor, aunque sea un peor ejemplo como referencia cinematográfica, es la de El día de los muertos. Era un adolescente y me hacía gracia ver vísceras y sangre apunta pala. Lo único que la vi poco antes de comer...Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Los recuerdos a veces juegan malas pasadas. Yo sigo prefiriendo Nosferatu de Murnau y esa la tengo reciente en mis neuronas.

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que sólo me interesa con la música de Glass, porque parece una película muda que se hubiese quedado atascada en un punto intermedio entre el silencio y el habla. Es muy superior "Freaks" (por mencionar una película de Browning) y desde luego "Nosferatu" (como adaptación del libro de Stoker).

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. Gracias por el apoyo moral a Nosferatu.

    ResponderEliminar
  11. Es que Nosferatu es mucho bicho para darle de lado. La única caracterización que asusta e impone con su sola presencia.

    Salu2

    ResponderEliminar
  12. Y no hablemos de Knock interpretado por Alexander Granach, con esa cara de loco.

    ResponderEliminar
  13. En esas pelis la gente con cara normal no lo tenía fácil, eran pocos y siempre querían matarlos.

    ResponderEliminar
  14. A mi con Dracula me pasa algo parecido que con Pesadilla en Elm Street. En las dos al principio el monstruo parece intocable y terrorífico, pero a la mitad de la cinta pierden ese aura mística y la peli da un bajón.

    ResponderEliminar
  15. Eso no le pasa a Max Schreck en Nosferatu. Para mi la mejor peli de vampiros.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo7/3/09 5:17

    muy buen clasico ,me encanta esta peicula,saludos
    www.fotolog.com/punk___attitude
    xHorrorBoyx

    ResponderEliminar