9/12/08

Red de mentiras

Red de mentiras dirigida por Ridley ScottTITULO ORIGINAL: Body of Lies
AÑO: 2008
DURACIÓN: 129 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Ridley Scott
GUIÓN: William Monahan (Novela: David Ignatius)
MÚSICA: Marc Streitenfeld
FOTOGRAFÍA: Alexander Witt
REPARTO: Leonardo DiCaprio, Russell Crowe, Carice van Houten, Mark Strong, Michael Gaston, Ali Suliman, Golshifteh Farahani
PRODUCTORA: Warner Bros. Pictures / Scott Free Productions / De Line Pictures

Roger Ferris (Leonardo DiCaprio) es el mejor agente de la CIA. Su trabajo lo lleva de Oriente Medio a Washington. Cada uno de sus pasos depende de una voz al otro lado de un teléfono: la del veterano Ed Hoffman (Russell Crowe), responsable de las operaciones de la Agencia en todo Oriente Medio. Desde su confortable casa, Hoffman le sigue la pista a un líder terrorista que está sembrando el terror mediante atentados con bomba y parece capaz de eludir a la red de inteligencia más sofisticada del mundo. Para sacar a los terroristas de su madriguera, Ferris tendrá que entrar en su turbio mundo.

Red de mentiras es un thriller de contra espionaje, en el que nada es lo que parece de principio a fin. Dirigido por Ridley Scott protagonizado por Russel Crowe y Leonardo Di Caprio, prometen un resultado de calidad, lamentablemente, al final la cosa se queda a medio camino de alcanzar un resultado digno.

Basada en la novela Body of Lies escrita por David Ignatius nos pone en la piel de Roger Ferris (Leonardo DiCaprio) el mejor agente de la CIA. En lugares donde la información vale más que cualquier vida humana, Roger, se adentra en operaciones secretas que le llevan por todo el mundo, desde Oriente Medio a Washington.
Su siguiente paso depende de la voz de, el veterano de la CIA, Ed Hoffman interpretado por Russell Crowe, el actor de Gladiator también de Ridley Scott.

Haciendo la guerra fría desde un portátil, Hoffman sigue la pista de un líder terrorista emergente, que eludiendo a la red de inteligencia más sofisticada del mundo, ha dirigido una campaña de bombardeos. Para sacar a los terroristas de su escondite, Ferris tendrá que infiltrarse en un turbio ambiente y cuanto más se acerca a su objetivo, se da cuenta que la confianza es una comodidad peligrosa, pero al mismo tiempo, quizá, sea la única cosa que le salvará la vida.


Técnicamente la película me parece excelente, Scott es perro viejo en el arte de realizar películas, aunque lo encuentro un director sobrevalorado. El director de Alien, el octavo pasajero, mueve la cámara con precisión durante los excesivos 129 minutos, incluso en las escenas más frenéticas, los encuadres son relativamente suaves y precisos. La iluminación y fotografía me parecen que se complementan muy bien con el entorno en los escenarios desérticos, consiguiendo una realidad en semejante ficción.

Las interpretaciones no están nada mal, el peso recae sobre DiCaprio, el actor se mueve con soltura, aunque su caracterización podría haber sido algo más lograda, sobre todo cuando lleva barba, no parece un agente veterano, sino recien adiestrado. Crowe se limita a ocupar un espacio en la historia y no se implica en exceso, ni a nivel interpretativo ni argumental Mientras que DiCaprio es el que se come todo el marrón y como actor y personaje.


La banda sonora de Marc Steitenfeld, el cual ha trabajado en dos ocasiones anteriormente con el cineasta británico, no me pareció nada destacable, aunque ayuda a mantener la tensión en la innecesaria maraña de acontecimientos, es un score bastante plano.
El guión escrito por William Monahan está bien construido y aunque su argumento es simple y lleno de tópicos, resulta mareante. A diferencia de Infiltrados de Martin Scorsese, también con guión de Monahan u otros thrillers de compleja trama, aquí Monahan nos recarga de excesiva información que en realidad no sirve prácticamente para nada, y lo único que consigue es marear al espectador innecesariamente.

Si le quitamos todo el logro que tiene en su apartado técnico que roza el excelente, el film se desploma como un edificio en plena demolición. Argumentalmente es demasiado plomiza y mareante, si a eso le sumamos sus 129 minutos que deberían haber servido para relatar una historia con mejores maneras, la película es un suspenso.

Puntuación

10 comentarios:

  1. Tendré que verla y juzgar, porque he leído de todo. Desde que es un tostón a lo diametralmente opuesto, un peliculón.

    Una lástima si, como tu dices, Scott (director irregular donde los haya) ha desaprovechado el reparto que tenía entre manos.

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  2. La verdad que todavía no he visto la cinta, pero es una de esas que estoy esperando con ansias, ya que me gustan este tipo de historias. Lástima lo que comentas, sobre todo porque Ridley Scott es un enorme realizador y el reparto es un lujo. De hecho, Leonardo Di Caprio, es un actor que me ha convencido bastante con sus actuaciones en "The Departed" y "Blood Diamond".
    Ya te comentaré en cuanto la vea.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  3. Plissken: Puedes verla a lo mejor te gusta, para mi el problema fué la manera de relatar la historia el resto esta muy bien.

    Jorge: Tecnicamente es muy buena pero a mi no me gusta que me mareen de esta manera y menos para explicar algo tan sencillo, al menos si lo hacen que sea con motivo.

    ResponderEliminar
  4. A mi no me gustó, es demasiado larga y se hace muy pesada. Hay muchos momentos en los que no pasa nada, la película consigue expulsarte de la historia como espectador y te sientes como si la vieras de lejos, llegando a perder el interés. El personaje de DiCaprio no termina de conectar, ni hacerte participe. El personaje de Russell Crowe está totalmente desaprovechado y constantemente sale haciendo lo mismo, efecto que se aplica a la película en general, llega un momento que te van repitiendo lo mismo una y otra vez llegando hasta los limites de aburrir. Ahora quiero remarcar el guión, no podría definirse como sólido, más bien como extenso, pero con el gran error de no saber darle importancia o realzar emotivamente la historia que explica. La película es tópica pero con la particularidad de hacerte que la olvides enseguida. Para mí una decepción, esperaba más de la película.

    ResponderEliminar
  5. "El guión es solido, tanto que resulta mareante pues en realidad la historia es simple..."

    "aquí nos dan excesiva información que en realidad no sirve para nada y lo único que consigue es marear al espectador innecesariamente."

    "sus 129 minutos deberían haber servido para relatarlo todo con mejores maneras"

    Creo que estamos bastante de acuerdo, solamente intentaba ser un poco benevolente con el señor Scott.

    ResponderEliminar
  6. El señor Scott y yo hemos roto.

    ResponderEliminar
  7. A Ridley Scott lo tendrían que hechar por la "scottilla" como le hicierón al Alien en el 8º pasajero.

    ResponderEliminar
  8. Cierto que Scott tiene altibajos en su carrera, pero matas a un perro y te llaman mataperros. Hay que hacer una megasesión con Black Hawk, Hannibal y Alien para quitarse el mal sabor....

    ResponderEliminar
  9. Yo creo que Scott ha querido, como otra veces, sacar algo para las masas, que gustara pero que a él no le debe interesar demasiado. Total, que a los que nos gusta Scott nos parece una castaña Red de Mentiras.

    Se pierde en tonterías gran parte del metraje para acabar contando algo tan sencillo y con un final tan cantado. El final era digno de que Máximo Décimo Meridio apareciera y le zumbara un hachazo en la frente a Al-Saleem, a DiCaprio y al cámara.

    ¡1 saludo!

    ResponderEliminar
  10. Jajjaja deduzco que usted también salió "borracho" del cine...XD.

    ResponderEliminar