11/12/08

Reservoir Dogs

Reservoir Dogs dirigida por Quentin TarantinoTITULO ORIGINAL: Reservoir Dogs
AÑO: 1992
DURACIÓN: 99 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Quentin Tarantino
GUIÓN: Quentin Tarantino
MÚSICA: Varios
FOTOGRAFÍA: Andrzej Sekula
REPARTO: Tim Roth, Harvey Keitel, Chris Penn, Steve Buscemi, Michael Madsen, Lawrence Tierney, Randy Brooks, Kirk Baltz, Eddie Bunker, Quentin Tarantino
PRODUCTORA: Live Entertainment. Productor: Lawrence Bender

Una banda organizada es contratada para atracar una empresa y llevarse unos diamantes. Sin embargo, antes de que suene la alarma, la policía ya está allí. Algunos miembros de la banda mueren en el enfrentamiento con las fuerzas del orden, y los demás se reúnen en el lugar convenido.

Con la reciente reedición especial de 2 discos por parte de Manga Films, la cual he adquirido y revisionado, me dispongo a realizar la crítica de la opera prima de Quentin Tarantino. Después de escribir el guión de Asesinos natos y Amor a quemarropa con las que pretendía debutar como director, el joven de Tenesse acabó por vender ambos guiones, que terminaron siendo dirigidos por Oliver Stone y Tony Scott, respectivamente. Finalmente su debut, del que también escribió el guión, fue Reservoir Dogs, una inteligente y personal visión de Atraco perfecto.

Tarantino trabajó en sus inicios en un videoclub, época que le sirvió, entre otras cosas, para escribir guiones, discutir sobre cine con su amigo Roger Avary (con el co-escribiría el guión de su segunda película) y obtener múltiples e incontables referencias mientras veía cine casi sin parar. Aunque él mismo reconoce su fanatismo por el séptimo arte desde bien pequeño, convirtió su puesto de trabajo en su escuela de cine particular, en la que aprendería todo lo que puede llegar a saber sobre cine.

La historia narrada en Reservoir Dogs no es que aporte nada nuevo al género del crimen. Tarantino es un director que copia, incluso hay gente que detesta sus trabajos por ello. Luego están los que se consideraban devotos admiradores en sus primeros films y han dejado de serlo con sus obras más recientes, como Death Proof, que un servidor considera brillante. Lo que resulta innegable es que el peculiar, y en ocasiones, estridente director nacido en Knoxville, posee un talento especial a la hora de combinar distintos elementos u géneros cinematográficos.


No voy rebatirle a nadie que sus films no inventan nada, aunque yo diría, que sí reinventan. También es cierto que el director bebe de todos los clichés del cine de serie B y productos menos o nada comerciales, por los que siente especial admiración.
Copiar no resulta tan fácil como a priori parece y puede que más de uno se esté preguntando ¿dónde está el merito de copiar? En ningún lado, se encuentra en su manera de hacerlo, él aporta su propio toque a la película. Eso lo que para mí, y supongo muchos otros, lo convierte en un gran director que queda definido por su propio estilo.

De alguna manera no te puedes limitar a fotocopiar, has de transmitir tu esencia, dejar tu sello estampado en ese calco que te has tomado la libertad de realizar. Ahí es donde entra su talento y las magnificas maneras que aplica en sus películas, las cuales terminan siendo tan personales como sus propios gustos, cinematográficos o musicales. Haciendo de ello algo extraordinario, diferente y brillante. 

En su, ésta, opera prima, dicha esencia y talento ya asomaban por encima de muchos otros aspectos. Aunque no se llevó ningún premio durante su presentación en el Festival de Sundance en 1992. Posteriormente, en otros festivales se le otorgaron las merecidas condecoraciones en el Festival de Sitges –mejor director y guión- o en Festival de Cine de Toronto –el premio de la Crítica Internacional.
Reservoir Dogs supuso una revolución estética y visual que se convirtió en un éxito rotundo, abriendo las puertas al joven cineasta para realizar su segundo film, Pulp Fiction. Película con la que fue catapultado definitivamente hacía la fama, además de ser reconocido mundialmente como uno de los directores revelación en la década de los 90.


La historia se encuentra cronológicamente desordenada, excepto la secuencia inicial, en la que además de hablar sobre Madonna, acuerdan como llevarán a cabo el robo y algunos flashbacks rodados en exteriores que remiten al susodicho golpe, el film se encuentra rodado en un único escenario. El presupuesto inicial de 30000 dólares, fue aumentado a 1,2 millones de dólares tras la implicación del actor Harvey Keytel en el proyecto. Cantidad que Tarantino supo administrar más que bien en su gran y modesta opera prima.

Los roles de los personajes entre los cuales se haya el propio Tarantino que casi siempre acaba haciendo algún cameo en sus películas, tienen una personalidad bien perfilada, son tremendamente característicos desde el primer minuto, incluso los que no hablan.
El carácter de cada uno de ellos resulta tan opuesto como sus nombres falsos; Sr. Blanco (Harvey Keitel), Sr. Naranja (Tim Roth), Sr. Rosa (Steve Buscemi), Sr. Rubio (Michael Madsen), Sr. Azul (Edward Bunker) y Sr. Marrón (Quentin Tarantino).

Blanco, Naranja, Rosa y Rubio son los que llevan el peso interpretativo y el ritmo de la película, pues así lo expone el guión. Conforme avanza la historia, sus roles interpretativos, totalmente diferentes, evolucionan mostrando la verdadera identidad e intenciones de cada uno. De esta manera se obtiene una química e intensa interactuación entre ellos, brillantemente anecdótica y soberbia. Algo que solamente se consigue con un buen guion, elemento que para mí es, quizás, la parte más cuidada en todas sus películas.

Tarantino es consciente y mide cada palabra, escena y momento clave en el desarrollo del preciado y elaborado manuscrito. El hecho de ser su propio autor, le da total libertad a la hora de incluir violentas escenas u conversaciones malsonantes. Hay una cosa que me encanta de sus películas, para expresar sus propias opiniones o gustos, bien sean ideológicos, musicales, cinematográficos o de cualquier otra índole, se sirve de diálogos entre los actores. Un recurso que empezó usando aquí y lo ha proseguido hasta la actualidad.

Aunque la que se lleva el gato al agua en ese aspecto, es la injustamente vapuleada Death Proof, decepcionó a muchos fans, pero a mí, como ya he dicho, me parece un film brillante. A nivel de película no es la mejor, pero sí con la que disfruto siempre, puesto que está repleta de pequeños matices que hay que saber apreciar.

La banda sonora en todas sus películas, es una vía de escape a su propia melomanía. En su mayoría, compuestas por canciones de décadas anteriores, en especial 60 y 70. Se nota que están elegidas a conciencia, y en un elevado porcentaje encajan a la perfección en cada escena. Desde luego esta vez, no es una excepción.

La cámara recurre en muchas ocasiones al plano estático con perfectos y largos encuadres en cada escena, pero a pesar de su poca dinámica en ese aspecto, la escena no se hace tediosa. Su trama mantiene una frescura e interés en el espectador casi inusual, un público que se encuentra expectante y ansioso por saber de qué manera va a evolucionar el fracasado plan maestro. Momentos que consiguen hacerte sentir parte de la escena in situ, como espectador claro está.
El resto de movimientos de la cámara con algunos travellings y cámara en mano, son fluidos y de buen pulso cinematográfico sin aturdir al espectador. La iluminación funde los blancos y negros (dentro del almacén) algo que supuestamente es anti cinematográfico por la irrealidad de la iluminación, pero a mí me encanta, le da al plano una tonalidad inquietante y excelente.

Parece mentira que aun siendo como era un director novel y sin estudios en una escuela de cine de verdad, el excéntrico y polémico director, nos acabó ofreciendo un pistoletazo de salida al que seguirían grandes films en su recién iniciada carrera como director. Reservoir Dogs es una película que bebe los clichés de la serie B, pero que Tarantino convierte en una obra personal con magnificas maneras.

Puntuación

23 comentarios:

  1. ¿Le has encasquetado un 10? Yo hace mucho que no veo la película, recuerdo algunas cosillas pero la tendría que volver a ver. Entonces, por lógica, si a esta le pones un 10, casi todas del Tarantino también serán un 10.

    ResponderEliminar
  2. Alucinante!!!
    Entro por primera vez en este blog y me encuentro con "Reservoir Dogs". Un diez en toda regla...
    En mi opinión la mejor de Tarantino (superior a Pulp Fiction -aunque por poco).
    Recuerdo que la vi en cine con un colega, en Sabadell. Estábamos solos en la sala...
    Una de las mejores películas de atracos, superada tan solo por.... ¡Atraco Perfecto! -de la que también hablas en el comentario.-

    Saludos desde Almas Oscuras.
    Me vereis a menudo por aquí...

    ResponderEliminar
  3. Me encantó Reservoir dogs, es un 10 en toda regla. De hecho Tarantino me encanta. Los diálogos de sus pelicula están muy estudiados y son de lo mejorcito. Puede que la peli que menos me guste sea Pulp Fiction, pero estoy de acuerdo con que Death Proff está infravalorada. De hecho la doble entrega me gustó bastante
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Almas Oscuras: La verdad a mi ambas me gustan al mismo nivel.

    Lucy Liu: Hombre alguien con sentido comun que defiende Death Proof....XD

    ResponderEliminar
  5. La única buena película de Tarantino, a mi gusto.

    Death Proof me pareció un bodrio insufrible. Lo único bueno de ella era Kurt Russell.

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  6. Le entiendo Sr.Pliskeen, pero Death Proof esta llena de matices que hay que saber apreciar. ¿En sério no le gusta Pulp Fiction?

    ResponderEliminar
  7. Me encanta todo lo que hace Tarantino, aunque Death Proof me decepcionó bastante, sobra decir que el tío sabe impregnar de tensión y fuerza cada una de las imagenes de sus películas.

    ResponderEliminar
  8. Si es que ya lo dice el título A Prueba de Muerte, a mi me encantó.

    ResponderEliminar
  9. Sientiéndolo mucho, he de afirmar categoricamente pero no veo ni un sólo matiz digno de apreciar en Death Proof. Mucha verborrea estúpida y nada más. Lo mejor, como ya digo, es Russell, pero luego Tarantino lo hunde en la miseria con un tramo final vergonzoso que para nada cuadra con el asesino que habíamos visto antes (el cambio de roles hubiese funcionado si no hubiera insistido en homenajear vulgarmente el cine de Russ Meyer)

    Pul Fiction no me entusiasma mucho. Me parece una película correcta, pero para nada una obra maestra.

    No podíamos coincidir siempre! ejeje

    ResponderEliminar
  10. Tampoco lo pretendo, ademas sería muy aburrido todos con los mismos gustos.

    ResponderEliminar
  11. Veo que gana por goleada el que no guste Death Proof, pues yo me reitero: a mi me gustó y Planet terror también. Con esto me reafirmo en que hay tantos gustos como colores.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Almas Oscuras: Una de las mejores películas de atracos también es: "Atraco a las 3" ;)

    lucy liu: Death Proof en general no gusta, a mí personalmente me vuelve loco. Pero hay que reconocer que tan solo por el concepto "Grindhouse" ya vale la pena.

    Pliskeen (David Ribet): Bueno, hablando de Deathproof, es cierto que lo mejor de la peli (a parte de la banda sonora), es Kurt Russell. Pero no creo que al final lo hundan en la miseria, realmente le dan lo que se merece, por mucha admiración que sienta por el personaje Stuntman Mike, no deja de ser una persona que mejor no encontrársela, a ser posible, en ninguna parte, jejejejeje.

    ResponderEliminar
  13. El final es impresionante, a mi la primera vez me dejo fundido en el asiento.

    ResponderEliminar
  14. Me dan ganas de volver a verla…. Han pasado muchos años y no recuerdo nada.

    ResponderEliminar
  15. Lo del final me refería al de Death Proof. Respecto a ver se pueden ver todas a la vez... en varios televisores....XD..

    ResponderEliminar
  16. El viernes la homenajeo yo en mi sección de películas excelentes...
    felicidades por el conjunto de blogs

    ResponderEliminar
  17. Pues por allí pasaremos a meter las narices un rato... ;)

    ResponderEliminar
  18. Coincido con tu crítica. Una muy buena cinta. Bien filmada mas allá de su escaso presupuesto y con un muy buen guión.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  19. Son efectos secundarios completamente normales, esta cinta es maravillosa.

    ResponderEliminar
  20. Mi experiencia con Reservoir Dogs es muy personal: Vi la peli en 1996, con 19 años, y quedé tan profundamente impresionado (en especial por la escena de la navaja y la oreja) que me juré nunca más volver a ver esa peli. Pero con más años, y una sensibilidad más curtida, la volví a ver ocho años más adelante y me pareció BRILLANTE. En especial... Por supuesto. Por los DIÁLOGOS. La disertación sobre "Like a Virgin" pertenece al panteón de la historia del cine junto con la discusión sobre el masaje de pies en Pulp Fiction y el desacuerdo sobre lo que quiere decir "estar" con un hombre en Death Proof. Esa misma Death Proof tan malentendida y que es, como todo lo demás de Tarantino, una joya.

    ResponderEliminar
  21. Me alegra que haya gente que defienda Death Proof, para mi es impresionante.

    ResponderEliminar