7/1/09

Hobgoblins

Hobgoblins dirigida por Rick SloaneTITULO ORIGINAL: Hobgoblins
AÑO: 1988
DURACIÓN: 92 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Rick Sloane
GUIÓN: Rick Sloane
MÚSICA: Alan DerMarderosian
FOTOGRAFÍA: Rick Sloane
REPARTO: Tom Bartlett, Paige Sullivan, Steven Boggs, Kelley palmer, Billy Frank, Tamara Clatterbuck, Duane Whitaker
PRODUCTORA: Rick Sloane Productions

McCreedy, un anciano vigilante nocturno de un gran estudio de cine, advierte a Kevin, muchacho impulsivo, de que se mantenga alejado de cierto cuarto en el sótano. La curiosidad de Kevin le hace no atender este consejo e investiga el porqué. Penetra y se encuentra a los terribles Hobgoblins, criaturas traviesas que se mueven siguiendo impulsos de luz y que se apoderan de las fantasías de la gente. Sólo reviven de noche y, tras huir, han de ser capturados antes del amanecer o la ciudad correrá peligro. Kevin corre a buscar ayuda de sus amigos.

La década de los 80 ha parido grandes cintas como Ghoulies, Munchies o Troll, bajo la influencia de éstas nace por cesárea, Hobgoblins, dirigida por Rick Sloane responsable de otras series B como Vice Academy o The Visitants, aún tuvo la desvergüenza de sacar una segunda entrega de estos anódinas marionetas.

La influencia de Gremlins está presente en la historia, pero nada tiene que ver con la obra de Joe Dante. El film es más cercano a Ghoulies o Munchies, sobretodo en la parte estética de los bichos, aunque aquellas, al menos gozaban de presupuesto para ir al McDonald’s, Hobgoblins no dispone de presupuesto ni para ir a las tiendas de chinos.
Los muñecos se mueven de una manera jamás vista en este tipo de films, prácticamente se ve al actor que los mueve, por momentos me recordaban a un show de José Luis Moreno y sus muñecos, verdaderamente lamentable.


La banda sonora juega con los tópicos de la época, con momentos de película de terror, por supuesto esto no sirve de nada, ni acompasa con las imágenes que entran por nuestra retina, cargándose toda la escena en cuestión. Y como no podía faltar, nos encasquetan la típica canción cutre ochentera estilo La Monja Enana en una escena de guateque, de lo más cutre que he visto en mucho tiempo.

El rol de los personajes es un copy/paste de otras series B, aunque tienen un toque que me recordó a la serie Salvados por la campana.
Kevin el chico bueno e ingenuo y su novia Amy la típica novia pedante, su amigo Dennis algo tontito pero más salido que el pico de una mesa (algo precoz el chico), Nick el chulito del grupo y su cachonda novia Daphne, calcomanía de Jessie Spano en la serie, pero con vestuario de Agatha Ruiz de la Prada y 10 años más en cada pata. La interpretación de todos ellos es lamentable.

El guión de parvulario plagado de frases ridículas, aunque mas bien parece culpa del poco control en los doblajes, sobre todo en esa época y este tipo de cine de bajísimo presupuesto. De esta manera, dando libertad a los traductores para colar bromas y frases de los más absurdas.

Realmente no pasa nada en toda la película hasta que no llega el final, las escenas se alargan de una manera que no guardan ningún tipo de orden espacio-temporal, mientras en un sitio han pasado varias cosas en otro todavía están los actores en la misma posición sin haber hecho nada.

En definitiva reconozco que Troll o Munchies u otras, me gustan por su diversión y friquez, pero esto no hay por donde cogerlo, una vez más la portada promete diversión que no ofrece.

Puntuación

4 comentarios:

  1. En los 80, cuando visitabas el videoclub, aún te podían embaucar con las carátulas, a veces mucho mejores y más curradas que la película en sí misma, pero es que en este caso, sólo viendo el abominable póster, uno ya tiene claro que producto puede encontrarse.

    Después de Gremlins, me quedo con la versión/copia terrorífica que fueron los Critters (aunque sólo salvaría las dos primeras películas). Los Ghoulies los recuerdo vagamente (eran verdes y creo que salían de los retretes) y los Munchies... ni idea.

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  2. La verdad sr. Pliskeen que al ver semjante poster te puedes imaginar la peor clase de producto posible pero como el sr. Machete es fan de los Munchies supongo que se lanzó en busca de emociones fuertes y aunque salio algo escaldao almenos le ha servido para hacer una crítica graciosa ;)

    ResponderEliminar
  3. En efecto Los Munchies es cutre y casposa pero a mí me gusta. La verdad esperaba algo similar y por desgracia no ha sido así.

    ResponderEliminar
  4. Es que no todos los directores son capaces de hacer una buena mala película xDD

    ResponderEliminar