26/1/09

Shogun's Sadism

Shogun's Sadism dirigida por Yuuji MakiguchiTITULO ORIGINAL: Tokugawa onna keibatsu-emaki: Ushi-zaki no kei
AÑO: 1976
DURACION: 80 Minutos
PAIS: Japón
DIRECTOR: Yuuji Makiguchi
GUION: Seikô Shimura, Ichirô Ôtsu
MUSICA: Takeo Watanabe
FOTOGRAFÍA: Katsuo Katsuki
REPARTO: Akira Shioji, Masataka Iwao, Rena Uchimura y Yûsuke Kazato
PRODUCTOR: Tatsuo Honda

Dos historias que se desarollan en la epoca de los Shogun.La primera trata sobre un chico que esta enamorado de una joven cristiana,pero en aquella epoca eso era un delito.La segunda trata de una persona llamada Sutezo que es forzada a servir a su cruel maestro,pero intentara escapar.

El cine japonés siempre ha sido uno de los más escabrosos en cuanto a torturas o snuff, producciones como La sala de torturas chinas, Tokyo Snuff, Guinea Pig o la descafeinada Las historias de Ricky-O que por su sentido del humor se acerca más al gore habitual. Pero Shogun's Sadism se une al primer grupo, su titulo es bastante claro.

La película se divide en dos historias, aunque ambas son altamente bizarras, con torturas y vejaciones por doquier. La primera historia es la que contiene momentos más escabrosos, además de representar el sufrimiento moral por parte de las víctimas, sobre todo su protagonista en el momento que es obligada a presenciar la muerte de su familia. Una masacre infringida por los samuráis que termina en escena bíblica, con un plano de tres condenados en la cruz. En la segunda historia, el argumento cobra más importancia frente a las torturas, siendo algo más light, si bien, hacia el final se encuentran algunas fuertes dosis.


El aspecto técnico de la cinta importa bien poco salvo en los efectos especiales, que por supuesto, son a la vieja usanza, además de mantener un nivel de calidad sorprendente, más si tenemos en cuenta de cuando data la cinta, una época en la que el presupuesto era bastante pobre en producciones underground.

Si disfrutas con las torturas esta es tú cinta, pezones arrancados con tenazas, desmembramientos con cuerdas tiradas por búfalos, abortos prematuros y otras brutalidades que te puedas llegar a imaginar. A diferencia de La sala de torturas chinas, aquí queda tiempo en ambas historias para disfrutar la relación de personajes, con diálogos algo casposos, pero aun así disfrutables. En sus escasos 80 minutos hay tiempo para las torturas y relatar las historias con un ritmo fluido, sin llegar a cansar, algo habitual en otras producciones japonesas. Altamente recomendable para los amantes de la casquería mas bizarra con un estomago "fuerte".

Puntuación

5 comentarios:

  1. He de reconocer que no me va mucho este tipo de cine (no por su nacionalidad, sino por su temática)

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  2. La verdad no es para todos los públicos...XD

    ResponderEliminar
  3. Los Japoneses tienen tendencia a desparramar con este tipo de pelis.

    ResponderEliminar
  4. No es tendencia, nacierón así.

    ResponderEliminar
  5. chido gore y una realidad pasada

    ResponderEliminar