14/1/09

Soylent Green (Cuando el destino nos alcance)

Soylent Green (Cuando el destino nos alcance) dirigida por Richard FleischerTITULO ORIGINAL: Soylent Green
AÑO: 1973
DURACIÓN: 97 min
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Richard Fleischer
GUIÓN: Stanley R. Greenberg
MÚSICA: Fred Myrow
FOTOGRAFÍA: Richard H. Kline
REPARTO: Chuck Connors, Joseph Cotten, Charlton Heston, Paula Kelly, Whit Bissell, Leigh Taylor-Young, Edward G. Robinson, Brock Peters, Stephen Young, Mike Henry
PRODUCTORA: MGM

En el año 2022, la población de Nueva York, unos cuarenta millones de habitantes, vive en condiciones miserables. Para combatir el hambre se crea un alimento sintético, el soylent green, pero el policía Thorn y el viejo Roth, un superviviente de otra época, sospechan que detrás del nuevo alimento hay algo inquietante.

Soylent Green es una de las grandes películas de ciencia ficción apocalíptica, de la década de los 70. Personalmente, siempre me han parecido interesantes las películas sobre distopías, ese tipo de películas que a modo de predicción nos muestran un futuro no demasiado lejano, en el que muchas veces el propio ser humano está a punto de mandarlo todo al carajo, a causa de su modo de vida y la degradación ambiental.

En Soylent Green nos encontramos con un futuro bastante negro, ambientada en el año 2022 en la ciudad de Nueva York, las altas temperaturas y la polución han terminado con los recursos naturales de la tierra. Los alimentos cada vez son más escasos, y para colmo, estamos en una situación de superpoblación con cuarenta millones de personas malviviendo en la decrépita ciudad.
A pesar del ambiente desolador, una pequeña 'élite' sobrevive, manteniendo el control político y económico puede acceder a ciertos lujos como verduras o trozos de carne. El resto de población no tiene más remedio que sobrevivir nutriéndose de una materia mitad química mitad orgánica fabricada por la corporación Soylent, conocida como "Soylent Green".


En un panorama tan sórdido, Frank Thorn un duro detective interpretado por Charlton Heston, será el encargado de investigar el asesinato de un importante magnate. Conforme Frank encuentra nuevas pistas y avanza en su investigación, irá descubriendo una conspiración que relaciona la muerte del magnate con la corporación Soylent. Éste se verá envuelto en una espiral de acontecimientos, que le llevaran hasta el terrible secreto escondido tras la corporación Soylent.

Como podeis ver, el argumento de la película encaja perfectamente con los clichés de la ciencia ficción, pero aquí no encontraremos un futuro con grandes carteles luminosos, rayos-laser y naves espaciales. El futuro retratado en Soylent Green es totalmente decadente, y para transmitir esta sensación su director usa los elementos justos creando una ambientación sobria, que resalta la suciedad y degradación de una ciudad con miles de personas amontonadas en sus calles y edificios en busca de algún tipo de esperanza, que difícilmente llegará.


La tecnología brilla por su ausencia, excepto en los apartamentos de la "zona alta" como la vivienda del magnate asesinado, donde sí se puede apreciar un aire un poco mas futurista. De hecho la ambientación general recuerda más a una zona marginal de finales del siglo pasado, que a un Nueva York del futuro, pero consigue su objetivo metiéndonos en el clima adecuado que requiere la historia.


El film se desarrolla a modo de thriller futurista consiguiendo introducir al espectador en una trama, que conforme el detective Frank Thorn avanza en su investigación, cada vez se va haciendo más espesa y desesperanzadora, hasta alcanzar un clima asfixiante en la parte final cuando Frank, con la ayuda de su compañero y amigo Sol Roth nos acercará hasta el secreto que con tanto recelo guarda la corporación Soylent. Las interpretaciones son bastante correctas, como en otras ocasiones, Charlton Heston hace el típico papel de tío duro. Especial mención merece Edward G. Robinson, interpretando al compañero nostálgico que convive con Frank, un hombre mayor que aun recuerda cuando la tierra era un lugar hermoso y placentero en el que poder vivir. Su emotiva escena final, quedará para el recuerdo, sobre todo si tenemos en cuenta, que esta fue su última película antes de morir pocos meses después del rodaje.


Quizá como punto negativo se podría nombrar el final, que puede resultar algo precipitado, dejando al espectador con una sensación de incertidumbre al tratarse de un final abierto, que nos obliga a imaginar que pasará después de que se descubra el gran secreto.

Puede que Soylent Green no sea una obra redonda y que no disfrute del mismo reconocimiento que algunas de las grandes películas de ciencia ficción de la misma época, pero en mi opinión es una gran película, que mantiene el interés de su planteamiento aun con el paso del tiempo y que conserva grandes hallazgos tanto visuales como argumentales, que sin duda sabrán disfrutar todos los aficionados al género.

Puntuación

14 comentarios:

  1. Bueno más que precipitado es que poco después de medía cinta ya se ve venir el final. Aunque coincido contigo en que sin ser una gran obra de la ciencia ficción, es bastante entretenida. El final roza levemente el terror...

    ResponderEliminar
  2. Madre mía! La vi siendo un renacuajo y estaba perdida entre las pocas neuronas sanas que me quedan. Le pediré a la mula que la resucite para mi pues guardo un buen recuerdo de ella (a pesar de que seguramente ahora me parezca un poco "casposilla").

    Saludete!

    ResponderEliminar
  3. Uy si pones la frase spoilereas la pelicula!! jajajajajjaja

    ResponderEliminar
  4. Joer, llevo tiempo queriendo verla, fruto de sus recomendaciones.

    ResponderEliminar
  5. Señor Azid Phreak yo también la vi siendo un renacuajo y la tenia perdida hasta que pude hacerme con el dvd a precio de saldo y revisionarla recientemente, le recomiendo un revisionado aunq sea para resucitar sus recuerdos y comprobar que aun resulta una película interesante.

    y efectivamente Sr. Darkboyx si no he puesto la frase es para no spoilear la película por si queda algún despistado que aun no la ha visto xD

    ResponderEliminar
  6. Recuerdo que "Cuando el destino nos alcance", "El último hombre... vivo", y "El Planeta de los Simios" (curiosamente las tres con Charlton Heston de principal protagonista), eran mis tres películas fetiche de ciencia-ficción cuando era apenas un crio.

    Gran reseña...

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Gracias por el comentario Almas Oscuras, es verdad que Charlton Heston parecía estar especializado en el género de ciencia-ficción durante esa época..

    un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Charlton Heston era el hèroe del cine en aquellos años, y cumplia muy bien ese papel. Esta pelicula es de mis favoritas, vista hoy se aprecia mejor ese tema que cada vez se hace màs actual, acerca de la crisis del planeta. Muy buen post. saludos.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo9/1/10 22:50

    Saludos me he terminado la peli, espero ver el remake en el año 2012, ya que he visto en wikipedia que se tiene previsto, por otro lado quiero preguntar si esta peli tiene final alternativo... he visto la parte donde pide ayuda diciendo que soylent green está hecho con humanos, levanta la mano con los dedos ensangrentados y alli termina...

    ¿existe otro final diferente al antes descrito?

    si alguien sabe de, favor de hacermelo llegar a mi mail: sparuso@gmail.com, un saludo enorme me ha gustado la peli

    ResponderEliminar
  10. Según el Sr.Google y el Sr.Youtube, no hay final alternativo, pero no se lo puedo asegurar.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo11/4/12 5:10

    ciencia ficción???? estudio ing en sistemas ambientales pero no se necesita ser un experto en el tema para saber que varias situaciones vistas en el filme son similares a la reales

    ResponderEliminar
  12. Hombre que yo sepa el jabón no lo hacen así...todavía. Además la película tiene sus años, en aquellos tiempos si que era más ficción. Ahora sería un paralelismo.

    ResponderEliminar
  13. Estoy de acuerdo con casi todo lo expuesto en el post. Pero no creo que el final de la película sea precipitado. A mí, personalmente, me gustan los finales abiertos. Permiten que el espectador se imagine a su gusto qué pasará después de la película. Además, esto hace que el espectador siga pensando y reflexionando sobre lo que ha visto, y no la olvide fácilmente como otros productos de rápido consumo. en parte, el final de "Cuando el destino nos alcance" me recordó al final de otro clásico de la ciencia ficción como "La invasión de los ladrones de cuerpos" (por su carácter abierto).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No la escribí yo, sino Goblin -otro autor del blog-, yo entiendo que con lo de final precipitado es la forma en que se descubre la conspiración de Soylent Green. Personalmente estoy de acuerdo, en que a veces, es mejor un final abierto. Da lugar a comentar y elaborar teórias, en lo que soy un especialista.

      Eliminar