8/2/09

Hierro 3

Hierro 3 dirigida por Ki-Duk-KimTÍTULO ORIGINAL: Bin-jip
AÑO: 2004
DURACIÓN: 95 min.
PAÍS: Corea del Sur
DIRECTOR: Ki-Duk Kim
GUIÓN: Ki-Duk Kim
MÚSICA: Slvian
FOTOGRAFÍA: Jang Seung-beck
REPARTO: Seung-yeon Lee, Hee Jae, Kwon Hyuk-ho, Joo Jin-mo, Choi Jeong-ho, Lee Joo-suk, Lee Mi-sook, Moon Sung-hyuk
PRODUCTORA: Kim Ki-duk Film

El destino cruza los caminos de Tae-suk y Sun-hwa, aunque sus existencias están abocadas a no dejar huella en el mundo. Se conocen cuando Tae-suk entre en casa de Sun-hwa, y enseguida saben que son almas gemelas. Como si estuvieran unidos por vínculos invisibles, descubren que no pueden separarse y aceptan en silencio su nuevo y extraño destino.

Hierro 3, obra de referencia del coreano Kim Ki-Duk, es una película extraña, original y crítica con muchos de los conceptos que damos por sentados. Ya formalmente la película sorprende por la práctica ausencia de diálogos, aunque esto no vaya en detrimento de la historia, muy bien articulada en torno a un guión depurado, escrito por el mismo director.


Respecto a la historia, la película es también crítica con una de las bases de nuestra cultura, la identidad. Para ello, elige hablarnos sobre un hombre, un ser que no existe:

  • No tiene nada, vive en las casas de los demás sin que ellos lo sepan, aunque no les roba y procura hacendosamente compensarles.
  • No se define, ni se justifica... simplemente no habla, sus actos hablan por él.
  • No se le ve, aprende a ser invisible, desaparecer a los ojos de todas las personas, menos de una.


Otro fantasma en el silencio, una mujer anulada por marido maltratador, que se enamora de él admirando a escondidas su manera de hacer, y se le une para habitar un vacío en común.
Durante la cinta los protagonistas no hablarán entre sí, su existencia se ciñe a lo esencial. Y para subrayar esto, una factura audiovisual intachable: excelentes contraplanos, fotografía esmerada y la banda sonora, simple y emocional, que nos envuelve en un halo de irrealidad.

Puntuación

7 comentarios:

  1. Pues no se yo si me gustaría...me he llevado demasíadas tortas con el cine coreano.

    ResponderEliminar
  2. La película está muy bien hecha, consigue un efecto hipnótico. Lo más fácil es pensar que se tiene que hacer pesada, pues los personajes no hablan durante toda la película, pero lo bueno es que pasa volando, incluso te quedas con ganas de un poco más.

    ResponderEliminar
  3. Cine coreano mudo...esto me supera...XD

    ResponderEliminar
  4. A mi el cine oriental no me acaba de gustar, salvo honrrosas excepciones. Esta es una de ellas. Machete anímate. No he visto una película que diga tanto con tan pocas palabras. La experiencia merece mucho la pena. A mi consiguió emocionarme.

    Para mi es una imprescindible. Y ese final que comenta Tierralandia, es uno de los mejores del cine moderno. He dicho.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Gracias por el apoyo, Azid!

    Machete: Allá usted con sus taladros ;)

    ResponderEliminar
  6. Yo la ví en la fecha de su estreno allá por el 2004, antes ya había visto "La Isla" del mismo director que es también una historia de amor contada apenas sin palabras pero bastante mas "desgarradora" (quien la haya visto entenderá este adjetivo)

    Mi recuerdo es que me gustó tanto por la historia como por todos los detalles que comentas en la crítica, queda pendiente un revisionado por mi parte ;)

    ResponderEliminar
  7. Bueno visto el apoyo por parte del "público" tendré que verla...

    El adjetivo se entiende perfectamente...XD

    ResponderEliminar