18/2/09

Infierno de cobardes

Infierno de cobardes dirigida por Clint EastwoodTITULO ORIGINAL: High Plains Drifter
AÑO: 1972
DURACIÓN: 105 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Clint Eastwood
GUIÓN: Ernest Tidyman
MÚSICA: Dee Barton
FOTOGRAFÍA: Bruce Surtees
REPARTO: Clint Eastwood, Verna Bloom, Marianna Hill, Mitchell Ryan, Stefan Gierasch, Geoffrey Lewis, Billy Curtis, Jack Ging
PRODUCTORA: Universal Pictures presents a Malpaso Company Production

En 1870, un forastero (Clint Eastwood) pasa a caballo por la tumba de Jim Duncan, antiguo sheriff de la ciudad fronteriza de Lago, en el Sudoeste de Estados Unidos. Los propietarios de la compañía minera, Dave Drake (Mitchell Ryan) y Morgan Allen (Jack Ging), apoyados por los vecinos, lo contratan para que los defienda de tres pistoleros que, recién salidos de la cárcel, están a punto de llegar a la ciudad. El forastero acepta el trato a condición de hacer las cosas a su manera...

Este es un western verdaderamente curioso, con todos los elementos propios del género, se añaden tintes de drama, humor, thriller y terror. Segundo film y primer western dirigido por Clint Eastwood, pero escrito por Ernest Tidyman, con un guión relativamente simple que apenas depara sorpresas. El film resalta por otros motivos. Eastwood dirige la película con sobriedad y corrección. Entretenida e impecablemente filmada, Infierno de cobardes te proporcionará un buen rato. Llena de intriga y con escenas violentas de gran intensidad, luce una gran fotografía con planos absolutamente memorables.


La película utilizando todos los estereotipos posibles de los westerns, consigue dejarte la sensación de haber visto algo totalmente fresco dentro de su género. El protagonista protagonizado por Eastwood es polémico, el bien y el mal están en la cuerda floja.


Con una espectacular puesta en escena, se muestra a un forastero peligroso, no es necesario que te cuenten nada sobre él para que te hagas una idea clara de como es. El resto de personajes son lineales, con menor relevancia en la historia, pero con una importancia determinante referente al desenlace.


La banda sonora, sin estar a la altura, puede hacer pensar en Ennio Morricone, ésta logra realzar el ambiente inquietante. Un punto negativo puede ser la utilización de algunos flashbacks, que no están muy logrados, al igual que algunos efectos de maquillaje. El resto cumple con lo que la historia ofrece. Sin duda, un western que sin ser de los mejores, tiene alicientes para ser recordado como uno de los más curiosos.

Puntuación

10 comentarios:

  1. Clint Eastwood, sin duda el más grande. No hay nada más que decir.

    Saludos.

    http://rodriguezspain.blogspot.com/
    http://ciudadquenuncaduerme.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Esta me la bajé hace un tiempo y aún no la he visto. También tengo pendiente Gran Torino. Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Le traigo ganas a esta peli! Habia olvidado su nombre, ahora la conseguire, gracias!

    ResponderEliminar
  4. Javi Triunviro. Bien dicho, la verdad es que se lo curra mucho.

    elprimerhombre. Yo también tengo ganas de ver El gran Torino, ya falta poco.

    E. Arenas. Pues rápido, Infierno de cobardes es muy curiosa ;)

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Clint Eastwood es verdaderamente un maestro, un don nadie como cualquiera, como yo o como el que pasea por la calle, que ha conseguido alzarse, hoy día, en uno de los más grandes cineastas del Séptimo Arte.
    He de admitir que me apasiona Clint Eastwood desde que hace menos de un año vi Sin perdón, de la cual me habían hablado maravillas.
    Y hace unos días vi Infierno de cobardes. He de admitir que comenzé a verla con la idea que era una de sus películas menos valoradas, pero al final, incluso la aplaudí estando yo solo en casa. Y, sin duda, me encantó la escena aquella en la que los mexicanos le piden a Clint si pueden ir al banquete pero este se niega. Pensé, que cabrón, claro, como son mexicanos. Lo admito, lo pensé. Pero luego, tras ver el final, comprendí ese aparente discriminación. Magnífica.

    ResponderEliminar
  6. No la he visto por que no soy aficionada al género western, pero cuando tenga un momento le echare un vistazo, aunque pasara largo tiempo para esto....

    ResponderEliminar
  7. Vaya joven, no sabía que al hablar de western sale a la luz su lado femenino, jejejeje ;)
    Ya sabes que si tienes un rato puedes venir a casa para verla, yo encantado de repetir.

    ResponderEliminar
  8. Esto de escribir con prisas, es lo que tiene....XD

    ResponderEliminar
  9. A mi me parece genial. No está a la altura de Sin Perdón o El Jinete Pálido (los grandes westerns de Eastwood), pero creo que también resulta imprescindible para todo buen aficionado al género. Una maravilla... cómo casi todo lo que ha hecho -y sigue haciendo- Mr. Eastwood.

    ResponderEliminar
  10. ¡Buenos días, compañeros! Un abrazo a los cuatro criticonos y, de nuevo, un placer encontrarse a Clint en este fantástico blog. "Infierno de cobardes" es una de esas películas de Eastwood que se van redescubriendo según aumenta el reconocimiento a su figura como uno de los grandes creadores de finales del siglo XX y principios de éste. Trata uno de los temas clásicos del western: el hombre solitario en busca de venganza. Pero aporta una novedad, el protagonista es un espectro, alguien supraterrenal, llegado de entre los muertos para rendir cuentas. Este carácter fantástico volvería a retomarlo Eastwood en esa obra maestra que es "El jinete pálido"( magnífica revisitación de "Raíces profundas"). En esta primera época de Clint Eastwood como realizador, creo que es mucho más evidente la influencia de Don Siegel y de Sergio Leone que en todo lo que ha hecho posteriormente.

    ResponderEliminar