31/5/09

Mega Shark versus Giant Octopus

TITULO ORIGINAL: Mega Shark versus Giant Octopus
AÑO: 2009
DURACIÓN: 90 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Ace Hannah
GUIÓN: Ace Hannah
MÚSICA: Chris Ridenhour
FOTOGRAFÍA: Alex Yellen
REPARTO: Deborah Gibson, Lorenzo Lamas, Sean Lawlor, Lamar Sanders, Jonathan Natio, Vic Chao
PRODUCTORA: The Asylum

Unas criaturas prehistóricas marinas que han estado congeladas durante 10 millones de años siembran el pánico. Un equipo de científicos ayudan al ejército para detener la terrible amenaza.

Seré breve, muy breve, no quiero perder más el tiempo, ni quiero hacérselo perder a nadie, más de lo necesario. Lo principal es advertir que nunca veáis esta película, es de lo peor que se puede ver en el 2009 en cuanto a películas de monstruos marinos se refiere. Posiblemente tras visualizar el tráiler se os escape alguna sonrisa, incluso, por algún momento puede que la idea de darle una oportunidad a la película ronde por vuestra cabeza, pero no es necesario.


El guión no debe ser mucho más largo que esta crítica, seguramente lo escribían sobre la marcha, y posiblemente en algunos momentos del rodaje lo improvisaban. Las actuaciones son nefastas, los efectos visuales son de lo más bajo, además, todo el rato repiten las mismas imágenes del tiburón, el pulpo y de un extraño soldado que hace guardia eternamente.


Sobre la banda sonora, te olvidas que está sonando a los pocos minutos. La edición de la película es anti narrativa, incoherente, estúpida e innecesaria. Las graciosas imágenes que aparecen en el tráiler no producen ningún tipo de emoción, solo indiferencia. Quiero pedir perdón a mi compañera por ver juntos tal aberración, quiero remarcar, que no es necesario ni verla pasándola hacia delante en busca de alguna escena clave. Si alguien tras ver la película ha sentido lo mismo, por favor, que comparta su disgusto con nosotros.

Puntuación

30/5/09

Bowfinger, el pícaro

Bowfinger, el pícaro dirigida por Frank OzTITULO ORIGINAL: Bowfinger
AÑO: 1999
DURACIÓN: 97 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Frank Oz
GUIÓN: Steve Martin
MÚSICA: David Newman
FOTOGRAFÍA: Ueli Steiger
REPARTO: Steve Martin, Eddie Murphy, Heather Graham, Christine Baranski, Terence Stamp
PRODUCTORA: Universal Pictures / Imagine Entertainment

Bobby Bowfinger es un director fracasado de Hollywood que se prepara para producir el guión que ha escrito un amigo. Convencido de su calidad, decide intentar un último asalto a la fama. Pero no será fácil venderlo, hasta que un famoso productor acepta pero con una condición: Kit Ramsey, la mayor estrella del momento, tiene que estar en la película.

Esta es una de esas películas que no despiertan para nada mi interés. Reconozco que tengo prejuicios con este tipo de comedias, la combinación de actores me echa atrás, y lo único que puede suscitar mi atención es su planteamiento. Tengo que decir que si no fuera por la recomendación de un amigo, quizás nunca hubiera puesto de mi parte para ver esta película, pero como la compañía era grata y la situación adecuada, disfruté de Bowfinger.


Tras una puesta en escena de Steve Martin poco prometedora, el planteamiento que presenta el inicio de la historia resulta atractivo. Eddie Murphy, que para nada es un actor al que le tenga aprecio, por muy bueno que sea en su especialidad, consigue arrancarte alguna que otra carcajada. Sus dos personajes son excéntricos y desequilibrados, muy efectivos para el tipo de situaciones en las que se verán mezclados. Ahí es donde reside la gracia de la película, constantes situaciones surrealistas pero con mucha gracia. Todo está explicado con un ritmo constante que no permite al espectador aburrirse, los fallos de guión quedan suplidos por las constantes situaciones cómicas que se crean, y las payasadas de los actores principales. En cambio, los actores secundarios tienen poca relevancia, están planteados de forma correcta para justificar los momentos cómicos, pero las apariciones de Terence Stamp y Robert Downey Jr. quedan en la sombra.


El apartado técnico está dentro de los márgenes correctos para este tipo de producto. Donde se puede empezar a criticar negativamente es al final, donde la idea principal cae en picado. Se queda en un final bastante tonto, acorde con el tipo de película, podría haber sido mejor. El lado positivo, es la defensa al cine de bajo presupuesto, como la creatividad, la ilusión y la perseverancia para llevar adelante un proyecto, elementales para conseguir los objetivos propuestos. Es un ejemplo de cómo aceptar tus propias limitaciones y disfrutar de todo el proceso de creación, para que ese entusiasmo quede reflejado en el resultado final.

Puntuación

27/5/09

Midnight Movie

Midnight Movie dirigida por Jack MessitTITULO ORIGINAL: Midnight Movie
AÑO: 2008
DURACIÓN: 82 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Jack Messitt
GUIÓN: Jack Messitt, Mark Garbett
MÚSICA: Penka Kouneva
FOTOGRAFÍA: Ruben Russ, Clyde W. Smith
REPARTO: Rebekah Brandes, Daniel Bonjour, Greg Cirulnick, Stan Ellsworth, Mandell Maughan, Melissa Steach
PRODUCTORA: Bigfoot Entertainment

Durante una proyección de una película de terror a comienzos de los 70, llegará el caos cuando el asesino de la película se escape de la pantalla para atacar a los espectadores...

Con esta singular sinopsis nos llega este nuevo serial killer, con la personalidad de Jason, los tintes paranormales de Pesadilla en Elm Street y el mismo planteamiento de Shocker, encarrilando así la proyección hacia el género fantástico y manteniendo un gran paralelismo con esta última. En Shocker su protagonista viajaba a través de la electricidad, aquí lo hace a través del celuloide.

La cinta arranca con un prologo un tanto soso, éste apunta a que irá encaminado al terror psicológico japonés, planos frenéticos y acelerados acercándose al protagonista, muy típico de los orientales. Pero lejos de ese prologo, la acción nos sitúa 5 años más tarde en un cine de los 70, sin embargo, los personajes tienen una estética más ochentera. A partir de aquí todo sucede de manera fluida, y es donde entra en bucle la verdadera película, digo esto porque al igual que Angustia de Bigas Luna, todo el meollo se desarrolla dentro de otra película, pero el parecido irrefutable y la inspiración viene directamente de Demons de Lamberto Bava, situando y encerrando a sus personajes en un mismo y clásico escenario, un cine.


Los efectos especiales de la vieja escuela consiguen transportarnos a la época dorada de los slashers, sin duda alguna, si esta cinta se hubiese estrenado en los años 80, Ted Radford se habría convertido en un icono a seguir para todo aficionado, junto a Jason, Myers o Krueger. Lástima, que actualmente este género ya no está en su mayor esplendor, y únicamente sobrevive gracias a los fans, lejos estamos de alcanzar otra vez esa gran época que nos ha dejado grandes clásicos de la talla de Viernes 13 o Halloween.

Las interpretaciones se rigen por los mismos cánones de siempre, pero me han parecido un tanto inhabituales, ninguno de los personajes llega a ser repelente, no tanto al menos. Esto se agradece, pues de siempre ha sido un recurso muy utilizado, circunstancia que se ha hecho tan repetitiva, como cansina. En esta cinta se logra el efecto contrario, deseas que sobrevivan, aun así desgraciadamente irán cayendo la mayoría de ellos.

El único pero que le encuentro es el trasfondo bíblico y un tanto absurdo que meten con calzador en el guión en su desenlace, pero a estas alturas el espectador (al menos un servidor) ya ha sido cautivado por el film, siendo totalmente perdonable. La banda sonora cumple muy bien con lo establecido dentro del mítico género, además de contar con un divertido tema final que le da un toque de humor acido.

Sin duda, un slasher recomendable para los fans de este género tan explotado, que a día de hoy todavía se filman pero pocas valen la pena.

Puntuación

26/5/09

Déjame entrar (Let The Right One In)

Déjame entrar (Let The Right One In) dirigida por Tomas AlfredsonTITULO ORIGINAL: Låt den rätte komma in (Let the Right One In)
AÑO: 2008
DURACIÓN: 114 min.
PAÍS: Suecia
DIRECTOR: Tomas Alfredson
GUIÓN: John Ajvide Lindqvist
MÚSICA: Johan Söderqvist
FOTOGRAFÍA: Hoyte Van Hoytema
REPARTO: Kåre Hedebrant, Lina Leandersson, Per Ragnar, Henrik Dahl, Karin Bergquist, Peter Carlberg
PRODUCTORA: EFTI

Oskar, un joven tímido de 12 años, aterrorizado por unos matones, se hace amigo de Eli, una misteriosa vecina, cuya llegada coincide con una serie de misteriosas muertes. A pesar de que el joven piensa que ella es un vampiro, intenta que su amistad esté por encima de su miedo.

Poca cosa se puede decir de esta cinta que no se haya dicho ya en la mayoría de blogs, webs, prensa y demás medios dedicados al séptimo arte. Parte de los autores de este blog la pudimos ver en el Festival de Terror de Molins de Rei, personalmente, me cautivó de tal manera, que se convirtió en un clásico instantáneo. Desde Entrevista con el vampiro no veía una cinta de vampiros de semejantes características y belleza. Aunque difieren bastante en su enfoque, en la historia y en el tipo de acción, siendo mucho mas "movida" Entrevista con el vampiro.


Las interpretaciones recaen sobre ambos niños, que nos ofrecen la historia de un amor prohibido con una belleza e inocencia nunca vista, los papeles secundarios completan la historia aunque quedan muy por debajo de los dos papeles principales.

La historia se desarrolla de forma lenta y prácticamente carece de banda sonora, pero con un aspecto muy cuidado de los sonidos ambientales, dándole un aire mucho más real y creíble al conjunto. Aunque la cinta se encuentra dentro del género fantástico. Ahora bien, en los momentos que suena la música la mencionada belleza de las imágenes, se torna inconmensurable, erizando hasta los pelos de las orejas.


La cámara no se queda atrás, nos plantea y resuelve muchas situaciones sin que los protagonistas medien palabra alguna, en unos perfectos encuadres del plano con simples gestos o miradas, se explican muchas más cosas de manera visual con maestría y cautivadora belleza. La cámara usa mucho los planos estáticos aportando al film gran emotividad, acordes con el ritmo de la historia, por lo que no es recomendable para los amantes de la adrenalina.

Orlok: Prácticamente de acuerdo con lo escrito por mi amigo Machete, no tuve la oportunidad de ver la película en las 12 horas de terror en Molins de Rei, ni en el Festival internacional de Sitges, donde el film fue galardonado con el Meliès de Oro. Pero tras un primer intento fallido del cual no daré detalles, el resto de Los criticonos visualizamos la película. El director Tomas Alfredson consigue adaptar con mucho éxito el best-seller de John Ajvide Lindqvist, que también se ocupa de adaptar el guión. El mismo director ha declarado que no quiere encasillarse en el cine de vampiros, pues ni tan solo está interesado en el cine de terror, aún así, es una película destacable dentro de esos géneros.


Déjame entrar, una inocente historia de amor con pinceladas del género fantástico y pequeños matices de terror, eso hace que sea especial. Su tratamiento es una pequeña innovación en tiempos donde parece que todo está inventado. La película no entrará en el pódium de los grandes clásicos del cine, pero con el paso de los años, conseguirá crear un recuerdo inolvidable. Se nota que la película está hecha con mucho cariño, lástima que se encuentre dentro de los márgenes de un género marginado. De todos modos, es de agradecer que actualmente se consigan estos resultados, una película modesta que tendrá un hueco de honor en mi filmoteca particular.

Puntuación

24/5/09

Desfasando en cotxeres

Desfasando en cotxeres dirigido por Naxo FiolTITULO ORIGINAL: Desfasando en cotxeres
AÑO: 2009
DURACIÓN: 4 min.
PAÍS: España
DIRECTOR: Naxo Fiol
GUIÓN: Naxo Fiol
MÚSICA: Paul Michael Cope, Bob Moricz, The Cripes
FOTOGRAFÍA FIJA: Mauricio Chalons
REPARTO: Juan José Romero, Javier Montalbán, Carmen Rodríguez Mauricio Chalons

Vídeo promocional de la maratón de cine fantástico y de terror de sants, hostafrans y la bordeta. Cada año en Barcelona en Noviembre se celebra este festival, se proyectan un gran número de cortometrajes y finaliza con una maratón de cine fantástico y de terror de 12 horas.

Hace 21 años que se celebra una de las maratones más especiales, con un público fiel y entregado, la Maratón de las cotxeres es un lugar que fascina e horroriza. Tal como explica el vídeo corporativo, la maratón se divide en dos salas, en la grande se proyectan películas de actualidad y luego está la pequeña, donde se disfruta de rarezas difíciles de encontrar.


El principal atractivo de la maratón es poder desfasar y hacer cosas que no pueden hacerse en un cine normal. Una jauría de personas se dedican a poner verde las películas a grito de pulmón, durante la noche se escuchan todo tipo de insultos, blasfemias y degeneraciones.

Hay algunas frases clásicas que cada año se chillan a pleno pulmón:
  • ¡Que se acabe ya!
  • ¡No entiendo nada!
  • ¡Que alguien me lo explique!
  • ¡Qué tensión!….
Cada año sobre la marcha se crean nuevos himnos que el público berrea incesantemente hasta quedarse afónico, un ambiente desenfrenado en el que tienes que dejarte llevar, no tener prejuicios y sobre todo, no pretender ver, ni escuchar las películas que se proyectan. Ese ambiente es el que se intenta reflejar en el vídeo promocional para este año, un vídeo realizado con entusiasmo y entrega.


Cabe destacar la profesionalidad del equipo técnico y los actores, que por cierto, hay rumores que dicen que serán premiados en la próxima entrega de los Goya, aunque el equipo del vídeo considera mayor premio los insultos y vejaciones del público de la Maratón de cine fantástico y de terror de Sants.

Puntuación

23/5/09

La semilla del mal

La semilla del mal dirigida por David S. GoyerTITULO ORIGINAL: The Unborn
AÑO: 2009
DURACIÓN: 87 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: David S. Goyer
GUIÓN: David S. Goyer
MÚSICA: Ramin Djawadi
FOTOGRAFÍA: James Hawkinson
REPARTO: Gary Oldman, Odette Yustman, Cam Gigandet, Meagan Good, Jane Alexander, Idris Elba, Rhys Coiro, Carla Gugino, James Remar, Erik A. Williams
PRODUCTORA: Universal Pictures / Rogue Pictures / Platinum Dunes

Historia de una joven de 19 años (Odette Yustman) que sufre los ataques de un dybbuk, una alma en pena de una persona muerta que ha sido expulsada del cielo. Este dybbuk en particular tendrá la forma de un joven que falleció en el campo de concentración de Auschwitz. Junto a su novio (Cam Gigandet) y un especialista en temas paranormales (Gary Oldman), se unirán para acabar con la maldición que tan malos momentos trae a la joven.

En esta ocasión seré especialmente escueto, y aún creo que demasiado esfuerzo y tiempo le estoy dedicando a escribir sobre la supuesta terrorífica obra. No voy a teclear demasiado describiendo los defectos del film, sería más fácil hablar de sus virtudes, si las tuviera.


Lamentable película de terror, por llamarla de algún modo, desde el inicio se intuye lo peor. Un guión mal escrito, una idea repetida hasta la saciedad, pésimos efectos, tanto visuales como auditivos, actuaciones insulsas y narrativa confusa.

Durante toda la película se emulan los tópicos del cine de terror oriental, se marea al espectador con una trama que no lleva a ningún sitio, además, en ningún momento consigue llamar la atención de éste. La única razón por la que la he puntuado con una estrella, es por la aparición de Gary Oldman, aunque su actuación no destaca absolutamente en nada.


Solo lo han utilizado para que su nombre aparezca en el reparto, su papel lo podría haber interpretado hasta chiquito de la calzada. No recomiendo a nadie que vea la película, lo poco que tiene de llamativo está mal hecho, con mal gusto y sin cariño. Un producto que vale la pena tener, cuanto más lejos, mejor

Puntuación

19/5/09

La puerta

La puerta dirigida por Tibor TakácsTITULO ORIGINAL: The Gate
AÑO: 1987
DURACIÓN: 85 min.
PAÍS: Canadá
DIRECTOR: Tibor Takács
GUIÓN: Michael Nankin
MÚSICA: Michael Hoenig, J. Peter Robinson
FOTOGRAFÍA: Thomas Vámos
REPARTO: Stephen Dorff, Christa Denton, Louis Tripp, Kelly Rowan, Jennifer Irwin, Deborah Grover, Scot Denton, Ingrid Veninger, Sean Fagan, Linda Goranson
PRODUCTORA: The Vista Organisation Ltd. / Alliance Entertainment

La puerta por la que el Señor de los Demonios hace su entrada, en su afán de conquistar, resulta ser un agujero en el propio patio de la casa de Glen, situada en las afueras, donde está celebrando una fiesta con sus amigos. Movidos por una fuerza de la que son ignorantes, Terry y Glen abren este pasadizo, y si no quieren que la infernal pesadilla que les acosa se convierta en una realidad eterna, deberán encontrar la manera de volver a cerrar la puerta.

Carismática producción canadiense, que se puede definir como una película de terror infantil de bajo presupuesto pero con mucha imaginación. En su momento tuvo bastante repercusión en ciertos círculos. Sus efectos especiales eran limitados pero aprovechados de una forma muy original.

La ambientación es excelente y el equipo técnico también, el cual, también participó en obras míticas de la misma época, como Los Goonies o Gremlins. La película es muy humilde, está pensada para saciar las delicias de los amantes del género, mezclando perfectamente fantasía y terror.


Sin embargo, La puerta no se trata de una película de terror al uso, apenas tiene momentos violentos o sangrientos, pero consigue cautivar e incluso atemorizar, sobre todo durante la infancia. A pesar de sus limitadas actuaciones, destacando a un jovencísimo Stephen Dorff (Blade, Cecil B. Demented), un argumento previsible, un guión pillado por los pelos y una estética cutre y casposa, la película se deja ver con mucha dignidad.


Actualmente sigue siendo una buena opción para pasar un rato bastante entretenido, pero tal como aviso siempre en este tipo de películas, siendo consciente del tipo de producto que vas a visualizar. Aunque también puede servir como carnaza para el Festival de Cotxeres.


Puntuación

12/5/09

El ataque de los tomates asesinos

El ataque de los tomates asesinos dirigida por John De BelloTITULO ORIGINAL: Attack of the Killer Tomatoes!
AÑO: 1978
DURACIÓN: 87 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: John De Bello
GUIÓN: John De Bello, Costa Dillon
MÚSICA: -
FOTOGRAFÍA: John K. Culley
REPARTO: David Miller, George Wilson, Sharon Taylor, J. Stephen Peace, Ernie Meyers, Eric Christmas, Ron Shapiro, Al Sklar
PRODUCTORA: Four Square Productions

El delirio más delirante nunca visto. Los tomates, hartos de tantos años de acabar como sofrito o bloody mary, están cobrando vida y están asesinando a los humanos. Se sospecha que este hecho está provocado por un pesticida creado por un loco que quiere el control del mundo. Sólo un agente especial y su osado comando lucharán para detener la invasión de tomates que se avecina... y que amenaza a la humanidad con el exterminio.

Nada de esto queda claro, ni siquiera que sea un pesticida la causa de la aberrante situación. Mira que el título prometía diversión y gore por un tubo, pero nada de esto se cumple. De principio a fin es una sucesión de sketches sin sentido, al estilo Muchachada Nui, pero con la gran diferencia que no hay ápice de gracia en el tono absurdo del film, ni siquiera en un solo sketch.

Por llamarlos de alguna forma, los efectos especiales están infinitamente por debajo de lo que me esperaba, los tomates no muerden, no atacan, no chafan, no matan, solamente saben rodar arriba y abajo murmurando algo ininteligible. La agresividad que desprenden en la portada, es un falso reclamo, se va cual deposición por el retrete al tirar de la cadena. Incluso la apariencia dista mucho respecto a la portada, que en lugar de tomates parecen mandarinas, no imponen ningún respeto, es cierto que el propio concepto de que un tomate sea peligroso en sí, ya es de risa, pero tampoco nos llevan a ese sentimiento.


El guión, dentro de lo surrealista, no cuenta absolutamente nada que contenga cierto sentido común, plagia algunas escenas como la mítica secuencia de Tiburón, y contiene frases totalmente delirantes e inverosímiles sin ningún tipo de gracia, y para colmo nos cuelan algunos momentos en plan musical. Que no sé de donde habrán sacado la banda sonora, pero es digna de auténtica teleserie ochentera de la categoría del Equipo A.
Es tan mala que no se la recomiendo ni a mi peor enemigo.

Puntuación

3/5/09

Subhumanos

Subhumanos dirigida por Gary ShermanTITULO ORIGINAL: Death Line
AÑO: 1973
DURACIÓN: 87 min
PAÍS: Reino Unido
DIRECTOR: Gary Sherman
GUIÓN: Ceri Jones
MÚSICA: Wil Malone
FOTOGRAFÍA: Alex Thomson
REPARTO: Donald Pleasence, Norman Rossington, David Ladd, Sharon Gurney, Hugh Armstrong, June Turner, Clive Swift, James Cossins, Heather Stoney, Hugh Dickson, Christopher Lee
PRODUCTORA: Paul Maslansky

En los subterráneos de Londres se suceden numerosas desapariciones. Una pareja y un detective de policía descubren que allí habita una sociedad caníbal.

Death Line tiene un guión simple en el que mediante el prólogo se nos muestra el derrumbamiento de las obras del metro de Londres en el año 1890, quedando encerrados los trabajadores. Con un salto temporal de 80 años, nos situamos en plena década de los 70 donde una pareja encuentra un hombre herido en la estación, pero cuando vuelven con la policía ya no está. A partir de aquí la policía investigará las sospechosas desapariciones de los últimos meses en relación con el reciente caso.

Una película que ha sufrido la degradación del título hasta el punto de pasar desapercibida, en USA re-titulada Raw Meat (Carne Muerta) y por estas tierras re-bautizada como Subhumanos. Cierto es que dicho título resulta mucho más atractivo e interesante, captando la atención de cualquier entendido de la materia. Te dan ganas de verla pero sin la más mínima esperanza de encontrarnos un buen producto, aunque sorprendentemente no es así.

No nos engañemos la película es de bajo presupuesto, influenciada con una estética similar a films posteriores como Demons de Lamberto Bava (atención a las escenas del metro) o El Mas Allá o Aquella Casa Al Lado Del Cementerio de Lucio Fulci, con esos planos oscuros y siniestros deudores del mejor terror italiano.


También encontramos influencias que vienen directamente de obras producidas por la Hammer. Debido al bajo presupuesto, la fotografía es mucho más oscura, inspirando a muchas otras obras posteriores del género del horror, llegando sus raíces a Creep dirigida por Christopher Smith en 2004.

El reparto no está formado por grandes estrellas, salvo la breve aparición de Christopher Lee. El protagonismo lo lleva Donald Pleasence que todavía hoy es recordado por su papel de doctor Lommis en Halloween de John Carpenter. El rol de su personaje en Death Line como comisario de policía es genial, le da un toque de humor a la cinta en la medida justa, con frases casi impagables, aunque hay momentos en que los traductores se toman sus propias licencias adaptando algunas bromas más acordes a estas tierras, que no al humor inglés.

La banda sonora también viene influenciada directa de la Hammer creando una ambientación sin precedentes. Contiene un par de temas que inevitablemente nos recordaran a lo que hizo años después John Carpenter en Asalto a la Comisaría del Distrito 13 o Están Vivos. A pesar del bajo presupuesto en maquillaje, más notorio, pues la cámara se recrea con primeros planos de los cadáveres.

A causa del título prometía ser muy mala, siendo cierto en parte, consigue sorprender sobremanera. Recomendable para amantes del cine casposo, su desenlace es previsible pero de mear y no echar ni gota.

Puntuación

2/5/09

X-Men Orígenes: Lobezno

X-Men Orígenes: Lobezno dirigida por Gavin HoodTITULO ORIGINAL: X-Men Origins: Wolverine
AÑO: 2009
DURACIÓN: 107 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Gavin Hood
GUIÓN: David Benioff (Personajes: Stan Lee)
MÚSICA: Harry Gregson-Williams
FOTOGRAFÍA: Donald McAlpine
REPARTO: Hugh Jackman, Liev Schreiber, Ryan Reynolds, Dominic Monaghan, Christian Clark, Danny Huston, Lynn Collins, Taylor Kitsch, Daniel Henney, Kevin Durand, Michael-James Olsen
PRODUCTORA: Coproducción USA-Australia-Nueva Zelanda; 20th Century-Fox / Donners' Company / Dune Entertainment / Marvel Enterprises / Seed Productions

Esta precuela de la saga X-Men nos sitúa 17 años antes y narra los inicios en el que Lobezno se convirtió en mutante. Logan (Hugh Jackman), convertido en un mutante que se hace llamar Lobezno, y que es capaz de sacar unas afiladas garras y de una fuerza y agilidad sobrehumana, ultima su venganza contra Víctor Creed (Liev Schreiber), culpable de la muerte de su novia. Mientras tanto, otros mutantes se acogen al programa X para unir sus fuerzas.

Con un prologo un poco tonto pero seguido de unos títulos de créditos impresionantes que narran en poco más de 3 minutos como Lobezno y su hermano Víctor Creed viven y combaten en las guerras mas míticas de la historia, acto que nos demuestra a dos seres casi indestructibles.

La tónica del film se diferencia del resto de la saga, sobretodo en sus primeros minutos, con un aire mucho más cercano al belicismo que a los superhéroes. Pasada una cuarta parte de historia, comienza a parecerse más a las dos primeras entregas dirigidas por Bryan Singer, así pues, te recomiendo que si no te gustaron es mejor que pases página.


La historia es más de lo mismo, aunque a pesar de ello mantiene el interés del espectador, hasta que el guionista nos da con la zapatilla en la cara, ¡zas! nos clava un giro argumental injustificado de lo más tonto que he visto en tiempo, cargándose el conjunto global de la película. Menos mal que la película a estas alturas ya nos ha dado buenas dosis de acción, algo exagerada, más aún en los últimos minutos, por lo menos nos queda el disfrute visual.

En interpretaciones la historia no exige demasiado, ni tampoco hay notables en ellas, pero cada vez que Jackman aparece en la pantalla resulta tan imponente que ésta se engrandece, junto a algunas de las espectaculares escenas, el actor es lo mejor de la cinta.


La banda sonora me ha resultado floja, aunque a partir de medio film se intensifica con cortes bastante emotivos. Los efectos especiales están un poco desproporcionados, en algunas escenas están muy currados mientras que en otras rozan el cgi de moderado presupuesto, no por ello dejan de ser bastante espectaculares. Cada día que pasa los estudios de efectos digitales buscan más y más espectacularidad, si bien no en todos casos es lo más adecuado, el reto es constante.

En conjunto global para mí sería un suspenso, aunque salvando algunas diferencias, aprueba como mero entretenimiento y se deja ver sin hacerse pesada.

Puntuación