7/10/09

Splice

Vincenzo NataliTITULO ORIGINAL: Splice
AÑO: 2009
DURACIÓN: 100 min.
PAÍS: Canadá
DIRECTOR: Vincenzo Natali
GUIÓN: Vincenzo Natali, Antoinette Terry Bryant, Doug Taylor
MÚSICA
FOTOGRAFÍA: Tetsuo Nagata
REPARTO: Adrien Brody, Sarah Polley, Brandon McGibbon, David Hewlett, Abigail Chu, Delphine Chanéac, Amanda Brugel, Stephanie Baird
PRODUCTORA: Coproducción Canadá-Francia-EEUU, Gaumont

Clive (Adrien Brody) y Elsa (Sarah Polley) son dos brillantes científicos que centran sus investigaciones en crear variaciones de especies conocidas utilizando la ingeniería genética. La pareja de científicos disfruta de un gran éxito con sus experimentos pero su ambición les llevará a ir más allá ignorando todo principio ético al mezclar ADN humano en sus experimentos genéticos obteniendo un nuevo escalón en el árbol evolutivo, pero las consecuencias serán imprevisibles...

Vincenzo Natali vuelve con el género que le dio a conocer y al que ha dedicado toda su carrera: la ciencia ficción. Como el mismo Natali nos contaba en la presentación de la película durante la presente edición del Festival de Sitges, este es un proyecto que ya tenía en mente desde que terminó el rodaje de Cube, pero debido a las características técnicas necesarias para poder llevarlo a cabo de una forma convincente, el proyecto ha tenido que esperar 10 años hasta poder contar con los medios adecuados, para el cual ha contado con la inestimable ayuda de Guillermo del Toro en tareas de producción ejecutiva.



Lo que Natali nos ofrece es una película de ciencia ficción con envoltorio de monster-movie, cuya principal peculiaridad es que el "monstruo", en este caso, pasa a ser un personaje más de la película al que vamos conociendo desde su nacimiento, siguiendo de cerca toda su evolución, aprendizaje y crecimiento, pasando por las distintas etapas de la vida al igual que un ser humano, solo que a un ritmo más acelerado.
De esta forma se consigue que lleguemos a conectar con la criatura a la que sus creadores llamarán Dren, y es al acercarnos a sus propios sentimientos y emociones cuando llegamos a sentir empatía hacía Dren.

Viendo el tratamiento y la importancia que la criatura tiene en la película, es comprensible que Natali esperara tanto tiempo hasta la realización del proyecto, ya que la credibilidad y el realismo de la criatura son vitales para poder sostener la historia de una forma creíble, de no ser así la película se vería abocada al fracaso y fácilmente podría caer en el ridículo.

Podemos decir que éste sería uno de los puntos fuertes de la película, una realización impecable, que sin hacer tampoco un gran derroche de efectos especiales encontramos que todos los detalles están muy bien cuidados, sobre todo hay que destacar la creación y el diseño de Dren en sus distintas etapas y mutaciones. La mezcla de maquillaje y efectos digitales, en conjunto llegan a convencer dotando de credibilidad al personaje que nos muestra sus sentimientos a través de todos sus gestos, y que además, en su etapa adulta resulta ser una especie de lo más "seductora", algo que ayuda aun más a nuestro sentimiento de empatía hacía la criatura.



Splice toca un tema recurrente en una especie de fábula moral, donde la pareja de científicos cruzan la línea impulsados por la necesidad de conseguir resultados demostrables que se puedan utilizar en seres humanos para la supuesta cura de enfermedades genéticas. Y también, por el deseo de éxito personal llegarán demasiado lejos mezclando ADN humano en sus experimentos genéticos, creando una nueva especie en la escala evolutiva, pero cuando todo se les vaya de las manos tendrán que pagar el precio por su osadía.

La historia se nos cuenta con un desarrollo pausado pero manteniendo el interés, una historia intimista que se centra principalmente en el triangulo protagonista y la relación personal entre Clive y Elsa, relación donde se plantean temas como la responsabilidad de los creadores hacía el ser que han traído a este mundo. Uno de los temas clásico en el cine, qué encuentra su máximo exponente en el mito de Frankestein, a la vez que, crea una metáfora de la familia y los efectos que supone la responsabilidad de la paternidad (en este caso haciendo el símil con Dren), mostrando cómo ello puede llegar a deteriorar la estabilidad en una pareja con el paso del tiempo.



También, cabría destacar por el enfoque rigurosamente científico, el tono intimista y alguna escena "embrionaria", cierta similitud con algunas películas de David Cronenberg, que no por casualidad comparte la misma nacionalidad que su compañero Natali.

Todos estos elementos terminan por dar como resultado un film que se me antoja convencional, no tanto por su forma, como por su contenido y desarrollo. Al menos, más convencional de lo que se puede esperar en una película de Vincenzo Natali. Y este es el motivo por el que la película, aunque me ha gustado, no lo haya hecho tanto como podía esperar ya que después de películas como Cube o Cypher, las expectativas eran altas y se espera de Natali, ante todo, un producto original y sorprendente. Y aunque, en Splice también encontramos detalles más arriesgados, como la relación que se establece hacía el final entre Clive y Dren, parece que Natali se ha centrado en contarnos su historia de una forma más clásica, que, aunque está muy bien realizada y contada, te deja con esa sensación de haber visto una película más convencional de lo que en principio se esperaba.



A parte de las correctas interpretaciones de la pareja protagonista formada por Adrien Brody y Sarah Polley, me gustaría destacar a nivel técnico algunos travellings y planos en gran angular que aparecen sobre todo al principio de la película y que me han recordado directamente al estilo de Terry Gilliam, algo que tampoco es de extrañar conociendo la admiración que Natali siente hacía el director de Brazil.

También me gustaría hacer mención de la parte final de la película, donde podremos encontrar el pequeño destello al cine de terror que se prometía en alguna promoción, y no encontramos. A cambio, Splice nos ofrece una buena ambientación y unas cuantas escenas inquietantes apoyadas por un buen guión, el resultado es una película cuanto menos interesante.

Puntuación

16 comentarios:

  1. Recordandola me viene una sensación de satisfacción y buen sabor de boca, el problema es que debido a su secretismo en la promoción se esperaba otra cosa diferente, aúnque me parece muy buena película.

    ResponderEliminar
  2. La peli está muy bien, después de descolocarse por ver algo que no esperabamos, creo que todos tenemos un buen recuerdo.

    ResponderEliminar
  3. Este era uno de los platos que no quería perderme de Sitges, pero al final mi agenda me lo ha impedido. Natali, mola!

    ResponderEliminar
  4. Es difícil poder verlo todo...

    ResponderEliminar
  5. La recta final es previsible y no se aleja lo más mínimo de lo mil veces visto en toda película de criatura, de modo que para mi gusto no puede ser considerada una buena película porque decepciona que se convierta en comercial y previsible a más no poder. Con el buen arranque que tenía...

    ResponderEliminar
  6. Entiendo lo que dices, la estructura es de la típica peli de criatura. Creo que bastante gente se pensaba que la peli sería otra cosa.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo30/6/10 1:40

    PREFIERO LOS GREMLINS ANTES QUE ESA BAZOFIA DE PELÍCULA

    ResponderEliminar
  8. Anónimo, acabas de comparar la nocilla y la mantequilla, nada tienen que ver.

    ResponderEliminar
  9. La nocilla y la mantequilla tienen una pequeña relación. Splice no es mala, creo que prometía más de lo que al final fue, pero en Sitges salí contento de la sala.

    ResponderEliminar
  10. Si tanto que una está echa con grasas vegetales y avellanas y la otra con leche y azucar. Comparar los Gremlins con Splice es lo mismo, las dos tienen monstruito de por medio, por lo demás, en nada se parecen.

    ResponderEliminar
  11. Como dije en su momento la película es buena. Lo que no sabía es que se trataba de un remake encubierto de Gremlins... ¬¬

    ResponderEliminar
  12. Claro, y los Munchies es un remake de Monstruos S.A.... ¬¬

    ResponderEliminar
  13. Esperad! que yo también quiero soltar alguna... Y Puppet Master: La Venganza De Los Muñecos es un remake de Toy Story.

    ResponderEliminar
  14. Jajaja si alguien no nos para los pies esto va a terminar fatal....

    ResponderEliminar
  15. a mi personalmente me ha gustado, pero no entiendo bien el final. Atención SPOILER: ¿dren muere, muta o planta un "Pino"? No comprendo la motivación. A ver si alguien me lo aclara.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. La primera opción, jejejejejejejeje. La pelí es una revisión bio-genética de Frankenstein XD

    ResponderEliminar