20/10/09

Zombieland

Zombieland posterTITULO ORIGINAL: Zombieland
AÑO: 2009
DURACIÓN: 90 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Ruben Fleischer
GUIÓN: Paul Wernick, Rhett Reese
MÚSICA: David Sardy
FOTOGRAFÍA: Michael Bonvillain
REPARTO: Jesse Eisenberg, Woody Harrelson, Emma Stone, Abigail Breslin, Amber Heard, Bill Murray
PRODUCTORA: Columbia Pictures / Relativity Media / Pariah

En un mundo plagado de zombis, Columbus (Jesse Eisenberg) es un gallina, un joven que se encuentra aterrorizado por la situación, pero cuando te juegas el ser comido por los zombies, el miedo puede mantenerte vivo. De hecho su cobardía precisamente le ha permitido que sus sesos aún se mantengan en su cabeza. Sin embargo, Columbus se verá forzado a sacar el poco valor del que dispone para unirse a una banda de supervivientes a la que pertenece un cazador de muertos vivientes del que se hace amigo. Tallahassse (Woody Harrelson) es un macarra caza zombies cuya única determinación en su vida es lograr el último Twinkie (dulce americano) en la tierra. Cuando ambos unen fuerzas con Wichita (Emma Stone) y Little Rock (Abigail Breslin), que también han encontrado una manera original de sobrevivir en ese caos, tendrán que elegir que es peor: si confiar los unos en los otros o sucumbir ante los zombies.

Zombieland es la combinación perfecta de acción, comedia y zombis. No apostaba nada por la película, su primer tráiler me dejó frío, pero cuando tuve la oportunidad de disfrutarla durante el Festival de Sitges 2009, todo cambió, valió la pena madrugar y dormir apenas cinco horas. El arranque de la película es intenso y su combinación de música con imágenes a cámara lenta te prepara para el espectáculo. He leído varias críticas negativas hacia la película por su abuso de la cámara lenta, es cierto que una cámara lenta tiene que estar justificada, pero la calidad con la que se muestran las imágenes produce un efecto visual espectacular.

Para mi quedan justificadas todas las secuencias a cámara lenta. Por el ritmo de la película y su montaje, la historia está contada en tercera persona e interactúa constantemente con el espectador. De ahí el abuso y la constante infografía, son detalles que se agradecen y que hacen la película mucho más dinámica.


Su duración es otro punto a favor, apenas llega a los noventa minutos, incluyendo créditos y sorpresa final (al final de los créditos). Actualmente, no dejan de producir películas que superan los cien minutos para guiones que con ochenta tendrían suficiente. Zombieland es ágil, rápida y pasa por varias fases, incluso, siendo una película donde la gracia son los zombis, pueden pasar veinte minutos en los que no ves ninguno y continua entreteniendo sin perder el hilo argumental.
Utiliza todos los tópicos del género a su favor, te hace sentir que Zombieland existe y que en algún momento de nuestra vida tendremos que seguir las normas de supervivencia.



La historia está contada a través de Columbus (Jesse Eisenberg), una persona frágil, pero superviviente en un mundo peligroso. El viaje comienza al encontrarse con Tallahassse (Woody Harrelson), un personaje que mitifica el alter ego de Columbus, una gran interpretación de Harrelson, pasa de tío duro descerebrado a persona sensible que lo ha perdido todo. Lo curioso es que consigue emocionar, incluso, dentro del contexto de sobreactuación de todos los personajes. Los personajes femeninos son algo más flojos, Wichita (Emma Stone) y Little Rock (Abigail Breslin) recrean a la pareja femme fatale con unas interpretaciones correctas, aunque son personajes más secundarios. Una virtud, es la relación entre personajes tan distintos pero con un fin común, sobrevivir. Y al fin al cabo, en un mundo apocalíptico donde parece que el fin es inminente, todos buscaríamos compañía para vivir ese fin. Zombieland no cuenta ni muestra nada nuevo, es una comedia de acción adolescente, pero con una frescura que te hace disfrutar de la experiencia.



Su apartado técnico es espectacular en todo momento, algo crucial para este tipo de películas. La banda sonora está bien seleccionada para emocionar y crear nostalgia, como en un gran momento del film, donde se recrean con un importante homenaje al cine fantástico de serie B. Durante su proyección hubo un instante al final que me hizo sentir que el guión se iba al traste, pero es el perfecto paralelismo con el título de la película. Cuando termina, lo hace en clave de comedia, te deja buen sabor de boca, y muestra como nos venden el mundo real, como un gran parque de atracciones.


Puntuación