15/11/09

2012


2012 posterTÍTULO ORIGINAL: 2012
AÑO: 2009
DURACIÓN: 158 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Roland Emmerich
GUIÓN: Roland Emmerich, Harald Kloser
MÚSICA: Harald Kloser, Thomas Wanker
FOTOGRAFÍA: Dean Semler
REPARTO: John Cusack, Amanda Peet, Chiwetel Ejiofor, Oliver Platt, Thandie Newton, Danny Glover, Woody Harrelson, Thomas McCarthy, Liam James, Morgan Lily
PRODUCTORA: Columbia Pictures

Como el calendario maya predice, el mundo se acaba en el año 2012, con desastres naturales como erupciones volcánicas, tifones y glaciares inundando el planeta. Nunca antes una fecha en la historia ha sido tan importante para tantas culturas, religiones, científicos y gobiernos. 2012 es una aventura épica sobre un cataclismo global que provoca el fin del mundo y cuenta la heroica lucha de los sobrevivientes.



A Roland Emmerich hace tiempo que le ha ido la olla, eso todos lo sabemos. Lo sorprendente del caso, es que en cada nueva película consigue más presupuesto para llevarlo todo al extremo. Solo espero que esta vez que haya tocado techo, para mí, está en el límite de la cordura, de lo contrario, su próxima película puede resultar cansina de verdad.

Los efectos especiales en las escenas de destrucción, son excelentes e irreprochables, pero resultan tan increíblemente exagerados y surrealistas que hace que todo se convierta en un gran chiste. En lugar de emocionarte o indisponerte ante tal destrucción, las situaciones te harán reír, hasta llevarte las manos a la cabeza, haciéndote dudar sobre si lo que estás viendo es posible.



El guión es una maratón de tópicos y situaciones más cercanas a un drama televisivo que a una producción de grandes tintes dramáticos, ese es su principal gran error, y no el único. Punto y aparte de las híper-surrealistas escenas, si analizamos el filme encontraremos incongruencias argumentales, como por ejemplo; sobrevivir en una atmosfera contaminada por la ceniza.

Una película que trata sobre la destrucción total de la tierra, yo espero ver como revienta todo, no necesito pasajes en los que se ralentice el ritmo y alarguen innecesariamente su duración.

Siendo sincero, con 120 minutos había más que suficiente para contarlo todo, teniendo en cuenta que algunas situaciones y diálogos entre personajes, no aportan nada relevante a la historia.

Los personajes principales son predecibles, tanto, en sus comportamientos como en su destino dentro de la historia. Un destino bastante predecible para todos ellos, puede que nos hagan dudar, pero al final lo adivinaremos.



Los efectos especiales es lo mejor de toda el filme, eso está claro. Y sin reparos, diré que es lo que más me ha gustado. Al margen de esto, hay dos cosas que también me han gustado, una es como crítica la religión, aunque, en realidad no deja de ser un simple reflejo al pasaje bíblico de El Arca de Noé, esta parte resulta duramente criticada y, por supuesto, la fe Cristiana es la que sale peor parada. Y demuestra que en el mundo real la fe de todo un pueblo no evitará nada. La segunda es el abuso de poder y el capitalismo, nuestro mundo funciona con dinero, así lo hemos creado y los que tienen más capital son los primeros beneficiados, incluso, en los últimos momentos de supervivencia de la raza humana.

El desenlace es bochornoso, se parece más a un capítulo de la serie Sea Quest que a un final digno de una superproducción apocalíptica, además, el toque de gracia final es que hace referencia a la Conquista de Colón y sus tres naves, un final que resulta más ridículo todavía que la película entera.

La evaluación final es un suspenso. El filme es malo, no voy a negarlo. Pero en plan surrealista y sin tomársela en serio, resulta divertida.


Puntuación