6/11/09

Los cazafantasmas


Los cazafantasmas posterTÍTULO ORIGINAL: Ghostbusters
AÑO: 1984
DURACIÓN: 107 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Ivan Reitman
GUIÓN: Dan Aykroyd & Harold Ramis
MÚSICA: Elmer Bernstein
FOTOGRAFÍA: Laszlo Kovacs
REPARTO: Bill Murray, Sigourney Weaver, Dan Aykroyd, Harold Ramis, Rick Moranis, William Atherton, Annie Potts, Ernie Hudson, Reginald VelJohnson
PRODUCTORA: Columbia Pictures

Los Drs. Venkman, Stantz y Epengler, son tres doctores en parapsicología que se quedan sin empleo tras quedar excluidos de una beca universitaria de investigación. Entonces deciden formar la empresa Los Cazafantasmas, dedicada a limpiar Nueva York de ectoplasmas. El aumento repentino de apariciones espectrales en la Gran Manzana será el presagio de la llegada de un peligroso y poderoso demonio.

Durante el Festival de Sitges 2009, se entregó el premio La maquina del temps al director Ivan Reitman. La película que se proyectó a continuación no pudo ser otra, Los cazafantasmas. A estas alturas poco se puede decir, convertida en icono para toda una generación, fue realizada con una muestra de creatividad novedosa y fantástica, un film que nos transporta a la infancia. Y ofrece momentos divertidos y llenos de imaginación, además, su escenografía, fotografía, guión y efectos especiales, siguen aguantando el paso del tiempo.



Escrita por dos de sus propios protagonistas; Dan Aykrod y Harold Ramis, el filme es bastante simple, pero tremendamente divertido. A veces no hace falta crear un argumento complejo para conseguir un producto de éxito, se trata de saber hacerlo bien.

Una película hecha para divertir y asombrar al mundo, destacando sus efectos visuales, que llegaron a ser nominados en los Oscar de 1985, han envejecido, pero con la característica de ser uno de los encantos de ver la película actualmente. También, hay mención especial a la banda sonora, en especial la canción Ghostbusters de Ray Parker Jr. Un tema que otorga identidad al filme y sus personajes, y fue nominada como mejor canción en los premios Oscar de 1985.


Las actuaciones consiguen hacer reír constantemente, cierto, que los personajes son completamente lineales e incluso algunos están desaprovechados, pero el desarrollo de las situaciones y los constantes momentos cómicos están muy logrados. Destacando la interpretación de Bill Murray, el resto de actores están a la altura de la situación, y en conjunto son un bloque humorístico que pasará a la historia.

Una película con el encanto suficiente para no pasar de moda, y seguir hoy día siendo considerado un clásico, incluso, una obra de culto dentro de sus límites.

Puntuación