22/11/09

Vampire Girl vs. Frankenstein Girl


TÍTULO ORIGINAL: Kyûketsu Shôjo tai Shôjo Furanken
AÑO: 2009
DURACIÓN: min.
PAÍS: Japón
DIRECTOR: Yoshihiro Nishimura, Naoyuki Tomomatsu
GUIÓN: Naoyuki Tomomatsu (Cómic: Shungiku Uchida)
MÚSICA: Kou Nakagawa
FOTOGRAFÍA: Shu G. Momose
REPARTO: Eihi Shiina, Eri Otoguro, Yukie Kawamura, Takumi Saito, Kanji Tsuda, Jiji Bû, Erina, Sayo, Aya Nishisaki, Sayaka Kametani
PRODUCTORA: Concept Film / Excellent Film / Pony Canyon

Cuenta la tradición japonesa que las chica regalara una caja de bombones rellenos de licor al chico que ame. ¿Pero que pasa cuando la chica en cuestión es vampira?. Pues aparte de que el licor es sustituido por sangre, nada. Aunque poco importa pues esta pequeña linea argumental que parte de la idea de un drama-thriller romántico, solamente es una excusa para mostrarnos litros y litros de sangre, miembros amputados y peleas totalmente surrealistas al más puro estilo manga con un estilo realmente cutre.

Nishimura ya nos deleitó con su estilo tan peculiar y descabellado dentro del género gore, aunque, los pioneros dentro de dicho género tan trillado, son los alemanes, Premutos o Burning Moon dan buena cuenta de ello. Nishimura eleva la idea del ultra-gore a la máxima potencia, por lo tanto quien espere encontrar alguna reminiscencia vampírica o una referencia directa al mito de Frankenstein, mejor que pase página.

Su nivel es tan bizarramente exagerado, que si la comparamos con las obras alemanas, éstas se quedan en una mera calificación ideal para ser proyectadas en Disney Channel.
Como es lógico el público asiduo a este tipo de cine solamente esperamos ver la máxima bizarrez posible y que, cada secuencia supere a la anterior de manera un poco más absurda.


En este aspecto se puede decir que la película no defrauda en absoluto. Aunque, para mí la mejor escena se encuentra al inicio, que de una manera efectiva atrapa al espectador para que no abandone el visionado. Sin embargo, la película comete un fallo habitual, prometer más de lo que ofrece.
Aun así, el nivel de degeneración que se espera de ella, se mantiene bastante bien hasta su desenlace. A esas alturas ya nadie se acordara de la escena romántica con la cursilería de los bombones y las intenciones del chico para con la chica.


Tokyo Gore Police hace apología a los suicidios entre los jóvenes y el bullying. Yoshimura aprovecha para ridiculizar a la nueva generación de jóvenes emo-asiáticos mediante un enfoque mucho más humorístico que su antecesora, atención al grupo de teens asiáticas que se broncean para ser negras, por esto y muchas más cosas, más que en una comedia al uso, el film se convierte en una burla. Una burla que se centra en parodiar esta nueva estética que se ha extendido hasta Europa. La banda sonora, sin duda, es tan estridente y llamativa que se convierte en casi lo mejor de todo, resulta tan extrañamente pegadiza con ritmos japan-pop, personalmente, el tema estrella me encanta. Si te gustó Tokyo Gore Police, ésta no te defraudará.

Puntuación

1 comentario:

  1. A mi como que no me gustan nada este tipo de películas, aún asumiento que en su desfase radica el disfrute del espectador.

    Eso sí, la Frankestein Girl del póster... ñam ñam!! xD

    Saludos ;)

    ResponderEliminar