11/12/09

Camas blandas, batallas duras


TÍTULO ORIGINAL: Soft Beds, Hard Battles (AKA Undercovers Hero)
AÑO: 1974
DURACIÓN: 107 min.
PAÍS: Reino Unido
DIRECTOR: Roy Boulting
GUIÓN: Roy Boulting, Leo Marks
MÚSICA: Neil Rhoden
FOTOGRAFÍA: Gilbert Taylor
REPARTO: Peter Sellers, Lila Kedrova, Curd Jürgens, Béatrice Romand, Jenny Hanley, Françoise Pascal, Rex Stallings, Rula Lenska, Daphne Lawson
PRODUCTORA: Boulting Brothers

En una lujosa casa de citas de Madame Grenier, en el París ocupado por las tropas alemanas, el mayor Robinson, miembro del servicio secreto británico y ex cliente de la casa, se dedica a liquidar a los oficiales del estado mayor alemán cuando van sin uniforme, lo cual tiene como consecuencia que Grenier y sus chicas ingresen en la resistencia.

Peter Sellers es considerado un gran cómico pero a su vez hay un gran sector que no comparte esa consideración. Con una gran carrera, cuenta con grandes películas a sus espaldas (Lolita, La pantera rosa, ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú, El guateque, Un cadáver a los postres, entre otras muchas ). Hasta finales de los 70, para bien o para mal continuaba al pie del cañon, pero el estrellato y los conflictos emocionales de su vida particular comenzarían a afectarle. Fue un declive en su carrera; choques con directores y actores, turbulenta vida matrimonial, severos problemas de personalidad y malos resultados en taquilla con prácticamente todas sus ultimas películas.

Camas blandas, batallas duras no es una película bien considerada por la crítica, tachándola de comedia mediocre quedó en el olvido. Es cierto que la película no es una destacable comedia, pero tiene esa esencia demencial, bromas absurdas que aunque no sean graciosas ni ocurrentes, hacen gracia por lo tontas que son y como están contadas. Durante sus últimos papeles Peter Sellers tenía tendencia a interpretar varios personajes, pero en está ocasión se aventura con nada más y nada menos que seis personajes distintos. Un general francés, un soldado inglés, un investigador de la Gestapo, un coronel inglés, un general japonés y el mismo Hitler

La película está rodada con un estilo cercano al telefilm, su guión no es nada destacable, aunque si desarrollado de forma concisa. Las interpretaciones no van más haya de lo que pretende el film y las situaciones cómicas están reforzadas con destapes, justificados porque la mayor parte de la acción ocurre en un prostíbulo. Hay que destacar las grandes apariciones de Peter Sellers en sus múltiples papeles, destacando en especial al investigador de la Gestapo. El ritmo de la película es algo pausado en algunos momentos, algunos de los gags no están a la altura, pero para mi gusto se consigue mantener la expectación. Tiene los matices necesarios para hacerte pasar un buen rato, echar unas risas y dibujarte una sonrisa. Una comedia absurda y delirante que se puede considerar un pequeño tesoro para los admiradores de este gran e irrepetible actor. Pero si no simpatizas en absoluto con Peter Sellers olvidate de ella.

*No hemos encontrado trailer

1 comentario:

  1. Que "grande"...interpretar seis personajes...ni Charles Chaplin, oiga!!!

    ResponderEliminar