27/1/10

Jennifer's Body



TÍTULO ORIGINAL: Jennifer's Body
AÑO: 2009
DURACIÓN: 102 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Karyn Kusama
GUIÓN: Diablo Cody
MÚSICA: Theodore Shapiro
FOTOGRAFÍA: M. David Mullen
REPARTO: Megan Fox, Amanda Seyfried, Adam Brody, Johnny Simmons, J.K. Simmons, Amy Sedaris, Chris Pratt, Kyle Gallner, Josh Emerson, Juno Ruddell, Nicole Leduc
PRODUCTORA: 20th Century-Fox / Fox Atomic
WEB OFICIAL: http://www.jennifersbody.com

La guionista de Juno y la protagonista femenina de Transformers se juntan en un thriller en el que una sexy cheerleader poseída comienza a asesinar a sus compañeros de clase. Jennifer Check (Megan Fox) es la chica guapa de un instituto de Minnesota, en una zona rural y aparentemente tranquila. Pero Jennifer será poseída por unas fuerzas extrañas y malévolas que la impulsarán a asesinar a todos sus compañeros de clase, principalmente a todos los chicos que quieren ligar con ella. Una hermosa adolescente, demoniaca y caníbal está suelta por el instituto, ¿aún quieres invitarla a salir?

Otro guión de Diablo Cody, pero en este caso no está pensado para recibir ningún Oscar, ni nada de nada. La dirección corre a cargo de Karyn Kusama, ya pudimos ver de que era capaz con Girlfight y Æon Flux, lo cual no es mucho. En está ocasión repite dirección en una película donde el protagonismo también cae en los personajes femeninos, pero de una forma mucho más acertada. Jennifer's Body es una película criticada de forma dura y negativa, en la crítica especializada pueden verse una división de opiniones, muchas a favor. Pero donde más se la machaca es en los comentarios de los espectadores, donde creo, que se está siendo injusto. No es una película para idolatrar, ni pasará a ser ningún clásico, pero de algún modo será recordada con curiosidad. He leído muchas quejas sobre la aparición de Megan Fox, lo cual no entiendo muy bien, pues la mayoría de las quejas llegan del sector masculino. Con una película como esta no es necesario perder mucho tiempo hablando sobre las interpretaciones, que no tienen que ser malas, pero por muy bueno que sea un actor, hay películas que limitan el talento y la cosa puede quedar con un aprobado justo. En mi opinión, este es uno de esos casos, no voy a discutir sobre las capacidades interpretativas de Megan Fox, pero hay que tener en cuenta que si vas a ver una película, que se llama Jennifer's Body en la que Megan Fox es la actriz principal, lo que has ido a ver, precisamente es... el cuerpo de Jennifer.

Hace tiempo que la película me llamaba la atención por razones obvias, ni siquiera sabía de qué trataba. Al ver que su argumento era propio de una producción ochentera, la película quedó en el tintero a la espera de ser vista. Ahora tuvo su momento y mi impresión es positiva, la película no está tan mal, el planteamiento es bueno y su tratamiento es gracioso. No es mejor, ni peor que otras películas de terror adolescente, donde mezclan el terror o más bien los sustos fáciles, con el humor y con un pequeño toque picante. Para empezar de forma correcta, hay que decir que la película es tonta, el guión es simple, básico, pero está bien contado. La película en realidad es una comedia, humor acido sobre la adolescencia americana dentro de un contexto de película de terror adolescente. Es una parodia y se ríe de sí misma, su guión y dirección es como una serie B de los años ochenta, que es lo que más se destila últimamente. Se utilizan los recursos fáciles de sacar continuas referencias, por ejemplo la camiseta de Evil Dead que tan bien le queda a Jennifer. El guión muestra elementos sin justificarlos, aunque no es necesario, pues la historia no será más atractiva por ello. No hay unas reacciones lógicas por parte de los personajes, pero de eso se trata, filtrar lo básico para que se entienda, de forma que todo cae en un espantoso ridículo, pero no por ello tiene que ser malo. Lo gracioso es que la película de forma aparente es lo de siempre, pero intentan en cierto modo airear este tipo de película, pero sin demasiada pretensión. Creo que han conseguido su propósito, la película puede destacar un poco entre producciones similares y tiene un mínimo de calidad para no ser tan maltratada. No es sangrienta en exceso y tiene la suficiente dosis de morbo, porque no llamaré erotismo a ver como Megan Fox hace de verdulera folladora.

La banda sonora es moderna y cañera, no me gustan las canciones elegidas, pero quedan bien encajadas. Los personajes secundarios están definidos correctamente, a parte de la exuberante Jennifer tenemos su contrapunto, la hermosa Needy (Amanda Seyfried), muy buena interpretación en el papel de la adolescente inteligente, comedida, sensata y sensible. Por otro lado está Chip (Johnny Simmons), el típico novio inseguro y bonachón, personaje tonto pero que incluso le coges aprecio. Hay que reivindicar que está película está tratada de forma injusta, es mucho mejor que otras producciones del 2009 como el remake de Viernes 13, Luna Nueva (esto lo supongo por las críticas que leído) o Hermandad de sangre, entre otras. Tampoco es necesario comparar, ni quiero defender está película a capa y espada, pero no es tan terrible y cumple su función. No es una película que recomendaría abiertamente, pero puede sorprender, se puede ver y disfrutar sin demasiado esfuerzo. Todo depende de lo que busques, analiza la portada, lee la sinopsis... ¿quieres ver el cuerpo de Jennifer? Te hartarás!

26/1/10

Dog Soldiers



TÍTULO ORIGINAL: Dog Soldiers
AÑO: 2002
DURACIÓN: 105 min.
PAÍS: Reino Unido
DIRECTOR: Neil Marshall
GUIÓN: Neil Marshall
MÚSICA: Mark Thomas
FOTOGRAFÍA: Sam McCurdy
REPARTO: Sean Pertwee, Kevin McKidd, Emma Cleasby, Liam Cunningham, Thomas Lockyer, Darren Morfitt, Chris Robson, Leslie Simpson
PRODUCTORA: Coproducción GB-Luxemburgo
WEB OFICIAL: http://www.dogsoldiers.co.uk/main.html

Una escuadrón de soldados británicos durante una maniobra de entrenamiento por los remotos páramos escoceses, encuentran a un capitán de las fuerzas especiales herido, y los restos de su equipo. Parece ser que unos sanguinarios hombres lobos merodean por esa región, y esa noche es luna llena.

El primer largometraje de Neil Marshall, un director con pocas películas, pero que de momento está demostrando que lo que hace, lo hace bien. Tras su cortometraje Combat (1999), se presentó con Dog Soldiers, una cinta que en su momento resurge el subgénero de los hombre lobo, ya que por entonces no se hacían películas interesantes. Con muy poco presupuesto y unos medios bastante limitados, tenemos una serie B muy lograda. Dog Soldiers es una película barata, con bastantes fallos de guión, pero cumple su cometido. Una película de terror con toques de humor y acción, una mezcla de película de hombres lobo y bélica. La característica principal de la película es ese aire cutre que emite y los maquillajes de los hombres lobo, recuerdan mucho a la película Aullidos, dirigida por Joe Dante en 1981.

El título, la portada y la sinopsis no muestran más de lo que hay, en ningún momento se engaña a nadie. El arranque de la película es algo templado, aunque sirva para justificar su desenlace, te prepara para ver una película nefasta. Eso cambia cuando aparece el título de la película, contundente y con fuerza, después pasamos por la típica presentación de personajes, escenario y situación. El guión es limitado, pero no es malo, concuerda con la historia que se está contando y como la están contando. Se consigue dotar del suficiente carisma a determinados personajes y dan mucho juego en las escenas cómicas y de acción. La película comienza con un aura de misterio y suspense para pasar al desparrame de adrenalina, se convierte en una película de supervivencia con algo de humor negro y sus salpicadas gore. Hay una pequeña trama con giro argumental, pero muy previsible, tampoco es relevante para la historia, es un añadido gracioso y nada más. La fuerza reside en la relación entre los soldados, su instinto de supervivencia escapando de situaciones límite y como se las ingenian para evitar ser devorados por los hombres lobo.

Los actores seleccionados están a la altura de las circunstancias, ninguna actuación chirría y definen a sus personajes. Al tratarse de la opera prima de Marshall, desconozco si es intencionado que tenga ese aire de serie B o simplemente, su presupuesto era muy ajustado y hicieron lo mejor posible. De todas formas, el apartado técnico es excelente, casero y barato, pero ofrece un resultado muy digno. La vista en primera persona de las bestias, es una forma barata de sugerir tensión y suspense nada original, pero es un recurso bien utilizado, siempre funciona si se aplica correctamente. Los momentos gore de la película muestran de forma cruda lo que puede conseguirse con butifarras y tomate, ahí está la grandeza de la película, su sencillez.
La banda sonora a cargo de Mark Thomas es ligera, pero ambienta muy bien la película, la melodía principal es lo suficiente sencilla para ser recordada y otorga personalidad a la película. Sin destacar mucho consigue que la tengas en la cabeza, es lo suficiente discreta para no desentonar ni sobreponerse ante la película, pero con la presencia exacta para dar tensión en los momentos necesarios. Dog soldiers consigue tener alma propia, una película menor con resultados muy grandes.

25/1/10

Infestación


TÍTULO ORIGINAL: Infestation
AÑO: 2009
DURACIÓN: 93 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Kyle Rankin
GUIÓN: Kyle Rankin
MÚSICA: Steven Gutheinz
FOTOGRAFÍA: Thomas Ackerman
REPARTO: Chris Marquette, Ray Wise, Brooke Nevin, Linda Park, Jim Cody Williams, Deborah Geffner, Efram Potelle, Diane Gaeta, Mike Straub, Bru Muller, Wesley Thompson, Kinsey Packard, VJ Kewl, E. Quincy Sloan, Dale R. Simonton
PRODUCTORA: Exoskeleton Pictures / Heavy Duty Entertainment / Icon Productions

Cooper se despierta desorientado en su oficina, se siente débil, tiene náuseas, y está rodeado de una especie de telaraña. El mundo ha sido tomado por una especie de insectos gigantes de otro mundo. Cooper se une a un grupo de supervivientes -Entre los que se encuentra la atractiva Sarah- para hacer frente a los monstruos. Aunque la situación es desesperada, nuestro héroe no puede dejar de dedicarse a su nuevo problema sentimental mientras lucha por salvar la vida.

Si cogemos el patrón argumental de un capitulo de Expediente X, lo aderezamos con unas gotas de la acción de Starship Troopers, el frenesí de Webs: Telaraña Mortal y la parte humoristica y sarcástica de comedias de adolescentes americanos, como American Pie, obtenemos ésta divertida y gamberra serie B, con influencias del cine de Carpenter y Cronenberg, en sus primeros films.


Que los efectos especiales, sean tan cutres tiene su gracia, sobretodo el diseño y puesta en escena de los insectos, recreados en plan animatronic barato, salvo las escenas aéreas que recurre a efectos digitales, aunque de una forma bastante clásica.
Incluso, -obviando el limitado presupuesto- tengo la sensación de que la estética ha sido realizada de esta forma, expresamente, dándole ese toque de subproducto ochentero, digno de nuestra infancia y que tanto hemos disfrutado. Y aunque parezca mentira, esta es la parte más atractiva de toda la cinta.

No estamos ante una película con pretensiones argumentales ni técnicas. El argumento, es sencillo e irremediablemente comparable a Zombies Party o Desmembrados, por sus grandes dosis de humor, si bien el pararelismo y el rol de los personajes, con cintas de zombies e infectados, es latente durante todo el viaje de nuestros queridos/odiados protagonistas que irán en busca de más supervivientes, en un mundo postapocaliptico en el que cada uno intentara sobrevivir, a su manera (algo muy típico de las cintas de zombies).


Muchos serán los que se sentirán defraudados con ésta cinta, si esperan encontrar un producto de calidad aceptable, media tirando a alta. Este no ha sido mí caso, un servidor ha sabido disfrutarla, como lo que la propia cinta pretende transmitir.
Infestación es un producto echo con cariño por la serie B, con sus virtudes y sus defectos, una cinta echa para disfrutar sin demasíados prejuicios, de forma similar a como lo habríamos echo en nuestra infancia, al alquilarla en el videoclub.

22/1/10

El secreto de los fantasmas


TÍTULO ORIGINAL: Hollywood-Monster (Ghost Chase)
AÑO: 1987
DURACIÓN: 89 min.
PAÍS: Alemania del Oeste
DIRECTOR: Roland Emmerich
GUIÓN: Oliver Eberle, Roland Emmerich, Thomas Kubisch
MÚSICA: Hubert Bartholomae
FOTOGRAFÍA: Karl Walter Lindenlaub
REPARTO: Jason Lively, Tim McDaniel, Leonard Lansink, Jill Whitlow, Paul Gleason, Ian MacNaughton, Chuck Mitchell
PRODUCTORA: Coproducción Alemania-USA; Centropolis Film Productions / Medusa Produzione

El compañero de un realizador cinematográfico al borde de la ruina y con muchas deudas, hereda un reloj que guarda el alma del mayordomo de su abuelo. El fantasma del mayordomo ayudará a los cineastas a encontrar la fortuna perdida del abuelo para que puedan saldar sus deudas, pero no será fácil, pues hay alguien más interesado en encontrar la fortuna.

Producción de los años ochenta, con todos los clichés, aciertos y defectos de ese tipo de películas. En aquel momento Roland Emmerich no era conocido y está película se aleja mucho de sus taquillazos actuales. Evidentemente, El secreto de los fantasmas no goza, ni de los efectos, ni del presupuesto con el que cuenta actualmente Emmerich, pero tiene algo que actualmente ya no tienen la mayoría de películas. Se trata de la esencia y el encanto de ese momento que vivió la industria cinematográfica El tipo de comedia fantástica de terror juvenil que durante los años ochenta se producían, estaban enfocados hacia toda la familia, pero a quien más impresionó, fue a quienes en aquella época eramos tiernos infantes. Hay que decir que El secreto de los fantasmas es una película que a envejecido fatal, pero eso ocurre con muchas otras producciones de aquel momento. A parte de la afinidad que se tenga o se deje de tener por las películas de los años ochenta, nos encontramos ante una película mala, pero graciosa.

Algo que caracteriza a Roland Emmerich es que trabaja con un equipo técnico que sobrepone los efectos especiales ante todo, es como un sello, al director Roland Emmerich se le relaciona con películas, normalmente de guión simple, pero de grandes efectos audiovisuales. El secreto de los fantasmas dispone de un buen trabajo en el apartado técnico, los efectos visuales no son peores que otras grandes producciones de la misma época, actualmente están muy desfasados y en su momento, puede que no fueran aprovechados al cien por cien, pero no están nada mal. Está película sería la toma de contacto de Emmerich con el cine de Estados Unidos, tras El Secreto de Joel y después de su primera película americana, Soldado Universal, dio el paso a Stargate y de ahí a las películas por las que se le conoce, Independece Day, Godzilla, El patriota, El día de mañana, 10.000 y la actual 2012. Los actores de El secreto de los fantasmas no desentonan con la película, no quiero decir que sean buenos, entre sus limitadas actuaciones y el pésimo doblaje, quedan muy ridículos, pero cumplen con el cometido.

Lo más destacable de la película es la banda sonora, como ocurre en muchas películas del estilo durante los años ochenta. La canción de los créditos iniciales es muy interesante y carismática, durante la película hay varias melodías y canciones típicas de estas producciones, ritmos dinámicos, graciosos y pegadizos, pero claro, si detestas ese tipo de banda sonora lo puedes pasar mal viendo la película. La canción principal de la película, sin duda, es Imagination de Belois Some. Una canción pegadiza, digna de este tipo de producción que mezcla terror juvenil con comedia. La otra parte destacable es el personaje Luis, el fantasma mayordomo dentro del muñeco animado, es muy carismático. Bastante logrado para aquellos medios, el muñeco consigue hacerse un hueco dentro del espectador y termina siendo el héroe de la película. Es como si hubieran intentado crear un E.T de la serie B, pero si tengo que elegir, me quedo con Luis.

21/1/10

Perro Blanco


TÍTULO ORIGINAL: White Dog
AÑO: 1981
DURACIÓN: 89 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Samuel Fuller
GUIÓN: Curtis Hanson & Samuel Fuller (Novela: Romain Gary)
MÚSICA: Ennio Morricone
FOTOGRAFÍA: Bruce Surtees
REPARTO: Kristy McNichol, Paul Winfield, Burl Ives, Jameson Parker, Lynne Moody, Marshall Thompson, Christa Lang, Paul Bartel, Dick Miller, Samuel Fuller

Cuando era un niño pude ver esta película (posiblemente incluso en formato Beta!) y de alguna forma siempre la había recordado, hasta que gracias a las maravillas de internet he podido recuperarla y escribir esta reseña:

Todo empieza cuando una joven actriz llamada Julie Sawyer (Kristy McNichol) atropella por accidente a un perro pastor alemán de pelaje blanco, lo lleva a un veterinario para que curen sus heridas y después con la ayuda de su novio colocan carteles para encontrar a su legitimo dueño. Como nadie lo reclama, la joven se siente responsable del animal después de lo sucedido, y aunque al principio se muestra reacia a la idea de quedarselo, poco a poco se va estableciendo una conexión con el animal hasta que cede. Lo que la joven no sabe y no tardará en descubrir, es que su nuevo compañero blanco ha sido adiestrado para "cazar" personas de raza negra.

El ya entonces veterano director Samuel Fuller (1912 - 1997) que había tocado con anterioridad temas sociales, dirigió Perro Blanco en 1981, adaptación de la novela de Romain Gary para la que contó con la ayuda en el guión de Curtis Hanson (futuro director de L.A. Confidential). La película se ganó la fama de controvertida en la época de su estreno debido su tema principal, que supuso un gancho directo a la mandíbula de una sociedad (la americana) que aun venía arrastrando conductas racistas muy arraigadas desde el pasado de su historia. Es verdad que la película funciona perfectamente como certera y dura alegoría en contra del racismo al personificar el odio y los prejuicios del hombre en el perro blanco protagonista, pero lo bueno del tema es que también funciona como buen "thriller" por lo que no se queda únicamente en una monótona muestra de denuncia social. El desarrollo mantiene muy bién el ritmo y el suspense mientras vamos descubriendo junto a la protagonista los "instintos" que han inculcado a su nuevo compañero y cuando se nos muestran los ataques del perro blanco, el director lo hace de una forma bastante violenta supongo que para dejar más claro el mensaje y la relación violencia/racismo.

El verdadero protagonista de la película es el hermoso pastor alemán blanco del que se puede decir que cumple muy bién con su papel, aunque supongo que aquí hay que compartir el mérito con sus entrenadores por el excelente trabajo realizado. Cuando Julie presencia por primera vez el ataque del animal hacía una de sus compañeras de trabajo, al principio piensa que se trata solo de un perro adiestrado para el ataque y que por lo tanto puede sufrir brotes violentos, Julie se niega a sacrificar al animal como le aconsejan ya que piensa en que se le puede "reeducar" para convertirlo en un perro normal e impulsada por este deseo llegará a un "centro de adiestramiento" que es donde conocerá a un especialista en adiestrar animales peligrosos interpretado magistralmente por el actor de raza negra Paul Winfield.
Una vez se sabe la verdad sobre el perro blanco la película cobra un nuevo interés, aunque la solución más lógica parece ser sacrificar al animal el adiestrador acepta el desafío de intentar reeducarlo en un tiempo determinado, transcurrido el cual él mismo lo matará si no ha conseguido su objetivo. El duelo entre el perro blanco y el adiestrador es de lo mejor de toda la película, la relación que se establece entre los dos resulta de lo más interesante y consigue mantener la tensión, además el actor Paul Winfield consigue dar credibilidad a un personaje muy intenso que llega a asumir este reto como algo personal. El director pone también a debate otro interesante tema como es la pena de muerte o la posibilidad de reinserción del homicida, sobretodo cuando como en este caso y como bien dice Julie "a quién deberían matar es a sus dueños". A Destacar también la dura crítica final cuando conocemos la identidad del legítimo dueño del animal (otro duro golpe a la sociedad americana) y el tremendo desenlace de la película con un claro mensaje: La violencia y el racismo solo conducen a la locura.

La BSO obra del omnipresente Ennio Morricone cumple su función con solvencia como es costumbre, ayudando a transmitir al espectador incluso los sentimientos que pasan por la cabeza del perro, víctima del hombre blanco, al fin y al cabo.

Cuando vi esta película siendo pequeño seguramente no fui consciente de la mayoría de estos temas por motivos lógicos, pero tengo que decir que de alguna forma siempre que he oído hablar sobre películas con "perro asesino" mi subconsciente me ha hecho recordar, aunque de forma muy borrosa, la historia del perro blanco. Ahora una vez revisionada la película me doy cuenta de lo certera que resulta su crítica, y el saber que la historia esta basada en hechos reales y en otras épocas no tan lejanas el hombre llegó a cometer este tipo de actos inculcando su odio a un ser inocente que nace sin maldad para convertirlo en un monstruo, resulta, cuanto menos, aterrador.

18/1/10

La Cinta Blanca


TÍTULO ORIGINAL: Das weisse Band
AÑO: 2009
DURACIÓN: 145 min.
PAÍS: Austria
DIRECTOR: Michael Haneke
GUIÓN: Michael Haneke
MÚSICA: Varios
FOTOGRAFÍA: Christian Berger (B&W)
REPARTO: Susanne Lothar, Ulrich Tukur, Burghart Klaußner, Josef Bierbichler, Marisa Growaldt, Steffi Kühnert, Michael Schenk, Janina Fautz, Michael Kranz, Jadea Mercedes Diaz, Theo Trebs
PRODUCTORA: Coproducción Austrlia-Alemania; Les Films du Losange / Wega Film / X-Filme Creative Pool

La Cinta Blanca nos narra los inexplicables acontecimientos perturban la tranquila vida de un pueblo protestante en el norte de Alemania en 1913, justo antes de la Primera Guerra Mundial. Un granero es prendido fuego, dos niños son secuestrados y torturados... El maestro de escuela observa, investiga y poco a poco descubre la increíble verdad...

Después de recibir varios premios, entre los que nos encontramos la Palma de Oro a mejor película en el Festival de Cannes. Mejor película, director, guión en FIPRESCI: Premios del cine europeo. Seleccionada en Alemania como mejor película extranjera y por último Nominada al Globo de Oro a la Mejor película extranjera.

Haneke
está realizando su "sueño", que la crítica le alave de una forma más posítiva y así poder llegar a un sector más amplio del público (arma de doble filo), algo que ya intento con su remake de Funny Games, hace ya un par de años.

La Cinta Blanca, se puede decir que es su obra más "accesible" al público en general, aunque su sello de identidad está latente desde el primer instante hasta el último y es posible que más de uno se quede algo descolocado tras su visionado, al finalizar y salir los créditos finales solo se oían murmullos por parte del público, no se sí para bien o para mal, yo tengo mí propia opinión, y no es mala del todo.


No olvidemos que Haneke es un director que genera controversia, y que sabe incomodar al expectador sin necesidad de recurrir a la violencia de una forma extremadamente visual y explicita, y eso me gusta, además es algo que sabemos de buena mano los que hemos visto la mayoría de sus películas o al menos las más emblematicas.
Mucha gente es la que desconoce esta faceta del vilpudiado director y después de tanto premio y nominación, acude en forma de rebaño pastoril guiado por cual perro (en este caso la industria), de forma masiva a la sala más próxima. Aunque su estreno está sufriendo limitaciones, no está siendo estrenada en demasíadas salas, pues a pesar de ser una buena película tanto en su forma artística como técnicamente, la etiqueta de cine de autor, no se le puede desvirtuar fácilmente, esto es un echo aceptado en el cine de Haneke.

La historia es lenta y pausada, carece de banda sonora (marca de la casa Haneke) y la cantidad de personajes es alta. Además la sucesión de los hechos se entremezcla incesantemente, pudiendo llegar a confundir, si no se está terriblemente atento, ni os penséis ir al lavabo o mirar la hora, cualquier despiste puede ser crucial, pues aún prestando la debida atención, el desenlace te deja pensativo (otra vez más...marca de la casa Haneke).

La Cinta Blanca recuerda de forma inevitable a El Pueblo de los Malditos y pequeñas referencias a La Lista de Schindler, claro salvando las inconmesurables diferencias.
Pues aquí se trata de forma directa y diferente, la vejación humana (sin recurrir al escandalo visual), la ausencia de libertad, la rectitud y la perseverancia en respetar y acatar las normas establecidas por los adultos. Y aunque el propio Haneke a declarado que nada tiene que ver con el Nazismo, pues está ambientada años antes, creo que podría ser factible que algunos de los niños de la cinta, llegaran a formar parte del tercer Reich, debido a la extrema rectitud inflingida.

Rodada integramente en blanco y negro y con una fotografía e iluminación completamente opuesta en algunos momentos, algunos excesivamente sobresaturados (tanto que deslumbran) frente a otros terriblemente oscuros, pero en general me ha parecido excelente para venir de una cinta sin color.
Los actores están elegidos con gran acierto, sin destacar especialmente, ni fisicamente espectaculares, factor que le da un aire más natural y creíble, al estilo del cine Dogma. Puntualizar que Susanne Lothar, ya ha trabajado anteriormente con Haneke en Funny Games (1997).
La recreación de la época está realmente lograda, pasando por la caracterización de los actores, la propia vestimenta y los decorados.


El ritmo narrativo es correcto, pero en algunos momentos, hay situaciones fuera de contexto, esto hace que el interés decaiga, en forma de altibajos, al menos para un servidor.
Por suerte tiene grandes diálogos y situaciones verbales, tan incomodas y tensas que amenizan este pequeño lastre hacía el propio argumento, el ritmo de la historia y su excesiva duración, esta vez casi ha conseguido rebasar mí propio límite, ¡bravo! Haneke.

La Cinta Blanca es una película bien echa y bajo una buena dirección, pero hay que cogerla con ganas, bueno como casi todo el cine de Haneke. Solamente me falta recomendar verla en versión original (que por supuesto hablan en alemán) , me temo que las voces dobladas le pueden hacer mucho daño a la interpretación de los actores.

El resultado es la cinta más accesible de Haneke, pero puede que no sea lo que espere mucha gente.

15/1/10

El rey de la comedia


TÍTULO ORIGINAL: The King of Comedy
AÑO: 1982
DURACIÓN: 109 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Martin Scorsese
GUIÓN: Paul D. Zimmerman
MÚSICA: Robbie Robertson
FOTOGRAFÍA: Fred Schuler
REPARTO: Jerry Lewis, Robert De Niro, Sandra Bernhard, Diahnne Abbott, Lou Brown, Ed Herlihy, Martin Scorsese
PRODUCTORA: 20th Century Fox: Productor: Arnon Milchan

Amarga comedia que narra la historia de Rupert Pupkin, un cómico obsesionado con convertirse en el mejor en su campo. Un día Rupert conoce a su ídolo, Jerry Langford, y le suplica la oportunidad de aparecer en su show, pero éste se la niega. Sin embargo no cejará en su empeño, acechando a Jerry hasta que consiga lo que quiere. Finalmente y con la ayuda de su amiga Masha secuestrarán a Langford para poder conseguir sus propósitos.

Inquietante comedia con un alto nivel de sátira, durante la película entras en un extraño estado de tensión gracias a las situaciones que provoca Rupert Pumpkin (Robert De Niro). El personaje está interpretado de forma elocuente y consigue sacarte los nervios en determinadas escenas. Rober De Niro borda su personaje con sus expresivos gestos y su capacidad de transmitir la locura demencial que requiere el papel. Otro papel curioso es el personaje Jerry Landford (Jerry Lewis), con la costumbre de relacionar a Lewis con interpretaciones excéntricas y tics nerviosos, en esta ocasión lo vemos mucho más sobrio y contenido. Con poco texto, muchas ocasiones está en silencio y su expresión corporal es lo único para mostrar el estado de ánimo o su reacción hacia los constantes acosos de Rupert Pumpkin. Las interpretaciones de Diahnne Abbott y Sandra Bernhard también están muy logradas, siendo la segunda quien tiene un papel más importante, consigue hacerte creer que realmente está desequilibrada.

Nos encontramos ante una particular comedia con trasfondo dramático, la lucha de una persona insatisfecha por conseguir una meta idealizada, busca su oportunidad en el mundo del espectáculo a cualquier precio. Está es una película seguramente infravalorada o menos conocida en la filmografía de Scorsese, pero tiene algo especial y sobre todo, es original. Hay que puntualizar, que está película no es recomendable verla en versión original, es obligatorio. Puesto que es recomendable ver todas las películas en versión original, con El rey de la comedia se consigue que pueda llegar a no gustarte por el pésimo doblaje. A Jerry Lewis le siguen poniendo la misma voz de memo que en muchas de sus otras películas y con Robert De Niro, han elegido un doblador, que no es malo, pero su voz queda algo insulsa. Un defecto que puede tener la película es su ritmo, en algunos momentos flojo, pero de alguna manera queda compensado por lo extraña que resulta la película al final, deja un buen sabor de boca, aunque un tanto agrio. La película está adornada como una modesta comedia, pero muestra una gran crítica contra el mundo del espectáculo televisivo y como el poder mediático, influye sobre las reacciones de las personas. Esta producción queda por debajo de muchos de los trabajos de Martin Scorsese, pero cuenta con puntos fuertes, como las interpretaciones de Robert De Niro, Jerry Lewis y Sandra Bernhard, así como el alto nivel de crítica acida hacia el mundo del espectáculo gratuito, la televisión y su influencia sin control sobre personas desequilibradas. Recomendable para pasar un rato entretenido, con sus grandes momentos cómicos pero delirantes y la curiosidad de ver este extraño producto.

11/1/10

Solomon Kane


TÍTULO ORIGINAL: Solomon Kane
AÑO: 2009
DURACIÓN: 104 min.
PAÍS: Reino Unido
DIRECTOR: Michael J. Bassett
GUIÓN: Michael J. Bassett (Personajes: Robert E. Howard)
MÚSICA: Klaus Badelt
FOTOGRAFÍA: Dan Laustsen
REPARTO: James Purefoy, Max Von Sydow, Pete Postlethwaite, Rachel Hurd-Wood, Alice Krige, Mackenzie Crook, Ryan James, Kenny Mitchell, Stewart Moore, Mark O'Neal
PRODUCTORA: Coproducción Reino Unido-Francia-República Checa; Davis-Films / International Production Company / Wandering Star Pictures
WEB OFICIAL: http://www.solomonkane.com

Cuento épico (basado en un personaje del creador de Conan) centrado en un soldado del siglo XVI atormentado por sus actos del pasado y que busca la redención combatiendo un siniestro poder que amenaza su reino. Solomon Kane es un guerrero puritano cuya única meta en la vida es terminar con la maldad en todas sus formas.

Una película de espada y brujería de la vieja escuela, actualmente ya no se hacen películas de este estilo. En Solomon Kane se consigue crear una producción de serie B con la suficiente calidad para destacar, pero sin la pretensión de hacer una gran película. Sin llegar muy alto, no queda como otra historia más de fantasía, ni una producción de multisala mediocre y no es para nada una película comercial. Esta película es una adaptación de las historias de Robert E. Howard tituladas Las extrañas aventuras de Solomon Kane. Relatos independientes entre sí que siempre han permanecido ocultos bajo la sombra de Conan. Cada relato está envuelto de un aura sombría, lo sobrenatural y la aventura se combinan dentro de un ambiente lúgubre y fantástico. Con un carismático protagonista, oscuro, tétrico y empeñado en combatir el mal, se muestra su lucha interior en temáticas religiosas y la eterna pugna entre el bien y el mal. Sus aventuras le llevan desde los oscuros submundos de las principales capitales europeas, hasta las frondosas y peligrosas junglas africanas. Siendo una buena adaptación, es evidente que la película tiene sus defectos, pero consigue tener un toque especial. No es un proyecto pretencioso, es como ver una película ochentera de aventuras, espadas y brujería, pero bien hecha. Eso no quiere decir, ni que el guión sea bueno, está dentro de lo aceptable, ni tampoco sus efectos especiales, aunque están por encima de la media y cumplen su función.

Para encarnar al personaje de Solomon Kane han elegido, de forma muy acertada, al actor James Purefoy, que principalmente trabaja en series televisivas (Roma). En está película, con papel protagonista, se enfrenta a las críticas de ser comparado al Hugh Jackman de la serie B, por culpa del fiasco Van Helsing (2004). En el reparto hay actores muy conocidos, como Pete Postlethwaite (The Last of the Mohicans) o Max von Sydow (The Exorcist), que sin estar exprimidos, realizan un buen papel. En el apartado femenino no hay mucho que destacar, los personajes femeninos son muy secundarios y solo la interpretación de Rachel Hurd-Wood (Dorian Gray, Perfume: The Story of a Murderer) tiene algo de relevancia. Pero el punto fuerte sin duda, es su ambiente, deprimente y desolador. La historia se desarrolla en Inglaterra, con la peste como telón de fondo. Con paisajes oscuros y sombríos, se saca el máximo partido a los escenarios naturales con una muy buena fotografía. Los colores de la película son espectaculares, con cambios sutiles, modifican la ambientación y refuerzan la intensidad de las imágenes. Los escenarios en interiores también están bien recreados, la utilización de los elementos y las sombras en cada plano ofrecen un aire oscuro, para nada da la sensación de escenarios de cartón piedra. La combinación de buenos planos y la forma con la que han rodado la película, consigue que sea trepidante y por momentos contemplativa. Su apartado visual tiene un atractivo especial, sin apenas recursos digitales se recrea un ambiente siempre coherente con la estética de la película.

Siendo una producción Europea que podría pasar por una americana, hay que decir que para bien o para mal, se aleja bastante del tipo de películas de acción fantástica que se han estrenado los últimos años. El guión es algo flojo y previsible, parece que le falte un empujón para otorgar más emoción. Aunque durante la película hayan varios momentos con una épica destacable, no hay grandes giros argumentales, ni subidones, es un argumento un tanto lineal. Pero no olvidemos que está producción, no es que intente emular una serie B, es una serie B en mayúsculas, pero con una buena dirección de actores, fotografía y apartado técnico en general. Hay que apreciar el trabajo realizado, mantener la esencia de películas como Ator el poderoso, Los Bárbaros, Lady Halcón, El señor de las bestias y algún que otro subproducto, arrastrando muchos de sus elementos y hacerlo bien, no es nada fácil. Solomon Kane tiene suficiente personalidad para no ser comparada de forma directa con otras películas, adquiere un gran merito por ser una producción de este estilo y conseguir elevarse por encima del montón, pero sin gustar al público en general.

La banda sonora merece una mención especial, está muy lograda. Klaus Badelt (Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl) realiza un trabajo espectacular, la banda sonora es digna de película de aventuras, pero con toque oscuro y melancólico. El personaje de Solomon Kane queda reforzado por unas melodías trepidantes y épicas. Es un elemento clave en la película, una banda sonora muy bien integrada con las imágenes. Está adaptación de varias historias cortas no será muy recordada, ni apreciada, pero es normal, la venden como una película de entretenimiento para el fin de semana y en realidad, no encaja del todo para tal propósito comercial. Solomon Kane es la evolución del cine de espada y brujería de los años 70 y 80. Una mezcla de acción, aventuras y terror, que pasando por alto, o mejor dicho, aceptando sus defectos y su ajustado presupuesto, te deja un buen recuerdo. Pero atención, solo si vas con la predisposición de dejarte llevar y admiras, por el motivo que sea, las películas de serie B, puedes llegar a disfrutarla mucho.

10/1/10

Ninja Assassin


TÍTULO ORIGINAL: Ninja Assassin
AÑO:
2009
DURACIÓN:
99 min.
PAÍS:
Estados Unidos
DIRECTOR:
James McTeigue
GUIÓN:
Matthew Sand, J. Michael Straczynski
MÚSICA:
Ilan Eshkeri
FOTOGRAFÍA:
Karl Walter Lindenlaub
REPARTO:
Rain, Naomie Harris, Rick Yune, Ben Miles, Shô Kosugi, Togo Igawa, Numan Acar, Richard van Weyden
PRODUCTORA:
Dark Castle Entertainment
Raizo fue criado desde niño por el misterioso clan Ozunu y adiestrado por el lider espiritual del clan para convertirse en un asesino despiadado y sin ningún tipo sentimientos. Raizo llega a convertirse en uno de los mejores asesinos del clan pero la muerte de una de sus compañeras a manos del propio clan harán que este huya y se oculte durante años hasta que llega el momento de clamar por su venganza.

El director de "V de Vendeta" James McTeigue producido una vez más por los hermanos "Matrix" Wachowsky se aleja de los temas con mensaje profundo de su anterior film y lo intenta en esta ocasión con un acercamiento occidental al cine asiático de artes marciales. La película arranca con una magnífica y trepidante introducción que nos deja claro lo mortifero y letal que puede llegar a ser un Ninja a la vez que nos regala unos cuantos buenos detalles gore que no hacen más que aumentar las expectativas de lo que esta por llegar, y puede que este sea uno de los problemas que he tenido con la película ya que para mi el resto no esta a la altura de las expectativas creadas.

Una vez comienza la historia se nos situa en Berlin donde la agente Mika Coretti (Naomie Harris) se topa con una pista que relaciona asesinatos políticos con sociedades y clanes secretos asiaticos a cambio de grandes cifras de dinero. A prtir de aqui la historia es pura rutina: La agente seguirá profundizando en la investigación haciendo caso omiso a sus superiores hasta que llega demasiado lejos momento en que el clan Ozunu decide enviar unos asesinos para quitarla de enmedio, es entonces cuando el protagonista Raizo entrará en escena para salvarla y logicamente desde este momento los dos serán el blanco del peligroso clan liderado por el letal Takeshi (Rick Yune)

Casi toda la película se desarrolla mostrandonos paralelamente la investigación iniciada por la agente Mikka a la vez que se nos va mostrando la historia de Raizo en forma de flasbacks para que conozcamos el durisimo adiestarmiento al que fue sometido desde niño y así explicar como ha llegado a convertirse en la máquina de matar que es (algunas imágenes me recordaron a los minutos iniciales de 300 con el duro entrenamiento Espartano) hasta mostrarnos la relación que se establece entre Raizo y una de sus compañeras del clan con quién descubrirá que los sentimientos existen hasta que el propio clan se encarga de eliminarla por motivos "disciplinarios" obligando a Raizo a emprender su huida y justificando así su sentimiento de venganza. Claro que en medio de todo esto también tendremos escenas de acción y peleas que es lo que realmente importa en una película como Ninja Assassin.

Las escenas de acción estan bién resueltas aunque aqui el mérito se debe más a los efectos de montaje y los rápidos movimientos de camara que a las propias habilidades en artes marciales del actor y cantante coreano Rain que aunque no lo hace mal encarnando a Raizo en mi opinión esta algo falto de carisma como el Ninja Asesino en busca de venganza quedandose practicamente en pura imágen estilizada mezcla de musculitos y posturas muy del estilo manga pero en carne y hueso. Pese a todo las escenas de acción no son malas y los combates estan regados con bastante sangre lo cual es de agradecer aunque toda la sangre sean efectos digitales, asi como también es de agradecer que su director no haya abusado de los tan trillados efectos al "estilo matrix" aunque también podemos encontrar otro tipo de exageraciones durante los combates con una estética en ocasiones cercana al videoclip o los videojuegos actuales.

El problema como he dicho antes es que despues de semajante intro te creas unas expectativas y a la hora de la verdad se puede decir que la caña esta muy concentrada. Los combates que podemos ver durante la película no estan mal pero no son nada especial que no haya visto ya antes, y no es hasta el final donde podremos ver los combates más destacados y hemogoblínicos (como la lucha final entre Takeshi y Raizo) que aunque te dejan satisfecho puede quedar una sensación de que la cosa podria haber sido mejor o por lo menos estar algo más repartida durante el metraje.

Poco más tengo que decir sobre Ninja Assassin, un correcto entretenimiento de artes marciales / acción al que seguramente se le podria haber sacado más jugo pero que igualmente no defraudará a los amantes de este género. Si te gustaron películas como Crying Freeman, el manga y los videojuegos de lucha seguramente disfrutarás con esta película, si no es así piensatelo dos veces antes de ir a verla.

8/1/10

El increíble transplante bicéfalo



TÍTULO ORIGINAL:
The Incredible 2-Headed Transplant
AÑO: 1971
DURACIÓN: 87 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Anthony M. Lanza
GUIÓN: John Lawrence, James Gordon White
MÚSICA: John Barber
FOTOGRAFÍA: Glen Gano, Paul Hipp, Jack Steely
REPARTO: Bruce Dern, Pat Priest, Casey Kasem, Albert Cole, John Bloom, Berry Kroeger, Larry Vincent, Jack Lester, Jerry Patterson, Darlene Duralia
PRODUCTORA: Mutual General Corp. / American International Pictures (AIP)

El Doctor Girard en un científico de renombre que lleva años experimentando en animales la posibilidad de realizar transplantes de cabezas. Además de con su mujer, convive con un vigilante de seguridad y el hijo de éste, Danny, un chico físicamente desarrollado pero que tiene la mentalidad de un niño. Un buen día, al doctor Girard se le presenta la oportunidad de experimentar con personas, más concretamente en Danny, al que coloca una segunda cabeza. Las consecuencias no tardarán en aparecer.

Producción totalmente delirante y como su título indica, increíble. La curiosidad es que empezamos a ver la película sin saber cual era, la verdad es que pintaba bastante mal y casi la desechamos, pero cuando de repente vimos su título en los créditos, fue imposible quitarla. La cuestión es que la película empezó mal, pero termino peor. Es evidente que hay cosas peores, pero hay que reconocer que este film es absurdo y malo. Para empezar, transplantar una cabeza en otro cuerpo que ya tiene una, no tiene sentido. La excusa del guión es que el cuerpo al que extirparán la cabeza, podrá usarse para transplantes de órganos y experimentos científicos, todo para el bien de la humanidad. Pero claro, ¿que ocurre con el cuerpo bicéfalo? Para saberlo hay que ver la película, aunque tampoco es muy difícil de adivinar. La historia es una especie de homenaje (por llamarlo así) de Frankenstein, salvando las diferencias. Las circunstancias durante el desenlace obligan al Doctor Girard, a transplantar la cabeza de un asesino psicópata, al cuerpo con cabeza de joven retrasado, pero con un físico muy corpulento. La mezcla no puede dar buenos resultados.

Esta no es la única película que trata sobre este tema, un año después se rodó una especie de blacksplotation titulada, La cosa con dos cabezas. Era un planteamiento similar pero derivando a la comedia, desconozco si hay otras películas anteriores sobre transplantes bicéfalos, pero de todas formas, con una bastaba. Este tipo de producciones de serie B se solían llevar al límite, pero en algunos casos el resultado era positivo, El increíble transplante bicéfalo no es uno de esos casos. El ritmo de la película es lento, las actuaciones son malas, los efectos pueden tener su gracia para su época y presupuesto, pero también son malos. El guión no es necesario nombrarlo mucho, pero la idea base sobre la que se basa la película, es suficiente para ver lo que puede llegar a ofrecer. Posiblemente la banda sonora, que también es mala, es lo más destacable de la película.

Como película de monstruo creado por científico que desafía las leyes de la naturaleza, deja mucho que desear. Una vez creada la "criatura", se debería disparar la tensión, pero nada de eso ocurre. Ver el efecto de las dos cabezas juntas hablándose no tiene desperdicio, a parte de nuestro tiempo, lastima que el personaje bicéfalo no tiene demasiado carisma, por no decir nada. Cuando escapa del laboratorio, como es lógico, deambula sin rumbo. Mientras es guiado por la cabeza mala, ataca a cualquier persona que se cruza en su camino, sobre todo si es femenina. Por otra parte, la cabeza "buena", intenta evitar ser controlada por la otra cabeza, pero todo muy mal explicado y con poca coherencia argumental. Los personajes secundarios, que juegan un gran papel en el desarrollo, están definidos de una forma horrible, si al final de la película no hubiesen aparecido, tampoco cambiarían nada. El increíble transplante bicéfalo es una curiosidad que en el fondo, muy en el fondo, es necesario visionar, puede llegar a tener cierta gracia y solo por el hecho de haberse rodado una idea de ese calibre en 1971, merece una estrella.

4/1/10

Lo mejor y lo peor del 2009

Bueno ahora que ya ha finalizado el año ahí va mi lista de las 10 mejores películas y 10 peores del 2009. Déjame Entrar ya la mencioné el año pasado, pero como no quedó dentro de la lista, la incluyo este año, que ha sido cuando la han estrenado en las salas convencionales.
Muchas obras son las que se quedan fuera de ambas listas, por dos claros motivos. Primero la lista, bajo mí críterio, ha de ser compacta, y segundo algunas obras ni siquiera las he visionado todavía. Con la cantidad de películas que salen en un año, es imposible. Por lo tanto he tenido que descartar algunas, que realmente me ha dolido no incluirlas. Solo me falta decir que la lista no está por orden de preferencia.



Arrástrame al infierno
Avatar
Celda 211
Déjame entrar
District 9
El luchador (The wrestler)
El curioso caso de Benjamin Button

Gran Torino
La Huérfana
Malditos Bastardos





Viernes 13
The Broken
Dragonball Evolution
G.I. Joe Rise of Cobra
Gamer
Imago mortis
La semilla del mal

Señales del futuro
Transformers 2. La venganza de los caídos
Underworld: La Rebelión de los Licántropos