1/2/10

El vídeo de Benny


TÍTULO ORIGINAL: Benny's Video
AÑO: 1992
DURACIÓN: 105 min.
PAÍS: Austria
DIRECTOR: Michael Haneke
GUIÓN: Michael Haneke
FOTOGRAFÍA: Christian Berger
REPARTO: Arno Frisch, Angela Winkler, Ulrich Mühe, Ingrid Strassner, Stephanie Brehme
PRODUCTORA: Coproducción Austria-Suiza

Benny es un joven de 14 años de buena familia, la falta de cariño de sus padres es suplida por todo lo que él pueda desear, un niño al que le gusta lo audiovisual y con todo tipo de tecnología a su alcance. Con su cámara de vídeo, graba cómo sacrifican a un cerdo con una pistola especial, y ello le incita a cometer un acto salvaje.

La violencia cotidiana, un tema que Haneke borda en sus obras de una forma realista, cruda e inquietante. En está ocasión muestra una cara de la violencia centrada en la sociedad del bienestar, critica la negligencia paterna y ofrece una muestra de un completo desequilibrio infantil. La capacidad de Haneke para reflejar la realidad cotidiana es asombrosa, los silencios acaban siendo más importantes que los diálogos y transmite muchas sensaciones con las imágenes. La crudeza con la que nos muestran algunas situaciones durante la película es angustiosa, parece un reportaje ficcionado más que una película, pues una característica de Haneke es eliminar el ritmo cinematográfico en sus películas para crear una atmósfera contemplativa y perturbadora. Ver una película de este director siempre es una experiencia que no deja indiferente, aborda las partes oscuras de la naturaleza humana con mucha maestría y pocos recursos económicos. Está es su segunda película, muy bien elaborada y pensada, está por debajo de otras de sus películas, pero es muy interesante y recomendable.

El ritmo de la película es muy lento, a partir de la mitad decae en picado para reafirmar todo lo que se ha explicado en un desenlace, no sorprendente, pero si impactante. Aunque puede llegar a ser previsible, es coherente dentro de la información que no se muestra al espectador. Eso es lo que llega a ser más terrorífico en la película, no saber por qué Benny lo hace. La actuación de Arno Frisch (Funny Games) es muy buena, su rostro impasible, sus miradas frías, reflejan exactamente el tipo de desidia e indiferencia del personaje, un adolescente con una desorientación moral, un personaje gélido que no distingue el bien del mal. Una curiosidad, a parte de que Arno Frisch repita un personaje similar en Funny Games (1997), es que Ulrich Mühe, el padre de Benny, será una víctima en Funny Games, posiblemente una forma de castigo para el personaje por su reacción en Benny's video. Angela Winkler también realiza una buena interpretación, algo más comedida, pero refleja la culpa y el miedo de no saber como enfrentarse ante según que situación. Haneke nos lanza un dilema ético al mostrarnos la relación familiar, la reacción de los padres y su decisión.

La película está bien explicada y consigue su objetivo, plantear preguntas. En algunos momentos se desinfla con facilidad y hay alguna información que no es relevante. Podría haber sido más corta y directa, no llega al extremo de aburrir, pero por momentos lo roza. Muy contemplativa y pasiva, sin banda sonora, solo tenemos el sonido ambiente y las grabaciones de Benny como hilo conductor. Una experiencia Haneke floja en comparación con algunas de sus obras, pero lo suficiente perturbadora para incomodar con el realismo que ofrece, pues en la actualidad nos rodea toda esa violencia, aunque no sea visible a primera vista. Michael Haneke explora la parte sombría de la mente humana, una parte que está en todos nosotros en mayor o menor grado, nos la plasma a la perfección en sus películas, siempre en distintas facetas. Benny's Video es un ejercicio interesante sobre la indiferencia.

9 comentarios:

  1. Para mi no es la más floja de Haneke (que lo es El Castillo) y creo que sin ser su obra maestra, sí que refleja muy bien el espíritu y la mentalidad de esa nueva generación adolescente que está por llegar (y lo está haciendo ahora). Muy buena la frase que remarcais, la qeu dice en el baño, porque resume la personalidad de Benny de forma clara y brutal.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco la creo para nada floja. Claro que a mí me gusta todo lo que hace Haneke y no soy buen referente. La trilogía de la violencia de la que forma parte es uno de sus mayores logros. Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  3. Para mí floja es, Cache.
    Benny es aterrador, pero menos que la reacción de los padres, y mejor no hablemos del viaje turistico con la madre, como si nada hubiese sucedido.

    ResponderEliminar
  4. Para mi Cache no es nada floja, me gustó más que Benny's Video, pero bueno, me pasa como Babel, de momento todo lo que he visto de Haneke me gusta.

    ResponderEliminar
  5. Benny's Video esta entre mis tres películas favoritas de Haneke junto a Funny Games y La Pianista. Si no me equivoco he visto todas las películas de Haneke hasta la fecha (excepto la adaptación de Kafka "El Castillo") y aunque todas me han gustado por algún motivo estas tres películas son las que a mi parecer más se acercan al terror, en su faceta más psicológica y perturbadora.

    ResponderEliminar
  6. El ritmo lento que permite recoger los detalles triviales de lo cotidiano, son necesarios para permitir que la emoción que producen los acontecimientos narrados nos invada con toda su carga de estupefacción, miedo, repulsión, a la vez que nos surgen preguntas acerca de cuál sería nuestra actuación ante tales hechos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haneke es un especialista en jugar con ritmos pausados. Aunque a mucha gente lo deteste, tienes razón. El director casi siempre nos pone en la situación del personaje.

      Eliminar
  7. Floja, no está a la altura de otras obras de Haneke. Se ve que le dio pena cortar algunas escenas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la comparamos con sus películas más recientes es floja, claro. Pero vaya, no está nada mal para ser su segundo largometraje después de trabajar en televisión.

      Eliminar