11/1/10

Solomon Kane


TÍTULO ORIGINAL: Solomon Kane
AÑO: 2009
DURACIÓN: 104 min.
PAÍS: Reino Unido
DIRECTOR: Michael J. Bassett
GUIÓN: Michael J. Bassett (Personajes: Robert E. Howard)
MÚSICA: Klaus Badelt
FOTOGRAFÍA: Dan Laustsen
REPARTO: James Purefoy, Max Von Sydow, Pete Postlethwaite, Rachel Hurd-Wood, Alice Krige, Mackenzie Crook, Ryan James, Kenny Mitchell, Stewart Moore, Mark O'Neal
PRODUCTORA: Coproducción Reino Unido-Francia-República Checa; Davis-Films / International Production Company / Wandering Star Pictures
WEB OFICIAL: http://www.solomonkane.com

Cuento épico (basado en un personaje del creador de Conan) centrado en un soldado del siglo XVI atormentado por sus actos del pasado y que busca la redención combatiendo un siniestro poder que amenaza su reino. Solomon Kane es un guerrero puritano cuya única meta en la vida es terminar con la maldad en todas sus formas.

Una película de espada y brujería de la vieja escuela, actualmente ya no se hacen películas de este estilo. En Solomon Kane se consigue crear una producción de serie B con la suficiente calidad para destacar, pero sin la pretensión de hacer una gran película. Sin llegar muy alto, no queda como otra historia más de fantasía, ni una producción de multisala mediocre y no es para nada una película comercial. Esta película es una adaptación de las historias de Robert E. Howard tituladas Las extrañas aventuras de Solomon Kane. Relatos independientes entre sí que siempre han permanecido ocultos bajo la sombra de Conan. Cada relato está envuelto de un aura sombría, lo sobrenatural y la aventura se combinan dentro de un ambiente lúgubre y fantástico. Con un carismático protagonista, oscuro, tétrico y empeñado en combatir el mal, se muestra su lucha interior en temáticas religiosas y la eterna pugna entre el bien y el mal. Sus aventuras le llevan desde los oscuros submundos de las principales capitales europeas, hasta las frondosas y peligrosas junglas africanas. Siendo una buena adaptación, es evidente que la película tiene sus defectos, pero consigue tener un toque especial. No es un proyecto pretencioso, es como ver una película ochentera de aventuras, espadas y brujería, pero bien hecha. Eso no quiere decir, ni que el guión sea bueno, está dentro de lo aceptable, ni tampoco sus efectos especiales, aunque están por encima de la media y cumplen su función.

Para encarnar al personaje de Solomon Kane han elegido, de forma muy acertada, al actor James Purefoy, que principalmente trabaja en series televisivas (Roma). En está película, con papel protagonista, se enfrenta a las críticas de ser comparado al Hugh Jackman de la serie B, por culpa del fiasco Van Helsing (2004). En el reparto hay actores muy conocidos, como Pete Postlethwaite (The Last of the Mohicans) o Max von Sydow (The Exorcist), que sin estar exprimidos, realizan un buen papel. En el apartado femenino no hay mucho que destacar, los personajes femeninos son muy secundarios y solo la interpretación de Rachel Hurd-Wood (Dorian Gray, Perfume: The Story of a Murderer) tiene algo de relevancia. Pero el punto fuerte sin duda, es su ambiente, deprimente y desolador. La historia se desarrolla en Inglaterra, con la peste como telón de fondo. Con paisajes oscuros y sombríos, se saca el máximo partido a los escenarios naturales con una muy buena fotografía. Los colores de la película son espectaculares, con cambios sutiles, modifican la ambientación y refuerzan la intensidad de las imágenes. Los escenarios en interiores también están bien recreados, la utilización de los elementos y las sombras en cada plano ofrecen un aire oscuro, para nada da la sensación de escenarios de cartón piedra. La combinación de buenos planos y la forma con la que han rodado la película, consigue que sea trepidante y por momentos contemplativa. Su apartado visual tiene un atractivo especial, sin apenas recursos digitales se recrea un ambiente siempre coherente con la estética de la película.

Siendo una producción Europea que podría pasar por una americana, hay que decir que para bien o para mal, se aleja bastante del tipo de películas de acción fantástica que se han estrenado los últimos años. El guión es algo flojo y previsible, parece que le falte un empujón para otorgar más emoción. Aunque durante la película hayan varios momentos con una épica destacable, no hay grandes giros argumentales, ni subidones, es un argumento un tanto lineal. Pero no olvidemos que está producción, no es que intente emular una serie B, es una serie B en mayúsculas, pero con una buena dirección de actores, fotografía y apartado técnico en general. Hay que apreciar el trabajo realizado, mantener la esencia de películas como Ator el poderoso, Los Bárbaros, Lady Halcón, El señor de las bestias y algún que otro subproducto, arrastrando muchos de sus elementos y hacerlo bien, no es nada fácil. Solomon Kane tiene suficiente personalidad para no ser comparada de forma directa con otras películas, adquiere un gran merito por ser una producción de este estilo y conseguir elevarse por encima del montón, pero sin gustar al público en general.

La banda sonora merece una mención especial, está muy lograda. Klaus Badelt (Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl) realiza un trabajo espectacular, la banda sonora es digna de película de aventuras, pero con toque oscuro y melancólico. El personaje de Solomon Kane queda reforzado por unas melodías trepidantes y épicas. Es un elemento clave en la película, una banda sonora muy bien integrada con las imágenes. Está adaptación de varias historias cortas no será muy recordada, ni apreciada, pero es normal, la venden como una película de entretenimiento para el fin de semana y en realidad, no encaja del todo para tal propósito comercial. Solomon Kane es la evolución del cine de espada y brujería de los años 70 y 80. Una mezcla de acción, aventuras y terror, que pasando por alto, o mejor dicho, aceptando sus defectos y su ajustado presupuesto, te deja un buen recuerdo. Pero atención, solo si vas con la predisposición de dejarte llevar y admiras, por el motivo que sea, las películas de serie B, puedes llegar a disfrutarla mucho.

8 comentarios:

  1. En lo de que el guión es malo, no estoy de acuerdo. A mí solo me chirria el final pues resulta bastante precipitado, y ojo con esto, no quiero decir que sea malo. Solamente que esperaba un desenlace más trillado, con todo lo que llega a pasar nuestro protagonista, incluyendo la sub-aventura de la bruja. Aunque como ya dijo el Sr.Enmascarado de Plata, los finales precipitados es algo habitual en las obras de Howard.

    Hay una parte que no has mencionado y para mí resulta importante, la mezcla de religiones, pagana y cristiana en un mundo gotico a la vez que pagano. Solomon se refugia en el cristianismo para redimir sus pecados y no es que me parezca bien pero tiene momentos en que duda de su propia fe y aun sin llegar a perderla, se siente pagano y esta rara mezcla me gustó.

    ResponderEliminar
  2. Pues resulta una reseña muy optimista. Por lo que cuentas, seguramente me guste mucho.

    Quixzas es lo que le falta al cine, unos presupuestos, mas ajustados que expriman la imaginacion, para dar l mejor del septimo arte.

    Salu2

    ResponderEliminar
  3. Una puntualización: no es una adaptación de varias historias cortas. El guión es invención del guionista/director y no viene de ningún relato de Howard.

    El guión simplemente es tópico y previsible, siendo lo peor ese desenlace, debido muy probablemente a una falta de medios (con más pasta, la escena final se hubiera alargado, aprovechando la espectacularidad del bicharraco infernal)

    Pero como bien dices, será mucho más apreciada por aquellos que sabemos disfrutar sin complejos de la serie B. El resto seguramente exija más pirotecnia, más peleas y más de todo.

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  4. Parece que en su desenlace tuviera que ocurrir algo más, pero en el fondo es mejor así, voy, le mato y vuelvo.
    Está película no da lo mejor del séptimo arte, pero es una sorpresa, insistiendo en que tiene que gustarte la serie B de espada y brujería.
    Pues lo que han adaptado es el personaje entonces, jejeje. Ya tengo los relatos de Robert E. Howard en mi poder, así que en breve podré comparar, no la historia, si no el personaje y la ambientación.

    ResponderEliminar
  5. Precisamente estoy leyendo a Howard, así que no sabes las ganas que tengo de ver esta película, sobre todo gracias a esos comentarios de look&feel de serie B. Ya os comento cuando lo consiga!

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Estaremos esperando su diagnóstico Dr. Quatermass. Ahora estoy terminando La carretera, luego me pondré con las extrañas aventuras escritas por Howard ;)

    ResponderEliminar
  7. Anónimo9/7/11 23:13

    Pelicula para disfrutar de principio a fin, ya pueden decir que el final es precipitado pero me quedo con todo, el personaje de Solomon Kane en su portada con la lluvia cayendo me evoca gratos recuerdos del grupo Fields of the Nephilim y su carismático cantante Carl Mcoy.La pelicula arrastra ese ambiente gótico y siniestro que nos gusta a la gente oscurilla como yo.Recomendable 100%

    ResponderEliminar
  8. Ese grupo que comentas está bastante bien, en la honda de los Sisters, son como un relevo, aunque con personalidad propia.
    Solomon Kane también está muy bien, sobre todo la fotografía y el trabajo cromático de toda la película en general... bueno, también en el apartado de arte hay un merito para destacar.
    Un saludo, Anónimo

    ResponderEliminar