28/3/10

The Brain from Planet Arous


TÍTULO ORIGINAL: The Brain from Planet Arous
AÑO: 1957
DURACIÓN: 71 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Nathan Juran
GUIÓN: Ray Buffum
MÚSICA:
REPARTO: John Agar, Joyce Meadows, Robert Fuller, Thomas Browne Henry, Ken Terrell, Henry Travis, E. Leslie Thomas, Tim Graham, Bill Giorgio
PRODUCTORA: Marquette Productions Ltd.

Psicodelicas aventuras de Steve March, un especialista en energía nuclear, detecta radiaciones provenientes del Monte Misterio, una montaña situada en el desierto. Cuando llega allí descubre a Gor, un cerebro diabólico huido del planeta Arous. Introduciéndose y controlando el cuerpo del científico, Gor se lanza a dominar el mundo. Pero Vol, un cerebro benévolo de Arous, le sigue la pista.

Este domingo 28 de marzo asistimos a la edición Spooky Cinema 6 en el auditorio Les Basses de Barcelona. La oscura ceremonia y Subfilms nos deleitaron con una doble sesión de películas de ciencia ficción de serie B de los años 50. La temática que se abordó fue la de cerebros malvados y cabezas vivientes, micro géneros que han influenciado mucho, sobre todo en producciones de los años 80. La primera película que se proyectó es la que a continuación se comentará, aunque tampoco hay mucho que comentar, pero reconozco que la película tiene elementos atrevidos y destacables para el año en el que se rodó. En esa época se estrenaban muchas películas de temática similar, cerebros que bajo la influencia de un científico loco se vuelven malvados, seres del espacio exterior, experimentos fallidos, cabezas parlantes, poderes mentales, radioactividad, etc... En The Brain from Planet Arous se atrevieron un poco más, en este caso tenemos la visita de unos cerebros que provienen del espacio exterior, llegan a la tierra en una especie de platillo volante y dejan el planeta inmerso en un terrible peligro. El presupuesto para la película es mínimo, eso queda bien reflejado, sobre todo en los simples aunque intrépidos efectos especiales. En este caso los cerebros son seres etéreos que pueden poseer otros cuerpos y controlarlos, aunque también necesitan materializarse, en ese momento es cuando vemos un cerebro de plástico colgando de hilos.

Durante la película veremos situaciones algo fuera de tono para esa época, connotaciones sexuales, un constante desprecio por las leyes científicas, se ridiculiza a los representantes políticos del mundo y también hay una violencia latente en algunas escenas. Los diálogos tienen un encanto fuera de órbita, precisamente por lo ingenuos que son. También las situaciones en las que se van encontrando los personajes son bastante curiosas y dan pie a la carcajada. Las interpretaciones son bastante exageradas, sobre todo la del malvado Gor cuando controla el cuerpo de Steve March y se ríe de forma diabólica. Otra curiosidad es el tiempo que mantenían los planos, en algunas ocasiones demasiado, pero lo mejor es la inventiva con la que tenían que resolver muchos de los efectos especiales. La banda sonora transmite mucho, es la clásica banda sonora para este tipo de película, efectista y tremendamente alarmista. Esta película es muy divertida y dinámica, mantiene un buen ritmo y con su ajustada duración se hace muy liviano el verla. Un detalle a tener en cuenta es que a los cerebros les han puesto voces, uno con voz de malo y otro con voz de bueno, de ese modo los cerebros adquieren mucho más protagonismo y personalidad. The Brain from Planet Arous es una de esas pequeñas joyas con sus errores de racord, final precipitado y frases absurdas. Si sientes curiosidad por este tipo de películas y sus especiales encantos, es recomendable dar una oportunidad a los cerebros y dejarse cautivar por ellos.


4 comentarios:

  1. Vaya, esta promete, ya me estoy haciendo con una copia y a verla.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Es divertida, cuando aparecen los cerebros es impresionante, creo que te gustará.

    Un saludo serreina!

    ResponderEliminar
  3. jajaj es pqe esta hecha a proposito

    ResponderEliminar
  4. Bueno, hecha a propósito.... no se, creo que lo hacían lo mejor que podían y les quedaba así :)
    De todos modos, la película es muy simpática, jejejejeje.

    ResponderEliminar