14/3/10

Enemigo mío


TÍTULO ORIGINAL: Enemy Mine
AÑO: 1985
DURACIÓN: 108 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Wolfgang Petersen
GUIÓN: Edward Khmara
MÚSICA: Maurice Jarre
FOTOGRAFÍA: Tony Imi
REPARTO: Dennis Quaid, Louis Gossett Jr., Brion James, Richard Marcus, Bumper Robinson, Carolyn McCormick, Lance Kerwin
PRODUCTORA: 20th Century Fox

Los humanos y los dracon están en plena guerra. La historia comienza con una batalla espacial, similar a Star Wars, salvando algunas diferencias. ¿Quien empezó esta guerra y por que motivo?, no es el gran pilar de la historia, solo son los raíles que conducen a los dos protagonistas a FyrineIV, un planeta desolado, plagado de peligros y drásticos cambios climáticos.

La historia se sostiene en base a la relación entre ambos personajes, Willis Davidge un piloto humano interpretado por un jovencisimo Dennis Quaid, que apuntaba alto, caso similar al mítico Harrison Ford en Star Wars, aunque Quaid no ha llegado a gozar de tanta reputación como lo ha echo Ford.
En en el bando de los dracons tenemos a Jeriba 'Jerry' Shigan interpretado por Louis Gossett Jr., ambos acaban por accidente en el caotico planeta pero el instinto de supervivencia consigue superar sus diferencias fisiologicas, sociales, politicas y creencias religiosas, aunque estas últimas son similares entre ambas razas, los humanos no las aplican de la misma forma que los dracons, esto dará pie a conflictos verbales entre ambos.

Wolfang Petersen que dirigió, quizás, una de las obras más emblemáticas de los años ochenta, La Historia Interminable, basada en la novela de Michael Ende y aunque el propio escritor renegó de la adaptación realizada a la gran pantalla, pues según tengo entendido dista bastante del libro, digo esto pues no me lo he leído, pero la película, a mí me gusta bastante.


Petersen tiene una filmografia bastante dispar, no es un director que se estanque en un solo género, y después de la obra de Ende, de género fantastico, se pasó a la ciencia ficción y dirigió Enemigo Mío. Aunque resulta ser una libre adaptación de Infierno en el pacífico (John Boorman, 1968). En la que, un aviador estadounidense (Lee Marvin) y un aviador japonés (Toshirō Mifune) han quedado varados en una isla y, aunque sus países están en guerra, deben colaborar para sobrevivir. Creo que es una película caída injustamente en el olvido y la sigo considerando un gran referente dentro del género de la ciencia ficción.


La relación entre ambos personajes le da el ritmo necesario a la historia, su moraleja se puede aplicar a todos los tiempos, pasado, presente y futuro.
Las diferencias fisiológicas, sociales, creencias religiosas y políticas, hacen que entremos en conflictos bélicos, solo nuestra ansia de poder territorial nos ha llevado, nos lleva y nos llevara a esta lamentable situación. Pero su mensaje es de lo más emotivo, todos vivimos en el mismo planeta, en este caso universo y la distinción entre razas es algo que disponemos nosotros mismos, nos complicamos nuestra propia existencia, pero el instinto de supervivencia ante peligros mayores, rompe toda frontera y es que la unión hace la fuerza, incluso hasta tal punto de llegar a una gran amistad. Su desenlace se centra más en la acción, debido a algo que sucede en cierto punto de la historia, sin embargo eso es lo que le da el empujón final a la historia y un buen desenlace.


Aunque no la ví en la época, lo hice hace unos años siendo ya adulto, me dejó un buen recuerdo y muy gratificante ha sido su revisionado en la actualidad. Es cierto que la cinta ha envejecido, lógico, han pasado veinticinco años, pero lo ha echo muy bien, los efectos especiales todavía resultan creíbles y la lluvia de meteoritos es genial, en su momento debió contar con un gran presupuesto, pues a día de hoy otras producciones más recientes se encuentran más desfasadas en este aspecto, quizás el abuso de técnicas digítales sea el causante de tan rápido envejecimiento, mientras que las realizadas de una forma más clásica con maquetas, usando lo dígital de forma más leve, suelen aguantar mejor el paso de los años, sin quedar escesivamente desfasadas. El maquillaje draco roza la perfección, con latex, protesis y mucha paciencia se pueden obtener grandes resultados, además como bien he dicho aguanta mucho mejor el paso del tiempo.
Los planos panorámicos en Fyrine IV son muy grandes y de gran belleza, aunque muchos son decorados bastante planos, la fotografía juega un papel importante en este aspecto otorgándole un realismo digno de mencionar.

El paso del tiempo esta narrado de forma visual con la propia caracterización de Quaid, también realmente lograda.
Pero ante todo Enemigo mío es una emotiva historia donde la amistad se eleva por encima de todas las diferencias mencionadas.

10 comentarios:

  1. Si señor, una buena película de los ochenta.

    ResponderEliminar
  2. Oh!! Una de las películas más míticas de mi infancia. La ví hace muchísimos años en un pase televisivo de madrugada (creo que fue en La2) y me encantó.
    No la he vuelto a ver desde entonces, así que ignoro cuánto habrá envejecido.

    Toda la razón en que se trata de una película injustamente olvidada. Yo iría más lejos y asumiría el hecho de que es una película que directamente ha visto muy poca gente.

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  3. Yo también la ví en la infancia y tampoco he vuelto a verla desde entonces, pero aún conservo unos cuantos recuerdos de esta película. Tengo pèndiente volver a verla para revivir todos esos recuerdos...

    ResponderEliminar
  4. Es muy mítica, yo tampoco la había vuelto a ver desde la infancia. Esta muy lograda.

    ResponderEliminar
  5. Recomiendo verla a todos los que no la hayan visto o lo hayan hecho hace muchos años, gran película olvidada e incluso como dice Pliskeen, desconocida para muchos.

    ResponderEliminar
  6. hola que tal! permítame felicitarlo por su excelente blog, me encantaría tenerlo en mis blogs de entretenimiento (animes,peliculas,etc ).Estoy seguro que su blog sería de mucho interés para mis visitantes !.Si puede sírvase a contactarme ariadna143@gmail.com

    saludos

    ResponderEliminar
  7. Un clásico del sci-fi, la vi hace muchisimos años y la guardo en mis favoritas, la tenia en VHS junto con Innerspace en la cual tambien actua Dennis Quaid, que buenos tiempos por Dios!!!!

    ResponderEliminar
  8. Lo que decia que habies encontrado una puerta que os lleva a un video-club ochentero.

    jajaja

    Salu2

    ResponderEliminar
  9. Anónimo5/12/12 1:34

    Es cierto es una de las mejores peliculas de ciencia ficción no por las matanzas que hay en otras peliculas sino porque puede rescatar la parte mas sensible del ser humano, como cuando el humano se siente padre del niño draco y no le importa arriesgar su vida por ir a buscarlo me estremeció esta parte, la he visto de niño pero no tubo el efecto que tiene esta peliculas ahora que soy mayor deberían pasarlo por tv nuevamente estoy seguro que a la mayoría le gustara

    ResponderEliminar
  10. Claro, la historia está bien elaborada y se sustenta de esa relación entre ambas razas. Lo veo dificil que un clásico con tan poca fama en la generación actual la pasen por tv, pero bueno nunca se sabe.

    ResponderEliminar