20/5/10

Critters


TÍTULO ORIGINAL:
Critters
AÑO:
1986
DURACIÓN:
90 min.
PAÍS:
Estados Unidos
DIRECTOR:
Stephen Herek
GUIÓN:
Stephen Herek, Don Opper, Dominic Muir
MÚSICA:
David Newman
FOTOGRAFÍA:
Tim Suhrstedt
REPARTO:
Dee Wallace-Stone, M. Emmet Walsh, Billy Green Bush, Scott Grimes, Nadine Van Der Velde
PRODUCTORA:
New Line Cinema

Los Critters, una peligrosa y letal especie de alienigenas carnívoros con apariencia de bola peluda y muy cabroncetes han huido de una prisión espacial de máxima seguridad dirigiendose directamente hacía el planeta tierra dónde irán a parar a la granja de la familia Brown situada en un pequeño poblado de Kansas llamado Groves Bend. La familia intentará enfrentarse a esta temible plaga pero ahora su única oportunidad de sobrevivir es la llegada de dos misteriosos caza-recompensas intergalácticos que tienen como misión eliminar a estas infernales criaturas del planeta tierra. 


Los Critters, esa especie de erizos carnívoros mutantes del espacio con muy malas pulgas que durante la decada de los ochenta invadieron nuestros videoclubs de barrio. Parientes lejanos de los Gremlins de Joe Dante que con su éxito en 1984 inspiraron otros engendros de videoclub como Los Ghoulies, Los Munchies y demás muestras de monstruitos cabroncetes ochenteros, pero de todos ellos los Critters son seguramente los más carismáticos y los que más han permanecido en nuestra memoria colectiva con el paso del tiempo.

Estamos ante una de esas pelis totalmente representativas de la cultura de videoclub de los ochenta, que inevitablemente me transporta a la infancia cuando pasaba horas mirando carátulas a cada cual más alucinante en la estantería de terror del videoclub más cercano en busca de nuevas y excitantes experiencias, y la portada de Critters era una de esas que te pedía a gritos ver la película, con ese horrible pero a la vez carismático bichejo en primer plano sosteniendo un cartel que nos advertía: Cuidado, Muerden!! y una vez conseguias verla una cosa era segura, podras olvidar la película con el paso del tiempo pero ya nunca más podras olvidar a sus protagonistas, los Critters.

La película de Stephen Herek es una simpática mezcla de Ciencia-ficción y terror humorístico al más puro estilo 80's, con un argumento sencillo pero eficaz que incluso cuenta con algunos detalles originales como la presencia de los dos caza-recompensas galácticos que se ven obligados a visitar por primera vez el planeta tierra sin conocer nada de nuestra especie (muy buena la escena del vídeo-resumen que ven para intentar conocer nuestra cultura) y que tienen la maravillosa capacidad de adoptar la apariencia externa que ellos quieran para poder pasar desapercibidos entre nosotros los humanos, así que por un lado tenemos a Ug que inmediatamente decide adoptar la apariencia de un famoso rockero terrestre llamado Johnny Steele interpretado por Terrence Mann y que podéis ver en este maravilloso videoclip del tema principal de la película titulado Power Of The Night, y por otro lado tenemos al indeciso de los dos caza-recompensas que no termina de encontrar una apariencia a su gusto lo que dará lugar a divertidas y surrealistas situaciones que se alargarán hasta la segunda entrega de esta alocada saga donde lamentablemente este perderá la vida al caer en una trampa y ser atacado por numerosos Critters mientras luce el aspecto de una espectacular Play-mate. Tampoco hay que olvidar a Charlie, el borracho del pueblo interpretado por Don Keith Opper que unirá fuerzas con el niño protagonista a la hora de plantar cara a la temible plaga de Critters y que llegará a convertirse en todo un caza-recompensas y en un icono dentro de la saga Critters. Por otro lado como la madre del chaval protagonista tenemos a la mitiquísima Dee Wallace, uno de esos rostros inevitablemente familiares para los aficionados al género después de haber participado en películas tan míticas como Aullidos, Cujo ó E.T. El Extraterrestre (muy grande la escena/guiño con el Critter arrancando la cabeza al peluche de E.T.!!!).

Como es de esperar esta película tiene todos los "fallos" de una serie B como pueden ser diálogos estúpidos, un desarrollo por momentos torpe y una cutrez palpable en el ambiente, pero por contra también tiene todas sus virtudes desbordando encanto y diversión por los cuatro costados sin ningún tipo de pretensiones y creando esa maravillosa sensación de que todo es posible en esta película, una vez los Critters aterrizan en nuestro planeta la monótona realidad pasa a un segundo plano y todo puede pasar durante esa noche por muy absurdo que parezca, y esa es una sensación que me encantaba de niño y que me sigue encantando ahora unos cuantos años después. Y que es lo que tienen estas bolas peludas con dientes para generar tanto carisma, se preguntarán... pues a parte de todo lo mencionado anteriormente les contaré que el secreto de los Critters se esconde detrás de unos hermanos; Edward, Stephen y Charles ó lo que viene a ser lo mismo, los Hermanos Chiodo, expertos creadores de bichejos, monstruitos y desvarios varios que llegaron a ser muy conocidos por los aficionados después de que Stephen Chiodo dirigiese su primera película en 1988, otro gran clasicazo de los videoclubs, ni más ni menos que Killer Klowns From Outer Space (donde por supuesto todos los muñecotes de los payasos son obra de los Chiodo Brothers) y que en esta ocasión supieron encontrar una mezcla perfecta entre cutrez, fealdad y encanto con unos bichos, los Critters, que a diferencia de los Gremlins no engañan a nadie, ellos son cabrones por naturaleza y no intentan ocultarlo, lo unico que quieren es comer y utilizar sus enormes y numerosos dientes sin importarles nada más, su feo aspecto no es muy amigable que digamos pero estos pequeños diablillos no dejan de tener su lado gracioso sobretodo cuando hablan entre ellos con su peculiar idioma para llevar a cabo sus travesuras y también mola mucho el que se les haya dotado de ciertas características como el poder rodar a gran velocidad en forma de bola y el poder lanzar pinchos cual erizo que dejan paralizados a sus enemigos ó la capacidad de ir aumentando de tamaño a medida que comen lo que da lugar a un Super-Critter que hará las funciones de monstruo final de la película.

Como he dicho, Critters es una serie B muy divertida y que a estas alturas nos evoca un montón de buenos recuerdos y es representativa de una época muy especial de nuestra infancia lo que hace que sienta un cariño especial por esta película que esta por encima de su (dudosa) calidad cinematográfica, algo que por otro lado me suele pasar a menudo. La buena acogida de Critters por el publico dio lugar a que la New Line Cinema se aventurase con una potable segunda parte dirigida por Mick Garris (destacar la ya mítica escena de la "Bola de Critters!!!") y ya en los 90 con dos entregas más, Critters 3 y 4 bastante prescindibles pero aun disfrutables para los seguidores más acérrimos de los erizos carnívoros del espacio exterior. Para mi regocijo he podido conseguir recientemente la colección completa en una estupenda edición llamada "Critters Collection" con las cuatro películas aun inéditas en nuestro país y gracias a la cual he podido escribir esta reseña.

15 comentarios:

  1. Los Critters son una joya del cine serie "B", si bien no son tan divertidos como los Gremlins me gustan mucho, ojala pronto reseñen Killer Klows From Other Space.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Esta claro, los Gremlins es hablar de palabras mayores pero como digo del resto de monstruitos que nacieron a su sombra los Critters estan entre los más divertidos y recordados.
    Tendremos en cuenta su petición sr. Rogue Leader ;)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Lo de admirar las portadas, no ha cambiado. En lugar de en el videoclub, lo hacemos por la red. XD

    pd. Me las tienes que dejar.

    ResponderEliminar
  4. Increible, otra para el recuerdo. Pero si yo me trague todas las secuelas, e incluso fui al cine a ver la segunda parte. Con muchos fallos, pero perfecta para el cine de aquel entonces, pura magia. Y Los Ghoulies, recuerdos de Videoclub.

    Es una de las cosas que más hecho en falta, los añorados videoclubs de barrio, donde te dejabas aconsejar por el experto de turno, con el quie llegabas a entablar amistad cinefila por los ratos que pasabas viendo caratulas y eligiendo cual llevarte, donde la opinón del dueño, contaba mucho. Y ojo, no había que olvidarse de rebobinar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Es una gran película para disfrutar en compañia, de pequeño me volvía loco... bueno, ahora también.

    La escena de todos los Critters destrozando el interior de la casa es muy buena. También me gusta el detalle del cazarecompesas galáctico borde, cuando tiene que adoptar una forma humana y entre toda la variedad de la Tierra no se decide por ninguna. Ug le insiste en que se transforme y el borde le responde: -¡No me gusta nada de lo que veo!

    Power of the Night!!!!

    ResponderEliminar
  6. Machete, cuando quieras hacemos una sesión y de paso aprendemos inglés con los Critters.

    Serreina, celebro haberte traido buenos recuerdos con esta película, yo también siento una cierta nostalgia por los videoclubs de barrio y la magia de esa época, por suerte aun conservo mi vídeo VHS y puedo rebobinar alguna que otra película ;)

    Daemonia, los Critters es una película impresionante, para disfrutar solo ó en compañia! La escena que dices es buena, me recuerda mucho a Gremlins. En la segunda parte hay una escena parecida pero con más Critters y en una hamburguesería...

    Power Of The Night!!!

    ResponderEliminar
  7. Las dos primeras entradas en la saga de los Critters son unas verdaderas joyas del cine B. La 3 y 4 como mencionas son completamente olvidables (en especial la cuarta). Coincidentemente hace algún tiempo que ando con ganas de volver a ver esta pelí.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, pues ya esta, acabo de terminar de volver a ver Los Critters.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. De Critters ví en el cine la tercera entrega y aunque divertidos ni comparación con los Gremlins.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. De Critters las que valen la pena son las dos primeras. Lo que tienen en común Critters con Gremlins es que ambas son pelis de bichos cabrones, Gremlins es mejor película, aunque los Critters son como el lado oscuro, una creación que era necesaria.

    ResponderEliminar
  11. "una vez los Critters aterrizan en nuestro planeta la monótona realidad pasa a un segundo plano y todo puede pasar durante esa noche por muy absurdo que parezca, y esa es una sensación que me encantaba de niño y que me sigue encantando ahora unos cuantos años después" Loco que paso con el cine,y con nosotros?,dejamos de ser niños? Que nostalgia loco... wiiilld wiiild horseeeeess

    ResponderEliminar
  12. existe alguna reseña de como se llama el planeta de procedencia de los CRITTERS?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento, no recuerdo si lo mencionan en la película.

      Eliminar
  13. Tampoco recuerdo que se mencione, ni en esta ni en la segunda. Te recomiendo mirar la cuarta que todo se desarrolla en una nave espacial y puede que se comente algo del origen de los Critters.

    ResponderEliminar