9/5/10

Iron Man 2


TÍTULO ORIGINAL: Iron Man 2
AÑO: 2010
DURACIÓN: 124 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Jon Favreau
GUIÓN: Justin Theroux (Personajes: Stan Lee)
MÚSICA: John Debney
FOTOGRAFÍA: Matthew Libatique
REPARTO: Robert Downey Jr., Gwyneth Paltrow, Don Cheadle, Scarlett Johansson, Mickey Rourke, Sam Rockwell, Samuel L. Jackson, Paul Bettany, Jon Favreau
PRODUCTORA: Marvel Studios / Paramount Pictures

En 'Iron Man 2' el mundo sabe que el multimillonario Tony Stark (Robert Downey Jr.) es Iron Man, el superhéroe enmascarado. Sometido a presiones por parte del gobierno, la prensa y la opinión pública para que comparta su tecnología con el ejército, Tony es reacio a desvelar los secretos de la armadura de Iron Man porque teme que esa información pueda caer en manos indeseables. Con Pepper Potts (Gwyneth Paltrow) y James “Rhodey” Rhodes (Don Cheadle) a su lado, Tony forja alianzas nuevas y se enfrenta a nuevas y poderosas fuerzas.


Cuando una película hace taquilla, todos sabemos que antes o después nos llegara una secuela. Algunas veces de manera más forzada que otras, esta vez la cosa se encontraba en un termino medio.

Aunque después de la diversión que nos ofreció la primera entrega, se esperaba algo más de esta secuela, que en términos generales acaba siendo algo floja. Es habitual y comprensible que esto suceda cuando el proyecto cae en manos ajenas, sin embargo esta vez es bastante incomprensible, pues ha sido el propio Favreau, que ya dirigió su antecesora, el que se ha puesto a la cabeza del proyecto y tras el visionado del traíler, la cosa prometía bastante más diversión y caña de la que termina ofreciendo.

Una de las cosas que menos me gustaron en la primera entrega (la primera vez que la vi) fueron las escenas humoristicas pues me esperaba algo más serio y formal, sin embargo en un posterior visionado no me pareció un echo tan catastrofico.
Esta vez ya iba más preparado, pero Favreau ha sacado una caja de bromas sin fin, se ha abusado de tal manera, que las frases y díalogos transforman escenas completamente enteras al paroxismo extremo, dignas de teen movie americana pero además sin gracia. Ridiculizando así el personaje de Stark, e incluso a los personajes secundarios.

Aunque esto sería perdonable de no ser por que la acción, aunque es más intensa, está algo desaprovechada y mal repartida, en carencia de esta, nos encontramos con la presentación de un Tony Stark mucho más egocéntrico y exaltado consigo mismo, en la primera parte de la historia.
Aunque esto ya lo sabíamos de antemano, es una forma acertada de poner el punto de partida para presentar al villano en el momento justo y de una forma realmente apoteósica.

Lastima que después de alcanzar este climax, el ritmo se torna pausado y repetitivo con la relación laboral/amorosa entre Stark y Pepper, se alarga demasíado y ralentiza la historia. A partir de aquí la acción está distribuida con cuentagotas, hasta llegar al desenlace en el que se retoma la batalla final, contra el semijefe(s) y Whiplash el villano de turno, interpretado a la perfección por Mickey Rourke, aunque insuficientemente explotado. Además el combate final está resuelto de una manera bastante precipitada, es mucho más extensa y desarrollada la pelea contra el semijefe que la del propio Rourke. Realmente, una pena desaprovechar a Rourke, de esta forma, añadiendo otros personajes que no evolucionan en la historia, como Nick Fury interpretado por Samuel L. Jackson o Scarlett Johanson en el papel de Natasha Romanoff, en una pelea al más puro y patetico estilo Aeon Flux, eso sí nos hará babear con sus curvas y su profunda mirada. Y otros como Justin Hummer (Sam Rockwell) que no sabes si está o no está por la labor, aunque me da que la culpa en parte es de su doblaje.


Entre medio de este batiburrillo laboral/amoroso entre la parejita de turno, tenemos la crisis de Stark como superheroe, es interesante, pero el planteamiento no está del todo bien llevado. Además nos conducira a una de las escenas más cómicas de toda la cinta. Suerte que la rivalidad y consecuente pelea entre el coronel Jhames Rhodes y Stark, soluciona este desaguisado, solo en parte, pues la canción que ponen en plena pelea es de verguenza ajena, estropeando todo el feeling entre ambos. El resto de la banda sonora, aunque no destaca ningún tema en especial, salvo el de AC/DC, es bastante épica y le aporta el frenesí necesario.

El diseño de producción ha sido cuidado con sumo detalle, tuneando armaduras y artílugios nuevos que dan pie a curradisimas explosiones y demás efectos especiales de gran calíbre, sobre todo los latigos de Whiplash, hacen estragos en la pantalla. Aunque la pelea con el semijefe(s) está demasíado acelerada, confundiendo un poco al espectador, no llega a marear como lo hace Transformers.

En fín aunque le sobra un poco de argumento y le falta un poco de acción, todavía es disfrutable, al menos en algunos momentos. Eso sí está por debajo de su antecesora.

6 comentarios:

  1. La primera me gustó. Me pareció una buena película de entretenimiento (y el humor fue, a mi gusto, uno de sus puntos fuertes), pero tampoco esa maravilla que muchos pregonan.

    Que la secuela fuera inferior es algo que ya me olía (desde el cambio de guionista hasta los trailers, algo me hacía desconfiar)

    De todas maneras, las críticas que estoy leyendo son tan dispares, que he preferido esperar al DVD, como otras tantas.

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  2. Tiene cosas que están muy bien, pero habría que echar mano de tijera en la sala de montaje. Tiene momentos demasíados ridículos para mí gusto.

    ResponderEliminar
  3. Supongo que la culpa más que del director, que parte tiene, es de Justin Theroux. La primera parte me gustó mucho, lastima que la hayan cagado, por lo que veo no hace falta ir al cine, a no ser que seas muy fan del personaje.

    ResponderEliminar
  4. A mi la película me ha parecido correcta. Es cierto que es inferior a la primera Iron Man, pero de todas formas es una película entretenida que luce bastante bien, y creo que cumple con los objetivos que se propone.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Vaya, no se que pensar, leo cosas buenas y malas de esta película, aunque el género me gusta así que le dare una oportunidad en cuanto pueda verla.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Daemonia, Justin Theroux fue guionista en Tropic Thunder de ahí que se haya acentuado el humor, sobremanera. Para mí su mayor fallo.

    Fantomas, correcta es pero sobran y faltan cosas.

    Serreina, la opinión siempre es subjetiva. Yo si tengo ganas de verla, lo hago. A veces he leído críticas muy malas y luego a mí me ha gustado, a la inversa también, a gustos colores.

    ResponderEliminar