22/7/10

Pesadilla en Elm Street: El origen


TÍTULO ORIGINAL: A Nightmare on Elm Street
AÑO: 2010
DURACIÓN: 102 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Samuel Bayer
GUIÓN: Eric Heisserer, Wesley Strick (Personajes: Wes Craven)
MÚSICA: Steve Jablonsky
FOTOGRAFÍA: Jeff Cutter
REPARTO: Jackie Earle Haley, Kyle Gallner, Rooney Mara, Katie Cassidy , Thomas Dekker, Kellan Lutz, Clancy Brown, Connie Britton, Lia D. Mortensen
PRODUCTORA: New Line Cinema
WEB OFICIAL: http://www.nightmareonelmstreet.com/

Nueva reedición de la clásica saga de terror sobre Freddy Krueger, un serial killer que aterroriza y mata a jóvenes durante sus sueños. En esta vuelta a los orígenes de la historia, el personaje de Freddy Krueger, hasta ahora asociado al actor Robert Englund, es interpretado por Jackie Earle Haley (Watchmen).


De tantos remakes actuales le llegó el turno a uno de los personajes más interesantes y carismáticos del cine de terror. La primera noticia de un remake de A Nightmare on Elm Street me echo hacia atrás, pero a medida que se mostraba material mi interés fue en aumento. Ahora la sensación de desengaño es inevitable, este remake no es una mala película, pero se queda en otro remake más. Tenían el material necesario para lograr una gran actualización, pero salvo algunas escenas se queda en algo fácil de olvidar. En 1984 Wes Craven sorprendió en el cine de terror aportando un icono que perdura para siempre. Ahora podrían haber vuelto a revivir aquella sorpresa, pero se quedan en el saco de los remakes innecesarios. El inicio de la película está muy logrado y sorprende, se le presta más protagonismo al personaje de la rubia Tina, que en está película es renombrada como Kris. La aparición de Freddy es precipitada e interesante, pero a partir de la mitad del film, la cosa empieza a empeorar. Quien haya visto la original, ya sabrá lo que le ocurre a la nueva Tina, una vez muere el personaje el protagonismo cae sobre una nueva Nancy interpretada por Rooney Mara, la cual es muy inexpresiva y el gran personaje queda en algo insulso. Todos los personajes son presentados de forma brusca, sus actos son precipitados y no tienen ningún carisma. A parte de unas interpretaciones planas y aburridas.


En cambio el nuevo Freddy interpretado por Jackie Earle Haley, consigue ser más serio, inquietante, oscuro y perturbador. Pero por culpa de un guión muy flojo, no se le saca ni la mitad de jugo que se podría. Jackie Earle Haley hace todo lo que puede con lo que dispone, es un buen Freddy, pero no se han centrado lo suficiente en él. La estética de la película está muy lograda, pero no ha conseguido la sensación que daba la original, pensaba encontrarme con algo más impactante y terrorífico, pero es otra película más de terror actual. Las mejores escenas son las recreadas de la película de 1984 y tanto las pesadillas como la interacción de Freddy con los personajes no disponen de la suficiente intensidad. También resaltar que la proyección del remake a sido la versión doblada al castellano y deja mucho que desear, aún consigue alejarte más de la película, parece la típica producción pensada para ser distribuida directamente en DVD. Los efectos especiales están bastante bien, pero no los han aprovechado de forma correcta. La caracterización del nuevo Freddy está lograda, aunque le falta algo de expresividad, al igual que sus diálogos, dejan la sensación de esperar algo más. Por momentos la película es más semejante a un video clip que una pesadilla.

Los cambios en los personajes y el orden con el que se desarrollan los sucesos no está mal, pero dista mucho de la original, sobre todo en sensaciones y ambiente. Esta producción está hecha para ganar dinero fácil y se nota que no tiene la pasión ni la entrega que dispuso la obra de Wes Craven. La banda sonora pasa desapercibida, excepto por la melodía original y algunos momentos acompañados de buenos efectos sonoros. El principal problema es que no se mejora nada de la original, por lo tanto, no era necesario hacer este remake. Pero en fin, ahí lo tenemos, en cierto modo se agradece otra entrega de Freddy Krueger. Está película como remake no funciona al ser comparada con la original, pero como película de terror para pasar un buen rato, si que funciona. Aunque por desgracia, no se puede evitar sentir que está realizada a desgana y llegando al desenlace la película empieza a aburrir. Encima de saber de antemano lo que ocurrirá, las nuevas situaciones son previsibles y el guión está lleno tópicos. Vale la pena ver la película para revivir algunos momentos y disfrutar de la actuación de Jackie Earle Haley.

5 comentarios:

  1. No hace falta ver la película para saber que es eso que comentas. Seguramente cuando la vea me fastidiará aún más. En fin nos tendremos que acostumbrar a ver todas las películas creadas otra vez en remakes.

    ResponderEliminar
  2. Temia que fuera un remake innecesario y al final lo fue, que lastima que desaprobecharon a Jackie Earle Haley.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Es lastima, pero la peli no está tan mal, dentro de lo malo se puede disfrutar. Eso si, sin comparar con la original, claro. Jackie Earle Haley lo hace genial, lastima que no lo hayan aprovechado más.

    ResponderEliminar
  4. Esta noche si no me quedo dormido y Freddy me mata, te lo diré.
    No esperaba demasíado, ahora menos. Por lo tanto creo que me gustará, al menos eso espero....de ilusión también se vive.

    ResponderEliminar
  5. Antes que nada, habría que discernir entre ambas. La de Wes Craven es más gamberra y humoristica, la aquí presente es mucho más drámatica y oscura, abordando de lleno el tema de la pederastia.

    Cierto que hay pequeños detalles innecesarios, como el cuento del flautista en la biblioteca con tal de justificar que Freddy está intentando mostrar algo a los protagonistas, pero hay mucho público que necesita que se lo den mascadito, en fin, males mayores se han visto.

    El mayor fallo que le veo es la presentación de los personajes, algo escueta. Suerte que casí todos hemos visto la original y ya sabemos que papel juega cada personaje y quienes son, también.
    Y la verdad los primeros minutos, salvo la intro, me han dado pánico, sin embargo conforme avanza la cinta, la cosa coge la forma necesaria y Freddy acapara todo el interés, cada vez que sale en pantalla. Aunque lo hace poco, su presencia está bastante latente mediante la poderosa y tenebre voz de ultratumba que le han puesto.
    Aunque Robert Englund siempre estará en nuestros corazones, me parece una buena elección la de Jackie Earle Haley para el papel estelar, de haber sido protagonizada por el primero, hubiese quedado como un gran chiste, en lugar de como una película de terror, y más teniendo en cuenta las últimas entregas de la saga.

    El resto del doblaje, no me parece mal, comparandolo con la mayoría de cintas ochenteras que solían tenerlos muy malos, me gusta que guarde ese espiritu. Siempre habrá excepciones, pero la verdad ¿no se porqué hay que ser tan exigente con los remakes, cuando no lo eramos con las originales? y en realidad no son mejores ni peores, creo que la nostalgia influye mucho en ello.

    Me hayo satisfecho de que por primera vez se haya hecho un remake que no es un remake, sino una relectura total de la obra original. La idea es la misma pero el desarrollo de la historia y los personajes, varían el resultado final.

    Para mí esta relectura se merece tres estrellas...cuatro sería pasarse, aunque si contamos lo del perro...XD

    ResponderEliminar