20/7/10

Un plan sencillo


TÍTULO ORIGINAL: A Simple Plan
AÑO: 1998
DURACIÓN: 121 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Sam Raimi
GUIÓN: Scott B. Smith (Novela: Scott B. Smith)
MÚSICA: Danny Elfman
FOTOGRAFÍA: Alar Kivilo
REPARTO: Bill Paxton, Billy Bob Thornton, Bridget Fonda, Brent Biscoe, Gary Cole, Becky Ann Baker, Jack Walsh, Chelcie Ross
PRODUCTORA: Paramount Pictures / Mutual Film Company / Savoy Pictures
PREMIOS 1998: 2 nominaciones al Oscar: Mejor guión, actor secundario (Billy Bob Thornton)
1998: Nominada al Globo de Oro: Mejor actor secundario (Billy Bob Thornton)
1998: National Board of Review: Mejor guión

Hank, su hermano y un amigo encuentran 4.500.000 dólares en una avioneta que ha sufrido un accidente. Primero se enfrentan al dilema de quedarse o no con el botín, y después trazan un plan: Hank, el único con empleo estable y persona responsable -y por tanto menos sospechoso- guardará el dinero una temporada. Si nadie lo reclama, se lo repartirán a partes iguales.

El conocido y polifacético director Sam Raimi mostró en esta película que no se le puede encasillar. Desde sus inicios por el cine de terror, pasa por los súper héroes, la acción y el western dejando su sello. Pero hay algo que siempre mantiene en común en todas sus películas, se trata del sentido del humor. Algunas veces de forma más acertada que otras, pero Sam Raimi tiene debilidad por la comedia. En Un plan sencillo hace gala de un humor negro de buena calidad, pero con momentos crudos y creando una expectación constante. El guión de Scott B. Smith está adaptado de su propia novela con mismo título. Desde el principio, la situación y los personajes principales son presentados de una forma muy astuta. Las localizaciones recuerdan a Fargo, pero no por ello dejan de ser hipnóticas, rodeados de la blanca nieve los personajes se alejarán de la pureza para terminar demostrando la debilidad humana.

La historia se desarrolla de forma pausada, pero atractiva. A medida que se acerca el desenlace la tensión crece y mantiene el interés hasta el final. Una formula sencilla llena de tópicos, pero los enredos se van complicando hasta concluir en una degradación de los personajes. Como espectador terminas emocionado al ver que lo inevitable explosiona de tal manera, que hará que te lleves las manos a la cabeza. Todo está envuelto de una atmósfera de cuento, la banda sonora de Danny Elfman no se aparta de lo acostumbrado y en este caso, cumple bien el encargo.

Este drama desarrolla la complejidad de la trama argumental con mucho suspense y logra una profunda alienación hacia el espectador. Todo por un buen guión y las buenas interpretaciones de los actores, desde un principio consiguen que nos pongamos en su lugar. Los continuos giros en la historia están llenos de tensión, gracias al duelo de actores es complicado intuir qué acontecerá cada vez que surgen imprevistos. Aunque el mayor logro es para Billy Bob Thornton, con una excelente caracterización muestra en las últimas escenas mucha emotividad, un personaje complejo y soñador que pone a prueba los lazos familiares y la más absoluta amistad. Un plan sencillo es una película sencilla, prescinde de la necesidad de artificios para funcionar de forma perfecta. Una astuta recreación de la codicia que nos recuerda lo realmente importante de la vida.


6 comentarios:

  1. Está muy bien la película, la relación entre personajes es muy fuerte y emotiva.

    ResponderEliminar
  2. Esta si que me gustó, muy del estilo Hermanos Coen, en ciertos detalles me recordó a Fargo...

    ResponderEliminar
  3. Para mi gusto, lo mejor de Raimi (trilogía Evil Dead aparte)

    Y también la encuentro (muy) superior a Fargo, aunque la mayoría se decante por los Coen.

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  4. Está muy bien esta peli, no me lo esperaba.

    ResponderEliminar
  5. Pues a mi esta peli, me da cierta pereza, pero igual un día me animo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Animate serreina, que la película vale la pena y creo que la disfrutarás ;)

    ResponderEliminar