12/10/10

Somos lo que hay


TÍTULO ORIGINAL: Somos lo que hay
AÑO: 2010
DURACIÓN: 90 min.
PAÍS: México
DIRECTOR: Jorge Michel Grau
GUIÓN: Jorge Michel Grau
MÚSICA: Enrico Chapela
FOTOGRAFÍA: Santiago Sánchez
REPARTO: Francisco Barreiro, Alan Chávez, Paulina Gaitán, Carmen Beato, Jorge Zarate, Esteban Soberánes, Daniel Giménez Cacho, Juan Carlos Colombo

Una familia queda desamparada al morir su padre y líder; a partir de ese momento su viuda y sus tres hijos enfrentan una tempestad; los cuatro tendrán que darle la cara a su peor pesadilla, conseguir alimento por su propia mano.

Continuar con sus ritos es vital, deben comer carne humana para sobrevivir. Ahora, por decreto, el mayor de los hermanos, un adolescente desubicado, tendrá que guiar a los suyos para conservar su tradición caníbal.

El cine de caníbales tuvo su época dorada, los 70 y parte de los 80. Muchas fueron las cintas que trataban este escabroso tema, unas con mayor fortuna que otras. Eran películas de aventuras y exploración, aunque debido al tema que trataban, en realidad, iban dirigidas a un público más limitado.

Casi siempre eran tribus indígenas las que se pegaban esos ansiados festivales de carne a costa de intrépidos e insensatos exploradores, que se adentraban en las selvas amazónicas.
Una vez pasó esta época el género fue en decadencia cayendo en el olvido aunque sin llegar a desaparecer del todo, pasó bastante a un segundo plano. No por ello se ha dejado de realizar, aunque de una forma más moderada y dándole otro enfoque diferente, dejando las tribus de lado, como es el caso de Ravenous o Viven. Sin embargo me parece muy acertado pues hablar de caníbales no tiene que limitarse fuera de la civilización. Cualquiera puede ser caníbal, como bien dicen en la película "no te imaginas cuanta gente se come a otra en esta ciudad".

Grau apuesta por este "olvidado" género, el resultado es correcto hasta bien tres cuartas partes de la cinta. A pesar de algunas "lagunas" como no encontrar a los "asaltantes" rápidamente, tan solo hacía falta tomar la matrícula del vehículo para dar con ellos o el famoso ritual que mencionan durante toda la cinta, ¿se trata unicamente de comerse a la victima o pasa algo malo sino se realiza?, esto no queda claro. La película está bien hecha, pero al llegar al desenlace el pulso firme que imprime desde el arranque hasta bien entrados en la historia, se desvanece, para terminar cual película burda de acción con tiros de por medio.


Realmente la cinta apuesta por el drama familiar, y así debiera ser en su totalidad, no como ya he mencionado, el burdo final. La historia contiene un mensaje en forma de crítica social sobre como afecta la pobreza en Mexico, al menos a una parte del pueblo. Como en la secuencia inicial del fallecimiento del padre.
Es interesante que se siga apostando minimamente por el canibalismo en el cine, pero en Somos Lo Que Hay, tan solo es la pieza que mueve la maquinaria, no es el hilo conductor de la historia, aunque si de la trama, que no resulta tan irrelevante como parece desde un principio, la forma que escoge la familia para alimentarse, es casi un mcguffin.

El propósito de la cinta es mostrar las discordias y los momentos de crisis entre la familia, podrían haber puesto cualquier otra "excusa" que no fuera el caníbalismo para hacer avanzar la historia, pues todo parte de la muerte del padre. Los personajes están correctos, salvo las salidas fuera de tono en algún momento, por parte de la madre, interpretada por Carmen Beato.


En este caso la cinta es algo más accesible de lo habitual, muchas de las escenas están comedidas y se basan en simples sonidos, eso sí, no por ello menos efectivo, mini spoiler como la madre golpeando con el bate a una de las victimas etc...fin mini spoiler
Claro que con esto no quiere decir que no tenga carnaza en algunos momentos, pero no más lejos que las explotations de los (mencionados) años 70.La banda sonora tiene momentos de absoluta grandeza, lastima la parte visual no alcance ese mismo nivel.

Una película que se deja ver, bastante bien realizada, en la que su mayor fallo és el precipitado final y abierto a una segunda parte.

2 comentarios:

  1. Me la apunto, quiza, por lo que cuentas, merezca un visionado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Espero que no haya segunda parte, que centren esfuerzos en otra cosa. La pelí está bien, se puede ver, pero comparto la opinión que a partir de la mitad, cada vez es más aburrida. La cuestión es que se puede ver, de momento hemos topado con cosas mucho peores.

    ResponderEliminar