12/10/10

Tucker & Dale vs. Evil


TÍTULO ORIGINAL: Tucker & Dale vs. Evil
AÑO:
2010
DURACIÓN:
89 min.
PAÍS:
Canadá
DIRECTOR:
Eli Craig
GUIÓN:
Morgan Jurgenson, Eli Craig
MÚSICA:
Mike Shields
FOTOGRAFÍA:
David Geddes
REPARTO:
Tyler Labine, Alan Tudyk, Katrina Bowden, Jesse Moss, Philip Granger, Brandon Jay McLaren, Christie Laing, Chelan Simmons, Travis Nelson, Alex Arsenault, Adam Beauchesne
PRODUCTORA:
Eden Rock Media / Looby Lou / Reliance Motion Picture Company / Urban Island


Tucker y Dale son dos chicos de campo bonachones con aspecto de "rednecks" de las zonas montañosas de Estados Unidos que deciden pasar las vacaciones en Virginia, en una cochambrosa cabaña que acaban de comprar y que a juzgar por su aspecto bien podría haber sido el hogar del mismísimo Ed Gein. Cuando los dos amigos intentan relacionarse con el típico grupo de excursionistas adolescentes que también anda veraneando por esa zona, una serie de malentendidos sumado a algunos desafortunados accidentes harán que se estimule la imaginación del grupo de jovenes que verán en Tucker y Dale a dos peligrosos psicopatas rurales.

Estamos ante una de las películas más divertidas que he podido ver en lo que vá de esta presente edición del festival de Sitges. El debut en la dirección del canadiense Eli Craig resulta una refrescante comedia de terror (género que tan de moda esta últimamente) que parodia con acierto las pelis con psicopata "garrulo-rural" donde encontramos su máximo exponente en "La matanza de Texas" aunque podriamos citar muchos otros ejemplos surgidos tras el auge de la mítica película de Tobe Hooper. La película utiliza como punto de partida los "prejuicios" que a estas alturas nos ha podido ocasionar el cine de terror con todos sus estereotipos y clichés que de alguna forma quedan almacenados en nuestro subconsciente y nos pueden llegar a jugar una mala pasada.

Quién no ha visto alguna vez a algún "personaje" pintoresco de extraño aspecto y automáticamente ha pensado: este tio tiene pinta de ser un asesino psicópata en potencia! pues esto es exactamente lo que el grupo de jóvenes de la película deben pensar cuando uno de nuestros garrulos protagonistas intenta presentarse y socializarse guadaña en mano y con sonrisa nerviosa, aunque este será solo el primero de una larga lista de divertidos malentendidos.
La película parte de una buena idea que de entrada resulta muy divertida pero que parece difícil de desarrollar como para llenar un largometraje completo y no quedarse solo en eso, en una buena idea desaprovechada, aunque para ser justos tengo que decir que Eli Craig se sale bastante bién parado de la prueba, desarrollando la historia con el suficiente ingenio como para que las situaciones divertidas no decaigan y ofreciendo la suficiente chicha como para contentar a los fans del género, además de contar con una estética y unos efectos de serie B total (para ser coherente con las películas que parodia) , lo que hace ganar puntos a la película.


Para ello Craig nos regala unos cuantas situaciones gore-humorísticas a través de un carrusel de sangrientos accidentes que cada vez irán convenciendo más a los "supervivientes" del grupo de que Tucker y Dale son dos auténticos asesinos psicopatas dispuestos a matarlos a todos, cuando en realidad son ellos mismos con sus acciones los que terminarán sentenciando sus desafortunados destinos de las formas más sangrientas, lo que da lugar a situaciones memorables como la de nuestros dos protagonistas arrastrando la mitad restante de una de las victimas justo delante del sheriff del pueblo mientras ellos piensan que un grupo de jovenes locos ha decidido venir a su casa para suicidarse en masa!! y aunque la mayoría de estas situaciones puedan resultar inverosimiles de lo que se trata con una peli de estas características es de dejarse llevar y disfrutar sin cuestionarse demasiado lo que estamos viendo en pantalla.


Personalmente me ha parecido una película muy divertida, me ha gustado especialmente la sensación que llegas a sentir de estar viviendo dos películas en una, sobretodo en su primera mitad: por un lado la típica película de terror con el grupo de jovenes acojonados que van desapareciendo uno a uno acosados por unos psicopatas y por el otro el ver como estos supuestos psicopatas son en realidad dos buenas personas con sus sentimientos, que ajenos a todo lo que esta pasando solo buscan socializarse y si es posible encontrar el amor. A partir del tramo final es cuando para mi la peli pierde un poco de fuelle debido a un giro introducido justo cuando la "broma" argumental ya no dá más de si y que la convierte en una película más convencional hasta llegar a su desenlace. Con todo Tucker & Dale Vs Evil es una película muy recomendable, ideal para ver en una maratón de madrugada donde consigue levantar la carcajada y el griterío general por lo que cumple con su objetivo de entretener y evitar que caigamos dormidos en nuetras butacas, que ya es más de lo que muchas películas proyectadas en lo que vá de esta edición del Festival de Sitges pueden presumir.

2 comentarios:

  1. Por lo que comentas me dan más ganas de verla, a ver si coincide antes de que termine el festival.
    Veo que se trata de tonterror del bueno ;)

    ResponderEliminar
  2. Esta si que tengo ganas de pillarla.

    ResponderEliminar