11/12/10

El nacimiento de una nación


TÍTULO ORIGINAL: The Birth of a Nation
AÑO: 1915
DURACIÓN: 158 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: D.W. Griffith
GUIÓN: D.W. Griffith & Frank E. Woods (Novela: Thomas F. Dixon Jr.)
MÚSICA: Película muda
FOTOGRAFÍA: G.W. Bitzer (B&W)
MONTAJE: David W. Griffith, G.W. Bitzer
REPARTO: Lillian Gish, Mae Marsh, Henry Walthall, Miriam Cooper, Mary Alden, Ralph Lewis, Raoul Walsh
PRODUCTORA: David W. Griffith Corp.

Clásico del cine mudo que narra los acontecimientos más importantes de la creación de los Estados Unidos de América. El film retrata las aventuras y desventuras de dos familias amigas que representan el norte y el sur de los Estados Unidos durante la Guerra de Secesión. Fue la primera película en contar una historia de modo convencional -hasta ese momento el cine era un conjunto de escenas con poca relación entre ellas-. Con El nacimiento de una nación se considera a David W. Griffith como el creador del lenguaje cinematográfico.

David W. Griffith procedía de una familia sureña en la que el padre había sido coronel del ejército confederado. Tras unos inicios como actor, comenzó a dirigir para la Biograph en 1908 con la que trabajó hasta 1913, en lo que puede considerarse su periodo de aprendizaje. Estudió y analizó las aportaciones del cine europeo y de otros directores. Hasta ese momento, todas las películas habían sido cortometrajes, producidos, interpretados y montados con pocos medios y escasa calidad, sin embargo, con la aparición de Griffith esto cambió. Aportó al cine una nueva visión de las posibilidades dramáticas del medio, asumió que el montaje era el elemento más expresivo con el que contaba el cine, que no sólo servía para ordenar planos y secuencias sino también para emocionar al espectador.

Su originalidad fue armonizar el conjunto de todos sus logros y progresos cinematográficos, proponiendo una estructura visual que claramente enriquece el desarrollo de la historia. Se esfuerza en incorporar al espectador en el relato, que se interesara en cada momento por la evolución de la historia, sacándolo de su distanciamiento y pasividad. Se embarcó en la primera superproducción, la más costosa de todos los tiempos hasta esa fecha, más de cien mil dólares, algo que le obligó a recurrir a inversiones privadas a parte de las del estudio cinematográfico, un recurso no utilizado hasta entonces. Griffith fue el primero de los productores independientes. Reinventó la narración cinematográfica, introduciendo nuevas técnicas de producción. Gracias a él va a quedar establecido un modelo de cine perpetuado hasta la actualidad.

El nacimiento de una nación es una película que tiene interés por si misma, en apenas 20 años de la creación del cine, se consiguió una concepción de la estructura narrativa que no solo marcaría un antes y un después, también asentaría unas bases sobre las que se han levantado los cimientos de la industria cinematográfica. La unificación y una sabia forma de utilizar diferentes elementos, como variedad de planos, diferentes escalas y profundidad de campo en los encuadres, se magnifico en un montaje paralelo. Esto dio la creación del flashback, acción paralela y fundidos, elementos imprescindibles en la actualidad. Se consiguió una narrativa visual llena de tensión y dramatismo, el cine pasó de ser un entretenimiento a ser entendido como arte.

La narración cinematográfica quedó definida en esta película, de forma muy perspicaz se transmite a partir de las relaciones entre dos familias, una del Norte y otra del Sur, la división del país en ese momento. Teniendo como fondo esas relaciones, algunos miembros de cada familia se enamoran de los de la otra, a parte de estrecharse grandes amistades. Todos se verán separados por estar unos a favor de la abolición de la esclavitud y otros no. De este modo se nos relata algunos de los acontecimientos fundamentales de la historia de los Estados Unidos; la guerra de Secesión, el asesinato de Abraham Lincoln e incluso el nacimiento del Ku-Kux-Klan. Todo con una narrativa visual impecable, secuencias de una gran carga emotiva, todo perfectamente premeditado para cautivar de principio a fin manteniendo un hilo argumental que creó precedentes.

Tras destacar del film su magnífica combinación de ritmos, sentimientos, acciones, como consiguió alternar la narración de hechos históricos con dramas familiares y ser la consolidación del lenguaje cinematográfico. También hay que destacar toda la polémica que despertó desde su estreno, desde entonces se tacha la película de hacer apología del racismo. La polémica como ocurre en la actualidad, fue una gran publicidad y causó grandes beneficios para Griffith. Opino que la película no es racista, se trata el tema del racismo, se retracta tal como era la sociedad en 1915 y se cuenta el nacimiento del ku klux klan. Donde si aparece algo de racismo en la película es con los personajes negros interpretados por blancos con la cara pintada. Aunque es algo que continuó sucediendo durante muchos años, incluso hasta hace poco se podía apreciar en las cabalgatas del día de Reyes con el personaje de Baltasar. Lo que Griffith mostró es que estaba en contra de la guerra, de sus consecuencias y de la intolerancia del ser humano.

El escandalo aparece en los ojos del que mira, pero no hay que olvidar que se trata de una película que habla sobre un tema en una época determinada. Hay que apartar las ideologías personales de lo que se muestra en la película, de la personalidad de sus personajes y dejarse llevar por la experiencia. Para librarse de este tipo de críticas Griffith rodó en 1916 Intolerancia, donde se trata la maldad del ser humano en diferentes épocas de la historia. A parte de las diferentes reacciones y la controversia que puede provocar el tema que toca El nacimiento de una nación, no se puede dudar que la película es un espectáculo visual y narrativo realmente conmovedor.

3 comentarios:

  1. Muy buen comentario, pero cien millones de dólares es un presupuestazo incluso para la actualidad, creo que no es posible.

    Curiosamente nunca la he visto, la tengo junto con Intolerancia ahí preparada pero siempre me acaba dando pereza, a ver si me decido.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Cuanto sabe usted de cine joven nos ha iluminado con su sabiduría como si fuera una enciclopedia jajajaja.
    Pués será una obra maestra, supongo que para hacer esta afirmación la habras tenido que ver, pero sinceramente 158 minutacos de cine mudo a mi me suena a tostonaco xD

    ResponderEliminar
  3. No he iluminado nada, solo comparto información que me han dado, en mi opinión interesante. Hay películas de menos de 90 minutos que encima suenan y son un verdadero tostonaco.
    Es verdad Dr. Quatermass, me emocionado con las cifras, fueron unos 120 mil dolares de la época. Son pelis complicadas de ver a la ligera, hay que tener ganas y saber lo que vas a ver. Intolerancia me gustó mucho más, se les fue más la mano con el presupuesto, pero se nota en el resultado.

    ResponderEliminar