16/1/11

Avaricia


TÍTULO ORIGINAL: Greed
AÑO: 1924
DURACIÓN: 165 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Erich von Stroheim
GUIÓN: Erich von Stroheim, June Mathis (Novela: Frank Norris)
MÚSICA: Película muda
FOTOGRAFÍA: William Daniels & Ben Reynolds (B&W)
REPARTO: Gibson Gowland, Zazu Pitts, Jean Hersholt, Chester Conklin, Sylvia Ashton, Dale Fuller, Joan Standing, Austin Jewel
PRODUCTORA: MGM

Mc Teague es un hombre que proviene de una familia pobre, aprende el oficio de dentista y con el tiempo consigue ganarse la vida en su propia consulta. Su amigo Marcus le presenta a Trina, de la que se enamora al instante y llegan a consolidarse en matrimonio. Por diversas circunstancias, los tres personajes serán victimas de la avaricia, mostrando una transformación de sus personalidades hasta su máxima degradación.

El cineasta de origen austriaco Erich von Stroheim comenzó su carrera en cine en 1914 cuando llegó a Hollywood para trabajar de figurante, especialista y actor. Después de 1916 decidió ser director tras trabajar como actor y ayudante de dirección con David W. Griffith en El nacimiento de una nación e Intolerancia. Stroheim es un director emblemático por su trayectoria y su rivalidad con el mítico productor Irving Thalberg, entre otras cosas creador de la serie B. Thalberg no era propenso a la larga duración de las películas de Stroheim, por eso procuraba dividir sus películas en dos partes para su estreno en cines y entre otras disputas, estaba la imposición de Thalberg para recortar el metraje de las películas


Stroheim fue el primer director en ser despedido, tras su salida de la productora Metro Corporation trabajó para la productora Goldwyn, donde le produjeron Avaricia, en 1923 comenzó el rodaje, entre planificaciones y montaje pasó aproximadamente algo más de año y medio. Por entonces la Goldwy se fusionó con la Metro, dando lugar a la Metro Goldwyn Mayer. Para desgracia de Stroheim, el productor que ahora sería su nuevo jefe era otra vez Irving Thalberg, por lo cual entraron de nuevo en disputa por la duración de Avaricia, inicialmente de algo más de nueve horas. Thalberg fue insistiendo en ir cortando metraje hasta llegar a una duración inferior a tres horas. El resto del metraje en la actualidad está perdido.

Épica adaptación de la novela McTeague de Frank Norris editada en 1899. Avaricia es la gran obra que Eric Von Stroheim confeccionó con gran esfuerzo, con presupuesto desorbitado, rodando en escenarios naturales y en condiciones extremas para todo el equipo. El director no adapto la novela, ni escribió un guión, comenzó a rodar directo de la novela llegando a una duración de más de nueve horas. Esta película es la máxima expresión del naturalismo, fue rodada fuera de los estudios, las localizaciones no se recreaban, ni construían en un plató. En los exteriores se rodó con luz natural, algo que por entonces no se realizaba. Para la apoteósica escena final en el valle de la muerte, una de las más duras, el equipo tuvo que desplazarse y trabajar bajo temperaturas de 50 grados. El resultado final es evidente que no es el que Stroheim hubiera querido que se viera, pero en la actualidad sigue siendo sorprendente. La cuidada elaboración de las imágenes está reflejada en cada fotograma, la fuerza desgarradora con la que se explica la acción es inusual, adelantado a su tiempo. Una película polémica en su momento por diferentes razones.

Las actuaciones de sus protagonistas principales fueron de lo más acertadas para destacar cada momento, con muy pocos recursos, visto desde la perspectiva actual, se contaba mucho más. La inventiva y todo el derroche artístico que muestra la película es sublime. El desarrollo de la historia es de una progresión estremecedora, cautiva y provoca reacciones inesperadas. El tono dramático se oscurece, se degrada, conforme avanza la acción cada vez el ambiente es más sórdido y perturbador. El tratamiento que otorga Stroheim a la avaricia es de una naturaleza perversa, se retrata la degradación del ser humano y de forma simultanea es un reflejo de la época en la que se rodó la película. Avaricia está llena de escenas espectaculares, elaboradas de forma perfecta, la formula y las medidas exactas para querer expresar en cada momento las sensaciones necesarias, para poco a poco, conducir al espectador a un clímax titánico.

Gracias a rollos de celuloide encontrados y restaurados se pudo ampliar la película, también hay ediciones con fotografías de las escenas que se cortaron, así como una explicación de su rodaje para comprender todo el material desechado. Aún así, tal como puede verse en la actualidad la película es una obra maestra atemporal, se aleja de las grandes proporciones que Stroheim había creado, pero mantiene una calidad perfeccionista del naturalismo dentro de la corriente del impresionismo. Su narrativa es fluida, comprensible y con el potencial de incomodar por lo inquietante de su trama. En la actualidad cada vez se intenta llamar más la atención para destacar, películas que llevan al extremo las situaciones y muestran imágenes explicitas, no es que esté en desacuerdo, todo lo contrario, disfruto con muchas vertientes distintas de cine, pero se abandona lo esencial para centrarse en el escandalo. Avaricia de 1924 está muy por delante en esos aspectos en comparación con la actualidad, el cine para algunas cosas avanza a pasos de gigante, en otras se estanca, en ocasiones retrocede. Por suerte hay variedad, si eres una persona tolerante y receptiva, tendrás más facilidad para disfrutar de todas las variantes, cada cosa en su medida o con la intensidad que requiera. Avaricia es una película que si realmente disfrutas del cine de ese modo, tarde o temprano hay que visualizar, de forma fluida y con atención, no dejará indiferente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario