19/1/11

La Mano


TÍTULO ORIGINAL: The Hand
AÑO: 1981
DURACIÓN: 104 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Oliver Stone
GUIÓN: Oliver Stone (Novela: Mark Brandel)
MÚSICA: James Horner
FOTOGRAFÍA: King Baggot
REPARTO: Michael Caine, Andréa Marcovicci, Annie McEnroe, Bruce McGill, Viveca Lindfors, Rosemary Murphy, Oliver Stone
PRODUCTORA: Warner Bros. Pictures. Productor: Edward R. Pressman

Un dibujante de comics (Michael Caine) pierde una mano en un desgraciado accidente que termina con su carrera e imprime una especial tensión en su matrimonio. Como una angustiosa pesadilla, la mano perdida aparece, cometiendo atroces asesinatos.

La Mano es una película de suspense, sin suspense. Algunos diréis pues vaya mierda, me explico. La razón es que salvo los primeros minutos, cuando todavía no está claro hacia que género se encamina la historia, si hacia el género fantástico, el serial killer o una mezcla de ambos. El misterio sobre si Caine se lo imagina todo o realmente la mano tiene vida se esclarece muy pronto, demasíado quizás.

Ese suspense, que echaremos en falta, en más de una ocasión, no es precisamente lo que empuja a la cinta, quizás el peor punto de la película haya sido resolver demasíado pronto esa incógnita.
No se ha sabido exprimir suficiente tiempo esa incertidumbre, ¿imaginación o realidad?. Sin embargo esa carencia da la oportunidad de brindar grandes momentos a la actuación de Caine, algo sobreactuada pero no por ello menos genial, más aún conforme avanza la historia. También la aporta un toque oscuro y siniestro en algunas escenas, además de un "viaje" a las oscuras profundidades de la mente del ser humano, en su rápido y resolutivo final.


La interpretación del gran Caine, le da el toque necesario de suspense, para mantener nuestro interés a pesar de que ya sabemos por donde van los tiros. En esta época sus interpretaciones eran más "alocadas", pero ya apuntaba alto. Caine al igual que otros actores como Sean Connery o Clint Eastwood, ha evolucionado a un plano más tranquilo, como el vino que mejora con los años, en la época que se rodó está película, los papeles de perturbardo con trastornos de doble personalidad, véase en Lista Para Matar, le iban como anillo al dedo, sin embargo ahora es como un Lord Inglés, más frío y sobrio, véase interpretando a Alfred en Batman Begins y El Caballero Oscuro. En ambos momentos de su carrera creo que no se reconoce su talento tal como es debido. Una pena.


Tanto por aspectos técnicos como por algunas escenas en si, tiene momentos que recordaran más a una película italiana de los 70, que a una obra Estadounidense. Me refiero a esas películas en las que te caes del asiento, sobretodo con sus "precipitados" finales, salvando distancias claro, pongo como ejemplo Macabro de Lamberto Bava o El Pajaro de las Plumas de Cristal del "maestro" Argento.

Lograda cinta a pesar de las carencias argumentales y técnicas, en aquella época pudo resultar novedosa, hoy en día no tanto, más bien nada. Curiosamente inspiró años después a El Diablo Metió La Mano aunque de una forma totalmente indirecta y extremadamente cómica, la de Caine, no lo és.

2 comentarios:

  1. Recuerdo esta peli. La tengo que revisar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. La película está bien, tiene un aura que la hace carismática. A parte de ser la primera o segunda peli de Oliver Stone, que no es un director que considere muy bueno, pero tiene películas extravagantes como Giro al infierno y otras míticas como Platoon. De todos modos, opino que es mejor guionista que director.

    ResponderEliminar