24/2/11

El Terror No Tiene Forma


TÍTULO ORIGINAL: The Blob
AÑO : 1988
DURACIÓN : 95 min.
PAÍS : Estados Unidos
DIRECTOR : Chuck Russell (AKA Charles Russell)
GUIÓN: Irving H. Millgate
MÚSICA: Michael Hoenig
FOTOGRAFÍA: Mark Irwin
REPARTO: Kevin Dillon, Shawnee Smith, Donovan Leitch, Jeffrey DeMunn, Candy Clark, Joe Seneca, Del Close, Paul McCrane, Sharon Spelman, Beau Billingslea, Art LaFleur, Ricky Paull Goldin, Robert Axelrod, Bill Moseley, Frank Collison, Jamison Newlander
PRODUCTORA : TriStar Pictures

Una malévola forma de vida viscosa irrumpe en un tranquilo pueblo de Arborville. Sin problemas de conciencia ni inteligencia alguna, The Blob sólo sabe hacer una cosa, pero es todo un experto en ello: comerse todo lo que se mueve: hombres, mujeres o niños.

"Los remakes son innecesarios", algunas veces en esta vida nos tenemos que comer nuestras propias palabras, e aquí una de estas (pocas) veces. Lo que pasa es que para rehacer una película hay que sentir amor hacia la obra original y tener una idea clara sobre lo que se quiere plasmar en la nueva versión.

Aquí conocida como El Terror No Tiene Forma. También una de las muy pocas veces que me parece totalmente acertado, el haber pervertido el título original.

Estamos ante una obra con pasión por el terror autentico, nada de sucedáneos actuales a los que se les da más importancia una perfección visual que jugar con la mente y la sensación que tiene que causar en el espectador. Lógicamente no os váis a cagar de miedo, pero si denotareis esa pasión y ese buen hacer en los efectos especiales auténticos, sin pixeles.


Solo puedo decir que gran película, la verdad pocas veces una película de hace dos o más décadas a conseguido dejar en mí persona mejor sensación ahora, que en su época. Lo habitual en estos casos es guardar mucho mejor recuerdo de la sensación que realmente deja tras su visionado en la actualidad.
Y lo cierto es que la recordaba bastante buena, pero no tanto. Sus efectos especiales son totalmente tangibles. En su contra juega con algunas maquetas que dan un poco el cante, pero que se integran muy bien en los escenarios reales, así pues nos aporta una credibilidad casi absoluta.

Los personajes se presentan debidamente, pero de una forma rápida pues la verdadera protagonista es la masa rosa y está muy pero que muy hambrienta. Estamos ante una película con un el espíritu autentico del terror, no como ahora con las obras de terror para quinceañeros. Cierto que en nuestra época habían obras como los Gremlins que se catalogaban como terror infantil. Pero ahora obras, supuestamente de terror para los mayores, dan más vergüenza que terror.


Creo que en la actualidad son muy pocas las que consiguen tanto con tan poco. Ahora hay que buscar bien entre la cartelera para dar con algo de terror autentico. A los que nos gusta el género no queremos sucedaneos, no queremos la perfección visual, tan solo pedimos películas con ese espiritu que nos ha visto crecer.

The Blob una autentica obra de terror…sin forma.

21/2/11

The Black Mamba

Cuando la luna y el sol se alinean, se produce un eclipse. Y cuando Robert Rodriguez y una marca publicitaria se unen, salen pajas mentales cortometrajes como éste.

19/2/11

La hora del lobo


TÍTULO ORIGINAL: Vargtimmen
AÑO: 1967
DURACIÓN: 88 min.
PAÍS: Suecia
DIRECTOR: Ingmar Bergman
GUIÓN: Ingmar Bergman
MÚSICA: Lars Johan Werle
FOTOGRAFÍA: Sven Nykvist (B&W)
REPARTO: Max von Sydow, Liv Ullmann, Erland Josephson, Gertrud Fridh, Ingrid Thulin, Gudrun Brost, Naima Wifstrand, Ulf Johansson, Bertil Anderberg, Georg Rydeberg
PRODUCTORA: Svensk Filmindustri

La hora del lobo es el momento entre la noche y la aurora, cuando más gente muere y se producen más nacimientos, cuando el sueño es más profundo, cuando las pesadillas son más reales, cuando los insomnes se ven acosados por sus mayores temores, cuando los fantasmas y los demonios son más poderosos.

La hora del lobo es una exploración hacia los temores de los seres humanos, un film inquietante y de lo mejor que puede verse en el género de terror. Consigue una veracidad con lo irreal mostrando de forma muy natural una visión de lo increíble. El cineasta Ingmar Bergman consigue transportar en imágenes los entresijos del miedo, deseos, culpa y las represiones más ocultas de una persona a través de encarnaciones antropófagas. Durante la hora del lobo, estando dormido se tienen pesadillas y despiertos... tendremos miedo.

Lo que más llama la atención durante el inicio de la película es su cuidada estética, una calidad muy alta derivada de la fotografía de Sven Nykvist. En uno de los momentos inolvidables e impactantes de la película, cuando ya comienza el delirio, el director de fotografía consiguió un efecto de contraste entre el blanco y el negro abrumador. A partir de ahí, convierte la película en una experiencia enfermiza pero fascinante. Todo la atmósfera de la película es inquietante, aunque realmente es a partir de la hora del lobo cuando la historia se vuelve hipnótica, se despliega toda la galería de espeluznantes personajes haciendo gala de un juego de luces y sombras convulsivo.

La película es tan desconcertante como atractiva, tiene muchas matices y relecturas. Provoca real terror, más allá de las situaciones y personajes que se nos presentan, es lo que sugieren las imágenes y sus diálogos, no haría falta decir que no ver la película en versión original es un error. Las actuaciones son esplendidas, el alma interior que reflejan los personajes es algo perturbador y cada plano está pensado para crear un efecto y una consecuencia sobre el espectador. Bergman dibuja los demonios interiores del protagonista pudiendo ser un reflejo de cualquier persona que esté viendo la película, la materialización del vampirismo es vaporosa, embriagadora y delirante hasta llevarte, junto con Max von Sydow, hasta el delirio. El contrapunto que presenta el personaje interpretado por Liv Ullmann es tan perturbador y desolador como el resto de estrambóticos y relevantes personajes.

Cada elemento que presenta la película es un instrumento perfectamente afinado, toca las notas precisas para conseguir el efecto que se pretende. Como la banda sonora compuesta por el Sueco Lars Johan Werle, sencilla pero precisa. Acompasa las imágenes con la misma sutileza que está tejido el guión de Bergman, te atrapa como una tela de araña hasta arrojarte a una espiral profunda de psique humana, donde nadie puede entrar. Todo está relacionado y planteado como una perfecta ecuación, al observar la grandeza con la que se plasma todo ello en pantalla, solo queda pensar que durante la hora del lobo no podremos estar a salvo de nosotros mismos.

17/2/11

La trampa del mal


TÍTULO ORIGINAL: Devil (AKA The Night Chronicles: Devil)
AÑO: 2010
DURACIÓN: 80 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: John Erick Dowdle
GUIÓN: Brian Nelson (Historia: M. Night Shyamalan)
MÚSICA: Fernando Velázquez
FOTOGRAFÍA: Tak Fujimoto
REPARTO: Chris Messina, Logan Marshall-Green, Geoffrey Arend, Bojana Novakovic, Jenny O’Hara, Bokeem Woodbine, Jacob Vargas, Matt Craven, Joshua Peace, Vincent Laresca
PRODUCTORA: Media Rights Capital / Night Chronicles
WEB OFICIAL: http://www.latrampadelmal.es/

Basada en una historia de M. Night Shyamalan. Un día cualquiera, cinco personas, que no se conocen, se quedan atrapadas en un ascensor de un gran edificio de oficinas. Muy pronto comienzan a suceder cosas extrañas y, poco a poco, se dan cuenta de que uno de ellos no es quien dice ser: es el mismísimo Satanás.

La sinopsis es el argumento de la película en su totalidad, a parte que la película comienza con una innecesaria voz en off que nos cuenta lo mismo. Se nos coloca rápido en situación y enseguida da comienzo la acción con un desarrollo no solo previsible, encima con fracturas argumentales. Este es el tercer largometraje del director John Erick Dowdle, también encargado de dirigir Quarentine, el remake de [REC]. En esta ocasión hay que decir que no ha realizado un mal trabajo, la película se puede ver e incluso tiene algunos momentos visuales interesantes. Pero no deja de ser algo irrisorio, la película tiene un tono que puede hacer pensar en cosas como La dimensión desconocida, pero indagando un poco de donde viene está idea hace que las pequeñas virtudes que puedan haber se pierdan.

Este es el primer paso del proyecto iniciado, desconozco si en su totalidad, por el megalómano M. Night Shyamalan, quien pretende la adaptación de una serie de historias bajo el título de The Night Chronicles. Como no puede ser de otra manera, su habitual verborrea vuelve a estropear una idea decente, la insistencia de querer contarnos una fabula con su infantil moraleja final y los elementos pretenciosos que va dejando durante el desarrollo, aburre. La constante inserción de lo espiritual ofrece un resultado ridículo, buscando dotar su historia de una dimensión moralista muy forzada. Sin hablar de las incongruencias narrativas, el guión escrito por Brian Nelson es la adaptación de la historia de Shyamalan, no solo está la fragilidad con la que ocurren los acontecimientos, sino que, puede que por montaje, hay elementos que quedan inconclusos. Posiblemente han eliminado escenas de la película para ajustar la duración, han quedado algunos huecos de información que puede que justificaran la presencia de personajes o desarrollo de situaciones. Aunque nada significante para el desarrollo global de la película, sobre todo una vez termina.

Sin duda la mayor baza con la que cuenta la película es su duración, hay que reconocer que sus ochenta minutos pasan rápido. Lo cual se agradece, pues la película está cogida con pinzas. Hay que resaltar que no es una mala película, llega al aprobado muy justo y no por el merito o supuesto talento del reclamo de Shyamalan. Aunque no deja de ser una copia demasiado absurda de los Diez negritos de Agatha Christie, publicado en 1939. Incluso hasta el orden en el que se dan las muertes es un calco, por la importancia de ello en la trama, aunque no preciso detalles para evitar spoilers. De todos modos, también mencionar la enorme necesidad de mostrar un giro final, innecesario, estúpido y ridículo. Pero repito que no es culpa de la película en general, sino del pretencioso personajillo que se está formando.

Algo que llama la atención son los créditos iniciales, con unas tomas aéreas que muestran la ciudad del revés, el impacto visual es bonito y sugiere la sensación de desequilibrio por la presencia del mal, así como el tono fantástico de película. Lastima que no se mantenga una verosimilitud, así como la intención de recrear un ambiente de claustrofobia. La banda sonora, algo rimbombante pero interesante, está compuesta por Fernando Velázquez, compositor de muchos cortos y películas con cierta repercusión como Los ojos de Julia, El Orfanato, Bosque de sombras, El mal ajeno, entre otras. The Night Chronicles parece levantar el vuelo, a ver que más tendremos que soportar, aunque puede ser que con el tiempo incluso veamos buenos resultados del invento, de momento tened cuidado de no caer en la trampa de Shyamalan.

12/2/11

The Fighter


TÍTULO ORIGINAL: The Fighter
AÑO: 2010
DURACIÓN: 115 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: David O. Russell
GUIÓN: Scott Silver, Paul Tamasy, Eric Johnson (Historia: Paul Tamasy, Eric Johnson, Keith Dorrington)
MÚSICA: Michael Brook
FOTOGRAFÍA: Hoyte Van Hoytema
REPARTO: Mark Wahlberg, Christian Bale, Amy Adams, Melissa Leo, Robert Wahlberg, Jack McGee, Dendrie Taylor, Jenna Lamia, Bianca Hunter, Sue Costello, Salvatore Santone, Erica McDermott, Sean Patrick Doherty
PRODUCTORA: Paramount Pictures / Mandeville Films / Relativity Media

Narra la verdadera historia de Dicky Eklund (Christian Bale), un boxeador convertido en entrenador que intenta levantar cabeza después de verse inmerso en una peligrosa mezcla de drogas y delincuencia. Eklund entrenará a su casi hermano "irlandés" Micky Ward (Mark Wahlberg), a mediados de los años 80, y será recordado por tres épicos combates contra Arturo Gotti.

Estamos ante una correcta cinta, claro que con toda la morralla que se estrena, no es dificil.
En una película normalmente el guión son los railes y el reparto el tren, pues en The Fighter, es al revés.
Son los actores los que hacen que todo el convoy vaya por buen camino. No me refiero que el guión sea un completo desastre, pero no es el motor que hace avanzar todo el conjunto por buen camino. La historia en si no es el motor principal que empuja la maquinaria, son los actores. Aunque en su parte central están a punto de hacer perder nuestro interés, como espectadores, sobre lo que nos intentan contar realmente. Por suerte una vez pasado el ligero y pequeño bache la historia te vuelve a atrapar y ya no te suelta hasta los títulos de crédito finales.


No hay un protagonista exclusivo, aunque Bale y Wahlberg son los que más cota de pantalla ocupan todos y cada uno de los actores tienen una vital importancia en los echos que acaecen, similar a El Truco Final de Christopher Nolan, todos son protagonistas.
El motivo del boxeo, es tan solo la premisa que conduce las desventuras de la peculiar y extraña familia, podría haber sido una carrera de coches o un partido de futbol. En realidad eso es lo menos importante.
Es cierto que tiene puntos en común con Rocky, y el combate final, al que se le dá más importancia en toda la cinta, conseguirá hacernos sentir casi tan emocionados como lo hacían los épicos combates del potro italiano, aunque la duración de éste sea mucho menor que en la saga de Stallone.

The Fighter está más enfocada al drama familiar que no una película de superación exclusivamente, aunque esta parte se denote más en sus minutos finales. Es cierto que Rocky también tenía su parte dramatica pero se le dedicaba mucho más tiempo a los combates y a sus propios sueños que a los que le rodeaban, en The Fighter se hace apología sobre como repercuten y el efecto que causan las drogas en el entorno familiar, de amigos y conocidos.

Respecto a si se merece tantas alabanzas y premios como está recibiendo, pues si y no. Si, teniendo en cuenta la de morralla que se llega a estrenar, es fácil destacar con una historia decente, y a la vez no, pues como he dicho es una película que la sobrellevan los actores, no la historia en si, sino fuera por estos la película estaría bastante vacía. Vamos que con otro reparto menos propicio quizás no habría quedado tan buena película.


La banda sonora compuesta por temas de grupos como Whitesnake, Red Hot Chili Peppers, Aerosmith o Rolling Stones entre otros, encajan muy bien. Te pueden gustar más o menos pero han sido bien elegidos y "pinchados" en el momento justo y preciso, no como sucedió en Watchmen.
Una notable obra entre toda la cartelera de un año, solo se salvan unas pocas, The Fighter es una de ellas.

9/2/11

El Espanto Surge de la Tumba


TÍTULO ORIGINAL
: El Espanto Surge de la Tumba
AÑO: 1973
DURACIÓN: 95 min.
PAÍS: España
DIRECTOR: Carlos Aured
GUIÓN: Paul Naschy
MÚSICA: Carmelo A. Bernaola
FOTOGRAFÍA: Manuel Merino
REPARTO: Paul Naschy, Emma Cohen, Víctor Alcázar, Helga Liné, Betsabé Ruiz, Luis Ciges, Julio Peña, María José Cantudo
PRODUCTORA: Profilmes S.A.

A mediados del siglo XV, un caballero francés es ejecutado a causa de sus crímenes, separándole la cabeza y enterrándola lejos de su cuerpo. El caballero, antes de morir, jura vengarse de sus familiares y de sus verdugos. Siglos después, dos descendientes directos, uno de aquel caballero y el otro de su verdugo, son íntimos amigos y viven en París, donde se relacionan con sus novias y otra gente. Por curiosidad malsana, los amigos y sus compañeras deciden tras una sesión de espiritismo, volver a las tierras y al castillo de sus antepasados en busca de los restos del decapitado.

El título lo dice todo, es un espanto y no precisamente por que dé miedo. No pretendo faltar a los que les gusta el cine patrio de terror de los setenta, ni a los creadores de éstas. De echo hay obras que merecen mucho la pena y que me gustan bastante.
Aunque lo de Paul Naschy es un punto y aparte, al menos para un servidor. No es de lo peor que he visto nunca y aunque solamente he visto un pequeño e ínfimo porcentaje de la filmografía de este señor tan apreciado para los aficionados del terror patrio, puedo decir que la mayor parte de las que he visto me han aburrido, la lentitud cava su propia tumba.

Ahora bien la mayoría tiene momentos que actualmente se han tornado muy humorísticos, El Espanto... no es una excepción, eso es lo que las hace algo más llevaderas actualmente.
Claro que en su momento no lo pretendía, seguro que en aquella época no provocaba las risas que provoca en la actualidad. Era lo que había y era el terror más terrorífico, hablando patrioticamente. Lógicamente ha quedado desfasado, tanto visualmente, como argumentalmente.
Pero todo esto no es solamente una opinión mía, lo digo para los que me estén poniendo a parir. En la mayoría de casos, han sido los propios directores o actores los que han reconocido ese desfase y también han mencionado que algunas de las situaciones provocan, como mínimo, una leve sonrisa.


El guión de puño y letra de Naschy no es ni mejor ni peor que algunos de los que circulan en películas actuales. Me refiero a esas que salen directas al dvd y que solamente vemos los aficionados al género, siempre buscando como un radar militar busca barcos o aviones enemigos. Esperando encontrar alguna que valga la pena, aunque para encontrar una buena haya que ver cien malas.
Ahora bien el guión es bastante deplorable, las situaciones se resuelven de una manera estrepitosa. Cuando los personajes se quedan atorados en una escena que impide seguir avanzando en la historia, la solución es de repente "ahora que recuerdo....", para acabar diciendo "el amuleto de mi familia...los martillos de Thor" u otras lindeces. Aunque demuestra que Naschy era un friki, no por ello menos apasionado del género y en ésta cinta también del sexo, toca más teta que un actor porno.

Total una mezcla de ideas realmente desfasadas a nuestro tiempo. Creo que ésta es una de esas películas que son para ver en su momento, como muchas ochenteradas que los de mi edad han visto en su momento (de pequeños o en la adolescencia) y ahora nos siguen gustando, por ese mismo motivo. Probablemente si las viéramos ahora a "pelo" diríamos vaya mierda.


Las interpretaciones son similares a otras obras de la época. Naschy interpreta dos papeles, el del brujo y el descendiente de éste, así que ocupa la mayor cota de pantalla posible, la diferencia entre ambos papeles es escasa, salvo por la caracterización. El resto se limitan a rellenar e interactuar en las escenas, aunque todos son poco creíbles en sus roles cumplen con lo que se les pide en el guión.

Al menos se hace entretenida, salen tetas, algo de gore y zombis. Los efectos especiales son cutres, al menos ahora, aunque la mayor inversión es en maquillaje, a pesar del limitado presupuesto, se destina gran parte a ese sector, así que ese es el apartado más notable que vamos a encontrar. Aunque también hace mención al mundo vampirico mezclado con el de hombres lobo (aunque no se vea ningún ser peludo), toma ya. A ver si os pensabais que Underworld era superchula e innovadora por mezclar las dos leyendas más primigenias del cine.


En fin una cinta actualmente ridícula, pero minimamente entretenida gracias precisamente a sus (no) intencionados fallos de guión, de puesta en escena, de su ritmo extremadamente lento y de que las situaciones (supuestamente) terroríficas provoquen (actualmente) la risa floja. Todo muy habitual y normal en la época que fue concebida, desfasado en la actualidad.
No he encontrado trailer...aquí la intro, en la que el propio Naschy presenta la cinta, a modo de historia corta.

6/2/11

Spooky Cinema 9


Los chicos de La Oscura Ceremonia no paran, programa de radio e incesantes proyecciones y a mí que me encanta. Esta vez aunan fuerzas con Gracia Xtreme Maniac y Subfilms para deleitarnos con un especial cosas viscosas, y no por que vayan a proyectar la ultima película de Nacho Vidal, sino por estar dedicado a los gusanos y babosas dentro del género del terror. Un subgénero que no prosperó debidamente pero que tiene unas cuantas obras dedicadas a estos uniformes seres.

El Domingo 13 de Febrero vuelven con la novena edición de SPOOKY CINEMA. Ellos mismos lo han bautizado como terror vermiforme.

En primer lugar tenemos Slugs, Muerte Viscosa de Juan Piquer Simón (1988). Dedicada a la memoria de Juan Piquer Simón, el cual ha fallecido recientemente.

Una babosa hembra puede poner un millón y medio de huevos al año. En una pequeña población norteamericana, mientras todos duermen, una nueva especie de babosas está creciendo y multiplicándose en los húmedos y oscuros sótanos. Están desarrollando nuevos gustos de sangre, y de carne… ¡De carne humana!


Seguimos con Squirm, Gusanos Asesinos de Jeff Lieberman (1976)

En el pueblo de Fly Ergek, estado de Georgia, los cables de alta tensión que se sueltan luego de una tormenta, dan una extraña energía y velocidad a los gusanos de tierra, que inician su siniestra caza nocturna a todo ser viviente.


Y para rematar la faena película sorpresa, la cual ha sido elegida bajo votación y un servidor, unicamente viendo el trailer, decidió aportar su voto para que fuera proyectada. Puedo asegurar que si la película en su totalidad es como el trailer la asquerosidad está asegurada.

Se proyectará también Gusanorama, un cortometraje de la misma temática. Realizado por J. Oskura Nájera, Guillem Sans y Sergi Galan.
Y como manda la tradición del festival, trailers y videoclips de películas de Gusanos, Babosas, Sanguijuelas y otros bichos vermiformes.

Entrada gratuita y gusanos comestibles de regalo.

A partir de las 17h.

Atención!!! Esta vez el evento cambia de ubicación a CASAL DE JOVES LA FONTANA. Sala de Actos. C/. Gran de Gracia, 190. Metro L3 Fontana. Buses: 22, 24 y 28.

Organiza: Spooky Entertainment (La Oscura Ceremonia), Gracia Xtreme Maniac, Subfilms.

+ info: http://www.laoscuraceremonia.com/

Ventas de refrescos, palomitas, golosinas y más..

127 Horas


TÍTULO ORIGINAL 127 Hours
AÑO : 2010
DURACIÓN : 93 min. Trailers/Vídeos
PAÍS :Reino Unido
DIRECTOR :Danny Boyle
GUIÓN :Simon Beaufoy, Danny Boyle (Libro: Aron Ralston)
MÚSICA :A.R. Rahman
FOTOGRAFÍA Anthony Dod Mantle, Enrique Chediak:
REPARTO :James Franco, Kate Mara, Amber Tamblyn, Clemence Poesy, Treat Williams, Kate Burton, Lizzy Caplan
PRODUCTORA :Coproducción GB-USA; Fox Searchlight Pictures / Pathé

Basada en la historia real de Aron Ralston, un intrépido montañero norteamericano tristemente famoso porque en mayo de 2003, durante una escalada, en Utah, sufrió una caída. Tras varios días inmovilizado e incapaz de encontrar una solución, tuvo que tomar una dramática decisión.

No voy a defender lo que dice la mayoría de gente dice sobre esta cinta. Muchos son los que la ponen de maravillosa para arriba, pero tampoco voy a desprestigiarla, aunque seguro que alguno ya lo habrá hecho. Cuando una película tiene tantos halagos, también tiene muchos detractores.


La película está en el término medio, no sugestiona (al espectador) todo lo que debería y eso es un gran defecto en este tipo de historias. En esta misma línea, aunque son diferentes puntos de vista, tenemos Buried de Rodrigo Cortés, que si lo conseguía.
Cierto que ésta jugaba con ventaja, el espacio del que dispone el actor era infinitamente más reducido que en la obra de Boyle. Así pues de esta manera, tanto el actor como la película en su totalidad juegan con algo de ventaja. La sensación de claustrofobia y el agobio que siente el personaje se transmite mucho mejor hacia el espectador en la obra de Cortés.

En interpretaciones ambas están a la misma altura, el personaje principal es el punto fuerte sin alguien capaz de transmitir la credibilidad necesaria, la historia haría aguas por cada milímetro de celuloide, sin embargo en ambas obras, los actores, cada uno a su manera, lo borda. Es probable que el casting se haya estudiado minuciosamente y sea bastante más duro que cualquier otro, algo lógico si tenemos en cuenta que no hay más personajes relevantes en la historia, toda nuestra atención se sitúa sobre la "victima".

Volvemos a centrarnos en la obra que hoy nos ocupa. No voy a restar meritos técnicos, los hay de sobra, su fotografía plenamente excelente, su manera y ligereza a la hora de mover la cámara (aunque Cortés también lo hizo en el ataúd) por las grietas con la dificultad que ello conlleva para rodar y que los planos queden encuadrados, y algunos planos internos de la mochila con cantimplora incorporada, similar a lo que hizo Aronofsky en Requiem Por Un Sueño con los chutes de Heroína.
Sin embargo el montaje no ha sido del todo de mi agrado. Muchos altibajos en forma de delirios y recuerdos que te expulsan de la historia por momentos. El dinamismo con que se realizan muchas escenas, está bien al principio, dividiendo la pantalla para ofrecernos diferentes localizaciones y acciones al mismo tiempo, pero termina abusando de este recurso consiguiendo cansar un poco.

Pero lo peor es cuando en algunos momentos en los que el personaje realiza acciones con la finalidad de soltarse de su "prisión", estos se han realizado a cámara rápida bajo un montaje acelerado que no me ha gustado nada.
Ahora bien tengo que reconocer que el conjunto es factible, a pesar de que no emociona ni produce toda la tensión que debería.

En cuestiones técnicas es mejor la obra de Boyle, aunque no es su mejor obra (tampoco es la peor) no es la maravilla que pregonan. Eso si el mensaje final en la obra de Boyle es mejor que en la de Cortés. No os creáis infalibles, hay gente alrededor vuestro que está a vuestra disposición en caso de necesidad, y no olvidéis avisar a vuestros allegados si vais a un sitio poco usual. Ambas tienen puntos en común, malos y buenos. 127 Horas es más película pero menos efectiva, a pesar de su sencillez prefiero Buried.
Es cierto la película se deja ver y entretiene pero de un director como Boyle espero algo más y ciertamente, Slumdog Millionaire es su mejor obra desde La Playa. Creo que con Trainspotting puso el listón demasíado alto, aunque debería ir mejorando, ya no levanta cabeza del todo.

5/2/11

Holocausto 2000


TÍTULO ORIGINAL : The Hex Massacre (The Chosen / Rain of Fire)
AÑO : 1978
DURACIÓN : 105 min.
PAÍS : Italia
DIRECTOR : Alberto de Martino
GUIÓN : Sergio Donati, Alberto De Martino
MÚSICA : Ennio Morricone
FOTOGRAFÍA : Erico Menczer
REPARTO : Kirk Douglas, Simon Ward, Agostina Belli, Anthony Quayle, Virginia McKenna, Spiros Focás.
PRODUCTORA : Edmondo Amati

Charles Caine (Kirk Douglas), es un alto ejecutivo que planea construir una planta termonuclear en Oriente Medio. Una periodista lo percatará de que su propio hijo Angel (Simon Ward) puede llegar a ser el Anticristo.

Estamos ante una película anti-nuclear en toda regla, con la intención de alargar su metraje se adorna con tintes de profecía bíblica, la llegada del Anticristo es inminente, aunque al final de la película todo esto parece ser cierto, atención al giro final es para mear y no echar gota.
Martino
sabe jugar con esa ambigüedad hasta bien avanzada la cinta. ¿Son todos los accidentes meras coincidencias o realmente es obra del Anticristo?. Para mí el mensaje final de la cinta es que el ser humano es el propio Anticristo, aunque al final de ésta se muestre visualmente lo contrario, para mí es una simple metáfora.

La película se sostiene bastante bien, hasta que Caine (padre) tiene una visión onirica de lo que va a suceder, unas imagenes de lo más perturbadoras y psicodelicas. Imagenes que perfectamente podrían encajar en un videoclip de Chemical Brothers, a partir de ahí la cinta se va por lo que yo llamo por los cerros de uveda, alargando la idea de una forma innecesaria. Pero sigue estando interesante, yo al menos estaba deseando ver que rumbo tomaría la película.


Algunos discreparán ante lo que voy a decir (sobre todo autores de éste blog), pero dejando a parte que algunas secuencias están fuera de lugar como por ejemplo la incesante repetición del demonio comparada con la planta termonuclear, algo que hubiera quedado igual de claro, sin repertirlo hasta la saciedad, la cinta se deja ver bastante bien. No es excusa pero teniendo en cuenta que no deja de ser una italianada, y del año que data, en aquella época simples explotations del cine americano, con la poca vergüenza de disfrazar el conjunto con un actor de renombre, como es el caso.

Las interpretaciones son justas, y Douglas está en sus horas bajas, si bien dada la temática que toca no me importó demasíado, la disfruté moderadamente, me quedé con su mensaje, la raza humana es destructiva por naturaleza y nada más.
Aunque no sería una película que vuelva a ver al menos inminentemente ni a propósito, debería darse ocasionalmente, como lo fue esta vez. Suficientemente entretenida nada más.

A falta de trailer, ahí va la mejor secuencia de toda la cinta. 

4/2/11

I'll See You in My Dreams


TÍTULO ORIGINAL: I'll See You in My Dreams
GENERO: Terror
PAÍS: Portugal
DURACIÓN: 20 min
AÑO: 2003
DIRECTOR: Miguel Ángel Vivas
GUION: Miguel Ángel Vivas, Filipe Melo
REPARTO: Adelino Tavares, São José Correia, Sofia Aparício y Manuel João Vieira
PRODUCTOR: Paula Diogo y Filipe Melo
MÚSICA: Isham Jones, Gus Kahn, José Sánchez-Sanz y Ivan Vivas
FOTOGRAFÍA: Pedro J. Márquez
MONTAJE: Pepe Tito

En una aldea los muertos vivientes campan a sus anchas y Lucio se encarga de rematarlos, aunque no se atreve a rematar a su mujer, a la que tiene encadenada en el sotano.
Lucio toma copas en el bar del pueblo donde conoce a la tabernera con la que entablará una relación sexual que pondrá celosa a la zombie de su mujer.

Cortometraje portugués lleno de buenas intenciones, pero con un mal resultado en su concepción. La base de la idea está bien, pero está muy mal desarrollada. El abuso y mala utilización de los movimientos de cámara, la innecesaria forma de parangonarse con Evil Dead y lo peor de todo en una historia de zombis, ser inverosímil. Cúmulo de puntos negativos para un esfuerzo notable, una producción que deja la sensación, como en muchas ocasiones, de poder haber sido mejor. Cabe destacar la canción de los créditos finales, interpretada por el grupo portugués Moonspell. El cortometraje está dividido en dos partes, aunque es mucho mejor el videoclip de la canción de Moonspell, también dirigido por Miguel Ángel Vivas.

I'll See You in My Dreams 1/2

I'll See You in My Dreams 2/2

Moonspell - I'll See You in My Dreams