14/4/11

El séptimo sello


TÍTULO ORIGINAL: Det sjunde inseglet (The Seventh Seal)
AÑO: 1957
DURACIÓN: 96 min.
PAIS: Suecia
DIRECTOR: Ingmar Bergman
GUIÓN: Ingmar Bergman
MÚSICA: Erik Nordgren
FOTOGRAFÍA: Gunnar Fischer (B&W)
REPARTO: Max von Sydow, Gunnar Björnstrand, Nils Poppe, Bibi Andersson, Bengt Ekerot, Gunnel Lindblom, Maud Hansson, Ake Fridell
PRODUCTORA: Svensk Filmindustri
PREMIOS 1957: Cannes: Premio Especial del Jurado (Ex aequo con "Kanal")
1960: Seminci: Espiga de Oro: Mejor película

Suecia, mediados del siglo XIV. La Peste Negra asola Europa. Tras diez años de inútiles combates en las Cruzadas, el caballero sueco Antonius Blovk y su leal escudero regresan de Tierra Santa. Blovk es un hombre atormentado y lleno de dudas. En el camino se encuentra con la Muerte que lo reclama. Entonces él le propone jugar una partida de ajedrez, con la esperanza de obtener de Ella respuestas a las grandes cuestiones de la vida.

Otra transcendental creación de Ingmar Bergman, esta película le otorgó un destacado éxito internacional. El guión está escrito por él cineasta, basado en un acto de su obra de teatro Trämalning (Pintura en madera), de 1955. El séptimo sello muestra una temática existencialista con un discurso conceptual, donde se plantean muchas dudas de difícil respuesta, quizás no las haya. Lo principal de la película es que invita a la reflexión, arte en movimiento con elementos metafóricos y obsesiones del propio Bergman. De ambiente oscuro y tenebroso, las supersticiones y los escrúpulos que provocan el fanatismo religioso, se desarrollan sin evidencias de modo tajante y sentencioso.


Lo más aparente es el retrato del mundo como un ser vivo fuera de control, enfermo de crueldad, dominado por la codicia y supersticiones religiosas que lo hacen capaz de cualquier acto atroz. Pero la idea va más allá, en este mundo también subsiste el atisbo de la inocencia y esperanza frente a la negatividad. El existencialismo alrededor de la muerte, el viaje que todos haremos y que nunca podremos explicar. Todo ello reflejado en unos personajes bien tramados e interpretados. El caballero representa la duda, la búsqueda de paz espiritual, acompañado de su escéptico escudero. La codicia, el miedo, la decadencia y lo oscuro dentro de una masa, queda reflejado en sacerdotes, flagelantes, aldeanos y campesinos,que viven acongojados ante el temor de la muerte, vicios y tentaciones. Por otro lado la representación de lo positivo, la inocencia y la alegría quedan reflejadas en la familia de comediantes.

El tema que se trata en la película puede resultar un tópico de las polémicas, pero esta abordado de forma escabrosa, tétrica y arrolladora, como suele ocurrir en la obra de Bergman. Pero de forma inevitable, induce hacia la reflexión, pues en el desenlace de los acontecimientos se abren varias interpretaciones, desde el lado positivo de afrontar lo inevitable, hasta lo más retorcido y pernicioso del simbolismo utilizado en la película. El séptimo sello está considerada como la gran película de Bergman, por lo menos a conseguido ser la más conocida. También forma parte como obra maestra dentro de los clásicos del cine. Todo es cuestión de gustos y procurando no alejarme mucho de la objetividad, otras películas de Bergman me gustan más que El séptimo sello. Pero la película es impecable, fuera de gustos personales, otra demostración de un talento portentoso confirmando el arte del cine.

La ambientación de la película está realzada hacia la perfección por el director de fotografía Erik Nordgren, que ajusta todo un despliegue de talento a las necesidades de la película. En las interpretaciones se vuelve a contar con otra fantástica actuación de Max von Sydow, actor habitual en la filmografía de Bergman. La personificación del nihilismo que derrocha el personaje del escudero, muy bien interpretado por Gunnar Björnstrand. La estupenda Bibi Andersson, que unos años después llegaría con Bergan a unas altas cotas interpretativas en Persona. Y la imagen de la muerte, interpretada por Bengt Ekerot, inquietante e inolvidable presencia. La banda sonora compuesta por Erik Nordgren, dispone de momentos apocalípticos, aunque en mayor parte se compone por melodías y sonidos tan acogedores como turbadores. El séptimo sello no deja indiferente, para bien o para mal invita al raciocinio, toda una experiencia que te dejará en jaque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario