29/4/11

Inseparables


TÍTULO ORIGINAL: Dead Ringers
AÑO: 1988
DURACIÓN: 115 min.
PAÍS: Canadá / Estados Unidos
DIRECTOR: David Cronenberg
GUIÓN: David Cronenberg & Norman Snider (Novela: Bari Wood & Jack Geasland)
MÚSICA: Howard Shore
FOTOGRAFÍA: Peter Suschitzky
REPARTO: Jeremy Irons, Geneviève Bujold, Heidi von Palleske, Barbara Gordon, Shirley Douglas, Stephen Lack, Jonathan Haley, Nicholas Haley, Lynne Cormack
PRODUCTORA: The Rank Organisation

Historia de dos gemelos idénticos, el encantador Elliot y el introvertido Beverly. Son las caras opuestas de una misma personalidad: comparten las mismas costumbres, el mismo apartamento y las mismas mujeres. Pero cuando una mujer especial entra en sus vidas, el vínculo que une a los gemelos, se ve amenazado por primera vez. Y esta amenaza se traduce en el descenso a un abismo de perversión, drogas y locura.

Inseparables está considerada como una de las mejores películas de David Cronenberg tras el fascinante remake que realizó de La Mosca en 1986, llevándose a su terreno la obra original. En Inseparables sutilizó lo carnal para centrarse en la degeneración psicológica de sus personajes, no obstante la película muestra un universo Cronenberg más maduro y desarrollado. El guión es la adaptación de la novela Twins de Bari Wood y Jack Geasland; inspirada en un escabroso hecho real.

El malsano ambiente que envuelve la película está muy logrado y te atrapa desde el principio, pues de forma comedida el cineasta despliega el lado turbulento de una sexualidad anormal, hace indirecta la idea de la mutación o malformación física en el desarrollo de los personajes y consigue llevar todo ello hacia un desenlace emotivo con suma destreza. El director de fotografía Peter Suschitzky realiza un gran trabajo en la utilización cromática, así como una iluminación comedida que consigue llevar hacía la oscuridad interna de los personajes según avanza la película. La estructura de la película es de dualidad, igual que la temática que Cronenberg consigue mostrar de una forma intimista. A través de la idea de mostrar una misma persona con temperamentos contrarios, personalidades distintas separadas de forma física; se construye un envoltorio de terror psicológico para un intenso drama existencialista.


Inseparables es una película que fusiona lo onírico y lo real desde el inicio de los créditos, es una radiografía del comportamiento humano y sus reacciones hacia elementos externos. Como introducir nuevos elementos que no comprendemos pueden desestabilizar aquello que aceptamos como continuidad de vida.
Cronenberg mantiene una dirección sobria y estable, otorga un lento desarrollo a la película, pero sin ninguna pausa en la degeneración angustiosa y contagiosa. La interpretación de Jeremy Irons es muy convincente, consigue en todo momento una diferenciación del personaje que interpreta. Gracias a por aquel entonces, un gran trabajo tecnológico, se refuerza la interpretación. Se consigue mostrar a los dos gemelos y en ningún momento se plantea la idea de buscar el truco.

A medida que se desarrolla el desenlace las personalidades de los gemelos se van fusionando, llega un momento que apenas sabes distinguir a los gemelos, es preciso lo que se busca en la película. Una inquietante fusión, la sensación de saber que no pueden vivir el uno sin el otro, unidos por un extraño vinculo que al intentar romper, inicia una autodestrucción personal. A partir de ese momento, cuando el elemento desestabilizador irrumpe en la asumida homogeneidad que viven los gemelos, es cuando Cronenberg de forma progresiva, introduce sus pinceladas en elementos tan perturbadores como instrumentos quirúrgicos para mujeres mutantes. También el tratamiento del sexo muestra una dimensión turbulenta hacia lo morboso. De nuevo la música de Howard Shore consigue estremecer desde el inicio de la película, ayuda a reforzar la intensidad de las situaciones, diferenciar el estado y desarrollo de los personajes. Howard Shore y David Cronenberg son dos auténticos inseparables.


No hay comentarios:

Publicar un comentario