3/8/11

Precious


TÍTULO ORIGINAL: Precious: Based on the Novel Push by Sapphire
AÑO: 2009
DURACIÓN: 105 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Lee Daniels
GUIÓN: Geoffrey Fletcher (Novela: Sapphire)
MÚSICA: Varios
FOTOGRAFÍA: Andrew Dunn
REPARTO: Gabourey Sidibe, Mo'Nique, Paula Patton, Mariah Carey, Sherri Shepherd, Lenny Kravitz
PRODUCTORA: Lee Daniels Entertainment / Smokewood Entertainment Group
WEB OFICIAL: http://www.weareallprecious.com/
PREMIOS: 2009: 2 Oscars: Mejor guión adaptado, actriz de reparto (Monique). 6 nominaciones.
2009: Globo de Oro: Mejor actriz secundaria (Monique). 3 nominaciones
2009: Festival de Sundance: Gran Premio del Jurado, Premio del Público
2009: 5 Premios Independent Spirit: incluyendo mejor película, director y actriz (Sidibe)
2009: Festival de Toronto: Mejor película (Premio del Público)

Clareece 'Precious' Jones (Gabourey Sidibe) es una adolescente de Harlem con obesidad mórbida cuya madre (Mo’Nique) la maltrata constantemente. No sabe leer ni escribir y cuando se descubre que está embarazada es expulsada de la escuela. A pesar de todo la directora del centro la inscribe en una escuela alternativa para que intente encauzar su vida. Su nueva profesora (Paula Patton) es la primera persona que confía en Precious y la trata con respeto.

La película estadounidense independiente que tantos premios cosechó durante el 2009, un drama social que pretende reflejar una cruda realidad, ¿pero a qué precio?. La película es la adaptación de la novela Push de la escritora Sapphire, la cual está basada en hechos reales. La realidad es que la adaptación cinematográfica no es una mala película, pero no la gran obra que se pregona, por muy abalada que esté por numerosos premios.

Lo poco que sé de la novela es que parece una cuchillada, dura y directa al estomago. La película en cambio trata temas muy duros de una forma diluida y digerible, puede que haya faltado afilar más el cuchillo. Precious está pensada para sacar la lagrima fácil, pero de una manera algo ruin, pues juega con hacer sentir culpable al espectador con el exceso de desgracia que la protagonista debe soportar. Un arma de doble filo, pues puede ser que consiga emocionar, pero también puede provocar el efecto contrario haciendo aumentar un sentimiento de incredulidad. Otro detalle con el que no comulgo es que la película está producida por Oprah y dentro del reparto se da la colaboración, por llamarlo de alguna manera, de Mariah Carey y Lenny Kravitz. En conjunto estos son elementos que parecen estar situados dentro de la película de forma extraña, se alejan un poco del concepto de película independiente. De todos modos, la película cumplió objetivos, supongo que es de lo que se trata, Oprah no buscaría un fracaso en su historial.

El centro de las miradas en está película fue sobre su protagonista, el debut de Gabourey Sidibe le produjo varias nominaciones, incluso la de mejor actriz para los Oscar, la verdad es que su papel lo borda, quizas en algunos momentos sea solo de forma presencial, pero en algunos momentos te crees al personaje. Aunque en mi opinión la mejor interpretación de la película la realiza la actriz Mo'Nique, su personaje es detestable, pero su interpretación consigue que llegues a sentir verdadero desprecio por su personaje. En el apartado de arte y fotografía también se realiza un buen trabajo, de forma sutil la película cuenta con momentos de iluminación dramática muy detallista, así como una progresión cromática, ligada sobretodo al personaje principal, que está bien trabajada.

La narración de la historia es completamente lineal, salvo algunos flashback fugaces donde se muestran momentos aberrantes de forma suave. Otros momentos son los que pretenden mostrar el sentimiento interior de Precious, escenas oníricas y cómicas, que bien puede servir de respiro para asimilar tanta desgracia ajena, dar un poco de variedad y dinamismo a lo trillado de la historia. La cuestión es que esos momentos no me convencen del todo y no explotan aquello que podría ser más emotivo. La película tiene sus momentos, algunas secuencias están bien resueltas y sus aciertos, no son tan buenos para toda la parranda que se formó con la película, pero hay que aceptar que por momentos la película está bien. Una película de lagrima fácil que no exprime bien la emotividad que tendría que transmitir, un melodrama flojo que consigue mantenerse por las actuaciones de las actrices principales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario