19/9/11

La Invasión de los Zombies Atómicos


TÍTULO ORIGINAL: Incubo sulla città contaminata (Nightmare City)
AÑO: 1980
DURACIÓN: 92 min.
PAÍS: Italia
DIRECTOR: Umberto Lenzi
GUIÓN: Antonio Cesare Corti, Luis María Delgado, Piero Regnoli
MÚSICA: Stelvio Cipriani
FOTOGRAFÍA: Hans Burman
REPARTO: Hugo Stiglitz, Laura Trotter, Maria Rosaria Omaggio, Francisco Rabal, Sonia Viviani, Eduardo Fajardo, Stefania D'Amario, Mel Ferrer, Manuel Zarzo
PRODUCTORA: Coproducción Italia-México-España; Dialchi Film / Lotus Films / Televicine S.A. de C.V.

Los pasajeros de un avión que acompañan en el vuelo a un científico nuclear son sometidos a una radiación que les convertirá en los más sanguinarios zombies. El problema para la humanidad vendrá cuando aterrizen y siembren el caos.

Ser zombie es fashion y está de moda, pero estos tétricos seres ya gozaban de un público fiel y ajeno a las modas, muchos años antes de este 'glamour' y popularidad, que ha convertido a uno de los monstruos más terrorificos del cine, en marionetas. No estoy diciendo que no me guste su popularidad, pero realmente estamos en un mercado saturado. Se han realizado tantas y tantas películas que se puede afirmar que es un género, pero actualmente es dificil encontrar un producto de cálidad, ante tanta variedad, éxiste el producto zafio.
G. Romero fue el que creo la pieza cumbre que conduciría a la evolución y su permanencia en el celuloide hasta nuestros días.
Cuando se realizo 28 Días Después en 2002, surgió la gran variante a gran escala, los infectados, una versión mucho más frenética. Aunque el detonante para que ambos, zombies e infectados, se pusieran realmente de moda, fue el remake de El Día de los Muertos a cargo de Zack Snyder. Pero estos seres ya tenían muchos seguidores rindiéndoles culto, y visionaban todo producto que girase en torno a estos tenebrosos seres. Actualmente se ha globalizado mucho, metiendo en un mismo saco a zombies e infectados. Los primeros son mucho más tétricos, mientras que los infectados aportan acción pero pierden carisma.

Los italianos eran los pioneros en realizar explotations de todo lo que tenia éxito fuera de sus fronteras. Así Umberto Lenzi (Roma a Mano Armada, Comidos Vivos o Siete Orquídeas manchadas de rojo), son algunos de sus títulos más representativos en su larga carrera como realizador. Se embarcó en un proyecto que como tantos otros, debajo de esos seres putrefactos, albergaba una gran crítica social hacia la autodestrucción de la humanidad, un discurso moralista a los defensores de la naturaleza, en contra del progreso y el poder, tanto militar como político.


La historia es bien simple, y sigue el esquema de el resto de obras conocidas. Su trasfondo socio politico y la parte crítica hacia los militares hace gala de presencia desde el primer minuto hasta el último. Con un final no tan desenfrenado y surrealista como lo realizado por Lamberto Bava en Macabro, pero si una puerta habierta, no a una segunda entrega, sino a tu propia imaginación de todos los hechos.

Como Lenzi declaró, "no es una película de zombies, es una película política", y tiene razón, pues a diferencia de los seres creados por Romero, estos se comportan como humanos, aunque su comportamiento esté desmedido a toda regla o comportamiento pacifico, razonan -no con sus victimas-, corren y son inteligentes. Son unos seres rabiosos, seres que años después se volverían populares a gran escala en 28 Días Después, pero sencillamente era más de lo mismo, pero con un presupuesto elevadisimo en compararación a la obra de Lenzi.


No nos engañemos la película es mala, la puesta en escena no está minimamente coreografiada, realmente caótica, comparable a un grupo de música progresiva. Sin embargo hay que reconocer que tiene su encanto y lo más importante, no aburre. Algo bastante habitual en este tipo de cintas. Algunas de las muertes no son originales pero si que tienen un punto macabro, que de haber contado con mejor presupuesto, mejores efectos especiales, hubiera sido más impactante.

La banda sonora, lo mejor de todo -no será la primera ni la última cinta que cuenta con un soundtrack mejor que la película entera- acompaña muy bien los momentos de tensión, aunque como es lógico, hoy provoca más risa que terror. El reparto no goza de credibilidad y simplemente se entremezclan en la historia pero no evolucionan, ni se aportan detalles relevantes sobre ellos. La importancia se le otorga al mensaje que intenta transmitir la película.

Una película entretenidamente mala muy a pesar de sus fallos y carencias, tanto argumentales como visuales. No he encontrado trailer, recomiendo no ver el video, al menos entero, contiene spoilers por un tubo.

2 comentarios:

  1. Estas pelis son lo que son, conociendo de antemano el producto hay que dar gracias que por lo menos no sea una película aburrida. Aunque siempre tendrán un encanto especial XD

    ResponderEliminar
  2. Ya, pero a veces el sopor gana al encanto.

    ResponderEliminar