15/9/11

Secuestrados



TÍTULO ORIGINAL: Secuestrados
AÑO: 2010
DURACIÓN: 85 min.
PAÍS: España
DIRECTOR: Miguel Ángel Vivas
GUIÓN: Miguel Ángel Vivas, Javier García
MÚSICA: Sergio Moure
FOTOGRAFÍA: Pedro J. Márquez
REPARTO: Fernando Cayo, Manuela Vellés, Ana Wagener, Guillermo Barrientos, Dritan Biba, Martijn Kuiper, Xoel Yáñez
PRODUCTORA: Vaca Films / La Fabrique 2 / Blur Producciones
WEB OFICIAL: http://www.secuestradoslapelicula.com/
PREMIOS 2010: Festival de cine Fantástico de Austin: Mejor película (Categoría Terror)

Jaime, Marta y su hija Isa acaban de mudarse a una selecta urbanización de las afueras. Mientras se preparan para celebrar la primera noche en su nueva casa, tres encapuchados irrumpen violentamente en la vivienda con el objetivo de robar y sin importarles el horror que siembren a su paso.

Con el inicio del festival de Sitges muy cercano, aprovecho para comentar una de las películas que quedaron pendientes el pasado certamen, se trata de Secuestrados. Para empezar tengo que decir que en mi opinión la película es mala, pero sin embargo dispone de algunos elementos para llegar al regular. Este es el segundo largometraje de Miguel Ángel Vivas que también se ocupa de parte del guión, recreación de hechos reales donde se intenta en todo momento tocar las fibras más sensibles. La particularidad que se destaca en esta película es que está compuesta por diez planos secuencia, esto está muy bien, pero por malas decisiones no se consigue el efecto que se propone desde el inicio.


Está claro que las intenciones apuntaban hacia una película naturalista, con una cámara liberada que sigue de cerca a los personajes para hacernos participes, solo con música diegética en momentos precisos y una buena mezcla de sonido ambiente. Todo comienza con una decente puesta en escena, pero en el momento en el que aparece la música no diegética comienza a romperse la intención, se consigue un efecto dramático, pero comienza a perderse parte de la verosimilitud. Luego hay cierta elección de montaje que ayuda a romper la intención de naturalismo, lo cual consigue alejarte de la empatía que pudieras haber tenido con los personajes. La película, salvando las distancias, utiliza muchos recursos que Michael Haneke utilizó para Funny Games en 1997, a parte de la trama. La película comienza apuntando hacia un estilo, pero aunque justificado en parte, lo alteran durante el desarrollo, así que, la intención era naturalista, pero al final eso queda desvirtuado.


No todo es negativo en la película, la iluminación está bastante conseguida, sobre todo en la forma tanto como de diferenciar pero a la vez aunar distintos espacios. Los pocos actores que aparecen están bastante a la altura, no son grandes actuaciones, ni ofrecen la credibilidad que hubiera sido necesaria, pero cumplen con mínimos y Manuela Vellés consigue un resultado efectista, aunque sea a base de chillidos y onomatopeyas. Luego el tratamiento de la violencia en algunos momentos está bien trabajado, con algunos paralelismos sociales y sobre todo, saber contener la tensión. Es cuando se muestra explícita cuando pierde fuerza, salvo algún que otro logrado efecto visual. La cuestión es que no se consigue una atmósfera malsana como lo pudo conseguir el antes nombrado Haneke en la inevitable comparación con Funny Games, pero la parte positiva es que Secuestrados consigue no dejar indiferente de forma contundente.


Durante la película llega un momento donde el asunto comienza a aburrir bastante, para compensar hay otros momentos contundentes, violentos y explícitos para el sector que necesita esa parte visual más directa, pero no dejan de ser parches para que las carencias no sobresalgan tanto. Otra lacra reside en toda la previsibilidad que te vas encontrando durante la película, el uso de clichés para hacer efectivo su argumento y lo poco trabajados que están los personajes. Digamos que están todos los elementos básicos demasiado marcados, como si se hubiera seguido un manual, de esa forma se pierde parte de la frescura, ya que repito, este film tenía toda la intención de resultar naturalista y conseguir enfrascar o secuestrar a quien lo vea, pero al final esa sensación no se consigue. No quiero menospreciar la película, sobre todo remarcar todo el trabajo de pre-producción para llevar a cabo, de la mejor manera, un rodaje de estas características. Muchas personas que la hayan visto pueden quedar más impresionadas en las partes tramposas, solo por el hecho de no poder comparar por no haber visto otras películas, ni tampoco por no plantearse el porqué de las cosas, de todos modos se juega más al efectismo que al naturalismo.

7 comentarios:

  1. Pues esta, a no ser que no tenga nada mejor que ver, creo que voy a pasar de momento.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. También depende de lo que tengas ganas de ver un día en concreto ;)

    ResponderEliminar
  3. Es cierto que a medida que avanza la idea se desvirtua y algunas situaciones son altamente cuestionables, pero el resultado final lo encuentro factible. Para mí consigue lo que pretende, es bastante chunga, aunque sea de la forma que tú afirmas, el efectismo.

    pd. Lo que más me ha chirriado son las onomatopeyas de Vellés, que aunque no lo hace mal, resulta bastante cansina en ese momento de la película.

    ResponderEliminar
  4. Pero es como si todas las películas terminaran con los protagonistas comiéndose sus propias tripas, sería efectivo pero tramposo ;)
    La peli no está mal, bueno, si está mal porque no saben mantener la forma y se pierden con el contenido, aparte de no conseguir ni la suficiente empatía, ni ambientación angustiosa, ni ná.... Es efectismo visual, pero en realidad es como si todo lo que va ocurriendo estuviera metido con calzador, se nota demasiado y mola por lo burro, pero te saca de la película. Es como si se iluminará mal y se notara que ahí hay un foco de la ostia ;)
    Es lastima, porque se lo han currado y hay momentos que tienen mucho merito, pero una cosa es, por ejemplo como una situación de Irreversible o el Laberinto del Fauno queda de puta madre y otra como esa situación similar queda como un poco indiferente en Secuestrados.... no se si sabes el ejemplo que te digo. Vengo a referir que han querido utilizar esas cosas, entre otras, pero no cuaja del todo.

    ResponderEliminar
  5. La situación de Irreversible está muy bien. No cuajan, no por la situación, sino por el desarrollo global. De todas formas si que la he encontrado algo angustiosa, no tanto como Irreversible o Funny Games, pero para mí, cumple de forma justa.

    ResponderEliminar
  6. De forma justa, te refieres por los pelos, supongo ;)

    ResponderEliminar