19/10/11

Carré blanc


TÍTULO ORIGINAL: Carré blanc
AÑO: 2010
DURACIÓN: 77 min.
PAÍS: Francia
DIRECTOR: Jean-Baptiste Léonetti
GUIÓN: Jean-Baptiste Léonetti
MÚSICA: Evgueni Galperine
FOTOGRAFÍA: David Nissen
REPARTO: Sami Bouajila, Julie Gayet, Jean-Pierre Andréani
PRODUCTORA: Coproducción Francia-Luxemburgo-Suiza-Bélgica; Solair Films / Tarantula Suisse / Tarantula

En el futuro, los más débiles de la sociedad son asesinados y usados como alimento...

Básicamente a grandes rasgos la línea argumental resumida en el anterior párrafo, es lo que ofrece Carré Blanc. Pero siento decepcionar a los que esperaban sangre y brutalidad por doquier. Los que aún siendo conscientes de la carencia de sangre, sigan esperando encontrar una película normal, mejor que se vallan a jugar al parchis. Como dijo su director Jean-Baptiste Leónetti antes de comenzar la proyección, “Carré Blanc es una película atípica y con escasos diálogos...”. Esto no significa que no nos cuenten una historia, de una forma poco habitual, pero abiertamente resultona y comprensible.
Los primeros minutos serán los más confusos, en cierta manera es un tanto experimental, aunque no tanto como la pobre y plomiza Beyond the Black Rainbow de Panos Cosmatos. Obra que también hemos podido ver dentro del Festival Internacional de Sitges. Carré Blanc además de una historia coherente, cosa que Beyond..., no tiene. También está infinitamente mejor realizada en todos sus aspectos.

Detrás de esa llamativa sinopsis, hay una historia con toques dramáticos y bastante sarcasmo. Narra la turbulenta relación entre Philippe (Sami Bouajila) y Marie (Julie Gayet).
Para un servidor, ambos actores totalmente desconocidos. Que curiosamente, sumando películas y cortometrajes, tienen a sus espaldas más de 40 y 70 títulos, respectivamente. Creo que para ser desconocidos al gran público, realizan una gran labor interpretativa.


En un mundo donde el críquet es el deporte por excelencia y el único sustento alimenticio para la población, es la carne humana. Un mundo en el que todo es frió y se ocultan las emociones en pro de la supervivencia, Philippe dirige la principal, y parece que única empresa suministradora de alimento para la población. De la misma forma que en la actualidad una cordial entrevista de trabajo, se realizan pruebas a los candidatos. Pruebas que se convierten en una epopeya para sus ‘concursantes’, cuando en realidad la solución es mucho más fácil de lo que parece. De esa forma se determina quien sobrevive y quien se convierte en alimento.


Dirigida y escrita por Baptiste que debuta en el mundo del largometraje con Carré Blanc, que es el resultado de una crítica a nuestra sociedad actual, llevada al límite y un plano más controvertido. Pero en la que encontramos paralelismos con nuestra realidad actual. Una sociedad en la que solo hay sitio para los que tienen fama o poder, y los débiles son relegados a la inmundicia.
En el mundo creado por Baptiste, la población está totalmente a merced del gobierno y las corporaciones, entidadades que no se ven, pero manejan los hilos a su antojo. La autoridad y la disciplina están a la orden del día. Mediante megafonía se ‘incita’ a procrear a tempranas edades, sin importar represalias moralistas, se recuerdan constantemente las normas que son de obligado cumplimiento. En francés Carré Blanc significa cuadrado blanco. En ésta minimalista y simple forma se nos muestra, de forma periódica, un contador con la tasa de natalidad, que lógicamente disminuye progresivamente.


La banda sonora a cargo de Evgueni Galperine, que ha compuesto el score para la reciente Eva de Kike Maíllo. Es una obra minimalista, como la película, pero encaja de una forma subliminal con ese mundo frió y austero que nos transmite la obra de Baptiste. La iluminación y fotografía están realmente bien combinados, no hace más que transmitir las características de ese mundo a los propios personajes, ocultando los rostros de estos en plena oscuridad, como si se hubieran puesto la máscara de Rorschach. Un conjunto muy tétrico. El resultado es una película bastante atípica y un tanto experimental, visualmente y argumentalmente, pero con una historia bien narrada que termina por entenderse a la perfección. Sinceramente no me esperaba nada especial y me ha sorprendido gratamente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario