9/10/11

The Divide

TÍTULO ORIGINAL: The Divide (The Fallout)
AÑO: 2011
DURACIÓN: 122 min.
PAÍS: Alemania
DIRECTOR: Xavier Gens
GUIÓN: Karl Mueller, Eron Sheean
MÚSICA:
FOTOGRAFÍA: Laurent Barès
REPARTO: Lauren German, Michael Biehn, Milo Ventimiglia, Rosanna Arquette, Courtney B. Vance, Michael Eklund, Ivan Gonzales
PRODUCTORA: Instinctive Film / Parlay Media

Cuando una explosión catastrófica arrasa Nuevo York, 8 extraños se guarecen en el sótano de un edificio, un refugio nuclear diseñado por el paranoico encargado Mickey. El lugar tiene apenas espacio con 3 habitaciones conectadas, pero tiene reservas de alimentos y agua, y al menos el grupo está a salvo de los horrores del exterior. Así que se asientan e intentan comprender la catástrofe que ha terminado con sus vidas cotidianas que tanto amaban.

La película empieza sin explicaciones ni más justificaciones, que la secuencia de un bombardeo nuclear a gran escala. Aunque en el mundo del cine no siempre son necesarias las explicaciones, un claro ejemplo de ello sería The Cube de Vincenzo Natali. La película de Xavier Gens toma desde el principio un rumbo que requiere resolver ciertos aspectos en torno a esa atractiva premisa inicial, como es la del bombardeo, el atrincheramiento de los personajes en el sótano del edificio o la aparición de algunos nuevos personajes, que desaparecen tan rápido que ya no tiene más relevancia ni se indaga sobre ellos ¿una mera técnica de despiste?


El planteamiento está construido a base de clichés como son personajes encerrados; tensiones de grupo, etcétera, a pesar de ello se sostiene y se desarrolla de forma coherente hasta la introducción de los mencionados personajes adicionales, que tal como entran en escena, salen. A partir de ese momento la coherencia temporal y argumental va cuesta abajo para terminar despeñándose por un precipicio. Se pierde todo el interés e incógnitas creadas hasta ese momento, para dar paso a situaciones bizarras, planos lentos y situaciones que no guardan una relación con los hechos acontecidos y planteados hasta ese momento. Está bien que se apueste por situaciones bizarras, pero entonces no hubiera hecho falta generar todo ese primario misterio argumental. Bien nos podríamos haber ahorrado media hora de cinta.

Todo el reparto cumple bien, pero Michael Biehn y Milo Ventigmilia, apoyándose en la sobreactuación, son los que llevan el mayor protagonismo, aunque, Biehn será el que dejará claro quién manda desde un principio. En ese momento parece el más capacitado para llevar al grupo por el camino de la supervivencia. El cambio de registro y de personalidad en algunos de los personajes resulta demasiado brusco, restándole credibilidad al conjunto.


Los personajes sufren una transgresión, tanto visual como psíquica, aunque acaba siendo atemporal y lo que en un principio albergaba cierta disciplina y coherencia, acaba por no tener la más mínima importancia. No alcanzo a comprender lo que intenta transmitir Gens al espectador, es como si intentara replantearnos algo o dejarnos pensativos, y para mí no lo consigue. En el momento que toda la incógnita planteada se desvanece, me recordó bastante a lo realizado por el director de la sobrevalorada Martyrs.

En el desenlace se nos muestra cómo se encuentra el mundo exterior, pero sigue sin quedar claro todo el motivo, que insisto no es necesario resolver situaciones, pero en The Cube no introduce elementos que no conduzcan a ningún sitio. En The Divide, todo lo propuesto inicialmente se desvirtúa para perderse en ramificaciones que no conducen a ningún sitio, solo a la decadencia de un grupo de personas. La película está bien realizada y hay un gran trabajo de preproducción y diseño, aunque no tanto de puesta en escena, ésta resulta un poco tosca para mi gusto. Una película que, lamentablemente, va de más a menos, es como si no hubieran sabido como terminarla.

Puntuación

1 comentario:

  1. Parece ser que esta película como su título indica, crea una brecha, pero entre el publico. De momento he ido escuchando, más o menos a partes iguales, opiniones opuestas. Tampoco me llama mucho la atención.

    ResponderEliminar