27/10/11

Smuggler



TÍTULO ORIGINAL: Smuggler (Sumagurâ: Omae no mirai o erabe)
AÑO: 2011
DURACIÓN: 115 min.
PAÍS: Japón
DIRECTOR: Katsuhito Ishii
GUIÓN: Katsuhito Ishii, Masatoshi Yamaguchi, Kensuke Yamamoto (Manga: Shôhei Manabe)
MÚSICA: Tosió Nakagawa
FOTOGRAFÍA: Hiroshi Machida
REPARTO: Satoshi Tsumabuki, Masanobu Ando, Hikari Mitsushima, Masatoshi Nagase, Fumiyo Kohinata, Yasuko Matsuyuki, Tatsuya Gashûin, Tsuyoshi Abe, Masahiro Takashima, Ryushin Tei, Youhachi Shimada
PRODUCTORA: Warner Bros.

Tsumabuki interpreta a un joven aspirante a actor llamado Ryosuke que trabaja a tiempo parcial en un salón de pachinko, pero que por diversas circunstancias acaba trabajando para diversas bandas mafiosas recogiendo y deshaciéndose de cadáveres. Las cosas se le complican aún más cuando empieza una lucha entre las bandas para las que él trabaja.

Smuggler es la adaptación de un Manga creado por Shohei Manabe, no conozco nada en absoluto del Manga original, la adaptación cinematográfica formaba parte de la 44ª edición del Festival de Cine Fantástico Sitges 2011. El director encargado de tal adaptación es es el mismo que dirigió la secuencia de animación de Kill Bill: Volumen 1 y películas como El sabor del té. Con esta película consigue mezclar comedia, acción y drama por partes iguales. La estética está bastante cuidada, han procurado resaltar escenas de acción con una cámara lenta llevada al extremo, lo cual consigue un efecto de expectante contemplación.


La película contiene bastantes personajes de peso, bien diseñados y dirigidos, es la forma de narrar la historia donde falla la película, sus 115 minutos consiguen en cierto modo alejarte de forma parcial de la historia. Hay momentos aislados que son muy buenos, momentos tanto cómicos como adrenalíticos, pero en conjunto la película no está a la altura de otras producciones Japonesas que proyectaron durante el festival. La estética de la película esta cuidada, aunque por momentos pierde personalidad y empaque. Muchas situaciones son graciosas y consiguen alguna sonrisa, pero en general todo queda a medio camino.


La implicación que se puede tener como espectador hacia los personajes es algo superflua, pues no se trabaja lo suficiente como para mantener la atención y como se indica antes, el argumento es algo cargante y la historia está contada de tal forma que no consiguió atraparme. Como sobre gustos estas cosas son muy personales, no tengo nada en contra de la película, no tenía ninguna expectación, ni especial interés en verla; coincidió por horarios y decidí probar. Es posible que existan séquitos al rededor de la figura de Shohei Manabe y su Manga Smuggler, con el director Katsuhito Ishii hay bastantes, lo que desconozco son las impresiones generales que haya causado está película. La verdad es que no resulta ninguna película especial, contiene algunos momentos destacables, pero es muy sencillo olvidarse de ella.

2 comentarios:

  1. Pues si a tí te ha parecido regular, a mí no creo que me guste. Aunque que el director sea el de las secuencias animadas de Kill Bill, me da curiosidad.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, pero que sea el responsable de esa secuencia de Kill Bill no significa nada. Me refiero, que no tiene relación una cosa con la otra.

    ResponderEliminar