6/10/11

Eva


TÍTULO ORIGINAL: Eva
AÑO: 2011
DURACIÓN: 94 min.
PAÍS: España
DIRECTOR: Kike Maíllo
GUIÓN: Sergi Belbel, Cristina Clemente, Martí Roca, Aintza Serra
MÚSICA: Sacha Galperine, Evgueni Galperine
FOTOGRAFÍA: Arnau Valls Colomer
REPARTO: Daniel Brühl, Marta Etura, Alberto Ammann, Lluís Homar, Claudia Vega, Anne Canovas, Sara Rosa Losilla, Manel Dueso
PRODUCTORA: Escándalo Films S.L. / Saga-Productions

Estamos en el año 2041. Álex, un brillante e irreverente diseñador de máquinas, regresa al pueblo donde se crió con la única compañía de un gato de hojalata. Su objetivo: terminar un proyecto inacabado para la creación de un niño robot. Su obstáculo: el doloroso reencuentro con Lana, su antiguo amor, casada ahora con su hermano David. Eva, la revoltosa hija de David y Lana, cautivará a Álex, que la tomará como modelo para su arriesgado proyecto. El debutante Kike Maillo se adentra en un futuro que combina la estética vintage con elegantes efectos visuales y con un impresionante paisaje nevado. Un thriller de calado hondo e impactante final.

Lo primero de todo quiero destacar la importancia que se le ha dado a la cinta y su sorprendente final (sic), no es tal, pero el conjunto funciona.
Kike Maíllo que se formó en la ESCAC junto a J.A Bayona nos ofrece una thriller amoroso, bajo una máscara de inteligencia artificial, que si bien guarda aspectos en común con Yo, Robot basado en la obra de Isac Asimov o el clásico ochentero Amiga Mortal de Wes Craven. Maíllo realiza su propia película que en su totalidad poco o nada tiene que ver.

Muy a pesar de sus clichés Maíllo nos construye una sólida historia, aunque abiertamente previsible, no deja caer nuestro interés como espectadores., detrás del protagonismo que se le otorga al robot, se camufla en un drama existencial, con trio amoroso de por medio, nada que no hayamos visto antes. ¿Entonces por qué funciona?. Gracias a unos personajes bien construidos y debidamente presentados. Lo mejor es que la cinta no alardea, bueno en su promoción quizás se le está dando un bombo que puede hacer que nos decepcione, pero creo que eso es más propio de la distribuidora.


En mí caso la película no es la maravilla revolucionaria que se predica, pero la encuentro una película interesante, bien realizada, tanto en aspectos visuales, como de guión y el único pero es que el final resulta muy fácil de adivinar, más aún cuando la historia empieza con un plano que forma parte del desenlace.
Visualmente también apuntaba a ser revolucionaria, todo lo contrario está basada en una época muy actual, un mundo para nada futurista, pero a su vez muy similar a nuestra realidad, un entorno lleno de infografía pero sin sobrecargar el ambiente, además de gadgets tecnológicos, que beben directamente del mundo de las pantallas táctiles que tan en auge están desde que Apple hizo su incursión en la gente con sus aclamados IPhone, Ipad etc…
En la película esto crea un crontaste bastante atractivo, una cabaña con apertura de huellas digitales, un coche con velocímetro en el parabrisas, puertas que se abren con la detección de voz, etc…bastante real y adecuado a nuestra época actual, puesto que lo habitual en películas futuristas se tiende a redondearlo todo y llenarlo todo de neones, aquí no es el caso. La presunta parte más “innovadora” en lo que a efectos especiales se refiere, es cuando nos muestra el cerebro del robot, en forma de ADN humano y de formas muy similares al refugio que construye el Dr. Manhattan en Watchmen. Tampoco son lo debidamente revolucionarios que se prometia, pero están realmente bien hechos, las cosas como son. No como los cgi de rápido consumo, sin ir más le lejos, Los Guardianes de la Noche o Aeon Flux son claros ejemplos de a lo que me refiero.


El reparto es notable, en parte éxito de la cinta se le debe a estos, con unas actuaciones creíbles y bien llevadas. Alberto Ammann en el papel de David el hermano de Álex, tiene las facciones ideales para hacer de vanidoso y extremadamente orgulloso, justamente el papel que le ha tocado interpretar. Sin embargo Daniel Brühl que encarna a Álex, lo vimos hacer de nazi en la última obra de Tarantino, Malditos Bastardos. No lo hace nada mal pero tiene lo que yo llamo, cara de joven cretino, me deja un punto agridulce en su interpretación. Algo muy similar me sucede con Leonardo Di Caprio. Ambos son muy buenos en su trabajo pero su cara me produce antipatía. Aunque todo esto son meras conjeturas dentro de mi cabeza, llamarlo prejuicio si queréis, pero también hay gente a la que le cae mal Nicolas Cage o Tom Cruise, básicamente por el mismo motivo. Marta Etura interpreta a Lana la ex mujer de Álex cumple bien su papel, como en la vida real es la que traerá todos los problemas. No me consideréis machista, en la propia película ya se hace un discurso sobre el carácter de las mujeres frente al hombre, nada más lejos de la vida real. Pero todos ellos quedarán eclipsados por Claudia Vega que se pone en la piel de Eva, que se ha seleccionado entre más de 3000 castings, es increíble como un niño puede llegar a eclipsar al reparto adulto, cada vez que comparte plano la atención sobre los adultos de desvirtúa para centrarnos en cada movimiento y cada palabra que sale de su boca. Curiosamente es la que menos aparece en la parte central de la historia, esa parte se centra en el thriller amoroso entre Lana la ex mujer de Álex y su hermano David, un trio que dará pie a momentos relativamente tensos, pero que desvía la atención que se había puesto en Eva, con el fin de no dejarte adivinar el desenlace, aunque algo tarde ya para eso. Impagable la conversación entre Álex y Eva, lo que me extraña es que las asociaciones de padres todavía no hayan puesto el grito en el cielo.


La película indaga sobre las emociones y comportamiento del ser humano, el mensaje final, no construyáis lo inimitable, el propio ser humano. Pero lo novedosa que se prometía no cumple esa pequeña y ambigua profecía, es cierto que es entretenida y te mantiene atento a lo que será realmente Eva, más fácil de adivinar de lo que realmente parece. La fotografia resulta muy elegante con esos paisajes nevados que convierte la película en una gélida visión del afan del ser humano, lo cual no significa que la película carezca de alma, ejemplo claro sería Déjame Entrar.
Ojo que voy a soltar una pista que puede llevarte directamente a una deducción en tu cabeza que contenga un SPOILER, juegan con la incógnita sobre la paternidad de Eva, pero no es suficiente para desviar nuestras sospechas de quien es realmente Eva FIN SPOILER.

La banda sonora de Evgueni Galperine que debuta en esta simple pero efectiva propuesta de Kike, nos acoge con una sutil y enigmática banda sonora que no tiene ningún tema que la caracterice como algo personal e inimitable, pero mantiene bien el tono que intenta transmitir la película. No se convertirá en un clásico de la ciencia ficción como lo han sido otras obras de Spielberg o Lucas, pero que será recordada como una película lo suficientemente factible.
La versión original es curiosa, combina el catalán y el castellano, de la misma forma que obras extranjeras combina el inglés y el alemán. Así que los que tengáis reticencia por el catalán os aconsejo ver la versión doblada.

2 comentarios:

  1. The Maiden10/10/11 21:31

    Yo EVA entré a verla fría (o sea, abierta a ver qué tal) y fría salí. No llegué a empatizar con ninguno de los personajes, e incluso algunos me crearon cierta antipatía (la propia Eva entre ellos). Sí, era previsible, y no creo que haga una gran aportación al genéreo. Por otro lado, sí que te doy la razón en los efectos especiales, que no están nada mal y no cumple el estereotipo de "película española" (sea eso bueno o malo, ahí cada cual). ¿Me gustó? No. ¿Todo es un desastre en la peli? Tampoco, incluso creo que le va a gustar a un gran público, así que... que cada uno la vea y opine.

    ResponderEliminar
  2. La película deja bastante que desear, esta muy adornada, muy bonito como configuran el robotito, muy bonito como se supone que se visualizan los recuerdos que va creando el robotito... entre otras cosas. Pero tanto adorno no vale para nada, a parte de lo visual. Los efectos especiales están muy bien, tiene mucho merito todo el diseño que hay detrás, pero en conjunto no es nada nuevo, ni sorprendente. Lo mismo con el argumento, insulso, previsible... no se consigue crear empatía con los personajes. El tratamiento cromático es simple, los movimientos de cámara gratuitos e innecesarios para el tipo de película que han pretendido hacer... así se puede seguir. A parte, que la idea del robotito amarillo, salvando las distancias, no deja de ser de forma indirecta lo que ya se planteó en Amiga Mortal de Wes Craven, aunque solo sea la superficie de esa idea.
    Y es cierto que la película funcionará en taquilla, bueno, puede que no, pero está hecha para gustar a lo fácil, cuando en un principio parecía apuntar más alto.

    ResponderEliminar