25/11/11

Arrebato


TÍTULO ORIGINAL: Arrebato
AÑO:1979
DURACIÓN: 110 min.
PAÍS: España
DIRECTOR: Iván Zulueta
GUIÓN: Iván Zulueta
MÚSICA: Grupo Negativo
FOTOGRAFÍA: Ángel Luis Fernández
REPARTO: Eusebio Poncela, Cecilia Roth, Will More, Marta Fernández-Muro, Carmen Giralt, Luis Ciges, Antonio Gasset
PRODUCTORA:N.A.P.C.

José Sirgado (Eusebio Poncela) director de películas Serie B está en crisis creativa y personal. No es capaz de consolidar su ruptura con Ana (Cecilia Roth) y además recibe noticias de un inquietante conocido (Will More), adicto a filmar en Super 8 y obsesionado en descubrir la esencia del cine.

Arrebato está considerada obra de culto dentro del cine español, pese a ello pasó desapercibida durante la década de los 90, hasta que en 2002 se reedito en Dvd. Y yo, a estas alturas (la película es de 1979) todavía aún no había visto, así pues he decidido ponerle remedio. A pesar de haber sido premiada a mejor película en 1980 en Mystfest (Cattolica, Italia). Y nominada en esa categoría en 1982 en el Fantasporto y del cual no se fue con las manos vacias, se llevó el premio a mejor actor, guión y premio de la crítica. Algunos me pegarán por lo que voy a decir, pero yo no le he encontrado ese punto, por el que muchos la alaban.
Eso no significa que me haya desagradado, pero tampoco me ha vuelto eufórico. De hecho la sensación que me ha dejado es muy oscilante, ambigua e inestable, igual o incluso más que la propia película, que resulta un tanto difícil de digerir. Sin embargo la película me ha cautibado sumamente rápido en algunos momentos, pero me ha resultado un tanto insulsa en otros. Por ese motivo me veo obligado ha posicionarla con dos estrellas, ya que algunos momentos me parecian muy interesantes pero otros sacrificaban toda esa 'virtud' que había ganado en mí la película hasta esos momentos.

Su planteamiento es sublime, no lo discuto, pero tiene momentos que únicamente sirven de relleno, esos precisamente son los que desfiguran el conjunto y para mi gusto suponen un lastre en la historia. Por ejemplo, la escena inicial en la que José está en la sala de montaje editando la secuencia final de su próxima película o la fugaz aparición de la Tía Carmen. Son algunos de los elementos y personajes que te apartan del hilo argumental y que tampoco conducen, ni aportan nada relevante a la verdadera historia, la de Pedro y su ‘vasallo’ José.


Ivan Zulueta tuvo una corta trayectoria, pero supo realizar con buenas maneras una extravagante película de reminiscencias sobre el mito del vampirismo. La película impone su presencia con un leitmotiv bastante anacrónico, las drogas. Mostrando su devastador efecto en el ser humano y hasta que punto la curiosidad se convierte en obsesión. Obsesión por hallar la verdad y el sentido de su existencia. De esa manera Pedro se vera atrapado en una vertiginosa espiral de la que no podrá escapar hasta descubrir el secreto que esconden esos misteriosos fotogramas, arrastrando consigo a José.

Además de la línea principal de la historia, ésta parte es la más interesante. Entorpecida por los momentos de la turbulenta relación entre José (Eusebio Poncela) y Ana (Cecilia Roth), situaciones que están incluidas con calzador. Esas 'subtramas' fuerzan el enigmático clima que tiene la cinta, hasta tal punto que la verdadera historia se resiente casi en su totalidad. Además tampoco aportan nada realmente interesante, desvian el hilo argumental y ralentizan la historia. Sacrificando cualquier atisbo de interés e intriga que pueda albergar el espectador, por suerte esos momentos son escuetos, así que nuestro interés se recupera con suma facilidad, pero la película termina por convertirse en una autopista con demasiados peajes.
Zulueta (que fue el guionista) retoma las ‘aventuras’ de Pedro con cierta avidez, a pesar de que la relación ex-matrimonial se extiende a lo largo de casi toda la cinta. En definitiva, esos momentos romanticos, en los que la pareja se acaban tirando los trastos a la cabeza y reprochandose su caracter constantemente, tan sólo hacen que ocupar minutos de cinta. Cosa incomprensible cuando su duración se extiende algo más de 100 minutos. Se podrían haber suprimido algunas escenas, sin más reparos, la película hubiera ganado enteros. La turbulenta relación expulsa al espectador de los hechos principales, en los que Pedro (Will More) será el auténtico e indiscutible protagonista, incluso eclipsando la brillante interpretación que se marca Eusebio.


Hablando del reparto que se centra en tres actores, el resto son pura paja. El único que ha seguido un poco en la brecha actoral ha sido Eusebio, que ha participado en películas como Intacto de Juan Carlos Fresnadillo, 800 Balas de Alex de la Iglesia o la reciente La Herencia Valdemar del debutante José Luis Alemán.
Cecilia Roth también ha seguido haciendo sus pinitos en el mundo del cine, desgraciadamente no conozco ninguna de las obras que figuran en su filmografía. La única que me suena un poco por el título es, Todo Sobre mi Madre. Por lo tanto no puedo dar referencias de si su capacidad actoral aumentó con los años, ya que aquí se ve algo relegada a un segundo...-rectifico- tercer plano. Y de Will More, más allá de 1990 nada más se supo. Posteriormente a Arrebato, no pasó de realizar tres cortometrajes y un par de largos, dejando así una invisible estela a seguir. Una verdadera lástima, ya que me ha parecido bastante acertada su interpretación, tanto, que me atrevo a decir que se interpretaba a si mismo. El resto de personajes son apariciones tan fugaces, que no merece la pena ni mencionarlas, además no interfieren para nada en la historia.

La banda sonora estuvo a cargo del propio Ivan Zulueta y el grupo Negativo la primera banda con denominación, actitud e influencias puramente Punk de Donosti (sic). Banda formada por Borja Zulueta, (hermano de Ivan) tras la disolución de Brakaman de la que era el fundador.
La banda sonora es de corte clásico, ambiental y muy psicotrópica. Aunque muchas de las escenas no están orquestadas, apoyando toda su esencia y misterio en el sonido ambiente o sonidos de estudio, como el inquietante sonido de la cámara al grabar los sueños de Pedro. Se ha incluido un tema, posiblemente del propio grupo, pero en el momento que se ha insertado es un resumen de acciones, así que no queda fuera de tono.
El sonido está bien tratado, salvo las voces. No sé que pasa en el cine español que los diálogos no se escuchan con claridad. Problema, que sorprendentemente, hoy en día sigue sucediendo. Así que ya no sé que pensar...¿Serán los actores que no saben vocalizar? ¿O será culpa de grabar el sonido al vuelo con un mal equipo? La cuestión es que casi siempre hay frases que resultan inteligibles, y en el cine extranjero no pasa....

Arrebato, es una película un tanto difícil de digerir que restando ciertos momentos que se vuelven, algo irreverentes y consiguen apartarnos de la historia principal, tiene algo que no sabría definir, algo que la hace interesante de ver, puede que el secreto esté en esos fotogramas....


7 comentarios:

  1. Como te comenté, en total desacuerdo, creo que resulta injusto meterle 2 estrellas. Ya se que sobre gustos personales es lo que hay, pero por ejemplo... y no es por meter baza, pero que le des 4 estrellas a Innkeepers y solo 2 a esta... más bien tendría que ser al revés, aunque sean pelis muy distintas.
    A parte, si como comentas la película te ha dejado una sensación oscilante, ambigua e inestable, quiere decir que cumple con su objetivo, pues la película ya es todo eso.

    También comentas que tiene algo que no sabrías definir, algo que la hace interesante de ver. Ya verás como la película te irá gustando más conforme pase el tiempo y pienses sobre ella... como bien dices al final, puede que el secreto esté en esos fotogramas... Habrá que volver a verla, mientras no nos pase como en el corto "homenaje" de Gallardo XDDDD

    ResponderEliminar
  2. Lo mismo te podría decir yo de Red State. Eso son tonterias.
    Lo que considero la película, la investigación de Pedro etc... si que me ha gustado. Lo que no tanto, esas peleas entre José y Ana. Ya lo sé que la película ha cumplido su objetivo, por eso digo que tiene algo que la hace interesante de ver.

    ResponderEliminar
  3. Tonterías no son, para eso ni hablaríamos sobre ello. Arrebato es mucho más interesante que Red State, pero de calle... Lo de la relación truculenta que se marcan José y Ana está bien, no es el súmmum, pero tampoco puedes pretender que toda la película sea la locura in crescendo que se marcan... como espectadores necesitamos momentos de respiro, ver como son los personajes... no se, yo veo que encaja bien con la película. Ah! ¿No te gustó el principio? Es muy bueno XDDD

    ResponderEliminar
  4. Depende del punto de vista. Pero no significa que por ello merezca más o menos estrellas. No digo que esté mal, pero no aporta nada, además te aparta de toda ese aura que te tiene atrapado, al menos a mí es lo que me pasó. El principio mola, pero no lleva a ningún sitio.

    ResponderEliminar
  5. ¿Te refieres al principio? Bueno, este es otro caso de esos que nos tenemos que destripar y descuartizar por una estrella de más o una de menos, jajajajaja.

    ResponderEliminar
  6. http://www.youtube.com/watch?v=pR4GXZ1yGL4

    ResponderEliminar
  7. Jajajajajaja.... eso se me quedó grabado a fuego... El golpe de codo es maravilloso!

    ResponderEliminar