9/11/11

Red State


TÍTULO ORIGINAL: Red State
AÑO: 2011
DURACIÓN: 82 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Kevin Smith
GUIÓN: Kevin Smith
MONTAJE: Kevin Smith
FOTOGRAFÍA: Dave Klein
REPARTO: Michael Parks, Michael Angarano, Kerry Bishe, Nicholas Braun, Kyle Gallner, John Goodman, Melissa Leo, Kevin Pollak, Stephen Root, Matt Jones, Cooper Thornton, Kevin Alejandro, Marc Blucas, Ralph Garman, James Parks, Betty Aberlin, Jennifer Schwalbach, Patrick Fischler, Damian Young
PRODUCTORA: The Harvey Boys / NVSH Productions

Unos adolescentes atraídos por un anuncio que promete sexo en grupo con una mujer madura, caen en la trampa de un grupo de fanáticos religiosos dispuestos a erradicar con métodos extremos la libido de la juventud norteamericana.

Llegando poco a poco al fin de las reseñas para las películas que fuimos viendo durante la 44ª edición del Festival Internacional de Cine Fantástico Sitges 2011, le toca el turno a la que resultó ser la ganadora oficial del festival como mejor película. Esto es algo en lo que estoy en desacuerdo, pero es normal, pues los gustos son muy diversos, hay veces que coinciden y otras no. La cuestión es que Kevin Smith volcó muchos esfuerzos con esta película, tras todos los rechazos de Hollywood, falta de distribución y financiación económica, él mismo puso en venta los derechos de distribución de la película, incluso él mismo en persona tuvo que distribuir y presentar la película por diversos festivales. Al final parece que va consiguiendo reconocimientos y bastante aceptación por parte del público en general.


La película no me gustó demasiado, aunque no es culpa de la película, podría decir que dejando de lado mi opinión personal la película no está mal, tiene sus aciertos y un cumulo de intenciones arriesgadas. Pero también es una de esas películas fácil de olvidar, algo negativo, pues su mensaje es contundente y tendría que haber sido algo más intenso o no quedar tan sepultado por la sátira general que produce su desenlace. En esta película el realizador Kevin Smith realiza un cambio de registro, en realidad no muy radical, pues lo que nos presenta es una mezcla de estilos que se podrían denominar como una especie de trhiller con toques de terror endulzado con humor negro. Nunca he sido demasiado simpatizante con las películas de Kevin Smith, con algunas siempre he tenido momentos de carcajada y se pueden rescatar momentos muy acertados, pero también con muchas malas decisiones de por medio. Se puede decir que se trata de un director irregular, deje o no la dirección cinematográfica como ha venido anunciando, hay que decir a su favor que es bastante mejor que muchos directores actuales.


Lo mejor de la película es como arremete contra todo y contra todos, hay tres grupos protagonistas, los primeros son el grupo de adolescentes, pasando por la secta religiosa y terminando con el abuso del poder policial y el gobierno de los Estados Unidos. Es un acierto lo imprevisible que resulta su desarrollo, con un comienzo de típica película de adolescentes con dudosa moralidad que aportan las dosis de humor, pasando por el terror que puede infringir la falta de raciocinio del fanatismo religioso; todo culminado con las incongruentes decisiones policiales a la hora de impartir justicia. Donde si se pierde un poco la película es a la hora de impartir un punto de vista, aunque por lo mismo puede resultar un acierto no explotado debidamente, pues con un buen reparto el protagonismo queda repartido y difuso, no siendo ese el punto negativo, sino no haber exprimido algo más al reparto. Está bien pensado el mostrar la ridiculización del fanatismo religioso, en este caso el cristiano, lleno de homofobia e intolerancia; pero mostrando también su punto de vista, aunque no de forma objetiva. Lo mismo ocurre con la crítica hacia las decisiones policiales, digamos que se marca bastante quienes son los malos, por decirlo de algún modo, esto no quiere decir que los adolescentes sean los buenos con quien tengamos que identificarnos, como se indica antes, Smith arremete contra todo y contra todos. Una película que sin estar mal se pierde en sus formas, deja claro su mensaje de crítica pero queda diluido por un tono difuso sobre su mismo contexto.


2 comentarios:

  1. Lo mejor es la parte narrada por John Goodman. A mí me pareció una buena película, no regular. Aunque encuentro excesivo haberle concedido el premio a mejor película, sólo por que Smith haya cambiado, por fin, de género, y le haya salido bien el tiro.

    ResponderEliminar
  2. Si, la película está bien, pero no como decir que fue la mejor película del festival. Por ese motivo creo que si la película órbita al rededor de las tres estrellas, creo que está más cerca de las dos, por eso se las coloco, pá posisionarme ;)

    ResponderEliminar