11/12/11

El ángel exterminador


TÍTULO ORIGINAL: El ángel exterminador
AÑO: 1962
DURACIÓN: 90 min.
PAÍS: México
DIRECTOR: Luis Buñuel
GUIÓN: Luis Buñuel & Luis Alcoriza
MÚSICA: Raúl Lavista
FOTOGRAFÍA: Gabriel Figueroa (B&W)
REPARTO: Silvia Pinal, Enrique Rambal, Jacqueline Andere, José Baviera, Augusto Benedicto, Claudio Brook, César del Campo, Antonio Bravo
PRODUCTORA: Uninci y Films 59 / Producciones Alatriste
PREMIOS 1962: Festival de Cannes: Nominada a la Palma de Oro (mejor película)

 Después de una cena en la mansión de los Nóbile, los invitados descubren que, por razones inexplicables, no pueden salir del lugar. Al prolongarse la situación durante varios días, la cortesía en el trato deja paso al más primitivo y brutal instinto de supervivencia. Una parábola sobre la descomposición de una clase social encerrada en sí misma.

La idea de El ángel exterminador es contundente, en la actualidad sigue siendo sorprendente y utilizada dentro de otros contextos. A partir de esa idea, el director Luis Buñuel realizó una película donde su paralelismo directo podría ser la vida misma. Con el productor Gustavo Alatriste, como en otras exitosas producciones, Luis Buñuel desarrolló junto al escritor Luis Alcoriza el guión de la película cuyo título inicial era Los náufragos de la calle Providencia; la modificación se produjo cuando Buñuel conoció al escritor José Bergamín, quien tenía pensado escribir una obra teatral que al final nunca llegó a realizarse. El título de dicha obra era El ángel exterminador.


El presupuesto para la película estaba muy ajustado, pero Alatriste daba total libertad de trabajo a Buñuel. Una idea que no pudieron realizar era rodar la película en París o Londres, donde el estilo de vida de alta sociedad respondía mucho mejor a las necesidades para recrear una cena de alta burguesía. De todos modos, se consiguió plasmar ese ambiente, incluso con el reparto de México se consigue una mayor inquietud durante la película. Las actuaciones consiguen transmitir todas las sensaciones y emociones que la situación provoca, aunque hay algunas actuaciones mejor que otras. La utilización del espacio consigue crear la claustrofobia necesaria, toda la angustia que sienten los personajes se percibe fuera de la pantalla. Con una fotografía en blanco y negro, Gabriel Figueroa consigue una unidad lumínica durante toda la película con algunos momentos aislados, que sin desentonar, crean la dimensión más onírica pasando por la inquietud y lo extravagante. La banda sonora de Raúl Lavista también contiene una carga enigmática, utilizando coros eclesiásticos llena de misticismo a la película.


El ángel exterminador es una película de supervivencia, dispone de un grupo de personas egocéntricas en una situación límite, dentro de ese marco se crea el retrato de la degeneración humana en lo absurdo, Buñuel utiliza pinceladas de surrealismo para crear una composición que se encuentra suspendida en los límites de la verosimilitud. La película se estrenó en 1962, en la actualidad sigue siendo mucho más atrevida en sus formas que muchas producciones actuales que imitan su contenido. Más allá de la estructura narrativa convencional, se puede decir que El ángel exterminador es más moderna que muchas películas que se consideran como tales. Siendo también fruto de inspiración para muchos cineastas que han utilizado distintos elementos en sus películas, para no desvelar nada de El ángel exterminador no entraremos en detalles, pero son esas curiosidades que por lo menos a mi, me resultan alentadoras. La grandeza de la película reside en que está abierta al entendimiento de todo el publico, pero lo mejor es que se disfruta de algo que en realidad no se comprende.


La película es perfecta para el debate tras su visionado, pues puede interpretarse desde muchos puntos de vista, crear muchas opiniones, así como distintas explicaciones, todas validas, todas inciertas. Otra característica de la película es la repetición, muchas escenas se repiten moduladas a través de la angulación de cámara, de forma sutil también veremos frases y comportamientos de los personajes que se van repitiendo, van desarrollando un proceso. Algunas repeticiones son degradantes respecto a los personajes y la situación que los acontece, otras repeticiones son más bien una imitación entre los personajes y las situaciones; construyen la idea de contagio degradante. Todo ello cobra un sentido tanto en la evolución de los personajes como en el desenlace de la película, por desgracia la película fue  alterada sin consentimiento. El montaje siempre lo solía realizar el propio Buñuel, con el paso de los años, en la restauración de la película alguien pensó que esas intencionadas repeticiones era un error de montaje y muchas fueron eliminadas.


El ángel exterminador consigue trascender su ya de por si interesante planteamiento argumental, son tantas las interpretaciones que pueden leerse, diferentes puntos de vista que al final pueden confluir en disputa, lo mismo que les ocurre en cierto modo a los personajes de la película. Una analogía sociológica muy bien tramada, todos los símbolos que puede presentar no dejan de ser la interpretación de una justificación para esclarecer o dar explicación racional a todo aquello que no lo es. La película de Buñuel arremete contra todo, incluso contra toda simbología explicativa, pues una película que trata sobre la inquietud desde lo irreal puede interpretarse desde todos los puntos de vista, con diferentes variantes, pero lo importante es disfrutar de ello. El ángel exterminador no necesita que todo esté justificado explícitamente, es una película para sentirla, disfrutarla y llenarse de inspiración.

"Si el filme que van a ver les parece enigmático e incoherente, también la vida lo es. Es repetitivo como la vida y, como la vida, sujeto a múltiples interpretaciones. El autor declara no haber querido jugar con los símbolos, al menos conscientemente. Quizá la explicación de El ángel exterminador sea que, racionalmente, no hay ninguna."
(Luis Buñuel)

3 comentarios:

  1. Otra película que tengo pendiente en mi lista.

    ResponderEliminar
  2. Yo también, pero no la tengo en lista.

    ResponderEliminar