21/1/12

Appaloosa


TÍTULO ORIGINAL: Appaloosa
AÑO: 2008
DURACIÓN: 107 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Ed Harris
GUIÓN: Ed Harris, Robert Knott (Novela: Robert B. Parker)
MÚSICA: Jeff Beal
FOTOGRAFÍA: Dean Semler
REPARTO: Viggo Mortensen, Ed Harris, Renée Zellweger, Jeremy Irons, Timothy Spall, Ariadna Gil, James Gammon, Cerris Morgan-Moyer, Tom Bower
PRODUCTORA: Warner Bros. Pictures / New Line Cinema / Groundswell Productions
WEB OFICIAL: http://welcometoappaloosa.warnerbros.com/

En 1882, dos amigos, el sheriff Virgil Cole (Ed Harris) y su socio Everett Hitch (Viggo Mortensen), reciben el encargo de proteger y pacificar una ciudad sin ley, que está dominada por un despiadado y poderoso ranchero, Randall Bragg (Jeremy Irons). La llegada de Allison French (Zellwegwe), una atractiva viuda, amenaza con destruir la larga amistad entre los dos amigos.

Hace tiempo que el Western murió como género, de tanto en tanto y con cuenta gotas, aparecen películas con esa estética y la reminiscencia de sus características. Tan solo en contadas ocasiones aparece la película que si se puede incluir dentro del difunto género. Appaloosa es una película que lo consigue, destaca sobre otras y dispone de su propia identidad. Es la segunda película de Ed Harris como director, en la que también interpreta uno de los papeles protagonistas y participa en el desarrollo del guión. La verdad es que el resultado es muy bueno, Appaloosa está bien hilvanada, no contiene sorpresas y todo está pensado en su justa medida.


Hay muchos aspectos positivos en está película, pero creo que su mayor acierto está en alejarse de lo grandilocuente y las pretensiones. Es una película cuidada en muchos aspectos, incluso puede que demasiado, han cuidado muchos detalles, han caracterizado muy bien a los personajes y creo que Renée Zellweger es el error. El tono de la película está muy bien construido, los personajes están trabajados y las actuaciones son contenidas, al servicio de sus personajes y de la película. Hay buenos actores, muy carismáticos, pero en esta película no realizan interpretaciones sobresalientes, nadie destaca por encima de nadie por ese motivo, todos lo hacen bien. Ahí es donde entra el conflicto, dentro del contexto todo tiene como un aura de suciedad, los actores por muy guapos o atractivos que puedan ser, están caracterizados acorde con dicho contexto y época. Entonces tenemos a Renée Zellweger interpretando un personaje con ciertas características, se puede decir que ella resulta lo peor de la película, pero sin embargo, su cara, su interpretación, su caracterización... encaja con la tonalidad de la película, dentro del contexto está bien elegida y es lo que requiere ese personaje. Es curioso, pero la elección es correcta, pero puede que lo sea tanto que sobre pasa lo que esperamos y cruza la línea, dando como resultado una mancha en el conjunto final de la película.


La principal atracción de la película es la construcción del dúo protagonista, es una especie de Dos hombres y un destino pero apuntando hacía otra dirección. Viggo Mortensen lo hace muy bien, Ed Harris está genial, actuaciones contenidas pero tan efectistas como se espera por el tipo de personajes que interpretan. En algunos momentos Ed Harris está encuadrado de tal forma que nos hará pensar en Clint Eastwood, pero no hay ningún tipo de comparación ni para bien ni para mal, aunque sea inevitable pensar en ello. Como director consigue plasmar un estilo muy marcado, con referencias sutiles de otras películas, incluso en algunos momentos utiliza una pequeña aura de Spaghetti Western que le sienta genial al conjunto final. Jeremy Irons también está muy bien elegido, puede que incluso desaprovechado para lo que puede ofrecer, pero no es algo malo, pues lo que tiene que hacer lo hace bien. Una pequeña curiosidad es la aparición de Ariadna Gil, es un pequeño papel, pero a raíz de coincidir con Viggo Mortensen en el rodaje de Alatriste fue elegida por Ed Harris, según él, por la buena combinación profesional entre ambos.


La banda sonora compuesta por Jeff Beal no es la más excepcional, pero está muy bien, puede que haya quien no le guste nada, pero en general, la banda sonora tiene un carisma extraño; está acorde con la película, llena de épica contenida. Al resto de aspectos les ocurre lo mismo, no hay destellos de grandeza, todo está bien hecho para construir un tono, para transmitir unas sensaciones, pero sin esperar aplausos por ello, se podría hablar de modestia. Puede que la película mereciera más puntuación, quizás el paso del tiempo se la proporcione. Toda la épica y profundidad emocional de los grandes Westerns, están diluidas y disipadas en la gran mayoría de los actuales intentos por recrear el difunto género, pero Appaloosa consigue aprender de ello y utilizarlo a su favor. La película también dispone de varios momentos cómicos, no para provocar una carcajada, pero si una pequeña sonrisa; tampoco no hay un dramatismo extremo, ni una épica desmesurada. Todo es un cúmulo de elementos mezclados de una forma muy sensata, sin salidas de tono. Puede parecer que a la película le falte algo, pero no hay que pensar de ese modo, tiene lo justo para lo que pretende, como indico al principio, no hay ninguna pretensión... pero el resultado es muy bueno.

2 comentarios:

  1. Sí, a mi también me gusto esta peli. Harris ha sabido recuperar la magia del western.

    ResponderEliminar