16/2/12

La Mujer de Negro


TÍTULO ORIGINAL: The Woman in Black
AÑO: 2012
DURACIÓN: 95 min.
PAÍS: Reino Unido
DIRECTOR: James Watkins
GUIÓN: Jane Goldman (Novela: Susan Hill)
MÚSICA: Marco Beltrami
FOTOGRAFÍA: Tim Maurice-Jones
REPARTO: Daniel Radcliffe, Ciarán Hinds, Roger Allam, Sophie Stuckey, Janet McTeer, Shaun Dooley
PRODUCTORA: Alliance Atlantis Communications / Alliance Films / Hammer Film Productions

Arthur Kipps es un joven abogado cuya empresa lo envía a un lugar remoto para vender la casa de un cliente que acaba de fallecer. La gestión, aparentemente rutinaria, tropieza con ciertas dificultades: los vecinos se muestran reacios a hablar sobre la casa o a acercarse a ella; además, nadie está dispuesto a admitir la existencia de una mujer de negro que él está seguro de haber visto.

Este viernes se estrena esta película, y he tenido la suerte de asistir al preestreno, así que os dejo mi humilde opinión, que no intenta perjudicar para nada su arranque en taquilla.

Lo primero que habría que preguntarse es ¿Qué es lo que voy a valorar de la película?
Depende que, la opinión cambia, y bastante. Ya que la ambientación está sumamente cuidada, desde el atuendo de los personajes, pasando por la caracterización, escenarios, e incluso hasta el más mínimo detalle en el atrezo ha sido minuciosamente estudiado, tanto en el exterior como en el interior. Sin contar con la fotografía de tonos lúgubres y una iluminación que aprovecha muy bien cada rincón de la gran mansión, sólo con la ambientación, sería un aprobado en toda regla.
En cambio la historia es demasiado familiar y contiene miles de tópicos del género, nos deja una cinta bastante plana y un tanto anodina. Ni siquiera el final tiene el golpe de efecto que todos esperábamos ver, es casi de tragicomedia, además de verse venir al galope.
Luego tenemos la parte de los sustos que como buena cinta de fantasmas, tiene que tener. Y se puede decir que la cinta está plagada de sustos, pero si tenemos en cuenta que su efectividad no van mas allá de los tres primeros sustos, a partir de ahí es una maratón constante, tan así que se vuelven previsibles y tontorrones, hasta tal punto de provocar alguna carcajada entre el público asistente. Es cierto que hay un par que están hechos para hacer reír a propósito, y lo consigue, pero el resto se supone que debería dar miedo o como mínimo sobresaltarte, al menos eso es lo que proclama a los cuatro vientos el refrán promocional del póster.


James Watkins sorprendió hace cuatro años con su primera película Eden Lake, una sencilla cinta con buenos resultados. Ahora se ha rodeado de unas buenas bases, así que parecía (aunque yo no estaba muy convencido) que le saldría una buena película de fantasmas. Aunque nada tiene que ver con su anterior trabajo, Eden Lake, su buen hacer en su opera prima, era una garantía. Además la guionista encargada de adaptar la novela de Susan Hill en la que se basa la película, ha sido Jane Goldman que entre otras, ha escrito el guión de la genial Kick Ass y X-Men Primera generación, que todavía no he visto pero dicen que está muy bien. Por lo visto lo suyo no es el terror, aunque cabe la posibilidad que la novela no dé para más.

El apartado actoral es muy escueto en cuanto a protagonistas se refiere, tenemos a Daniel Radcliffe que partiendo de la base que nunca me ha caído bien, seré neutral y benevolente. No hace ninguna floritura, se limita a pasear arriba y abajo con la cara que trae de serie en el póster, pero tampoco se puede decir que lo haga mal. Sin embargo no le va a ser fácil quitarse la etiqueta de Harry Potter, el caso es muy similar a lo que le suceda a Elijah Wood con el personaje de Frodo. Volviendo a Radcliffe, en mí caso como no he visto ninguna entrega de la franquicia, no me ha sido muy difícil olvidar su rol de niño con toga y birrete. Aunque su cara de tonto me recordaba en algún momento a los pósters subido encima de la escoba. Por otro lado esa cara de inocente tontuelo ya le iba bien al papel que interpreta aquí y que intenta desmarcarse de su pasado. Un personaje que visualmente hablando, es muy propio de un joven Jonathan Harker en una adaptación del mismísimo Drácula de Stoker, y que mejor será no cuestionar algunas de sus acciones en la película, un tanto insostenibles e ilógicas. Además argumentalmente, parte de la misma premisa que la obra de Stoker, un joven inexperto que tiene que ir a poner unos documentos en orden. Completan el escaso reparto Ciarán Hinds y Janet Mc Teer en el rol del matrimonio Daily, que han aparecido en películas como Pozos de Ambición y Tideland, respectivamente. El resto son secundarios que apenas hacen acto de aparición, pues hacen de pueblerinos. Y la mujer de negro, el fantasma, va con el velo tapándole la cara paseándose libremente por toda la casa, así que poco importa su interpretación, es el motor de los sustos, que por desgracia no son tales.


Marco Beltrami orquesta la pieza y encaja bien con la ambientación, aunque abusa mucho de los golpes de piano para crear lo que yo llamo, el susto fácil e inefectivo. Beltrami ha adornado con sus notas, películas como Hellboy, el remake de La Cosa, Scre4m o En Tierra Hostil entre muchas otras.

Como resultado tenemos una película que cumple en lo técnico, pero no en las sensaciones que debería habernos transmitido. Aunque parece que solo me gustó a mí, The Innkeepers, con muchos menos artificios consiguió transmitirme mucho más.

8 comentarios:

  1. Basicamente tenemos la misma opinión,menos en lo de Innkeepers jajajajj

    ResponderEliminar
  2. A veces me alegro de que solo me guste a mí. XD

    ResponderEliminar
  3. Sigo pensando que en la proyección de Innkeepers estabas bajos los efectos de algún alucinógeno XD
    Por lo que parece, La mujer de negro es una peli más de sustos tontos. Lo que me llamaba la atención de la película era la estética, el resto no contaba que fuera bueno, aunque nunca se sabe, jejeje... ya veo que no es el caso.

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que vosotros estabais en otra sala viendo otra película. XD
    Es que la estética es chula, lo malo es la historia que no termina de cuajar.

    ResponderEliminar
  5. Yo no sé si verla o no... aunque el libro lo recuerdo con cariño: no era habitual que de chinorris nos hicieran leer libros de fantasmas en inglés. A ver si lo encuentro en alguna de las cajas.... XD

    ResponderEliminar
  6. Si tienes curiosidad, adelante. Puede ser que el libro esté bien. No sé si la historia 'falla' por culpa del guión o por el libro en si.

    ResponderEliminar
  7. A mi me pasa como a ti. Tiene que pasar mucho tiempo para no seguir viendo a Harry Potter en la car de este actor.

    ResponderEliminar
  8. Nunca dejarás de verlo como tal. El problema es que tiene la misma cara que en el poster, en toda la peli. Algo así como Keanu Reeves.

    ResponderEliminar