25/4/12

The Artist



TÍTULO ORIGINAL: The Artist
AÑO: 2011
DURACIÓN: 100 min.
PAÍS: Francia
DIRECTOR: Michel Hazanavicius
GUIÓN: Michel Hazanavicius
MÚSICA: Ludovic Bource
FOTOGRAFÍA: Guillaume Schiffman (B&W)
REPARTO: Jean Dujardin, Bérénice Bejo, James Cromwell, John Goodman, Penelope Ann Miller, Missi Pyle, Malcolm McDowell, Joel Murray, Ed Lauter, Beth Grant, Bitsie Tulloch, Ken Davitian
PRODUCTORA: Wildbunch / La Petite Reine / Studio 37 / La Classe Américaine / JD Prod / France3 Cinéma / Jouror Production / uFilms
WEB OFICIAL: http://weinsteinco.com/sites/the-artist/
PREMIOS 2011: 5 Oscars: Mejor película, director, actor (Dujardin), BSO, vestuario. 10 nomin.
2011: 3 Globos de Oro: Mejor película comedia/musical, actor (Dujardin) y BSO. 6 nomin.
2011: 7 premios BAFTA, incluyendo mejor película, director, guión original. 12 nomin.
2011: 6 Premios Cesar, incluyendo mejor película y director. 10 nominaciones
2011: Festival de Cannes: Mejor actor (Jean Dujardin)
2011: Independent Spirit Awards: Mejor película, director, actor y fotografía. 5 nominaciones
2011: Critics Choice Awards: 4 premios, incluyendo mejor película. 11 nominaciones
2011: Festival de San Sebastián: Premio del público
2011: Premios del Cine Europeo: Mejor banda sonora. 4 nom., incluyendo mejor película
2011: Premios Goya: Mejor película europea
2011: Satellite Awards: Mejor dirección artística. 5 nominaciones, incluyendo mejor película
2011: Producers Guild of America: Mejor película
2011: Premios de la Crítica de Washington (WAFCA): Mejor película
2011: Directors Guild of America (DGA): Mejor director
2011: Screen Actors Guild: Mejor Actor (Dujardin) Nominados Actriz secundaria, reparto
2011: Círculo de críticos de Nueva York: Mejor película y director
2011: Festival de Hampton: Mejor película (Premio del público)
2011: Festival de Sevilla: Premio del público
2011: Nominada Premios David di Donatello: Mejor película de la Unión Europea

Hollywood, 1927. George Valentin es una gran estrella del cine mudo que goza de un esplendoroso éxito. Pero, con la llegada del cine sonoro, su carrera corre peligro de quedar sepultada en el olvido. Por su parte, la joven actriz Peppy Miller, que empezó como extra al lado de Valentin, se convierte en una estrella del cine sonoro.

The Artist es una producción que consigue llegar a ser un pequeño fenómeno, una película recolectora de premios que destaca sobre todo por su formato. En la actualidad hay un gran estancamiento cinematográfico a nivel general, no solo por el aluvión de remakes innecesarios, aún se hacen buenas películas, pero lo que más divulgación tiene son las grandes producciones, películas vacías con el único propósito de recaudar dinero; fomentan la más absoluta abstracción del público mayoritario y rebajan las virtudes de lo que se denomina séptimo arte. Por algún motivo se sustituye la calidad cinematográfica por la calidad audiovisual en lo que efectos digitales se refiere, opino que es un virus que lleva extendiéndose de forma lenta, provoca desidia y conformismo en los espectadores. Ahora, respeto que cada persona disfrute con aquello que quiera, pero crítico la falta de exigencia general, así como el conformismo en el que toda la sociedad está sumergida. Esto no quiere decir que The Artist vaya a ser la píldora mágica que solucione esto, en cierto modo es una película que también está pensada para disfrutar de un placentero entretenimiento y reposar en la evasión momentánea; pero dista de los llamados blockbusters y comedias de turno. Habiendo estado en las carteleras comerciales bastante tiempo, es cuando se puede confirmar que su calidad es muy superior a la media de los estrenos mayoritarios.


Es curioso que precisamente ahora se haya rodado una película simulando el periodo mudo, digo simulando pues en realidad la película no es muda, se tendría que decir que es casi muda; aunque han respetado elementos como la relación de aspecto rodando la película con un ratio 4:3 desafiando la imposición meramente comercial del 16:9. Durante el estreno de la película hubieron casos aislados de quejas en cines comerciales por tratarse de una película en blanco y negro casi muda, eso es el resultado de la infección de la que hablaba anteriormente. La intención del director Michel Hazanavicius ha servido para que mucha gente haya visto una película de tales características por primera vez en su vida, quizás se estreche un poco la distancia existente entre un gran porcentaje de aficionados y aficionadas al cine con los inicios de este. La cuestión es que The Artist entusiasma a la crítica y al público por igual, la película más que estar pensada como si fuera una realización del periodo mudo, es una representación de una época pasada en la que se hacía cine de otra forma. No es un homenaje a las películas de las primeras décadas del cine, es un homenaje a la nostalgia de una época pasada de la industria cinematográfica. En cierto modo, su éxito en Estados Unidos es comprensible, pues elogia y mitifica al cine clásico americano, pero más allá de tal apreciación, la película dispone de muchas cualidades que justifican su éxito.


Es evidente que The Artist no inventa nada, ni es original, pero está cargada de grandes momentos que en conjunto consiguen una puesta en escena cautivadora. Cada plano está trabajado para transmitir y narrar, como ocurría con las películas de las primeras décadas desde la invención del cine, solo disponían de la imagen para transmitir. The Artist retrata lo que supuso el paso del cine mudo al sonoro, aunque no hace demasiado hincapié en ello y se centra más en una historia de amor simpática. La narrativa de The Artist está desarrollada más cercana a la actual pero representando una película muda, no consigue la emotividad ni la forma de hacer que tenían las películas por aquel entonces, si quisiera hacerse pasar por una autentica película muda no lo conseguiría. Ese punto negativo también reside en su guión, una historia bien contada con los elementos de por aquel entonces, pero no llega a la emotividad necesaria. Se queda más cerca de una sencilla historia de amor llena de tópicos con una fuerte carga de inocencia, algo descafeinada para el énfasis que pretende en algunos momentos. Una buena elección de la película es el dúo protagonista, consiguen transmitir mucho por su expresión corporal, sus miradas y gestos, ambos hacen un buen trabajo, al igual que el elenco de secundarios con mención especial al perro adiestrado; un recurso fácil para sonsacar sonrisas, pero muy efectivo y bien utilizado en la película.


La banda sonora compuesta para la película por Ludovic Bource es muy interesante, dispone de gran variedad de formas que se utilizaban en el cine mudo, pero siguiendo el ritmo de la película e intensificando algunos momentos dramáticos jugando con ventaja; como ocurre cuando utilizan el tema de Vertigo, que se utilizó en la película homónima de Alfred Hitchcock en 1958. Por lo general la banda sonora cumple su función, en algunos momentos resulta algo monótona, pero acompaña muy bien a la narración de la película. Al final The Artist resulta ser una curiosidad muy interesante por cuando se ha rodado, a conseguido cautivar a un gran número de espectadores como a la crítica especializada y resulta una experiencia agradable; podría haber resultado una experiencia mucho más intensa, pero se agradece su propuesta. Depende de como entienda el cine cada persona le dará un valor determinado al hecho de que en la actualidad se haya rodado una película que órbita de la esencia del autentico cine; se podrá disfrutar en mayor o menor grado, pero está claro que The Artist se disfruta por su conjunto y forma más que por su contenido por si solo. Una película agradable, que te dibujará una sonrisa y dejará una sensación de bienestar al finalizar, está pensada para ello, así que... si opinas que la película no es un tostón, si has disfrutado con ella y la sensación del cine mudo, no dudes en realizar un paseo por todas esas películas que constituyen los pilares de cine tal como lo conocemos.

10 comentarios:

  1. No estoy completamente de acuerdo en lo que dices de que en la actualidad lo que más divulgación tiene son las superproducciones, puesto que eso siempre ha sido así, no solamente ahora.

    Lo de los remakes es un tema que ya ni hay que hablar de ello, aunque siempre se han hecho, ahora es demasiado. Ahí estamos de acuerdo.

    Y lo de recaudar dinero, todas las películas nos gusten más o menos, se hacen para recaudar dinero.
    Y el público que se contenta bien es porque va al cine a pasar el rato, o bien porque le gusta lo que ve. A mí me puede gustar el último blockbuster y no por ello me conformo con cualquier cosa. En general no veo un conformismo tan abismal como lo pintas. Mucha gente sale del cine cagandose en lo que ha visto. Más bien sería un tema de que la gente pica el anzuelo que ponen las productoras.

    Lo de la parte visual, para mí no sustituye, simplemente cada vez destaca más, porque está mejor hecho. Hace dos décadas los efectos especiales a veces también sobrepasaban a la propia historia, pero ahora están desfasados y no se nota tanto.
    Por lo tanto si el guión no es bueno, esa carencia se realza y parece que descuidan la historia, cuando en realidad ni siquiera le han prestado atención. Pero repito, eso siempre ha pasado y seguirá pasando, lo cual no significa que ya no salgan buenas películas, tal y como hace dos o más décadas. No es que se hayan centrado más en la parte visual.

    ResponderEliminar
  2. Si dices que siempre se han divulgado más las superproducciones no entiendo porque no estás de acuerdo con lo que he escrito ;)

    Lo de recaudar dinero... a ver, es obvio que todas las pelis buscan recaudar dinero. Pero por ejemplo, un panadero puede preparar el pan con cariño y buenos ingredientes para conseguir un buen resultado, quien compre su pan estará contento y el panadero gana dinero; pero también puede preparar el pan rápido, a desgana y con malos ingredientes, habrán quienes acepten la bajada de calidad y sigan comprando el pan, el panadero sigue ganado el dinero.

    A mi también me puede gustar algún blockbuster de turno, pero un guión no hace una película buena, son muchas más cosas. Es un conjunto de cosas que parecen que se dejen de lado porque como la peli tiene unos efectos especiales de la ostia no hace falta que esté bien hecha. Opino que una película podría estar muy buen construida y si lo requiere, tener unos buenos efectos digitales, pero en general eso no ocurre... de ahí opino que existe un conformismo y se termina aceptando por bueno cosas que no lo son.

    ResponderEliminar
  3. Porqué hablas de problema actual, pero no es de ahora. Lleva mucho tiempo sucediendo. Han habido y habrán buenas películas, al igual que han habido y habrán malas. No es una cuestión unicamente temporal, yo lo veo atemporal. Que me digas que cada vez es más dificil sorprender y falta originalidad en la mayoría de casos, pues sí. Pero contra más películas haya, más dificil será innovar.

    Buenos panaderos siempre han habido y siempre habrán.

    Y claro que un guión no hace una buena película, pero es lo primero de todo, son los cimientos de la película. No confundas el conformismo, con expectador incauto.

    ResponderEliminar
  4. Hablo de una película del 2011 por lo tanto hablo de ahora. Y no me refiero a sorprender, no se trata de eso.
    Lo del pan solo era un ejemplo, jejejeje. Y el guión no es ni lo primero de todo, ni los cimientos de una película, lo que es un guión viene implícito en la misma palabra, es una guía, una herramienta más que puede variar hasta que la película no esté montada al 100%

    ResponderEliminar
  5. También puede tener dos finales, pero si el guión no es bueno todo lo demás no importa.

    ResponderEliminar
  6. No entiendo que quieres decir. De todos modos, se puede sacar una buena película de un guión malo y a la inversa, de un guión estupendo puede salir una peli horrible. Por lo tanto, el guión no es lo más importante y todo los demás importa más que el mismo guión.

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que si el guión es malo y la peli te parece buena, no es porque lo sea, sino porque tiene cosas que te gustan. A mí me pasa.

    ResponderEliminar
  8. Por lo tanto el guión no es lo más importante.

    ResponderEliminar