14/4/12

Saturday the 14th Strikes Back



TÍTULO ORIGINAL: Saturday the 14th Strikes Back
AÑO: 1988
DURACIÓN: 75 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Howard R. Cohen
GUIÓN: Howard R. Cohen
MÚSICA: Parmer Fuller
FOTOGRAFÍA: Levie Isaacks
REPARTO : Ray Walston, Avery Schreiber, Patty McCormack, Jason Presson, Julianne McNamara , Rhonda Aldrich, Daniel Will-Harris, Pamela Stonebrook
PRODUCTORA: New World Pictures

Una familia se muda a una misteriosa mansión donde pronto empiezan a pasar cosas extrañas.

Ayer era viernes 13 y decidimos rendir homenaje publicando la crítica de uno de los clásicos del terror que marcó un antes y un después sin siquiera pretenderlo. Un referente a seguir durante las décadas pasadas y las venideras, en efecto hablo de Viernes 13.

A la sombra de ésta, Howard R. Cohen (que no hermano de los Cohen) en un futuro fue responsable de ‘joyas’ como Space Riders o Deathstalkers IV, debutó como director y guionista en 1981 con Sábado 14, una terrorífica comedia provechosa del título creado por Cunningham, pero con una sorpresiva vuelta de tuerca en el título, que él sabía sobradamente, atraería al público más curioso e incauto, puesto que la obra rodada en Cristal Lake estaba teniendo un éxito atroz.
Sin embargo, la obra de Cohen lejos estaba de convertirse en un hit del terror, ya que prácticamente era una comedia, esto lo digo guiándome por el trailer, ya que día de hoy todavía no la he visto. Aunque su valoración no es precisamente lo que me haga perder el tren por verla.


Pero bueno, centrémonos, hoy es sábado 14 y siguiendo la estela dejada ayer en el blog. Aprovecho para rendir homenaje a este curioso día que también tiene su propia película. Pero lo haré con la secuela dirigida por el propio Cohen, si señores hay secuela. Parece ser que a éste le pasó lo mismo que a Mark Neveldine y Brian Taylor con Crank, que no se quedaron satisfechos, y varios años después tuvieron que llevarla al extremo auto parodiándose a si mismos, aún más. Eso mismo es lo que hizo Cohen con su obra, coger el argumento típico de casa encantada y pervertirlo, aún más si cabe.

La original tenía tintes cómicos, así lo augura el trailer, pero la secuela es plena y puramente spoof movie, aunque estoy casi seguro de que la original era mucho más graciosa.
El spoof se ha convertido en género propiamente dicho, y tuvo su época dorada con títulos del estilo como Agarralo Como Puedas, Top Secret o Aterriza Como Puedas, entre otros. Años después la industria intentó revitalizar este subgénero con Scary Movie, la cual la recuerdo con cariño, pero que nos dejó una ristra de secuelas bastante flojas, y ello trajo sucedáneos como Superhero Movie, Casi 300 o Disaster Movie (no confundir con Disaster! hecha con muñecos, esa si que está bien) son spoof's que ni siquiera he visto, tan solo con ver el trailer me dan nauseas.
No es que las obras perpretadas durante los 80 e interpretadas por el gran y fallecido Leslie Nielsen fueran mucho mejor, pero al menos el humor era plenamente absurdo, tanto, que irremediablemente tenían su gracia. Ahora las bromas son demasiado estándar y en ocasiones bobaliconas, propias para poner el cerebro modo off. ¿Que esperaban señores?, me hago mayor y quieras o no, eso también influye.

Volviendo a la película, lo cierto es que su duración se agradece, ello no quita que a partir de media película la cosa ya no es que cae en picado, eso lo hace casi desde el primer minuto, sino que además empieza a hacerse pesada. Como una spoof que es, no esperaba grandes interpretaciones ni un manido argumento, pero si una sucesión de bromas cuanto menos ingeniosas y que no fueran tan previsibles como lo son. Véase el cubo de yeso ultrarrápido o el bolso en la cabeza de Linda, la hermana de Eddie, son irrisorias.


Referente al título, no sé la original, pero la secuela no tiene ningún punto de referencia o parodia a la saga de Jason Vorhees. Y eso que a estas alturas (1988) Cohen ya disponía de secuelas suficientes como para parodiar al personaje o sus situaciones. Aquí solo veremos que el amigo de Eddie lleva una máscara de hockey, que no se parece en nada a la de Jason.
Pero Cohen aprovecha para encasquetarla sin ningún tipo de justificación, ya que en la original no pudo. Recordemos que la mítica máscara apareció en la tercera entrega de la saga (aunque muchos la asociamos desde el principio) y Sábado 14 salió apenas meses después de la primera parte del asesino de Cristal Lake. La segunda ‘justificación’ a su inadecuado título es que el cumpleaños de Eddie cae en sábado 14, el día que vendrá el mal a dominar el mundo. Pero bien podría haberse llamado 5 de mayo, daría lo mismo.

El argumento por llamarlo de alguna forma, la mejor característica de una spoof es carecer de él, es la llegada del anticristo en cuerpo de vampiro adolescente, el típico apocálipsis premonizado. Pero para referencias claras y concisas, suenan The Gate, House y Ghoulies. Claro, que tonterías varias y referencias a otras obras de la misma década, encontraremos durante todo el metraje. La pena es que no tienen ni un ápice de humor.
Un pastiche de ideas y referencias a otras películas (con numerito musical incluido) que nos deja con un palmo de narices. Lo mínimo que se espera de una película que se dedica a parodiar, es algo de ingenio, bien sean referencias, personajes u escenas de obras que han gozado del éxito en el momento de su estreno, o bien que con el paso del tiempo se han convertido en obras de culto, algo que sin duda ésta no hará jamás. Lo único que me ha parecido gracioso son dos voces del doblaje. Eddie (Jason Presson) doblado por Salvador Aldeguer la voz de Murdock del Equipo A y Bert (Daniel Will Harris) doblado por Eduardo Moreno, que hace lo propio con Gwildor en Masters del Universo.

Pero bueno tenía que rendir homenaje al sábado 14, así que no me ha quedado más remedio que sufrir una penitencia, para que ustedes se libren. El resumen es, qué como cualquier spoof estamos ante una maratón de chistes y escenas conectadas con pinzas de tender, pero su punto fuerte, el ingenio y humor absurdo no tiene gracia. Dejando una fallida spoof movie que no ha sabido encontrar bromas adecuadas al nivel de lo esperado.


<

2 comentarios: