6/5/12

Cherry Tree Lane


TÍTULO ORIGINAL: Cherry Tree Lane
AÑO: 2010
DURACIÓN: 78 min.
PAÍS: Reino Unido
DIRECTOR: Paul Andrew Williams
GUIÓN: Paul Andrew Williams
MÚSICA: Aidan Lavelle
FOTOGRAFÍA: Carlos Catalán
REPARTO: Rachael Blake, Jennie Jacques, Tom Butcher, Sonny Muslim, Jumayn Hunter, Ashley Chin, Corinne Douglas, Kieran Dooner
PRODUCTORA: Steel Mill Pictures

Christine (Rachael Blake) y Mike (Tom Butcher) son una pareja de clase media que, a causa de su hijo, sufren la terrorífica invasión de su casa a manos de unos extraños.

Paul Andrew Williams director y guionista de la divertida y acida The Cottage, dos años más tarde se desmarca del humor gamberro con esta propuesta totalmente diferente. Nos adentra en un thriller opresivo de ambiente muy cotidiano. Repite en ambos roles, como director y guionista. La pieza resulta interesante y curiosa para ver una vez, tiene un tono muy sobrio, al más puro estilo Haneke. Pero no hay que dejarse engañar por la prensa sensacionalista, carece de la brillantez que le otorgan a base de estrellas algunos críticos especializados, como si fuera una condecoración militar.

Cherry Tree Lane atestigua el mismo fallo que The Children, obra de la que Williams fue guionista. Su mayor fallo, por llamarlo de alguna manera, era parecerse demasiado a otra película sin aportar algo personal al conjunto, cosa que de entrada ya le restaba bastantes puntos. No las convierte en malas, pero si consigue resentir su calidad.

Lo que fue ¿Quién Puede Matar a un Niño? de Narciso Ibáñez Serrador, es Cherry Tree Lane para Funny Games de Michael Haneke.
No estoy diciendo que sea una copia burda y barata, pero parten de una idea muy similar. El problema no son las interpretaciones, a destacar las del matrimonio que son geniales y de una naturalidad asombrosa. Que no tienen nada que envidiar al matrimonio del Funny Games original, no el remake, que eran buenas pero ya se notaba la interpretación de los actores para alcanzar el dramatismo. En cambio la original la naturalidad era su mayor baza, no notaba la interpretación.
Tampoco se puede decir que no esté bien rodada o mal planteada. Cierto que juega en una liga muy similar a la obra de Haneke. ¿Por qué entonces no funciona igual?, se asemeja desde el primer minuto hasta el último, en toda su parte técnica, pero no en la intensidad argumental. El resultado cambia.

Eso si, se puede decir sin vergüenza que clona con gran acierto el esquema del director alemán, planos fijos, situaciones lentas e incómodos silencios prolongados que se alargan en exceso para el público poco habituado, o que esté esperando una película de terror al uso. Atención a la cena inicial entre Michael y Christine, se corta la tensión con cuchillo, escena que presagia el desastre, por supuesto, ajeno a ellos.
Todos esos elementos harán que más de un espectador se lleve las manos a la cabeza, esperando que suceda algo, los encontrará aburridos y tediosos, claro qué, a ese tipo de espectador tampoco le gustará Funny Games.


Los que hayan visto Funny Games entenderán a la perfección el estilo, es una forma diferente de crear la tensión en la escena a la que hay que acostumbrarse, pero factible si sabes detonarla en el momento justo. Ahí es donde la obra de Williams no aprovecha bien los minutos previos, no hay química suficiente, no te importa demasiado si viven o mueren, no sabría decir concretamente si el aspecto e interpretación de los malos tiene algo que ver en esto. En la obra de Haneke, no había motivo, era, como su título indica, un juego. Aquí hay un motivo, de peso, para el punto de vista de los malos. En cambio para el espectador no será todo lo justificado que debiera o tan sorprendente como esperáramos.
Además los chicos malos de Funny Games tenían un aspecto maquiavelico, el unico que destaca en ese aspecto en la obra de Williams, es su lider. El resto no están a la misma altura, pero si en su correcto lugar. Aunque solo será el lider el que hará algo más que aterrorizar a la pareja.
El resultado final no te atrapa de la misma manera que Haneke. Existe una diferencia notable entre ambas, siguen las mismas pautas, pero no terminan en el mismo sitio.


Tal como hace Haneke, se sirve mucho de la violencia fuera de plano, copia y pega la formula creada por el director alemán, dejando el entorno sonoro para que el espectador imagine en su cabeza lo que está sucediendo. La falta de originalidad está latente desde el primer minuto pero ese no es su problema. Es a la hora de prender la mecha en el momento álgido y hacer detonar la tensión acumulada en el ambiente, deja restos de pólvora, quedando algo corta en violencia, ya no me refiero a mostrar, sino a realizar.
A diferencia de Funny Games, que como su título indica era un juego divertido. Aquí tenemos un motivo para desarrollar la agresión, aunque como he dicho, no resulta sorprendente, ni impactante. El desenlace queda muy en el aire a la libre interpretación del espectador, aunque a mí me quedó bastante claro, dejarlo en el aire, es precisamente lo que para mí consigue el aprobado raso.

Una película de logradas interpretaciones, y que a pesar la brillantez que promete, está bien rodada y planteada, pero no termina de aprovechar su desenlace, cuando debería ser el momento brillante de la película.

9 comentarios:

  1. Pestiño soporífero a más no poder. No es que la historia sea similar a Funny Games (que lo es), sino que está dirigida como si el propio Hanneke estuviera tras las cámaras. A mi se me hizo insoportable ver a los niñatos de chachara todo el rato.

    En cambio, The Children me encantó.

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  2. The Children está mejor que ésta. Para mí Cherry Tree Lane se salva por los pelos. Me gusta como está hecha, pero no ha explota debidamente.

    ResponderEliminar
  3. The Children os referís a la del 2008??
    Uffff... no me gustó nada, para mi gusto está mal rodada y encima es lo mismo, más o menos, que ¿Quién Puede Matar a un Niño?

    ResponderEliminar
  4. Si, a esa. La idea era muy similar, pero no estaba nada mal.

    ResponderEliminar
  5. Para mi esta peli no llega a 3 estrellas, coincido con Pliskeen, el desarrollo es lento, aburrido y al final tampoco te ofrece nada destacable. En cuanto a las referencias con Haneke y Funny Games me resulta muy curioso ver como ha terminado por convertirse en una especie de 'referente' cuando a los que nos gustó la obra original a finales de los noventa parecíamos relegados a tener que disfrutar de ella en la intimidad, supongo que en aquel momento no era 'guay' que te gustase una película como Funny Games y han tenido que pasar más de 12 años y un remake de por medio para que ahora si lo sea, en fin esto mismo ya ha pasado con muchas otras películas pero resulta curioso ver como al final el tiempo pone las cosas en el lugar que se merecen.

    ResponderEliminar
  6. Yo le doy el aprobado, también son lentas otras películas, entre ellas Funny Games. Que yo diría que más que un referente, en éste caso, es casi un calco. Pero bueno, en cualquier caso no creo que el ritmo lento sea lo peor de la película. Hay películas lentas que son grandes obras.

    Y otra cosa, yo a finales de los 90 no conocía Funny Games, así que jamás pude renegar de ella. Cuando años después la descubrí, y la vi por primera vez, me gustó. Así que espero que eso de que resulta guay, no lo digas por mí. :-|>=

    ResponderEliminar
  7. El ritmo lento es lo de menos, pero como digo aburre y no aporta nada, al menos a mi.

    Lo de Funny Games lo digo en general no solo por ti, en su momento solo se podía ver subtitulada y eso ya era un impedimento para mucha gente, si la viste por primera vez antes del remake y te gustó me parece bién, de eso se trata de desprenderse de prejuicios y abrir la mente para disfrutar del cine al igual que con otras cosas, es solo que no deja de ser un sentimiento curioso cuando te has sentido solo con algunas películas y ves como con el paso del tiempo van siendo mejor valoradas incluso por la gente que en su momento las criticó, para que me entiendas es como si en un futuro próximo de repente a todo el mundo le encantara 'Inkeepers' y dijeran que es una peli de culto, ¿verdad que sería curioso? jajajaja.

    ResponderEliminar
  8. Entiendo tu postura, pero no fue mi caso. Sí, la vi años mas tarde pero varios antes del remake. Yo nunca he tenido prejuicios con películas supuestamente 'extrañas', si algo me gusta me da igual lo que piensen los demás. Parece mentira que me lo digas a mí. Y con las películas subtituladas tampoco he tenido nunca problemas, al igual que no lo tengo con el doblado, qué parece que ahora si está de moda verlo todo original, y cada día hay mas gente que lo tiene. Cuando no existia el dvd ni internet, bien que se veía doblado y nadie se quejaba.

    Lo de sentirse solo es una soberana tonteria, además para criticarla primero hay que verla. Bueno lo de Innkeepers sería de órdago. XD

    ResponderEliminar
  9. Estamos de acuerdo, si algo te gusta da igual lo que piensen los demás. Al final todo es muy subjetivo y no a todo el mundo tiene que gustarle las mismas cosas y al mismo tiempo, lo importante es no caer en la crítica gratuita y respetar los gustos ajenos aunque no siempre se compartan ;)

    ResponderEliminar